...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

sábado, 20 de noviembre de 2010

Restaurante José María de Segovia y el vino Pago de Carraovejas

VINOS por D. César

El vino que os quiero presentar es uno de los que mayores pasiones levantan en el mundo de los aficionados. He podido participar en discusiones de foreros y he sido testigo de la relación de amor/odio que acompaña su nombre: Pago de Carraovejas. Para unos un mito, para otros un vino sobrevalorado. Para muchos difícil de encontrar. Para otros un inteligente marketing de su propietario D. Jose María Ruiz que “lo esconde” a fin de ravalorizarlo. Hay opiniones para todos los gustos y yo tengo la mía propia después de haberlo catado y de haber hablado con D. José María de la mano de nuestro anfritrión AGF, amigo personal, que me facilitó su teléfono.

El motivo por el que no se encuentra fácilmente se debe, además de a su alta demanda, al exquisito trato que quieren dispensarle desde la bodega, evitando que el vino viaje en verano, a no ser que el proveedor disponga de transporte frigorífico. Es política de la bodega, además, extender su presencia al mayor número de público posible. Y la producción es limitada. Una cantidad importante se consume en el propio restaurante José María de Segovia.

Pago de Carraovejas, huelga decirlo, pertenece a la Denominación de Origen Ribera de Duero y fue una de las bodegas que más hizo para acrecentar la buena fama de que goza hoy esta región vinícola. Está elaborado con tres tipos de uva, tinta fina (tempranillo), cabernet sauvignon y merlot. El clarificado con claras de huevo natural lo protege de cualquier filtración agresiva. Es un vino con gran personalidad, persistente, con notas pasificadas, recuerdos a fruta madura y largo, muy largo y equilibrado.

Después del primer trago puedes cerrar los ojos y sentir en el paladar un río de sensaciones agradables que te harán desear el segundo; de color rojo cereza presenta un excelente equilibrio, como queda dicho, entre la madera en donde ha reposado al menos 12 meses y la fruta madura. Su alto grado alcohólico-15º en el crianza 2006 que estoy probando- está perfectamente ensamblado, aunque no resulte fácil domar sus 15 grados e integrarlos perfectamente haciendo de ello virtud. Pago de Carraovejas lo consigue perfectamente.

Diré, sin ningún tipo de reservas que para mí, es uno de los vinos con mejor relación calidad-precio. Y no me importa ir contra corriente si digo que su calidad podría soportar una más alta valoración económica. Merece la pena su precio. Hay caldos con alta puntuación Parker que no soportarían una comparación ciega con este vino. Y después de esto sólo espero que AGF, interceda por nosotros ante don Jose María y nos envíe la prueba para la próxima reunión de REVISTEROS.

*Con permiso, sólo añadiré un par de brochazos a las palabras de D. César. Una recomendación. Si estas Navidades quieren darse el capricho, como regalo o como lujazo, no dejen su mesa sin una botella de pago de Carraovejas. Si se lo pueden permitir en estos tiempos de crisis elijan Cuesta de las Liebres. Me lo agradecerán. Una licencia. D. César permitame enviar desde aquí un abrazo antrañable a mis amigos José María Ruiz, restaurador y bodeguero, y a Aurelio Martín, periodista y parrillero, compañero de El País. Y, por supuesto, a sus esposas, Chon y Araceli. Son los gamberros de la última foto. AGF

11 comentarios:

Nazaríes dijo...

Permítame decirle que usted D.César pretende arruinarnos,Ahora Pago de Carraovejas,vino del cual el señor AGF presume siempre de beber cuando quiere y puede...Y LE INVITAN claro está porque un jubilado NO puede permitirse el lujo de comprase una botellita...no como yo que me hago los tintos de verano con CHATEAU D'YQUEM...jejeje.....

Bueno como siempre le felicito D.César,y a ver cuando se deja caer con una cata,porque usted venga beber y los demás venga mirar,o mejor dicho venga leer..


Ayyyy!!!y de Segovia que decir!!!!Me encantaría volver y pasear por sus calles,la Plaza Mayor y volver a admirar su Acueducto!!!


Yo también quiero el teléfono de éste cocinero D.Alfredo,ya sabe lo necesito para cosillas de trabajo,recuerde que yo también soy cocinera, a ver si entre charla entre colegas me invita a unas tapitas de cangrejos y un Carraovejas..


Un abrazo D.César.

