jueves, 16 de diciembre de 2010

Coños, conejos, latines y pollas en vinagre

LATINES por D. Antonio Martín

CVNNVS [cunnus] (coño], y CVNICVLVS [cuniculus] (conejo). Estudio filológico y semántico.

Estaba yo un día conversando amablemente con una Profesora, amiga mía, Feminista ella, más que militante, y, por poco, me suelta una hostia. Había dicho yo que "las Reuniones de todos los Profesores y Profesoras en Claustro eran un coñazo, porque allí nadie escuchaba a nadie, y que las que eran cojonudas eran las que hacíamos, en el Departamento de Clásicas, entre la Agregada de Latín y yo mismo, porque las hacíamos siempre por teléfono, o en el Bar del Centro, sentados en una mesa".

Se puso furiosa y me increpó: "¿Por qué lo que se relaciona con los cojones tiene connotaciones positivas y lo que se relaciona con el coño las tiene negativas?" Me quedé estupefacto, sin saber qué decir, pero ello me dio pie a que reflexionase sobre el tema, comenzando por el coño.

De lo primero que me di cuenta fue de que el coño tiene un sinónimo popular, que es el conejo. En ese momento me puse a reflexionar sobre conejos y coños. Como esta reflexión es la polla [membrum uirile (virile)], que se dice en Granada, y que diría Doña Nazaríes, voy a dejar para otro momento el estudio de la polla y sus variantes, como pueden ser las pollas en vinagre.

Y ¿qué tiene esto que ver con el Latín? Pues mucho, y mucho más de lo que la gente pueda pensarse.

Etimológicamente es el conejo un derivado del Latín cuniculus [cunículus] [madriguera], que a su vez deriva del Ibérico, o del Vasco (Vide: Antoine Meillet & Alfred Ernout, Dictionnaire étymologique de la langue latine, Paris, Éd. Klincksiek, 4º Edic. 2001), con el mismo significado, y no es, como algunos creen, un diminutivo del Latín cunnus [coño], que se relaciona, a nivel etimológico, con otra palabra también vulgar, culus [culo].

Queda pendiente de estudio la conexión que existe entre el conejo en su acepción literal y en su acepción metafórica, es decir, cuando se sitúa entre las columnas, algunas veces jónicas, que sostienen el cuerpo femenino, vamos, lo que las mujeres tienen inter inguina [entre las ingles]. Aparece documentada por escrito la palabra conejo por primera vez en la lengua de Cervantes en 1130. Cuniculus está documentado en Latín desde Gayo Valerio Catulo (87-54 aC), en su Carmen [Poema] XXV, que empieza con estas palabras:

Cinaede Thalle, mollior cuniculi capillo.
[Maricón de Talo, más tierno que el pelo de un conejo].

Según Plinio el Viejo (Naturalis Historia, VIII, 217), el vocablo es de origen hispano, porque en la Hispania Romana abundaban los conejos. Lo dice el propio Gayo Valerio Catulo (Carmen XXXVII, 18), donde a un tal Egnatius, hombre de depravada vida y fama, oriundo de Hispania, lo llama:

Cuniculosae Celtiberiae fili.
(Hijo de la Celtiberia rica en conejos).

Queda pues constatado que no hay ninguna relación entre cunnus [coño] y cuniculus [conejo]. Al decir de Cicerón, es una palabra vulgar y sólo la utilizan los Satíricos, los Priapeos (Poemas fálicos, referidos a Príapo, el dios protector de los campos de labranza, de la fecundidad masculina, y también de la masculinidad), y los Graffiti (Inscripciones en las paredes, generalmente, de los prostíbulos).


En la Antigüedad recibió su correspondiente culto, pues tenemos constancia de que en Grecia se le rendía culto como símbolo de fecundidad en las fiestas en honor de Deméter que se celebraban en Eleusis. Las mujeres ofrecían a la diosa pastelillos en forma de cunnus [coño]. Algo semejante ocurría en Roma:

Illa siligneis pinguescit adultera cunnis (Marcial, IX,2,3).
[Ella, la adúltera, engorda con coños de flor de harina].

