...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

sábado, 11 de septiembre de 2010

Los españoles, ¿somos colosalmente malhablados?

+IDIOMA, por María José Berbeira

No entiendo cómo podemos, y no sólo los lingüistas, despreciar el uso ordinario y popular de la lengua. ¿Por qué despreciamos la lengua erótica si luego acabamos...? Supongo que es más fácil renunciar a determinados vocablos que a las ideas que transmiten.

¿Eufemismo? Sí, eso es un eufemismo. Sustituir de una manera políticamente aceptable un término que es considerado vulgar, de mal gusto o tabú. ¿Es porque suena mal o es más fácil así?

Hoy en día, qué es tabú en nuestra civilización, ¿Dios? ¿El infierno? ¿El sexo? ¿La prostitución? ¿El poderoso caballero? ¿La palabra aún tiene un poder mágico? ¿Pero es que todavía creemos en la magia? ¿Soñadores o necios?

¿La lengua ha de avergonzarse de algo? La respuesta es fácil. Lo que se ha de hacer es de sentido común. Tratemos a todas las palabras por igual. Hoy traigo un soneto anónimo del Siglo de Oro que resume perfectamente cómo condenamos las palabras, pero no su significado.

"-¿Qué quieres, señor? - Niña, joderte.
-Dígalo más rodado. - Cabalgarte.
-Dígalo a lo cortés. - Quiero gozarte.
-Dígamelo a lo bobo. - Merecerte.

-¡Malhaya quien lo pide de esa suerte,
y tú hayas bien, que sabes declararte!
Y luego ¿qué harás? - Arremangarte,
y con la pija arrecha acometerte.

-Tú sí que gozarás mi paraíso.
-¿Qué paraíso? Yo tu coño quiero,
para meterle dentro mi carajo.

-¡Qué rodado lo dices y qué liso!
-Calla, mi vida, calla, que me muero
por culear teniéndote debajo".


Curiosamente, en estos versos que nos trae Dª Mª José, se encuentran palabras en desuso en España pero de plena vigencia en el habla popular colombiana. Culear, carajo, arrecha... son expresiones, sino delicadas en extremo, si de plena circulación en mi país, según puede comprobarse en el Breve Diccionario de Colombianismos de la Academia Colombiana de la Lengua o en Diccionario de Colombiano Actual de D. Francisco Celis. AGF

17 comentarios:

40añera dijo...

Por estas tierras Peninsulares hemos dejado palabras escondidas en libros de otro tiempo y nos chirrian los oidos al escucharlas, pero en las Americas y ahora en Canarias se siguen empleando.
No creo que seamos tan mal hablados creo que simplemente no empleamos las palabras adecuadas en los momentos precisos.
Besos a ambos y buen finde

Airama dijo...

40añera,
Esos vocablos de los que hablas son arcaísmos. Se han conservado numerosas palabras del léxico patrimonial que en España han caído en desuso: cuadra, cobija, liviano, enojo, etc.
Al mismo tiempo han derivado palabras a partir de las nuestras: riesgoso, molestoso, muchachada, guapear...
Por otro lado, lo que dices es cierto, no sabemos adaptarnoa al contexto. Y en alguno de ellos se pueden decir cosas intencionadamente sin necesidad de eufemismos ni de que te digan malhablado.
Abrazos y buen finde para ti también.

Taty Cascada dijo...

Y te puedo asegurar que en mi país -Chile- , las palabras "culear, y carajo" son muy usadas como expresiones populares de: sexo anal y de enfado respectivamente.
Un abrazo

Nazaríes dijo...

Me ha encantado el soneto no lo conocía.

Una palabra mal sonate dicha en un momento preciso puede quedar hasta bien dicha.

Me uno a 40añera,no empleamos las palabras adecuadas en los momentos precisos....Valga la redundancia..!

Airama dijo...

Taty,
Muy interesante, la verdad es que ahora que lo dices en Andalucia también se usa carajo cuando uno está muy enfadado, sí señora.
Saludos

Airama dijo...

Nazaríes,
Me alegra que te haya gustado el soneto, viene al pelo.
Claro, Nazaríes, un vulgarismo intencionado hace ver que se puede cambiar de registro sin problemas.
Saluditos

Mercedes dijo...

