...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

lunes, 23 de marzo de 2009

Buscando el calentón desesperadamente

Mezcla de porno light, de coqueteo calientapollas y exhibicionismo amateur, el "sexting" fluye inagotable entre los móviles de los adolescentes engorilados.

Consiste en enviar videos o fotos sexy a los amigos y novietes. Se graba y se envía.

Es un juego de seducción que puede acabar mal. A veces termina en suicidio, problemas en los centros de estudio o en los trabajos, si alguien destruye una reputación colgando fotos excesivamente explicitas en Internet sin permiso del protagonista.

Generalmente, sólo sirve para calentar a quienes necesitan un empujoncito para empujar.

Luego, una vez palotes, viene el revolcón. Que a su vez puede ser grabado y pasar a formar parte del "sexting".

Según comentaba con D. Bwana, incluyo una variante del uso erótico del móvil. El "upskirt". En la foto un adepto en acción.

18 comentarios:

Iojanan dijo...

Ese coqueteo calientapollas es de lo más retrógrado e indeseado. Siempre abominamos, tanto en nuestra adolescencia como ya en la madurez, de las " calientapollas " su quiero y no puedo o su puedo pero no me atrevo.Pero sin duda que falta algo más de comunicación, mientras el tlf no transmita olores y se llegue a oír el pulso faltará el algo que no se suple con nada que no sea un roce. Pero todo ayuda, Sr. García Francés, mientras sume, claro. Abrazos afectuosos.

si, bwana dijo...

No se por qué me parece que el invento tiene poco futuro. Hay un exceso de oferta y una escasez de demanda fácilmente comprobable en la rua. Ante tal situación, van a tener que acudir a la robótica. Me dicen que el "robosex" está muy avanzado.

García Francés dijo...

D. Iojanan estoy de acuerdo en que es bastante tontito el rollo del móvil.

Pero, según dicen los expertos, por lo visto ayuda a que se lancen los timoratos indecisos.

También es peligroso porque ha habido casos de suicidio tras romperse alguna reputación reputísima.

Iojanan dijo...

Sr. García Francés, los indecisos al onanismo. Tampoco es tan mal castigo.Mas saludos

García Francés dijo...

D. Bwana, quizás sea ahora el momento de comprar unas acciones del "robosex".

Si, supongo que esta es una moda pasajera como lo fue el upskirt, fotos debajo de las faldas tomadas con permiso o sin él. Sin permiso para los más puristas.

Añado en la entrada una foto de un adepto al upskirt en acción.

Menda dijo...

Perdón.Con respecto al comentario de Lojanan, voy a hacer una apreciación mía.En este caso, el término 'calientapollas', no creo que sea el más adecuado.De hecho no se hace alusión al sexo de los personajes que usan estos métodos que tan agradablemente nos ha expuesto el Srt. García Francés, y ese vocablo que usted usa,más bien se refiere a esto:

"Calientapollas: Dígase de la chica que tras mostrar su simpatía por un chico de manera exacerbada, acaba por marcharse de forma súbita y vil dejándote con el palo más tieso que el mástil de una bandera. Es un tipo de estrechas. También pueden ser conocidas como calientabraguetas o chicas microondas (calientan pero no cocinan)"

Y dicho esto, si yo pillo a un tipo como al de la última foto, podría demostrar mi teoría de que una cámara puede entrar perfectamente por la cuenca vacía de un ojo humano.

Un saludo.

Sol dijo...

Y que ha sido de eso ¿quedamos a las 9 en el cine?..Que asco de mundo se quedan mis hijos!

supersalvajuan dijo...

Desocupados son los que hacen esto.

Atila el Huno dijo...

Hola Comandante!!
Su entrada de me pilla con un lumbago del mil pares de coj..., de modo que hoy sólo puedo decir...¡para cuando el orgasmatron!

García Francés dijo...

Estimado D. Iojanan, el onanismo no es un castigo, es un regalo de los dioses.

Yo tenía un amigo en Bilbao que siempre afirmaba que los tres últimos golpes, como uno mismo, no se los daba nadie.

El mismo tipo, tras una sesión de tortura en la comisaria, en tiempos del general Franco, con las manos hinchadas por los pisotones, comenzó a apretárlas contra el suelo de cemento y como el frío le aliviaba, del gusto se la meneó.

Se hizo un pajote a la salud de los carceleros.

Disculpen los detalles. C'est la vie.

García Francés dijo...