Mirator cunni Cupiennius albi (Horacio, Sátiras, I, II,36).
[Cupienio, admirador de un coño blanco].

Nam fuit ante Helenam cunnus taeterrima belli causa.
(Horacio, Sátiras, I, III, 107-8).
[Pues ya antes de Helena un coño fue la causa tristísima de la guerra].

Constatada queda, pues, la imposibilidad de establecer relación alguna etimológica entre el cunnus [coño] y cuniculus [conejo], el conejo y el conejo, en sus dos acepciones, por muy mucho que en el uso corriente de los vocablos pueda parecer que hay semejanza, porque en Castellano la palabra conejo es polisémica.

Éstas son las reflexiones que he podido establecer sobre los orígenes de los vocablos y las características esenciales de tan importantes seres vivientes. Queda para una posterior ocasión la comprobación empírica de los principios aquí enunciados, como podría ser la posición de la palma de la mano para atrapar a uno o a otro.

Ha sido un estudio rápido, pero riguroso, el que he pretendido hacer. Incompleto lo es, por supuesto, pero puede ser el principio de una investigación que puede completarse más adelante, cuando disponga de más tiempo y más bibliografía, sin que se olvide la práctica que necesita cualquier investigación seria que se precie de serlo.

Y ahora voy a lo que iba: no os penséis que yo escribo por los codos y sin apoyarme en documentos serios y fehacientes. El texto que he escrito me lo inspiró un libro que leí hace ya algunos años, publicado por

LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA en 1991:
ENRIQUE MONTERO CARTELLE:
EL LATÍN ERÓTICO
Aspectos léxicos y literarios

Fue este libro la base de la Tesis Doctoral, sostenida el 18 de Diciembre de 1973, en la Universidad de Santiago de Compostela, ante el tribunal presidido por el Dr. Don Lisardo Rubio Sánchez [R.I.P], el mejor Latinista que conozco en España, acompañado de cuatro eminencias más en Filología Latina.

Es un libro que vale la pena leer.
Finalizando, me atrevo a decir que puede darse el caso de que leer esto haya sido un coñazo para más de uno, y de una, pero también debe quedar claro que mi intención es que fuera un texto divertido y cojonudo. Y es que yo soy de Granada, y, ya se sabe, los de Granada, somos la polla en vinagre. Y, si alguien no se lo cree, que se lo pregunte a Doña Nazaríes, que de Latín, como ha dicho ella, no entiende ni un coño, pero la gracia y el desparpajo que tiene son cojonudos.

44 comentarios:

Laslo a Sotavento dijo...

Yo, mirándola a los ojos, luego a las tetas y después bostezando y mirando a la pared, le hubiese dicho:
-A las pruebas me remito.

un saludo.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Atónito estoy ante tanta erudición conejera y cunicularia.
Ahora mismo voy a sumergirme en el Corominas, a ver si saco algo en claro.
Abrazos.

Monsieur de S-F

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Supera, Don Antonio, cada día mi capacidad de asommbro. Mi admiración ante tanta erudición...

Al lado de sus disertaciones filológicas muchos estudiosos reconocidos del erotismo quedan a la altuar del betún... Ya le gustarñia a Bataille hilar tan fino como usted, amigo mío.

UN fuerte y admirado abrazo.

García Francés dijo...

D. Antonio, le felicito por su entrada que es, cómo no, ¡la polla! Enhorabuena, amigo.

García Francés dijo...

D. Laslo, ¡que placer encontrarle por aquí de nuevo! Me alegra saludarle, querido.

Hay capotes feministas a los que un caballero no debe entrar nunca, querido.

Saludos muy cordiales, amigo mío.

García Francés dijo...

Monsieur de Sans Foy, he oído llamar de muchas maneras a ESO.

Las más corrientes chuminillo, papacheco y parrús, pero nunca había leído que alguien lo llamara corominas.

Sumérjase, sumérjase, y disfrute. Mire que son sofisticados ustedes loa afrancesados.

