...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

viernes, 24 de julio de 2009

Contrayentes desnudos como monos

No resulta fácil tomar la decisión de casarse. El protagonista de ¿Extremaunción o matrimonio? lo hizo en "rigor mortis" más que en "artículo mortis". El caso es que, al final, la joven viuda quedó encantada con su nuevo estatus y él no llegó a colársela.

Lo mío fue distinto. Como soy un tipo sin demasiada labia, con baja autoestima y galopante timidez, además, de no mucha personalidad, utilicé a Tirso de Molina para declararme. Sí, ya saben, aquello de "Una boda es medicina que sana a cualquier mujer". Infalible.

Sobre todo, tras una cena en un 17 estrellas Michelin, una mise en scéne versallesca en un cojohotel de la Place Vendôme, con ríos de Crystal Roederer y acompañado de una cajita roja de Cartier con una alianza de platino reforzada por un brillante como una pelota de golf.

Luego, todo fue bien hasta el día H, el del matrimonio. Diez minutos después de abandonar la Iglesia ya comenzó a resultarme aburrido, pero supongo que a todos ustedes les habrá pasado igual. Lo que me partió el corazón fue que mi nueva esposa no quiso hacer el amor en la sacristía.


Porque, en realidad, a mí lo que más ilusión me hacía del casorio era "ese momento polvazo nupcial fantasioso con todos los juguetes". Con el vestido de novia puesto. Velo rasgado, arriba los faldamentos, tazonazos clavados en el techo, lingerie hecha jirones, en fín, ya saben. Pero no tragó, dijo que iba a mancharse. Coño, si no se amortiza, ¿para qué gastar tanta pasta en trapos? Al final, bronca, y acabamos empujando tras la fiesta, en la cama del hotel y desnudos como monos. Lo clásico.

Esta mañana me ha dicho que le lleve dos vestidos al tinte. Y, SOBRETODO, que JAMÁS vuelva a tocarle el culo a su prima. Ni siquiera en Nochevieja. Esto no es lo que yo esperaba.

Se han encendido las alarmas. Por favor, ¡cuenténme ustedes cómo hacen para soportar el matrimonio!

39 comentarios:

LuLLy, reflexiones al desnudo dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
Holas!!!

Se sienten vientos nupciales por estos lados. Tengo deseos de viajar a ...
Este post está muy diciente. Menos mal a mí no me afecta el matrimonio, por ahora, estoy feliz soltera, sonrío.

Un abrazo y espero pronto volver a escribir para no parar y seguir interactuando en la blogosfera, un mundo fascinante.

TE abrazo con afecto!

Menda dijo...

Lo mejor para soportar el matrimonio, es no casarse, ajjajajajajaj. Qué le voy a contar, D. García.....yo de matrimonios no entiendo...

supersalvajuan dijo...

Uff, el matrimonio, ese contrato multianual.

hatoros dijo...

ES USTED VERDADERAMENTE UN CACHONDO MENTAL SE PODRÍA SOPORTAR EL MATRIMONIO ¿HACIENDOLO CON LAS PRIMAS, HERMANAS, AMIGAS DE LA MUJER?
SOLO CUANDO LE DUELA LA CABEZA A LA PARIENTA, CLARO
AHORA DESPUES NO SE PUEDE PINCHAR Y VIAGRA A ESPUERTAS
¿NO SERÍA MARAVILLOSO IRTE DE ESTE MUNDO RECIEN DESCARGADA TU MASCULINIDAD, SOBRE ELLA?
MAESTRO UN ABRAZO

eva-la-zarzamora dijo...

jajaj el divorcio express es una maravilla en estos casos.

Un abrazo.

Javier dijo...

El tiempo envejece a la mujer, al hombre, sin embargo, lo rejuvenece cada vez que cambia de pareja. El matrimonio por tanto, es bueno para la mujer que no desea envejecer sola, y bueno también para el hombre que no cree en el conocido dicho de: "hombre casado, dese por capado y por cebado".

Un abrazo.

Atila el Huno dijo...

Cucha!!, ta chupao. La mejor manera es divorciarse...y hacerse habitual de ese club tan acogedor que siempre hay en las afueras!!