Dª Menda, no se enfade con el Sr. Iojanan.

La culpa será mía por haberme expresado mal. En los tres supuestos,"porno light, de coqueteo calientapollas y exhibicionismo amateur" pretendía englobar todas las opciones sexuales pero sin citarlas expresamente para no aburrir. Ya sabe hetero, homo, les, tranx.

Y la palabra más gráfica para esa especialidad, sea hembra o varón el que la practique, es calienta pollas. Si usted me lo pide añado "calienta chichis" (una especialidad muy homo practicada contra las hetero) pero va a quedar muy rebuscado.

Respecto al "upskirt" hay países en que está penado por la ley y más de un descerebrado se ha visto con un problema grave cuando le han pillado con las manos en el móvil.

Doñita, disculpe si me he expresado mal.

García Francés dijo...

Dª Sol, sus retoños pronto comenzarán a llevarle las chicas a casa y, como muchos de mis amigos, preferirá que estén encerrados con ellas en la habitación que expuestos a una paliza o una puñalada por la calle.

Yo sí que he frecuentado los cines de sesión continua con algunas niñas de la pandilla.

Los palcos del cine Filarmónica y "la fila de los mancos" del Carlton eran mis preferidos en Bilbao. Además de las erotizadas y sudorosas despedidas luchando contra las fajas en los oscuros portales.

Ya le dije una vez que no soy bien. Y que la dictadura fue terrible.

La quiero, Doña.

García Francés dijo...

Efectivamente, D. Supersalvajuan, mientras se enrollan con el móvil no están preparando notarías.

Es una variante más del sexo frío como, por ejemplo, la webcam que, sin embargo, ha creado una industria que mueve muchos millones de euros en España.

Un abrazo, amigo.

García Francés dijo...

Vaya, Rey de los Hunos, ¡cuánto siento su postración! Ya sabe antiinflamatorios, calmantes, calorcito y paciencia.

Yo dejé de montar y vendí mis caballos cuando me hice mayor. Usted debería cambiar sus huestes de caballería por escuadrones de carros blindados.

Pero, a pesar de todo, aún sigo domando algún potro de cualquiera que me caiga especialmente bien.

Cuídese mucho, amigo.

Beatriz dijo...

D.Alfredo, supongo que nos ilustra usted con estas practicas tan estupidas, ordinarias y torpes para que todos a una pensemos; "así nos luce!"

viendo a que se dedica el personal y a que se reducen las relaciones humanas, se entiende casi todo.

García Francés dijo...

Bueno, Dª Beatriz, me alegra mucho verla por aquí y espero que entre todos logremos que Dª Sol continúe brindándonos sus desternillantes entradas.

Esto ha sido un divertimento, no un ejemplo a imitar, aunque yo estoy a favor de que cada uno se lo monte como pueda y como más gusto le de.

Dentro de nada va a tener que vigilar el móvil de su retoño.

Vaya usted a saber que le enviarán por ahí a ese chaval tan guapote como su mamá. Las niñas se lo van a acosar, Doña.

Un gran abrazo, amiga mía.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Pues yo, pese a las precisiones (que acabo de contrastar, María Moliner y DRAE en ristre) de Doña Menda, me sigo quiedando con el razonamientro suyo, Don Alfredo y de Iojanan: es puro coqueteo botarate (añado yo) calientapollas y exhibicionismo amateur y cutre (añado de nuevo)...

Por otra parte, sobre los memos que se dedican al upskirt (un atentado rotundo contra el derecho a la intimidad; una agresión en toda regla contra la dignidad individual), simplemente decir que se trata un exponente más de la estulticia perforante que nos toca aguantar... perforante por grosera, vulgar, necia.

Un abrazo.

García Francés dijo...

Dª Rogelio, no se preocupe del DRAE, yo creo que más o menos todos estamos de acuerdo. Me parece que se trata de un malentendido. Pero gracias por molestarse en comprobarlo por las dos mejores vías. Da gusto tener comentaristas así.

Respecto al upskirt, firmo todas y cada una de sus palabras y le añado que la ley es tajante en paises como Australia y Japón donde se considera una ofensa criminal y están intentando sacar adelante una ley para que las cámaras emitan un pitido cuando disparan fotos.

Al final, mucho lío para una gilipomoda, versión moderna del antiguo voyerismo, en la que hay un robo y una víctima.

Saludos muy cordiales, amigo mío.

Related Posts with Thumbnails