Muchos abrazos, amigo mío.

Ignacio dijo...

Te daria la respuesta, que de tan obvia se cae, pero prefiero segfuir la evolución de tus estudios.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Alfredo,

Tengo que felicitarlo encarecidamente por la edición tan exquisita y tan cuidada que ha hecho del texto que yo le envié. Las imágenes son como un milagro que adorna el texto y lo enriquecen en gran manera. La verdad es que tiene Vd. un arte para las imágenes que es imposible de igualar. A Vd. tendrían que darle un premio de fotografía. Además, las imágenes tienen la cualidad de que encierran un sentido del humor y una ironía muy finas, de forma que uno se siente muy cómodo leyendo el texto –aunque sea inmodestia por mi parte decirlo- y haciendo las pausas correspondientes, para regocijarse en las imágenes.

Bueno, Don Alfredo, que le estoy más que agradecido por el interés que ha puesto en todo esto, y que, me digo yo, para eso están los amigos.

Que Vds. todos, divertidos y cultos lectores y lectoras del Blog Revista de Don Alfredo, se lo pasen bien, y se rían un poco, que ahora estamos en Las Fiestas, y Las Fiestas son para divertirse.

Para que Vds. sepan algo que seguramente ya sabían:

Navidad [Nacimiento] procede del Latín nativitatem > nativitate > nativitat > natividad > navidad.

¿A que se sienten Vds. mejor ahora que saben eso de que La Navidad es el Nacimiento de Cristo?

Finalmente, Don Alfredo, tengo que decirle que Vd. ha hecho una obra perfecta, cumpliendo sensu stricto, ad pedem litterae, y gratis et amore, con la norma horaciana que preside mi humilde espacio:

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343).
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

Pues que Vds., todos y todas, se diviertan y lo pasen bien.

Un fraternal y Navideño abrazo, Don Alfredo, amigo mío

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Laslo a Sotavento,

Es un placer saludarle, y más siendo Vd. el primero en comentar. Como se dice en Matemáticas, El orden de los factores no altera el producto.

Lo importante es mirar, las tetas, los ojos, la entrepierna, lo que sea, el culo mismo. El resultado será siempre que ellas están más que buenas.

Reciba un afectuoso saludo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Monsieur de Sans-Foy,

Vd. no se anda con chiquititas. Vd. quiere ir preparado por la vida. Se va nada menos que al Corominas. Ya estoy temblando, porque es casi seguro que Vd. me va a encontrar algún lapsus, pero estoy preparado, porque tengo mi arma Latina: Errare humanum est.

Le envío un abrazo poético,

Antonio

Nazaríes dijo...

A ver D.Antonio le digo otros sinónimos:

"el higo" "el pepe", mi mami le dice "el culo de delante"...

También se le puede llamar "bollito" y una amiga lo llama "el monchi"..

Su entrada es la polla,le felicito,aunque ya sabe que hay cosas que no entiendo un coño....


Ahhh y gracias por sus halagos y menciones,D.Antonio de verdad... y a D.Alfredo decirle que muchaaaaasss graciasssss por poner otra vez a ese chico tan mararviyozo, ahí entre esas sábanas blancas!!!!!!!!!! Por Dios a estas horas ver esas cosas!!!


Chumendos D.Antonio,muchos chumendos!!!!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Don Rogelio, amigo mío,

Aquí la admiración es mutua. Vd. sí que es un erudito. Cuando Vd. se pone a hablar de Música, pues eso, que uno se queda boquiabierto. Y, después de saber que Vd. podría ser perfectamente Controlador Aéreo, ya es que no encuentro palabras.

Sólo le queda que las féminas del Blog Revista le digan que es Vd. tan guapo como ese Controlador que sale por las televisiones. En ese caso, ni el mismo Adonis podría competir con Vd.

Reciba un abrazo musical, y cojonudo.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Alfredo,

Puede que mi texto sea la polla, pero la edición que ha hecho Vd. y las imágenes que ha instalado ya no tienen parangón. Eso sí que es la polla: ni pollas, que añadiría un Granaíno, y, si no, que nos corrija Doña Nazaríes.