Y que corra la seda y el champán, coño!, que son cuatro días!!!

Saludos extramatrimoniales!!

Beatriz dijo...

a mal sitio ha venido a preguntar, D. Alfredo, yo tampoco puedo hablar del matrimonio, no lo he catado.

Melvin dijo...

Una entrada muy divertida. Yo tampoco soy muy ducho en cuestión de matrimonios, como Menda. Llevo 32 años felizmente soltero y, al menos de momento, que quede claro, no le voy a ser infiel a Doña Soltería.

Sobre Gibraltar, si me permite, aunque sea ya una entrada anterior, lo del gobierno no es más que un otro hito en su epopeya de enseñar la bandera blanca a la hora de defender cualquier interés de España, sea un peñón o sea lo que sea. Sinceramente, creo que ningún gobierno anterior fuera del color que fueran, democrático o no democrático, ha tenido demasiada convicción en que fuera a recuperarse algún día la soberanía sobre Gibraltar pero, al menos, la posición de todos era la de no reconocer como legal que otro país colonizase un pedazo de tu territorio. Porque, si no es así ¿por qué aceptó Moratinos no incluir la reivindicación del Peñón en la agenda de su visita? ¿Por qué se reunió de igual a igual con el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana?

Por el contrario, está claro que el gobierno Zapatero sólo es capaz de mostrarse beligerante con aquellos que dentro de España no comulguen con sus ruedas de molino. Ahí se transforman totalmente hasta el punto de que Viriato, a su lado, parecería un pacifista.

Charo dijo...

http://www.periodistadigital.com/imgs/20090115/pastilla.jpg

Terly dijo...

Lo siento, Don amigo, no poder estar en esta ocasión de acuerdo con todo el persona pero yo, con mi siciliana, llevo 40 (cuatro cero) años casados y de nada me quejo, con decirle que hasta me deja darle la Aspirina.
Un abrazo.

Alijodos dijo...

No se que tiene el matrimonio que todo el que esta dentro quiere salir y el que esta fuera quiere entrar...le aconsejo que abra usted un blog que eso desahoga mucho...por lo demas piense que su santa estara pensando lo mismo..en fin si no estuvieramos casados lo deseariamos,,,si es que nunca estamos contentos joder...

Martha Colmenares dijo...

Muy amena la entrada, García Francés.
Abrazos

El rincón de Chiriveque dijo...

Don Alfredo, tal y como me solicitó en mi blog, me disculpo si realmente le ofendió el comentario alusorio a su persona.

El tema entre Atila y yo queda zanjado y vuelvo a visitar, con su permiso de usted, su blog.

Por cierto, exquisito reportaje!!

García Francés dijo...

Dª Lully, usted sabe que la adoro y la admiro. Espero verla pronto.

Disfrute de su soltería y de su inmenso talento, amiga mía, y, por favor, vuelva pronto.

García Francés dijo...

Me parece perfecto que no quiera casarse todavía, Dª Menda, disfrute de la vida y de ese novio suyo al que tanto quiere y que tanto tarda en escribir.

Mis cariños para ambos, Doñita.

García Francés dijo...

Contrato indefinido, es justo lo que piden los sindicatos, D. Supersalvajuan.

Aunque ese que reclaman no sé si es más bien multianal. Un abrazo, amigo.

García Francés dijo...

D. Hatoros, yo a mi avanzada edad, ya no tengo su impetu juvenil.

Pero, recuerdo haber tonteado mucho con una prima de mi edad cuando eranos preadolescentes. ¡Qué siestas! Era una placer cuando en verano los mayores nos mandaban a dormir después de comer...

García Francés dijo...

Pobre amigo mío, Dª Eva, nunca más pudo acariciar de nuevo a la prima complaciente... ¡todo por la paz del hogar! Un abrazo grande, Doña.

García Francés dijo...

D. Javier, ayer estuve en una boda y elcomentario más generalizado que escuché decía: "Novio, bienvenido al club de los que nunca hacen el amor".

¿Es para tanto? Abrazos grandes, amigo.

García Francés dijo...

