...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

martes, 22 de junio de 2010

La última cima, el éxito que crea afición a los curas diferentes

Los curas son un mundo aparte. Al menos para quienes no los frecuentamos. Podría decirse lo mismo de los banqueros, los encofradores y los periodistas. En todo grupo social, militares, políticos, cinéfilos, agricultores, deportistas, hay drogadictos, alcóholicos, maltratadores, malvados, pederastas y todas las variantes más exóticas de opciones sexuales. Pero en ese totus revolutum, a veces, también hay personas excepcionales.


En el grupo de ateos montañeros mi hermano José Luis era una de esas almas bellas. Por él estoy aquí hablando bien de un cura al que no he conocido. Porque a los dos, bien distintos, les unía el amor a las montañas y tenían la misma sonrisa. Además, porque haré feliz a mis amigos creyentes que han convertido en éxito esta peli de bajo presupuesto. La historia de un párroco. No pederasta, no mujeriego, no gay, sólo un buen cura montañero. Un sacerdote que hizo de las cumbres un altar.

La última cima

Espero que el padre Dominguez encuentre a mi hermano allá arriba, más alto de lo que nunca estuvieron en la tierra, y lo abrace. El abrazo que me mata no poder darte, Kuki. Por la publi, padre.

12 comentarios:

García Francés dijo...

Para D. Terly, Dª Mercedes, Esperanza, y todos los que me habéis recomedado esta película. Para los colombianos de la Virgen del Rocío y los que me han regalado el crucifijo que llevo al cuello.

Para el gobierno que intentando convertirnos al islam conseguirá que seamos buenos cristianos.

Nazaríes dijo...

D.Alfredo que bonita entrada me ha emocionado y sobre todo las bellas palabras para su hermano y que linda fotografía la verdad esque me han brotado unas lagrimitas sobre todo porque yo también me he acordado de alguien que también me falta y que adoraba la naturaleza y el campo.Yo tampoco soy mucho de curas más bien de personas y dentro del gremio de los curas pues hay de todo como en la viña del Señor..hombres buenos y no tan buenos...

Intentaré ver la película y sobre todo si tiene como altar una montaña,el silencio de las montañas es una cosa de la más puras.

Su hermano desde donde quiera que esté le está cuidando.. sin duda.


Un abrazo.

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

A menudo se nos antoja que a dios deberían quedarle para verano la compasión, la comprensión de la soledad y quizá también nociones de ausencia. Sí, a menudo tenemos la sensación de que dios debería ir a pasantías en estos días de estío en los corazones de aquellos que sufren el dolor con que nos abrasa el alma esa terrible ausencia que llevamos clavada en la solapa de las entrañas.
He conocido curas como montañas a los que se les deberían regalar veranos de libertad y afecto, como esos de la infancia con curso aprobado. Y también a otros que arrastran como dios la necesidad de recuperar algunas o todas. Curas, digo, que no deberían haber ido por humanidades sino por ciencias, en esa vocación suya de sumar almas y transmutar sacramentos.
Hermosa y sentida reflexión la suya sobre hombres montañas, como lo fue su hermano José Luis.
Reciba un fraternal saludo.

i am... dijo...

Una emotiva entrada Don.

Todos mis cariños.

Cesar dijo...

Los curas son una cosa,Sr. Francñes,la Iglesia es otra; los curas hacen o deshacen Iglesia, pero me gusta siempre pensar en ellos como hombres. Hombres que pacecen la misma o mayor soledad que cualquiera de los hombres. Puedo decir que tengo el orgullo de ser admitido una vez al año entre una docena de ellos para dar cuenta de tres o cuatro lampreas y casi el doble de botellas de vino. Es ahí, derribadas las barreras por el caldo cuando sale el hombre y suenan los cantos, saltan los chistes y chascarrillos y en donde las confesiones azararían al más libertino. Es en ese terreno en donde el cura, el hombre, gana afecto a mis ojos descreídos; en el comportamiento humano, cercano y no en el profesional hisopo en mano bendiciendo miserias que nunca crecerán con ese agua por muy bendita que sea.

Vaya, creo que he dado un sermón...

Saludos cordiales..

HATOROS dijo...

AQUI DE NUEVO MAESTRO, TENDRÉ QUE VER LA PELI Y LE MANDO UN ABRAZO QUE HACE QUE NO LE VEO UN MONTÓN
EL VIERNES SIN FALTA LE MANDO EL ESCRITO QUE LE PROMETI Y COMO ES LÓGICO DEDICADO A UN MAESTRO Y A UNA BUENA PERSONA COMO USTED

García Francés dijo...

Dª Nazaríes, gracias por sus cariñosas palabras, pero, sobre todo, por haberse emocionado con ellas.

Imaginaba su pena porque he visto la veladora que tiene usted encendida en su blog en recuedo de alguien que se fue hace dos años.

Llore, amiga mía, ayer, buscando la foto de mi hermano me hinché a hacerlo yo. Es bueno, llorando, uno se siente más cerca de sus muertitos.

Gracias por sus preciosas palabras, amiga mía, sabe usted que la estimo mucho.

García Francés dijo...

D. José Alfonso, comparto con usted y con muchos otros, las palabras de un amigo mío, creyente y practicante, que me decía con pena:

"Alfredo, la mayoría de los párrocos, quitan la afición".

Él iba a misa a la parroquia del cura montañero porque le gustaba ese cura y a pesar de tener que hacer un montón de kilómetros para llegar. Misterio. Hombres con carisma. También los hay entre los curas.

Gracias por su afecto. Un gran abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Es usted un sol, Dª I'am.
Gracias por estar ahí. Pero, por favor, no se vaya más lejos que está usted missing...

Con todo mi mayor afecto, Doñita.

García Francés dijo...

D. César, si usted diese estos sermones en un púlpito yo iría a su parroquia a escucharlos y hasta le ayudaría a pasar el cepillo.

Su frase "Los curas son una cosa,Sr. Francés, la Iglesia es otra", se la escuché hace años a J.M. Ruiz Mateos en Alemania cuando estaba esperando ingresar en la cárcel. El cambió la palabra curas por Opus Dei, al que, a pesar de estar formado por hombres, según él, era la joya de la Iglesia. Aprendí.

Uno de estos años me encantaría acompañarle a su lampreada curil. Esa experiencia no me la piedo por nada del mundo. Por favor, amigo, no me olvide. Esa cena debe dar argumento para media novela.

Un abrazo de, como decía un colega mío mariquita, "un pobrecito ser humano".

Con todo mi mejor afecto, amigo mío.

García Francés dijo...

D. Hatoros, no se preocupe, usted es de toda confianza y tiene la llve de esta casa para entrar cuando le venga en gana.

Con todo mi afecto, querido.

Fiebre dijo...

Hoy escuché a mi querido Carlos Herrera la promoción de la película, y esta seguro que no me la pierdo...

Related Posts with Thumbnails