Un abrazo, Don Alfredo. Es Vd. cojonudo.

Antonio

el papa negro dijo...

CONEJO (Entre paréntesis)

El paréntesis

Lo menos bello y más apetecido,
lo más oculto y menos ignorado,
aquello a que el deseo aspira osado
e invisible es gozándolo el sentido:


aquel coral, aquel rubí partido,
aquel no sé qué hermoso imaginado,
aquello que, a la fuerza contrastado,
a sangre rompe el gusto más rendido:


por lo que muere el hombre y nace el hombre;
lo que trueca las ansias en placeres
por quien pierde la fama su renombre;


que imitando a la Luna, si lo infieres
tienes meses y días sin que asombre,
el paréntesis es de las mujeres.

Juan Carlos dijo...

¿Por qué las feministas tienen tan poco sentido del humor?
Pero gracias a ello he leído un artículo interesante y lcon sentido del humor.
Viene bien después de enterarse que el Gobierno y Sinde nos quieren clavar una ley impuesta por Usa y sin debatirla,
Gracias y salu2

Javier dijo...

Pues yo, después de leer esto, sigo sin saber qué coño es un conejo. Si es lo que yo me pienso, más que conejo es liebre, al menos para mí que no cojo uno ni de coña (femenino de coño).

Un abrazo y ¡Feliz Navidad!, aunque sea sin conejo (los conejos ya nos los comimos hace varios años, cuando la no crisis).

García Francés dijo...

Gracias por sus palabras sobre la edición, D. Antonio. Su texto no merece esfuerzo menor, amigo mío.

García Francés dijo...

Sabía que usted agradecería esa imagen, Dª Nazaríes, es un esplendor, en este caso no "en la hierba" sino, más bien, "en la paja".

Mis abrazos para usted, amiga.

García Francés dijo...

Mi afecto para usted, D. Antonio. Estoy encantado con su satisfacción, amigo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Ignacio,

No entiendo nada de lo que dice, ni cuál es la pregunta, ni la respuesta que no nos da, ni a quién se dirige Vd.

¿Será que ya no me aclaro ni yo?

Reciba un afectuoso saludo, y, por favor, sáquenos de dudas.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Señora Doña Nazaríes,

Vd. sola tiene más gracia y sal que cuarenta o cuarenta mil juntas. Para que todos nos aclaremos, resumo los sinónimos que da Vd.:

el higo, el pepe, el culo de delante, el bollito, el monchi.

Otros: la concha, la almeja, la sonrisa vertical, la mata, el matojo.

Luego están los finolis, los que dicen la vulva. ¡Menuda pedantería!

Muchas gracias, Doña, por decir que mi texto es la polla. Para un Granaíno como yo, es el mejor halago que puede haber, ni pollas.

Un abrazo, Doña Nazaríes.

Antonio

García Francés dijo...

Como siempre usted acojona, D. Papa Negro. Acojona para bien.

Sólo falta algo, por incordiar un poco, y es que me gustaría saber el autor de tales versos. ¿Algún erotizado poeta amigo suyo? ¿Quevedo?

Tremendo soneto, le felicito por estar siempre al quite y por recordar que aquí se le aprecia, amigo mío.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Don Papa Negro,

¡Menudo poemazo nos ha regalado Vd. sobre el conejo! Vd., bajo esa apariencia y pseudónimo eclesiástico y clerical, es, en realidad, creo yo, la reencarnación de un genio de la poesía y del buen gusto.

Vd se merece el Paraíso. Es Vd. un aspirante a la Inmortalidad de los Genios.

Muchísimas gracias por enriquecernos a todos con ese poema y alegrarnos la vida.

Ahora sólo falta que venga Don Monsieur Sans-Foy y le dé el visto bueno.

En atención a su pseudónimo, ahí va eso:

Roma locuta, cuasa finita.
Roma ha hablado, la causa está concluida.