D. Atila, he trabajado sobre su frase y la dejo así: "En la salida de cada pueblo siempre hay un entrañable bar de carretera".

Si usted me lo permite, la idea es suya, quizás escriba algo con este título. Si no, por favor, hágalo usted,amigo.

García Francés dijo...

Dª Beatriz, ¿usted es de los míos? ¿Una irreductible? Pero, las mieles si las ha catado, ¿no?

Un enorme abrazo, querida.

García Francés dijo...

Manténgase firme, D. Melvin, míreme a mí, he aguantado hasta los 60.

Pero, porque no encontré nunca una niña tan linda y brillante como Dª Menda.

De acuerdo en todo lo demás y, sobre todo, me ha parecido un hallazgo su frase sobre Viriato, el pacifista.

García Francés dijo...

Dª Charo, ¿vende usted sin receta?

García Francés dijo...

Usted. D. Terly, es usted un hombre afortunado. Todos le envidiamos por eso y por más cosas.
Abrazos, amigo mío.

García Francés dijo...

Tiene usted razón, D. Alijodos, ¡es una desdicha que nadie esté contento con su salchicha!
Con mi afecto, amigo.

García Francés dijo...

Gracias, Dª Martha, celebro haberla entretenido un ratito de problemas más graves.
Un abrazo grande, amiga mía.

García Francés dijo...

D. Chiriveque, me trae usted excelentes noticias. Sea bienvenido a ésta su casa.

Un abrazo, amigo.

Atila el Huno dijo...

Maestro!!

Esa frase en sus manos se convertirá, seguro, en un memorable relato...en las mías acabaría en masacre!!

Joé,¡desnudos como monos!!, no puedo seguir, me viene la imagen de esos entrañables bonobos cascándosela en los arbolitos del bosque!!

Ea, me voy al entrañable...

Saludos lanza en ristre!!

Bárbara Paraula dijo...

Dos días ya con ganas de venir a comentarle esta entrada que me parece magnífica, pero que no había tenido tiempo.

Usted ya sabe que yo no conseguí engañar a mi NO ESPOSO de la singularidad de esa "tirada" (español de américas que estoy aprendiendo) con el traje de novia, escondidos en el jardín muy cerca de todos los invitados.... que haga que merezca la pena que se gaste 15000 euros en una boda.

Desde luego, lo de que no le toque el culo a la prima es inaguantable. Espero que la prima no le provoque como a mi sus primos, que tiene 6, todos hermanos a cada cual más indio y más guapo. Anoche el Primo nº 3 se nos llevó a una "Cambra" en la parte superior de una casa de campo que guardan para fiestas selectas. Pensaba que era homosexual, pero el caso es que anoche nos confesó que ningún hombre había conseguido penetrarlo sin dolor´. Y se me puso un "trajecicto" de luces de cuero apenas cubriendo algún milímetro de su espléndido cuerpo....mientras ejercía de disjockey y servía a otros tres hombres que me miraban con ojos de cazador. Me quería morir. El caso es que no tuve cojones de pedirle permiso al no esposo para dar rienda suelta y hoy todavía estoy un poco aturdida. Y esto no es más que una muestra, de los otros hermanos, ya dos han venido a susurrarme al oído.

Creo que tocarle el culo a la prima es lo menos que se puede hacer en un matrimonio para sobrevivir. El resto, ya lo sabe usted: abrirse un blog, recurrir al humor, escribir una novela, dedicarle tiempo a ella, aferrarse a todo lo que soporta el otro de nosotros y sobre todo amar, amar mucho.... que mientras uno ame sigue teniendo sentido la pareja.

Javier dijo...

Con su permiso, D. Alfredo, me atrevo a depositar en su blog un poema que me prestó en su día un buen amigo mío que se llama como yo porque creo que complementa perfectamente su post de hoy. Ahí va:

¿AMOR?

A los varones jóvenes que todavía están a tiempo de salvarse.

El amor es un mordisco fugaz y solitario,
es un mordisco de perro inquieto y sin bozal,
rabioso,
hijo de la ternura y de la pausa en que se desenvuelven los cipreses
que tristemente vislumbran un futuro irredento y asaz vegetativo.

