...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

sábado, 18 de octubre de 2008

De Paris a Garellano



Desde 1968 trabajé en Paris con un fotógrafo belga, un chaval 5 años mayor que yo, descendiente de exiliados españoles. Barría el estudio, subía café y bocadillos, luego, fui técnico de laboratorio y después asistente del jefe. Era un estudio de fotografía publicitaria, trabajábamos mucho y con las mejores campañas de las marcas más conocidas.



Claude Rodríguez, mi jefe, estaba feliz conmigo. Decía que era un buen trabajador, con muchas ganas de aprender y con facultades innatas para ser un buen fotógrafo. Una mañana me llamó a su despacho y, llorando, me despidió. El gobierno de Francia acababa de sacar una ley por la que ningún extranjero podía ocupar un puesto de trabajo que necesitara un francés.



Se me vino el mundo encima. Grité, me desesperé y acabé volviendo a España para hacer la mili, algo que no pensaba hacer de haber mantenido mi puesto de trabajo. Luego de servir a la Patria, en el glorioso Garellano 45, abrí en Bilbao mi propio estudio de fotografía publicitaria.



Hoy leo que en Gran Bretaña se reducirá el número de inmigrantes, a fin de prevenir tensiones raciales a medida que aumente el desempleo entre los trabajadores británicos, según ha dicho el ministro de inmigración en The Times.



El ministro Phil Woolas dice que Gran Bretaña necesita una política inmigratoria más estricta para asegurarse de que haya suficientes empleos para los nativos en la actual situación de depresión económica. Así, solamente serán admitidos los extranjeros especializados que necesita la economía nacional. “Si la gente queda desempleada, la cuestión inmigratoria se torna extremadamente espinosa”, afirmó.
El número de parados británicos se ha elevado a casi 1.800.000 desempleados.



Según el CIS de Septiembre de 2008 los españoles consideran el desempleo el principal problema al que se enfrenta el país. En España, a primeros de Octubre, según el Ministerio de Trabajo e Inmigración, la cifra total de desempleados se situó en 2.625.368 personas.



Algo tendrá que hacer el Gobierno de España, porque, ¿creen ustedes que somos menos racistas que los británicos? De verdad, ¿somos más cívicos y tolerantes que los ingleses?

9 comentarios:

Lola Mento dijo...

Buenas tardes, querido García Francés :

Ley de vida. Sobre todo cuando, como aquí, se dan más garantías al necesitado inmigrante que al necesitado autóctono. Yo tuve la desgracia, hará unos cinco años, de quedarme en el paro sin derecho a prestación, y para poder cobrar la renta básica a la que todo el mundo tiene derecho en esas circunstancias, les faltó únicamente hacerme la prueba del ADN. Lo que, dada la difícil situación ( no pedía esa renta por deporte, precisamente ), la hacía aún más humillante.
Me consta fehacientemente que a los inmigrantes en la misma situación no se les exige tanto.

Respecto al comentario de ayer, a mí no me gusta ni me ha gustado nunca la caza....no me gusta matar ni ver matar animales. Lo que no es óbice para que sea partidario de que siga existiendo, eso sí, regulada como es debido.

Un abrazo.

Feroz dijo...

Somos más gilipollas, perdón, quise decir "más quijotes" que es lo correcto.

Alfredo, te mando una cosa que he encontrado:

Lo llaman cultura, cuando quieren decir negocio

Hasta otra.

García Francés dijo...

Sí, Dª Lola, se avecinan tiempos duros para los trabajadores y sus familias que tengan la desgracia de caer en el desempleo sin prestación.

¡Menos para los colocados en las diputaciones!

Seguramente tiene usted toda la razón sobre la tolerancia que hay con los inmigrantes a la hora de conceder prestaciones.

Recuerdo un chaval en donde yo trabajaba cuando la época de la legalización masiva de inmigrantes. Era muy tolerante y respetuoso y el "papeles para todos" le sonaba a música celestial. Hasta que le tocó parir a su mujer y en la S.S. la pusieron en la cola, detrás de otras familias que gritaban más que él. Desde entonces se hizo del KKK.

Ya ha visto que Monsieur y yo ya no somos cazadores pero, nunca, de él lo supongo y de mi lo afirmo, nunca fui un cazador irresponsable. Allá donde fui cumplí siempre con la ley de regulación y con las leyes del deporte.

Un abrazo, amiga querida.

García Francés dijo...

D. Feroz, gracias por acordarse de mí, amigo.

La entrevista es estupenda y ni siquiera cuenta la mitad de la historia. El panorama es para llorar. Salvo para los grandes autores a los que no se atreven a robar.

Pronto, en cuanto el hambre apriete, verá usted mudar en destemplados racistas a los más idealistas Quijotes. Se lo aseguro.

Saludos muy cordiales, D. Feroz

gorkataplines dijo...

Sr. Gª Francés, mire donde los patos.

Un saludo,

Gorka

Javier dijo...

El ínclito zETA dijo, en su momento, que había que gobernar con el corazón y la cabeza, y es cierto pero, de nada valen cabeza y corazón si las tripas sufren retortijones por la falta de alimento. Ayudemos a los ciudadanos de los países pobres en su propia tierra, trayendo a nuestro lado a los más capaces para formarlos, concediendo las becas necesarias, con la intención de que vuelvan a su lugar de origen para ayudar al desarrollo de los suyos, esa sí sería una buena política social para el desarrollo integral de los países subdesarrollados.

Un abrazo.

Lola Mento dijo...

Más sencillo que todo eso, querido Javier.

Quien quiera contratarlos para trabajar, que lo haga en origen, como se hizo con los trabajadores españoles que fueron a Francia, Alemania, Suiza y el Benelux. Con ellos, en esos países no hubo "sinpapelismo". Y al que entraba clandestino, lo ponían de patitas en la frontera, esos países no se andaban con chiquitas, como se anda el Conductor de la Alianza de Civilizaciones.

Pero por lo visto, todo esto no interesa por las razones que sean.

Javier dijo...

Lo de las contrataciones en origen ya lo daba por sentado y con el reconocimiento médico correspondiente hecho tal como fueron los nuestros a los países receptores en los años en que España lo necesitó.

Un abrazo.

García Francés dijo...

Dª Lola y D. Javier, ¡son ustedes unos tremendos xenófobos! Tengan cuidado, amigos...

Por mucho menos, nuestro anónimo progre se hinchó ayer a insultarme...

Cuando se lee mi entrada con interés como han hecho ustedes, se ve que lo que dicen los ingleses no es echar a los inmigrantes sino limitar su entrada haciendo que esta sea acorde a los intereses de Gran Bretaña. Como prevención de brotes racistas ante la escasez de trabajo.

Un saludo muy afectuoso para los dos, amigos.

Related Posts with Thumbnails