Le envío un afectuoso saludo.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Perdón, Don Papa Negro. Me he equivocado en la frase latina. Debe ser:

Roma locuta, causa finita.
Roma ha hablado, la causa está concluida.

García Francés dijo...

D. Juan Carlos, seamos sinceros, hay feministas algo heterodoxas que sí son simpatiquísimas igual que los ortodoxos cumunistas tenían fama de ser unos pesados insoportable.

De todo hay en la viña del Señor. Del Gobierno no se queje demasiado que nos militariza el Blog REVISTA en menos que canta un gallo. Abrazos, amigo mío.

García Francés dijo...

D. Javier, lamento se sequía conejera pero le felicito por la imagen de la liebre huidiza.

Efectivamente, las granjas están produciendo millones de conejos, desde que en el 2007, en plena NEGADA crisis, algún hijoputa del Gobierno decidió propinárnoslo para alimentar en Navidad a una población que no ha pillado un solomillo desde "antes" de IN ILLO TEMPORE.

Abrazos, amigo mío.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Señor Don Juan Carlos,

Todo el mundo lo sabe: entre las mujeres las hay femeninas y feministas, y, entre las feministas, las hay militantes y simpatizantes. Dentro del género de las feministas militantes, pienso yo que el sentido del humor y la ironía no existe: en el hombre no ven a un compañero, sino a un enemigo. Si esta forma de pensar se expande y se extiende, pienso yo que no nos harán falta más enemigos para que desaparezca la especie humana. En unos cuantos decenios, ya no quedará ni rastro.

En cuanto a esa Ley de la que habla Vd., y la forma de aprobarla, pues ¿qué le voy a decir? Ya estamos más que acostumbrados a que sean los Estados Unidos los que mandan en España.

Reciba un afectuoso saludo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Señor Javier,

No me diga Vd. que no sabe lo que es un conejo, que no me lo creo. Tampoco nos va a dar Vd. gato por liebre, que son cosas diferentes. Y no se haga Vd. la víctima, porque todos estamos más que seguros de que algún conejo se habrá comido Vd., de los unos, o de los otros.

A ver si viene alguien más entendido que nosotros y nos explica por qué coña es el femenino de coño.

¿No será porque, entre los coños, los hay que son muy juguetones y tienen mucha gracia?

Reciba Vd. un afectuoso saludo, y, por favor, cómase algún conejo, de los unos o de los otros, que, tal como están las cosas ahora, no es tan difícil.

Antonio

Javier dijo...

Es usted muy divertido, don Antonio. Si me permite la observación. Por supuesto y por añadidura a todos esos adjetivos académicos con los que le regalan los oídos y a los que yo me sumo.

Yo no tengo la menor idea en filología o semántica pero, al margen de ello, tengo la dulce suerte de conocer todo lo que es relativo a la vida, venturas y desventuras de tan codiciados elementos. No solo profesionalmente, que también.

Por ello, le añado otra observación. En este post y a través de tan ocurrentes comentarios como abundan se percibe en el ambiente un intenso olor hormonal que bien pudiera representar, en la mayoría de los casos, una puberal aceptación de su fino ingenio.
Ese olfato que tan acertadamente evoca usted en la sutil memoria de las pituitarias más selectas y leidas.

Un admirado saludo.

García Francés dijo...

D. Antonio, le acaban de hacer el mejor regalo. D. Javier le llama divertido. Es de mucho agradecer.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Javier y amigo Don Alfredo.

Después de lo que acabo de leer de Vds. ambos, ya no hace falta que me toque el Gordo de la Lotería. Estoy más que satisfecho de sus palabras. Vds., ambos, me llaman divertido. Pues eso, que muchas gracias a Vds.: me quedo con la palabra y no la rechazo. ¡Coño! Ahora resulta que soy divertido también. ¡Cojones! Y eso tiene mucho mérito cuando procede de dos eminencias tan sólidas con lo son Vds., ambos.