Vengo de las dos últimas entradas, sobre que somos malhablados, natural, los "cambios" en el lenguaje no son más que efectos colaterales de los cambios sociales; cada vez somos más malhablados porque somos más malpensados.
Sobre lo de Arturo Pérez, pues sí, ellos se lo pierden, porque desde luego, como comunicador,no tiene precio; lo de escritor es más discutible, no estoy yo muy segura de que su puesto de académico sea merecido. De esto habría que hablar con calma.
Saludos Don.

Airama dijo...

Bueno Mercedes,
Piensa mal y acertarás...
Saludos

García Francés dijo...

Estoy de acuerdo, Dª 40Añera, un buen taco en elmomento preciso ayuda a comprender alas mentes obtusas.

Abrazos, amiga mía.

García Francés dijo...

Dª Taty, en España las dos palabras han caído casi en desuso pero, en Colombia, significan: culear, hacer el amor con energía y, carajo, además de asombro o enfado, otro de los nombres dados al pene.

Un abrazo, Doña.

García Francés dijo...

Parece mentira, Dª Nazaríes, usted tan formalita, ¡abogando en favor de los tacos!

Es broma, amiga mía.

García Francés dijo...

Como dice Dª María José, en España siempre se usó la palabra cobija, incluso para designar a las damas de compañía de las reinas que, por ser les encargadas de dejarlas acostadas y taparlas si se destapaban por la noche, recibían el nombre de damas cobijeras.

Que pena que nuestro vocabulario encoja tan rápidamente como un jersey o suéter comprado en los chinos.

Un abrazo bien grande, maestra.

García Francés dijo...

Respecto a D. Arturo, aún reconociendo que no sea Proust o Stendhal, siempre tendrá mi admiración por varios motivos.

El primero que ha tenido los huevos de hacer triunfar un género que estaba “prohibido” en nuestra literatura moderna por, sí, ríase, ¡por facha! Y sé de lo que hablo.

El segundo porque exigió a su editor el ingreso en la RAE a punta de cuchillo, “o me hacéis académico como a esos otros (Cebrián, Molina...) o me largo a otra editorial”. Y, como había mucho dinero en juego, le dieron el capricho

Un carácter, amiga mía, abrazos para usted.

spartan dijo...

El soneto es genial, me lo guardo. Yo sí conocía las palabras, ya que con esto de internet y la globalización, aparte de haber trabajado en la obra, el contacto con latinos es usual.

Debo decir que es sorprendente el dominio del castellano entre los latinos (entre la mayoría, pero en todo caso mejor que el que hay entre personas de igual extracción social en España). No sólo por los arcaísmos, que es circunstancial (seguramente los españoles también usamos arcaísmos que ya se han desterrado en latinoamérica, y además meter a todos los latinos en el mismo saco es tomarse mucha licencia), debe ser la educación de allí, que no está tan estropeada como la de la "madre patria".

Una curiosidad: ¿en Colombia también se usa "pararse" o "parado" para referirse a la posición erecta de la verga/carajo/manubrio? (como hacen los argentinos). El otro día me estaba preguntando que pensará un argentino cuando lea titulares tales como "4,5 millones de parados en España" o "las colas de parados daban varias vueltas a las oficinas del INEM". XD

Saludos.

Airama dijo...

Hola Spartan,
Me alegra que te haya gustado el soneto. Claro que puedes guardártelo, sin problemas.
Sí, señor, pararse tiene ese significado del que hablas, ya sabes que pararse es también ponerse de pie.
Si, debe ser muy graciosa esa situación, se debe a la variación lingüística.
Recuerdo una anécdota que contaba un catedrático de Lingüística de la UCA. Decía que en Argentina, en uno de sus viajes,cuando era estudiante, compró un periódico y en la primera página aparecía el siguiente titular: "Hoy se corre la polla del presidente". Se quedó sin palabras. Después entendió que correr significa jugar, polla es lotería y el presidente es el nombre de la lotería. Por tanto, el titular decía: "Hoy se juega la lotería del presidente". Como cambia la cosa, no???. Variación lingüística!
Saludos y hasta pronto!

García Francés dijo...

D. Spartan, efectivamente, entre otras mil palabras colombianos para decir lo mismo, PARADO, designa el miembro viril erecto.

Abrazos, amigo.

Airama dijo...

García Francés,
Qué curioso e interesante. Qué idioma tan rico tenemos!!
Un abrazo

Related Posts with Thumbnails