...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

jueves, 20 de enero de 2011

Follar a tope, sin aspavientos, en el clandestinísimo Hotel Zouk

A un mes de la Nochebuena ya podemos olvidar que hemos deseado ser buenos. Una vez pasados los villancicos, los abetos y los regalos navideños, toca ser tan traviesos como siempre. Así que, si esa es su ilusión, rompan a follar como locos. Poner cuernos a los extraños siempre gusta. Pero, ojo, a veces no es gratis y, a menudo, resultan dolorosos. Si se deciden, luego no digan que no les advertí del peligro.

Se acerca San Valentín y todos los HOTELES ROMÁNTICOS despliegan su marketing más "cutremeempalagoso" para los enamorados. Y para los que, no siendo libres, simulan tiernos noviazgos. Hay tiempo. Si se atreven, vayan preparando su escapadita clandestina y su mejor coartada.

Los viejunos de mi edad, en España al contrario que en Colombia, nunca han utilizado los hoteles-moteles como "apagafuegossexuales". Lo habitual, ha sido el aquí te pillo, aquí te mato. El asiento trasero del utilitario en invierno y el capó en verano, un portal acogedor, contra la cálida máquina del café o la fría tapia del cementerio y, para los afortunados, una cama prestada aún tibiamente revuelta.

Por eso, en el París “sesentayochiano”, me conmovió que las casadas celebraran sus encuentro furtivos en los hoteles. El clásico adulterio de “cinco a siete”. La happy sex hour. La hora de los polvos con los amantes y, después, la de llegar a casa achacando el retraso al exceso de trabajo.

Hoy he visto la publicidad de un famoso hotel de Madrid diseñado únicamente para FOLLAR. Las habitaciones se pagan según marca el jodímetro, industrialmente, a tanto la hora. Un sitio sin ambigüedades. Sólo para empujar. Un puti club sin profesionales donde cada uno se lleva su propia menda.

¿Está claro, verdad? Pues siempre hay panolis que reservan habitación para una velada romántica con su novia formal. Tiene huevos. Cualquier sitio es bueno para echar un polvo con la novia, con la amante o con una desconocida. Pero, si pide habitación en un hotel donde todos van subrepticiamente, al menos, no se ponga empalagosón. Dígaselo claro a la chica: “Nena, vamos a hacer guarrerías donde nadie quiere ser visto, ¿a que mola?”.

Porque se trata de un hotel en un polígono industrial, en el que se entra, se paga y se sale, sin ver un ser humano y al que para llegar hay que sortear un tráfico camionero de puta madre en la salida de Madrid por la A2 hasta Alcalá de Henares, esquina con la gasolinera, más o menos, allá por donde encularon a Judas Iscariote.

En todos los hoteles se mete. Pero en éste es tan evidente que si le acompaña a usted una aficionadilla algo sentimental, no su habitual morbosa desviada, puede que se sienta ligeramente incómoda. Imagine como impresionará el lugar a esas chicas que se liga usted en la catequesis.

Para evitar decepciones, mejor ir con muchachas que no se llamen a engaño. Veteranas bien bragadas a las que diviertan los condones, los látigos, los juguetes sexuales, los jacuzzis y las enormes camas redondas con colchones de agua y espejos. Descaradillas que culeando clavan los tacones en el techo, que rompen con el culo los travesaños de la cama y con las que hacer saltar las alarmas antiincendio con el humo de los condones abrasados. El sitio es ideal para ir con la novia de un narco si gusta usted de las emociones fuertes.

Por lo demás, los jacuzzis siempre me han parecido para traquetos y me dan algo de asquito. Si se trata de follar en el agua, invite a su novia a San Andrés y pongan a punto de ebullición el agua del Caribe. Si no puede abandonar Madrid, no sea hortera y hágame caso, el Ritz y el Palace, son apuestas seguras aunque algo demodés. El Urban, en San Jerónimo, El Orfila tan parisino, los AC Palacio del Retiro y Santo Mauro. Cuestan lo mismo que el Zouk, son chic y se evitan ustedes el turismo poligonero.

Intenten ser fieles pero, si no logran esquivar la atracción fatal, disfrúten con clase y sin remordimientos, elijan bien sus parejas y eviten los desnucaderos.

24 comentarios:

aspirante dijo...

Hay que ver lo que se aprende visitando este blog.