Vamos, que ya tengo abuela, y por partida doble. Además, hoy he aumentado mis conocimientos al respecto: me han llegado por comentario en el blog dos sinónimos, no sé si de polla o de coño. Son éstos: toto y morcón.

Vienen de un grupo muy divertido, que se llama RITMO RANCIO, que son nada menos que de Málaga, auténticos boquerones, boquerones en vinagre, que diría un Granaíno como yo.

Reciban Vds. ambos un afectuoso saludo, y que les toque el Gordo de la Lotería. ¡Coño! Y que también me toque a mí.

Un abrazo,

Antonio

el papa negro dijo...

Don Antonio : El papa negro no solo es eclesiástico y jesuítico sino padre procreador de insigne saga de matadores de toros , "los Bienvenida" (en esa localidad cercana a mi pueblo nació el gran Don Manuel Mejias Rapela). Sirve pués , y según convenga, para un roto o para un descosido .
La autoría del soneto es controvertida : Unos la atribuyen a Quevedo y otros (Lopez Barbadillo) a Fray Damian Cornejo... que pudiera ser un alter ego del gran genio.
Convenga conmigo que para el caso
no procede esforzarse en separar "el grano de la paja" , dicho sea con toda intención.
Mi deseo es que les haya entretenido y poner de manifiesto que en otros gloriosos tiempos el lenguaje no era estupidamente "correcto" como el actual que nos aflije.
Agradezco su hospitalidad Don Alfredo. Un saludo

Javier dijo...

Amigo D. Antonio, paso a explicar lo de la coña: Si el coño es el conejo, la coña es la coneja; por tanto, puesto que la coneja pone conejos no cabe duda de que la coña debe ser la ponedora de coños. Llámese madame, o madama, por ejemplo (para el caso que nos ocupa es lo mismo).

Un abrazo y espero que su curiosidad haya sido satisfecha con mi explicación. ;)

García Francés dijo...

D. Antonio, celebro que le haya gustado ser tildado de divertido, por supuesto, además de ingenioso. Creo que nada mejor se puede decir de su exclente entrada.

Esté atento porque esta noche va a llevarse una sorpresa. De Lotería hablamos dentro de un rato que las noticias son muy chungas. Con mi afecto, querido amigo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Alfredo,

Está Vd. de un cachondeo que no puede con él. No me extrañaría nada que Don César le hubiese enviado a Vd. las dos docenas de tintos que le llevo pidiendo yo y que, para fastidiarme, se las haya enviado a Vd.

Si el caso es ése, pues eso, procure Vd. disfrutarlas con moderación con sus seres más queridos, y, en cuanto al pago de lo que corresponda, yo me encargo: le envío a Don César dos o tres docenas de frases en Latín, y que decida Dios, o que se lo pague directamente Dios.

Me encanta y me subyuga este sentido del humor tan refinado, y más ahora que estamos de Fiestas.

Un abrazo, Don Alfredo.

Antonio

PACO HIDALGO dijo...

No hay nada como D. Antonio, para explicar las relaciones entre coños y conejos y sus orígenes en la lingua mater. Deseando estoy de encontrar ese librito del Latín erótico. Solo saludaros y desearos unas felices fiestas y mejor año nuevo, lleno de conejos, muchos conejos. Un cordial saludo desde ArteTorreherberos.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Paco Hidalgo,

Como veo que le interesa el tema, mientras se hace Vd. con EL LATÍN ERÓTICO, de la Universidad de Sevilla, puede Vd. encontrar recursos en Internet sobre el mismo tema.

En mi mismo blog, hay una edición dedicada a los Epigramas Priapeos de Marcial, a la que puede acceder Vd. desde aquí, si lo desea.

Si quiere Vd. un buen estudio del vocabulario erótico de Marcial, lo puede leer en:

Filomena Fortuny Previ, MYRTIA.
Rev. de Filologia Clásica de la Univ. de Murcia. 1988:

Primera Parte
y
Segunda Parte

Espero y deseo que Vd. se divierta y se lo pase bien. Al mismo tiempo le deseo unas Felices Fiestas.

Antonio

RITMO RANCIO dijo...