Minotauro furioso,
furtivo y cruel.

El amor es la ilusión ciega del hombre amortajado,
laberinto imposible que mantiene permanentemente distante la salida
mientras la hembra va desmembrando la estructura espiritual del macho
sin hacer tan siquiera el más mínimo examen de conciencia.

El amor es ese estado de coma en que le suele sumir a uno la imprudencia.

No hay lugar para el llanto.

El amor,
por lo tanto,
es cosa de mujeres.
Las mujeres, si lloran es de mentirijillas.

Los hombres están para otras cosas,
para jugar al football por ejemplo y para poco más,
pero les basta.

Yo del amor disfruto al mediodía,
cuando la mesa está servida y los platos calientes,
también cuando me pongo una camisa limpia y planchada
- pero para esto no hace falta enamorarse -
basta con tener a tu madre en la casa
o...
a una chacha educada y diligente,
seguro que sale más barata que una santa esposa y por supuesto menos conflictiva;
aunque también hay chachas reviradas de esas que salen a veces contestonas,
pero aún así,
más vale contar con las ventajas de la mujer ajena
que con los inconvenientes de la propia.

¿Amor? :
a mí me va el amor de club nocturno,
amor sin cortapisas,
redivivo y fugaz,
amor de humo alejado de todas las jaquecas.
Amor de bar de copas.

Un abrazo y… besos mil a todas las mujeres porque, como sufridoras que son, se merecen todos mis respetos.

García Francés dijo...

D. Atila, la frase es y seguirá siendo siempre suya, yo, con su permiso, pretendo utilizarla algún día. Pero, citaré el copy right, porque usted y su talento se lo merecen.

¿Que tal lo pasó por el entrañable?

Cuente, cuente, que en este blog somos cotillas...

García Francés dijo...

Dª Bárbara, mil gracias por sus palabras y, sobretodo, porcompartir esos recuerdos tan intimamente suyos. Es usted deliciosa.

¿Así que se quedó en fantasía irrealizada la sesión "empujando en el jardín a espaldas delos invitados"?

Coño, Dª Bárbara, lo suyo es un calvario, una cosa es lidiar con las ganitas de abrazar a UNA prima espectacular pero resisitirse a SEIS maromos calientes como perros es para nota.

Y lo del primo número TRES es de peli de Almodóvar, aunque no he acabado de comprenderlo bien, ¿es UN POCO mariconzonzón, versión cuero, y le duele cuando se la meten o nunca se la ha dejado meter porque le duele? En cualquier caso es raro, raro, raro...

Y no he acabado de entender lo de los tres mirones, ¿también formaban parte del atrezzo gay pese a sus miradas lobunas? Y su NO esposo, ¿no la sentía a usted jadear de ansiedad? ¿Quería entregarla como pasto a los depredadores?

O, ¿es que a su No esposo le divierte calentar a la parentela y luego llevársela a usted a casa ardiendo como una sartén y así saltarse los precalentamientos?

Sea como sea, parece que usted se quedó con las ganitas por no ser tan sincera como lo ha sido aquí. Y, desde luego no le arriendo la ganancia, si debe usted sufrir los embates continuos de los ardientes primos susurradores.

Imagino que sucumbirá usted más pronto que tarde, porque ni Teresa de Calcuta hubiera resistido tamañas tentaciones.

Estoy de acuerdo con usted en que las primas son muy necesarias, casi imprescindibbles para llevar una vida sexual normail. Desarrollan una meritoria función social-familiar casi nunca reconocida.

Desde espabilar a los preadolescentes hasta avivar los rescoldos de maridos desganados y aliviar las ansias de abuelos prostáticos. Alguien debiera hacer una proposición no de ley para erigir un monumento a la la figura de la prima por su contribución al desarrollo sexual del español medio.

De acuedo con usted en lo demás y muchas gracias por participar en este juego de una manera tan sincera y divertida, amiga mía.

García Francés dijo...

