...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

jueves, 16 de septiembre de 2010

Charles Dickens, El Almacén de Antiguedades, no apta para tipos duros

RELECTURA por D. Juan Muñoz

Yo, que me consideraba un hombre duro, insensible, incapaz de llorar por nada en este mundo, me vi obligado a replantearme la cuestión cuando leí “El almacén de antigüedades”(Charles Dickens 1812-1870). ¿Qué me pasó con aquella lectura? Muy simple: conforme leía las últimas páginas del libro lloré como un crío. Lágrimas tan gordas como melones.

El desenlace de la obra me envolvió de tal manera que, aquel joven lector hasta entonces duro como la roca, yo, sucumbí ante un final cargado de emociones. Se trata de un “road book” en el que se narran las aventuras y desventuras de la pequeña Nelly y su abuelo que, acosados por el repugnante enano Daniel Quilp, se ven obligados a dejar la tienda que el viejo regenta y huir a través de la campiña inglesa.

Como siempre en Dickens, aparecen una retahíla de personajes maravillosamente descritos por este inglés universal y, sobre todo, ese final inesperado que no desvelaré para que sean ustedes los que lo descubran, animados por el hecho de que, cierto día, un tipo duro lloró como un niño al leerlo.

16 comentarios:

40añera dijo...

Miel en mis labios ha dejado usted ya que no la he leido asi que quiero más.
un saludo

Airama dijo...

Hola,
No lo he leído, pero ya está en mi lista. Los tipos duros también lloran, eh???
Es que la lectura, así como una buena película pueden despertar en el lector sentimientos escondidos y maravillosos. Nunca se olvida.
Un abrazo

Des dijo...

Tomo buena nota para mi próxima compra de libros.
Gracias mil.

Laurita dijo...

Pues ya mismo lo estoy buscando para leerlo. Se tratará de una lectura ciertamente suculenta.

Saludos.

Cesar dijo...

Van ustedes a arruinarme en libros!
De todos modos, he de decirle que los duros no son más que pedazos de pan mojados en leche.

Palabras quebrantan peñas. ¿O eran dádivas quebrantan peñas?

García Francés dijo...

D Airama, me ha recordado usted con su frase "los tipos duros también lloran" el título de aquella otra novela de Norman Mailer titulada "Los hombres duros no bailan" (TOUGH GUYS DON'T DANCE).

Uno de mis autores de cabecera desde mi más tierna preadolescencia. Un poco machistorro, al estilo de la época de beat generation, pero su novela "Los desnudos y los muertos" sobre la II WW ha viajado conmigo desde que la leí a los 16 años. Perdón que me he alejado de topic de hoy.

¡Viva Dickens!, y discúlpeme usted, D. Juan.

A Dª 40Añera y a Dª DES, si desean llorar un rato aprovechando que el día está melancólico, les recomiendo esta novela que nos propone hoy el Sr. Muñoz.

Porque recuerden lo que escribió el maestro Stendhal: "las gentes propensas a la melancolía son las mejor dotadas para amar".

Abrazos, amiga mía.

García Francés dijo...

Perdón, Dª Laurita, se me olvidó incluirla a usted.

Pero hago extensivo el consejo a su entusiasta juventud, Doñita. Y me alegra infinito encontrarla aquí a la vuelta de sus vacaciones.

Con un abrazo, amiga mía.

García Francés dijo...

D. César, ¿que mejor forma de arruinarse que gastando en libros y en vinos?

Bueno y algo también en "señorrrritassss" como decía mi padre, imitando el acento alemán de Franz Joham, miembro de la compañía de Los VIENESES.

Un abrazo dadivoso, amigo mío.

Urdanautorum dijo...

Que llorar no es de hombres es una perogrullada, otra cosa es por no haberse portado como tal. Por lo actual, sirva como ejemplo los lloros del moro Boabdil en su exilio de Granada.
Un abrazo D. Alfredo

Atila el Huno dijo...

Magnífico este Anti-Capitalista de Dickens!!. Lástima que muriera justo antes de poder ver cómo el Capitalismo dejó morir de hambre en India a casi 40 millones de personas por la brutal especulación con los precios de los cereales producidos en allí. Seguramente su denuncia nos habría evitado espectáculos dantescos como los vividos en el S XX en el subcontinente indio.

Saludos!!

ROSALIA dijo...

Sí, Dickens tocaba lo corazones con sus letras y son obras que valen la pena releer.
Besos Don Garcia y Don Muñoz.

Nazaríes dijo...

Yo este libro no lo he leido,pero el de Canción de Navidad, lo he visto y releido .Este autor es único en cuentos.


Y los hombres también lloran,por supuesto.

Jabo dijo...

Hola.
Llevo una tarde, lo que se dice de García Frances, jeje. Acabo de encargar "Balas de carmin". En Navarra está agotado el libro, y deben traerlo de fuera.
Y ahora, leyendo su comentario sobre almacén de antiguedades... a pedirlo también!!
Abrazo. Jabo

García Francés dijo...

Espero que ni Dickens ni Balas de Carmín le defrauden, D. Jabo.

Gracias por darme su confianza y tomarse le molestia de encargar mi novela.

Un abrazo, amigo.

García Francés dijo...

D. Urdamautorum, el que lloraba, el tipo duro, es el autor de la reseña sobre El Almacén de antigüedades pero, en lo demás, estoy de acuerdo con usted, amigo mío.

García Francés dijo...

Mi cariño para usted, Dª Lía.

¿Cómo sigue la rehabilitación de la enfermita?

Related Posts with Thumbnails