D. Antonio:
Muy agradecidos por hacer la referencia a nosotros, RITMO RANCIO, como grupo divertido malagueño.
Lo primero puede ser, al menos lo intentamos, pero lo segundo no es exacto. Le comento: somos del Sureste: Murcia, Cartagena, Lorca, Orihuela y Almería también hay dos "Granaínos". El malagueño es un amigo que no es del grupo.

Hablando de pescados, le diré que a los Cartageneros nos llaman "Aladroques" y a los Murcianos, "Barrigas verdes".

Respecto de los términos, a que hacía referencia, le aclaro, que TOTO es el COÑO y que MORCÖN es el PIJO (murciano) o la PICHA (cartagenera).

El TOTO, creo se dice en algunos lugares de Málaga, precisamente( al menos, el amigo malagueño así me lo dijo). MORCÖN debe ser la síntesis de pijo y picha, pero habría que investigarlo.

En fin D. Antonio, en cualquier caso le reiteramos nuestro agradecimiento por mencionarnos en su sabroso comentario.

Un abrazo

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Comentario de RITMO RANCIO en su blog.

D. Antonio:

Muy agradecidos por hacer la referencia a nosotros, RITMO RANCIO, como grupo divertido malagueño.

Lo primero puede ser, al menos lo intentamos, pero lo segundo no es exacto. Le comento: somos del Sureste: Murcia, Cartagena, Lorca, Orihuela y Almería. Ttambién hay dos "Granaínos". El malagueño es un amigo que no es del grupo.

Hablando de pescados, le diré que a los Cartageneros nos llaman "Aladroques" y a los Murcianos, "Barrigas verdes".

Respecto de los términos, a que hacía referencia, le aclaro, que TOTO es el COÑO y que MORCÖN es el PIJO (murciano) o la PICHA (cartagenera).

El TOTO, creo se dice en algunos lugares de Málaga, precisamente (al menos, el amigo malagueño así me lo dijo). MORCÖN debe ser la síntesis de pijo y picha, pero habría que investigarlo.

En fin D. Antonio, en cualquier caso le reiteramos nuestro agradecimiento por mencionarnos en su sabroso comentario.

Un abrazo

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Veo, con satisfacción, que Don Alfredo ha dado salida al comentario de RITMO RANCIO, que yo le envié también, porque no lo había visto publicado todavía, cuando en realidad RITMO RANCIO también lo había enviado.

Bueno, así los blogueros lo leerán dos veces, como mínimo, y es que vale la pena, porque RITMO RANCIO son un grupo de personas de lo más divertido, y bien vale la pena.

Saludos a todos.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Hoy estoy de enhorabuena. He recibido, por esta publicación, el Premio BILIS CLUB del Blog Revista de Don Alfredo García Francés. Sepan Vds. que la palabra BILIS procede del Latín BILIS, y es citada, entre otros, por Cicerón, Plinio El Viejo, Juvenal. Estoy más que contento. Aunque Don Alfredo sea amigo mío, y Presidente del Tribunal que lo otorga, quiero que sepan Vds. que el Premio se debe exclusivamente a mis méritos, y no es que yo peque de inmodestia, sino que estoy más que convencido de que me lo merezco. Y ahora me pregunto, ¿para qué coño sirve este premio? Ya me imagino yo que el NOBEL, comparado con éste, queda bastante atrás. Ya verán Vds.: dentro de doscientos o trescientos años seré recordado por este premio.

Una vez concedido el premio, y sin que nadie pueda ya sospechar de enchufe o soborno, le planteo a Don Alfredo esta pregunta:

¿A dónde quiere Vd. que le envíe el jamón que le corresponde?.

Don Antonio Martín Ortiz

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Señor Don Papa Negro (Y lo escribo con mayúscula, porque tan alta Dignidad, Eclesiástica y Jesuita, bien merece una atención),

Sepa Vd. que nos ha satisfecho plenamente con su comentario, lleno de erudición, aunque no nos saca de la duda sobre la autoría del famoso Soneto.

