...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

lunes, 16 de marzo de 2009

El sexo de los demonios y el de los ángeles

El 'monstruo de Amstetten' se ha declarado inocente de asesinato. Josef Fritzl está acusado de esclavitud, violación, privación de libertad, coacción, asesinato e incesto, lo que puede acarrearle la cadena perpetua.


El acusado se declaró "no culpable" de la acusación de asesinato de uno de los siete hijos nacidos fruto de las relación incestuosa con su hija. También rechazó la acusación de "esclavitud", aunque reconoció "parcialmente" su culpabilidad por "violación" y "coacción".

El Hidalgo Segundón

De mi primera novela histórica, Trilogía, unos párrafos de sexo inocente para hacerles combatir la náusea y olvidar tanta maldad. D. Lucas Espinosa de los Monteros, hidalgo castellano, descubre el sexo y se enamora de una esclava africana durante la travesía hasta las Indias Occidentales.

"No sabría decir si estaba enamorado, pues sólo una vez en el pueblo estuve prendado muy del alma, de la hija del cirujano. Más recordaba distinta aquella sensación; ésta era muy física, pues lo que Omba me hacía sentir era algo semejante a una enfermedad del cuerpo. Era algo de las tripas, muy mucho de los adentros; la visión de su oscuro y hermoso cuerpo desnudo me producía una gran excitación, y pronto, en mi imaginación ardiendo, deseaba acariciarle sus pechos saltarines, besarle la boca de gruesos labios y tentarle el culo duro.

Pese a mi inmenso deseo por ella, su destino me producía una honda pena, y no deseaba que su desgracia se acrecentase por tener que defender su virtud de mí. Estaba sumido en la angustia, y, al mismo tiempo, el ansia de mis entrañas lo decía así, sabía que me era llegado el momento de conocer mujer, y, si mucho no me equivocaba, el estado de Omba no difería gran cosa del mío, pues aparentaba los mismos ardores de las yeguas que relinchan en los prados cuando un macho entero trota junto a ellas.

Pronto las noches se convirtieron en un largo suplicio de deseo insatisfecho. Interminables madrugadas en vela, tumbado en cubierta mirando las estrellas del cielo y viendo a la luna arañar los palos del barco con sus astifinos cuernos de plata. Largas vigilias hasta el alba percibiéndola anhelante y próxima, sabiéndola desvelada también a ella, quizás aguardándome con el mismo deseo mientras los negros susurraban en las sombras sus dulces canciones salvajes.

Una de esas noches tan oscura como cueva de ladrones, cuando ya el deseo se tornó en locura, estando casi sin resuello por el ansia, en las tinieblas su olor de hembra ardiendo guió mis pasos decididos hacia la jaula mientras el corazón me coceaba los pechos como un mulo desbocado. Abrí el candado, me deslicé junto a la mirada vacía del negro altísimo y ella se vino a mis brazos con tanta presteza como si no hubiera hecho más que esperar ese momento durante días.

Me la llevé a mi camastro entre caricias y besos, los más profundos y apasionados que pensé pudieran existir, y allí, tras separar dulcemente sus muslos de ébano, holgamos con furia desesperada hasta el amanecer; y si mozo era yo y poco ducho en las artes del amor, doncella era también la que me dio su virgo. Y, aunque intacta, ella me guió dentro de sí con sabiduría antigua para grandísimo deleite de ambos".

17 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Y se tapa la cara el golfo. El muy golfo.

García Francés dijo...

D. Supersalvajuan, golfo es un piropo para esta bestia.

Seguro que estamos de acuerdo, amigo.

Menda dijo...

Y se declara inocente.......

Exijo caparle, y no químicamente.
Perdón,me enervo......

Atila el Huno dijo...

Capítulo VII Nadando entre ballenas, Oh maestro!!, me hace recordar cierto día siendo mozo en el que, por no sé qué ley natural, empezaron a picarme los higadillos ante la visión de una lozana andaluza que yo me sé...nada que ver con lo que alguna vez haya podido sentir el engendro éste hacia algún semejante.

A mí me sobra esta morralla de gente. No suscitan en mí ningún sentimiento humanitario. Quiero verlo muerto.

si, bwana dijo...

¿"Puede acarrearle la cadena perpetua"? ¿Es que hay dudas al respecto? A ver si tienen que agregar "evasión de capitales" a las acusaciones para meter esa bestia en la cárcel.
Menos mal que incorpora Vd. unos párrafos de su novela al final; se agradece.

García Francés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
García Francés dijo...

No se preocupe, Dª Menda, hay confianza.

Sabemos que su comentario es una figura literaria.

Un abrazo, Doñita.

García Francés dijo...

