...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

viernes, 11 de diciembre de 2009

Aminetu Haidar, activismo a tumba abierta

La dignidad de la Señora Haidar

Aminetu Haidar es una activista política al servicio de su país, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Por eso, cuando habla de su dignidad lo hace en nombre de su pueblo y de su gobierno pendientes del referendo de autodeterminación retrasado por Marruecos. Así, cuando elige la posibilidad de morir, está avisando que será martir para su gente del Sahara Occidental. Luego, el ministro de Cooperación de las RASD, Salek Baba, advierte que "un desenlace fatal de la protesta de Haidar puede tener consecuencias irreversibles", y que "si fracasa ese proceso el pueblo saharaui continuará su resistencia, incluída la lucha armada".

Hábilmente la RASD ha colocado a Marruecos, responsable de la situación e insensible a las reclamaciones sobre derechos humanos, y a España, increíblemente torpe en política exterior, en un delicadísimo jaque, mientras EEUU y la UE pretenden ignorar que la ONU no hace cumplir sus propias resoluciones. En casa, Izquierda Unida, monárquicos de toda la vida, y los actores progresistas, polisarios de siempre, piden que se involucre el Rey. Extraño súbito fervor monárquico.

La RASD amenaza con volver a la guerra. Los españoles ya sabemos lo que significa. Con el conflicto bélico de excusa, asesinatos y atentados como los sufridos por los pescadores españoles hasta 1986. Respeto a la Sra. Haidar como a todo ser humano dispuesto a morir por sus creencias. Deseo que esta señora vuelva sana con su familia, y, no entiendo la muerte calculada, propia o ajena, como sistema de lucha política. Sobran las amenazas.

Dice Dª Aminetu que "los saharauis nos quieren mucho" y que "ella tiene su dignidad". España también, señora.

13 comentarios:

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Malas palabras le bailan el agua a Aminaut Haidar. Por un lado, traidoras palabras, las de aquellos que buscan y encuentran en la autenticidad de su aliento la órbita perfecta para mostrase hermosos y plenos en su concienzuda solidaridad. Por otro, palabras galerna, las de aquellos que tratan de denigrarla en la medida en que su determinación pone en solfa la orquesta de su alfarería ideológica y de partido. Interesadas palabras que unos y otros cargan sin asco sobre la incólume fragilidad de su férrea voluntad.
Gacela en la estela del león, Aminaut Haida se muestra rotundamente digna en la sola serenidad de su rostro, en el grave dialogar de su harmónico silencio. Ella es más verdad que nada de cuanto nos rodea, y en esa percepción nos asusta, tanto que nos enfurecemos a favor o en contra de su causa, de su decisión, de su grito; tanto, digo, que nos atrevemos a interpretarla, a juzgarla, a condenarla y absolverla, a ese desafecto estamos acostumbrados en esta enfermiza depredación en que nos hemos adiestrado.
Aminaut Haida no es esa sombra que se proyecta a nuestro antojo sobre un fondo siempre acolchado, siempre atento al aplauso, al reconocimiento, a la barata polémica del fanatismo como medio de vida, a la vida como fantasía de grandes almacenes. Ella no habita un decorado, ni se decora para parecer alguien, ella es mero testimonio de dolor, de injusticia, de terror, unos y otros ya dramáticamente interiorizados. Ella es, en definitiva, la huella de lo que jamás debiéramos anteponer a nuestros intereses como hombres ni como pueblos.
No es tampoco activista de nada sino testimonio de ese criminal todo que ignoramos con las mejores palabras. Nada tienen que ver sus exigencias con naciones ni patrias, ella vive y siente que vive su pueblo en un mundo de profunda e insoportable injusticia, esa es la nacionalidad de la que reniega.
Aminaut desea para ella, sus hijos y pueblo la ciudadanía de un lugar donde se les permita ser humanamente posibles. Nosotros inhumanos en la excesiva posibilidad queremos equipararla a nuestros estúpidas ensoñaciones patrias, a nuestros heroicos actos de supremo egoísmo, a esa nuestra falaz y siniestra marea de palabras y actos con los que deseamos forjarnos auténticos. Pero por mucho que lo intentemos no podemos ser ella ni tampoco entenderla, porque nosotros si somos activistas de todo y testimonio de nada.
Ella, decimos, es todo un ejemplo, mentimos, es un arcano, y lo sabemos, pero nos da lo mismo, al fin y al cabo su utilidad es otra.

Menda. dijo...

Exactamente!!!! Bravoooo!

Alijodos dijo...