Sepa Vd. que tenemos todos la opinión de que Vd. es un hombre divertido, al que le sobra Cultura y Conocimientos.

Lo que a mí en concreto me intriga es ese pseudónimo tan fúnebre que ha escogido Vd., porque lo de Papa Negro tiene miga. Ya los Papas, de por sí, tienen miga. Si a ello le añadimos la Nocturnidad de su pseudónimo, es que nos quedamos en ascuas. Aquí sí que convendría separar el trigo de la paja, y sea dicho ello también con segundas intenciones.

Pero, ateniéndonos a su excelso pseudónimo, suponemos que detrás de él habrá instalado un hombre de altas cualidades y sobrada Eminencia.

Si es Vd. de los que, por su Santidad, tienen acceso a Dios, tenga Vd. un recuerdo para todos nosotros, los pecadores mortales que llenamos este mundo.

Le envío un afectuoso saludo, que ruego haga extensivo a todos los que, con Su Santidad, disfrutan de la compañía de Dios.

Un abrazo,

Antonio, ateo para más señas.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Mi gran amiga Carmen Pascual que, con el pseudónimo de Carmen sabes, tiene tres blogs deliciososs,

IMAGINA Y CREA
POESÍA Y ARTE
Y PLACERES VISUALES

me envía un comentario que, por su exquisitez y elegancia, bien merece figurar en primera página:

Estimado Antonio, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, enhorabuena por ese premio, maravilla entre los premios el tuyo, ¡enhorabuena!

Por lo que se refiere a la materia que nos ocupa, cómo no recordar las palabras inspiradas y ya míticas de Henry Miller en "Trópico de cáncer":

"Hay coños caníbales, que se abren de par en par como las mandíbulas de la ballena y te tragan vivo; hay también coños masoquistas, que se cierran como las ostras y tienen conchas duras y quizás una perla o dos dentro; hay coños telegráficos, que practican el código Morse y dejan la mente llena de puntos y rayas; hay coños políticos, que están saturados de ideología y niegan hasta la menopausia; hay coños vegetativos, que no dan respuesta a no ser que los extirpes de raíz; hay coños religiosos, que huelen como los adventistas del Séptimo Día y están llenos de abalorios, gusanos, conchas de almeja, excremento de ovejas y, de vez en cuando, migas de pan; hay coños diversos, que se resisten a cualquier clasificación o descripción, con los que te tropiezas una sola vez en la vida y que te dejan mustio y marcado; hay coños hechos de pura alegría, que no tienen nombre ni antecedente y son los mejores de todos, pero, ¿adónde han ido a derramarse? Y, por último, existe el coño que lo es todo y vamos a llamarlo supercoño, pues no es de esta tierra, sino de ese país radiante adonde hace mucho nos invitaron a huir: el País de la Jodienda, que es donde vive el Padre Apis, el toro profético que se abrió paso a cornadas hasta el cielo y destronó a las deidades castradas del bien y el mal."

Ha sido un verdadero placer llegar a tu ilustrada entrada.

Un abrazo, querido Maestro.

el papa negro dijo...

La autoria del soneto ("El paréntesis": Lo menos bello y más apetecido...) se atribuye a Fray Damian Cornejo , franciscano palentino , afamado confesor de monjas donde debió aprender a guisar conejos.
Lo puede encontrar en "Cancionero de amor y de risa" de López Barbadillo , reeditado por Akal en los años 70. También en "Floresta de poesias eróticas del Siglo de Oro"...
(Lo he encontrado también atribuido
a Don Juan Vélez de León y , cómo no a Quevedo al que se le endosa cualquier ripio de la época).
En cuanto a mi pseudónimo , tómelo más por lo taurino que por lo eclesiástico...
Servidor no es cojo como el verdadero Papa Negro pero el miedo (otra forma de invalidez) me impide bajar de "la tapia" y tirarme a los ruedos...
Me queda ser patriarca e inductor
de una aficionada que torea por estos lares.
Un saludo cordial

Related Posts with Thumbnails