D. Javier, muchas gracias por enviarnos este poema de su amigo como advertencia a esos alocados jóvenes que a tan tiernas edades desean abandonar la soletría

Le verdad es que es muy bueno en su género de poesía "serie negra", es decir poemas como "crónicas de sucesos". Me ha encantado y la apoteósis final, la última estrofa q1ue coincide plenamente con mi anterior conversación con D. Atila.

¿Amor? :
a mí me va el amor de club nocturno,
amor sin cortapisas,
redivivo y fugaz,
amor de humo alejado de todas las jaquecas.
Amor de bar de copas.

Le pido permiso a su amigo, igual que he hecho con D. Atila, para citarlo pronto en algún sitio.

La parte madres versus esposas, versus tatas es muy divertida y yo siempre me he inclinado por la empleada, porque incluso con papeles, seguridad social y justisalario (Dª Bárbara dixit-creo), se ahorra uno un pastón.

Le agradezco su humor y sus sinceridad, se nota que en verano estamos todos más relajados y con ganas de reírnos. Un abrazo, amigo mío.

Javier dijo...

D. Alfredo: Lo que yo dejo en los blogs amigos es para los amigos. A mi amigo le parecerá estupendo que lo cite porque es como una especie de reconocimiento a su buen hacer que aviva su vanidad.

Un abrazo.

Bárbara Paraula dijo...

Voy a ver si le aclaro las preguntas, que cuando le escribí la confesión, ya le dije, me encontraba un poco aturdida.

Lo que ha quedado claro es que mi no esposo (con el que nunca me he casado, y por tanto, no he podido empujar en el jardín), tiene 6 primos, hermanos entre sí, a cada cual más atractivo.

Desde que me los fue presentando hice buenas migas, con todos. Me parecían unos salvajes irresistibles. Al parece el reconocimiento fue mutuo, y empiezo a pensar que ellos también me huelen a mi como una animal.

El primero, agente inmobiliario y experimentado alpinista, se lanzó en nochevieja. Tras un baile insensato me propuso ir a ver esa casa que quería vender, a solas. Y se manifestó a mis pies para lo que yo quisiera.

El segundo fue hace un par de semanas, cuando de casualidad nos encontramos y me invitó a tomar una cerveza, y dos, y tres y cuatro.

El viernes, llegó el Tercero, que es el que yo le decía que tenía por homosexual.... y que no me esperaba que se me fuera a encender. Los otros dos cazadores eran amigos del primo y de mi esposo, no eran homosexuales, ninguno...sólo estaban allí esperando a ver si yo cedía.

Mi no esposo creo que todavía anda pensando que carajo hacer con estas situaciones. Dice que con su anterior novia no le pasaban.... De momento está perplejo pero no se lo toma a mal. Creo que sólo aspira a que si finalmente nos damos permiso, haya también en la fiesta alguna buena prima que pueda motivarlo a él.

ASí que ya le contaré si algún día sucumbo. De momento estoy pensando en cobrarles y sacar partido del asunto antes de que lo saquen ellos, porque los muy cabrones seguro que se han hecho una apuesta a ver quien me la cuela primero, porque si no, no me explico cómo pueden tener tanta coordinación.

Un abrazo Don Alfredo, y no se asuste de mi sinceridad, acostúmbrese que yo suelo ser así de transparente.

García Francés dijo...

D. Bárbara, por favor, no me asusta que ya soy viejito, sólo me ayuda usted a apreciarla cada día más por su brillantez, su sinceridad y por su humor tan especial.

Ahora ya he comprendido bien la historia de los primos salteadores de No esposas. Cuando hizo el primer comentario, ciertamente debía encontrase usted bastante agitada porque pese a su claridad habitual el sofoco le impidió describir correctamente el calentón.

Por favor, manténgame al corriente de cómo evoluciona la situación porque podría usted acabar siendo un personaje de mi próxima novela.

Con todo mi afecto, amiga mía, un abrazo muy grande, querida.

García Francés dijo...

Tendré en cuenta su generosidad y la de su amigo, D. Javier. No lo dude. Abrazos.

RAMPY dijo...

Yo tampoco entiendo mucho, así que no tengo mucho que contarle, sólo mandarle un afectuoso abrazo.

Related Posts with Thumbnails