Y digo yo: ahora van a venir todas las excolonias a pedirnos explicaciones o a que intervengamos en conflictos que ya no nos competen precisamente por eso mismo por que son ex-colonias? Yo deseo que esto se solucione pero nosotros no tenemos la culpa que en marruecos haya un dictador...tampoco lo tenemos de que lo haya en venezuela y mira que bien nos llevamos cone l..Claro si es que teniendo petroleo...Gracias amigo por su apoyo incondicional

lola dijo...

¿Recuerda el caso del Cruz del Mar?
Creo que sólo se salvaron dos personas.
El Frente Polisario se entrenaba en Cuba. Tuve de vecinos por muchos años a uno de los dirigentes del F.P.
su hijo estuvo en Cuba mucho tiempo, incluso una nieta le nació allá. Como vecinos eran excelentes, pero por supuesto yo no podía compartir sus ideas que llevaban ímplicita la violencia.
Un saludo,

García Francés dijo...

D. José Alfonso, me alegra saludarle y verle a usted de nuevo por aquí. Nos hace falta poesía y usted la destila en prosa.

Por su comentario veo que es usted partidario. Vamos, que le gusta la Sra. Haidar.

Yo no lo considero tan pura, tan poco contaminada. Más bien creo que forma parte de un frío engranaje que se ha movido con exactitud matemática. Eso sí, reconozco su valor y su entrega.

¿Piensa usted que podría haberse declarado en huelga de hambre en EEUU al recoger el premio? Hubiera tenido mayor impacto mediático. Pero, menor conflicto entre los países implicados.

Un abrazo, amigo y bienvenido siempre.

García Francés dijo...

A los pescadores canarios muertos por el FP los tengo grabados a fuego en el corazón, Dª Menda.

García Francés dijo...

D. Alijodos, usted se lo merece todo.

Nosotros sólo tenemos la culpa de haber descolonizado mal el Sahara en un momento de vida o muerta para España y, en este caso, de no haber cumpplido la ley para satisfacer al dictador de Marruecos.

¡Qué le vamos a hacer! Tenemos un gobierno de ineptos también en política exterior.

Abrazos, amigo mío.

García Francés dijo...

¿Cómo olvidar el Cruz del Mar, Dª Lola? Tres supervivientes y siete asesinados por nuestros amigos saharauis.

El FP estaba en guerra con nosotros, dijeron. Ellos que nos quieren tanto.

Nuestro gobierno parece ser adicto a las dictaduras sean de sangre azul como la marroquí o estalinistas como las latinas.

Un abrazo, amiga mía, me alegra saludarla.

Adrisol dijo...

paseando entre amigos,encontré tu nombre y la curiosidad pudo más que la cordura!! jajaja
sin permiso,entré en tu casa y quedé fascinada....

aprendí mucho con esta entrada!!
graciass

abrazos

Natalia Pastor dijo...

El gravísimo error del Gobierno al dejarla entrar en Lanzarote sin pasaporte -violando la legalidad- coloca al Adalid de la Alianza de Civilizaciones entre la espada y la pared.
Sí Haidar muere, la responsabilidad moral es de Zapatero.

García Francés dijo...

Dª Adrisol, me alegra que se decidiera a empujar la puerta de esta su casa y, más aún, que se haya entretenido con la visita.

Espero verla de nuevo, amiga.

García Francés dijo...

Dª Natalia, pues en el desgraciado caso de un desenlace fatal va a resultar que tampoco sería responsable el Sr. Zapatero. La Sra. de la Vega ya le he echado la culpa a los policías.

Un cordial saludo, amiga mía.

Urdanautorum dijo...

Esto es una mierda, mentira sobre mentira. Ahora la culpa será del policía b ueno que estaba en la garita y le ha dejado entrar "sin pasaporte". ¡Es el colmo de la desvergüenza!
Hoy es un día completo (como casi todos): Estevill, el juez más crápula que ha existido, a dormir a casa; Piqué y Vidal, antiguo abogado de Jordi Pujol, y cómplice del magsitrado en la calle; los patriotas catalanes, según el honorable Pujol, nada más llegar a las cárceles de "casa" a la calle, después de pagar 1,5 millones de euros (¿fruto de una colecta de sus compatriotas?); mañana referéndum, con relación de vecinos del censo (confidencial), y una exultante propaganda (¿financiada por quién?); al Principe de Asturias, representante, por ahora, del estado, boicot y silbidos.
Estas tontadas són sólo las de una región; añadamos el resto de España y...

Related Posts with Thumbnails