D.Alfredo para usted le mando toda mi envidia...(¡¡¡¡bah!!!¡¡¡Jubilados!!!! siempre con el Carraovejas en la boca).

40añera dijo...

Mi bolsillo no llegará tan lejos pero espero probarlo esa descripción me ha puesto los dientes largos don Cesar
Un saludo y buen finde

Cesar dijo...

Apostille cuanto quiera, Sr.Francés, está usted en su casa.

(Eso ha de costarle un par de "cuesta de las liebres", que me averguenza decir no he catado, entre otras cosas por su precio que me retrae ligeramente. Se iguala al Vega Sicilia Valbuena y no digo yo que no lo valga.)

García Francés dijo...

Queridos REVISTEROS, les pido excusas, no podré reponder a los comentarios hasta mañana por la mañana. Varias obligaciones me lo impiden.

Gracias por su amabilidad.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don César,

Parece que es un buen vino ese que nos presenta Vd., el Pago de Carraovejas. Seguramente que Plinio Segundo el Viejo estaba pensando en él cuando en el siglo I dC. escribió lo siguiente:

Volgoque veritas iam attributa vino est.
Y la verdad ya se atribuyó por el vulgo al vino.
(Plinius Secundus Maior [23-79 dC.] (Naturalis Historia, XIV, 28, 141).

Como suele suceder con muchos Latines, la frase se cita mal:


In vino veritas [In uino ueritas] (En el vino está la verdad).

Próximamente podrá Vd. leer algo relacionado con Liber, Bacchus, o Dionysus, que es el dios del vino entre los Romanos y Griegos, y al que en Roma se le dedicaban unos Festivales o Juegos, los Ludi Liberales o Liberalia.

Ya sé ahora lo que me voy a pedir para Navidad y Reyes: una caja de Pago de Carraovejas.

Reciba Vd. un abrazo, Don Cesar.

Antonio

Cesar dijo...

Dña Nazaríes y Dña 40ª.
El precio del Carraovejas es asequible, se lo aseguro. No es para los días de la semana, pero sí para los domingos. En cuanto al que nos aconseja el Sr. Francés, de la misma bodega, bien puede hacerse un esfuerzo para Navidades!
!Qué es la vida sin caprichos, señoras?

Cesar dijo...

Amigo D. Antonio, efectivamente los romanos sabían mucho de vino; sobre todo de trasegarlo al gaznate. Quien escribió la frase "In vino veritas", era un filósofo, conocía los poderes de la fermentación alcohólica en el desatar de lenguas..
No se equivoca si brinda con Carraovejas.
Salutem pluriman!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don César (Con acento, ¡coño!,

Salutem plurimam también para Vd.

Vd. es un privilegiado porque entiende de vinos. Yo sé saborearlos, pero de marcas no entiendo nada. Sólo bebo buen vino cuando me lo regalan.

Como aquel que dijo:

Ya no pedirán vino, sino que, cultivando la borrachera, dirán "dame llegó".

Un abrazo, Don César.

Antonio

Empar dijo...

Secundo la moción de Don César (con acento, que Don Antonio nos riñe) de probar el vino en una reunión de revisteros, pues no es que no me llegue el bolsillo, es que me he quedado sin bolsillos directamente.

García Francés dijo...

No me humille, Dª Nazaríes, por favor, yo jamás he dicho que "bebo cuanto quiero siempre que puedo".

Me van a tachar de gorrón. Efectivamente, con mi pensión de jubileta, no tengo oportunidad de hacerme los calimochos con Pago de Carraovejas como usted se hace el tinto de verano con CHATEAU D'YQUEM. Pero, es cierto, que a veces me invita gente que me quiere bien y, aunque yo no soy un entendido, lo disfruto mucho.

Un abrazo, querida amiga.

García Francés dijo...

El tinto Valbuena, de Vega Sicilia, D. César, es otro puntazo de la Ribera del Duero.

Ay, ¡que tiempos aquellos en que los amigos con mejor posisición económica las descorchaban alegremente!

Ahora con la crisis ya no hay alegría y, en casa de las más encopetadas nmarquesas, las de Serafín, fuera de la vista deloscomensales, en el office, el servicio escancia tetrabriks de D. Simón en, eso sí, decantadores de cristal de Bohemia con cuello de plata punzonada.

Ya nada es lo que era, amigo mío.

Related Posts with Thumbnails