Rey de los Hunos, usted como Dª Menda, habla en metáfora, estoy seguro. Esa basura donde mejor está en en la trena de por vida.

Allí habrá algún senegalés bien dotado con el que pueda formar otra familia.

¿Sabe usted que yo fui buen amigo de la auténtica Lozana Andaluza, Dª María Rosaro Omaggio? Algún día le cuento la historia...

Me alegra que esté disfrutando del El Hidalgo segundón; la sultana de Ronda que aparece en El Secreto del Emperador, es otra historia real que le divertirá...

García Francés dijo...

Desgraciadamente, puede salirle muy barato si no se tipifica como asesinato la muerte de uno de los niños. D. Bwana.

Me encanta que haya disfrutado con los amores de Omba, la princesa negra, y mi hidalgo segundón, D. Lucas Espinosa de los Monteros.

Un abrazo, amigo.

Atila el Huno dijo...

UUufff, mamma mía, la Omaggio!!!

No crea que soy tan metafórico, en casos como éste no lo soy...aunque lo del mandingo puede dar mucho juego, pero ¿y si le gusta?, le habríamos mandado al paraíso...de modo que yo prefiero la línea directa al infierno para este ente.

Espero que mis higadillos se diviertan con esa segunda historia.

Saludos!!

García Francés dijo...

Le comprendo, Rey de los Hunos. Le comprendo sobre el monstruoso hijueputa.

En la Omaggio y otra amiga mía, puta de Ronda, me inspiré para dibujar el perfil de la Sultana de Ronda.

Una prostituta que alegra las páginas de El Secreto del Emperador.

Recuérdeme que se lo cuente un día en una entrada.

Un gran abrazo, amigo.

Pala Labra dijo...

Bueno, en cuanto al primer post, ese tipo es simplemente un enfermo.

El segundo me encantó, quedé sin palabras. Habrá que ver el libro.

¡Un abrazo!

García Francés dijo...

Dª Pala Labra, paisana, ¡que suerte vivir en Medellín! Me encanta su ciudad y tengo buenos amigos allí...

También le agradezco el enlace, perdone, yo pongo enseguida el suyo.

Respecto al Hidalgo Segundón, en vista de que le han gustado los párrafos, iré colgando otros y se los colgaré tambien en sus comentarios para que usted los lea y me cuente si le gustaron.

Le mando un abrazo hasta pronto que iré a Bogotá y quien sabe si también a Medallo... Un saludo, Doñita.

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Qué mueve a esa rata a esconder el rostro tras el archivador: la conciencia no, si la tuviese, no habría hecho lo que hizo y en caso contrario se taparía la vida. Quizá sea su instinto de topo siniestro el que lo lleve a sentirse desnudo lejos de su maldito habitáculo.
Ese hombre acostumbrado a archivar seres humanos debería ser archivado para toda una eternidad, teniendo como única compañía el aterrador relato de los hechos de su hija y víctima.
-------------------------------------
Hermosas líneas las suyas amigo, que animan a pensar que tal vez en cuestiones de pasión se debería retomar la espera como suprema suerte de esa impaciencia que tanto y tan bien incendia los sentidos. Hoy ordena la prisa, apremia el número, no la espera y la calidad, que como Ud. demuestra nos espera paciente en el lugar más insospechado para hacerse delicia en nuestras manos.
Reciba un fraternal saludo.

Iojanan dijo...

La comparación entre ambas noticias ( noticia- relato ) es de lo más molesta que se puede encontrar, aquella dolor en su esencia por todos lados y ésta dulzura, deseo, ansias y fulgor.¿ Quién duda? Hermoso canto, Sr. García Francés.

García Francés dijo...

Muchas gracias, D. Iojanan, celebro que le hayan agradado estos párrafos de El Hidalgo Segundón.

Un abrazo y un saludo muy cordial,amigo.

García Francés dijo...

D. José Alfonso, pienso que ese infrahumano no tapa su rostro, sino que con la carpeta inatenta que su aliento pútrido no llegue a los jueces porque eso le delataría como la mala bestia sin conciencia que es.

No quiere dar más pistas,mostrar su mirada cruel, mientra intenta eludir la condena por el asesinato de su hijo y nieto.

Por otra parte, me alegra ver que algo de erotismo apasionado templa los dias de usted y mis otros visitantes.

Coincido con usted en que el no cumplimiento compulsivo de los deseos nos genera una frustración de la que muchas veces somos incapaces de liberarnos.

Paciencia y humildad para prolongar el deseo y disfrutar la espera. Esa es mi receta, buen amigo.

Gracias por sus palabras y si lo desea seguiré colgando párrafos parecidos. Saludos, señor mío.

Related Posts with Thumbnails