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Las cosas no están tan mal, nos tenemos, para qué más, hagamos pues un uso racional unos de otros, y en el mejor de los casos compartido, que resulta siempre más gratificante.
Tomemos en lo que aún podemos que no es poco, en una palabra, compartámonos en aquello de lo que aún disponemos y seamos en ese acto todo lo que en otros no alcanzamos a ser.
Benditas palabas las suyas que nos elevan en el vértigo del deseo a esa condición aún no enajenada ni quizá tampoco alienada, para que nos reconozcamos como lo que somos y no por eso que nos nombra por nuestro nombre y dirección, sin querer saber de nosotros y queriendo que ni nosotros mismos queramos saber.
La crisis va en bolas pero no pone, la lencería del aliento que se hace seda en el vivo mirar del deseo sí, ¡vaya que sí!, y siendo así porque andar desnudos de impulsos y sentimientos, vistamos para mejor desnudarnos y en ese incomparable afán reconozcamos sin más ambición que la de poseernos sin tregua.
Gracias amigo por su entrada, a la que le viste de lujo la ropa interior.
Reciba un fraternal abrazo.

Javir dijo...

Pues nada, D. Alfredo, al lío. ¡Y ya!. Mire usted que con cambiar las sábanas y ponernos unas gotitas de Varón Dandy se nos van cayendo los días, y no estamos para esos lujos que en un plis-plas nos metemos en cuaresma y se jodió la jodienda.

Un abrazo

Nazaríes dijo...

Alaaaaa D.Alfredo que chulooooo!!!!me ha encantadooo

Pero hay una cosa que yo me he fijado, y es que antes todo era mas clandestino, porque todo el mundo estaba en sus trabajos, o en su restaurante favorito o tomando café..pero ahora nooo .Ahora todo el mundo esta fuera de sus trabajos, de los bares , de las tiendas etc etc..todo el mundo está en la calle FUMANDO.

Te pueden ver y reconocer..

Un beso clandestino..luego vengo otra vez para contarle una cosa inédita ¿real? ¿ficción? ya veremos...

Cesar dijo...

Yo sólo tengo que decirle, brevemente, como corresponde a las cosas del sexo a ciertas edades, que: !!Qué bien enterado está usted!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Alfredo,

En este espacio no falta de nada: ahora nos da Vd. consejos sobre dónde practicar el sano ejercicio del folleteo. Creo que en época de crisis, lo mejor es abstenerse de Hoteles y similares, que suelen ser caros en exceso, y practicar en su casa, en la de ella, con la intimidad correspondiente, es decir, cuando el marido o el partenaire de ella esté, por ejemplo, en el trabajo, porque aún quedan algunos en España que trabajan.

Yo me apoyo, como siempre, en los míos, en los Romanos. Veamos lo que solía hacer el poeta Catulo que, por lo que vemos, era un buen practicante:

Por favor, dulce Ipsitila mía, mi capricho, mi encanto, invítame a ir a tu casa a echar la siesta. Y, si me invitas, procura una cosa: que nadie eche la falleba de la puerta, y a ti no se te vaya a antojar salir; quédate en casa y prepara para nosotros nueve polvos seguidos. Pero, si piensas hacerlo, invítame en seguida: pues recién comido estoy echado, y, satisfecho, boca arriba, agujereo la túnica y el manto.

Cayo Valerio Catulo, Poema XXXII

Amabo, mea dulcis Ipsitilla,
meae deliciae, mei lepores,
iube ad te ueniam meridiatum.
Et, si iusseris, illud adiuuato,
ne quis liminis obseret tabellam,
neu tibi lubeat foras abire;
sed domi maneas paresque nobis
nouem continuas fututiones.
Verum, si quid ages, statim iubeto:
nam pransus iaceo et satur supinus
pertundo tunicamque palliumque.

Gaius Valerius Catullus, Carmen XXXII

Reciba un abrazo, Don Alfredo, y tenga Vd. en cuenta que, en esto como en todo, como ya decía Aristóteles en su Ética a Nicómaco, "en el medio está la virtud".

Antonio

José Antonio del Pozo dijo...

Sr García Francés: eso, a tope, y con la cope de fondo, que debe dar buen gregoriano; yo creo que el pobre de Murcia (a quien hoy llamo yo el Señor Elefante) al que le han ahostiado los de la extrema iz deberíamos dejarle el primero, como en los trenes de la posguerra. Saludos bloggeros

KIKELIN dijo...

¡Pues si que es Vd. húmedo, D Alfredo! ;0)
Ya publiqué a Angela con un enlace.
Un abrazo

FJavier dijo...

Yo sé que usted nos quiere bien y que en esta entrada no le mueve otra cosa que aliviar nuestro preocupado espíritu de las tensiones terrenales menos libidinosas marcándonos el siempre reconfortante camino del mejor de los placeres. Con la sabiduría que le caracteriza y el buen gusto que gasta nos hace oportunas recomendaciones de hermano mayor, de amigo que como hombre de mundo aconseja bien y para bien.
Tengo que confesarle que con sus palabras ha conseguido rescatar de mi memoria fogonazos de olores clandestinos y olvidados de urgente sexo prohibido, en una época de hoteles más propicios para la épica del anonimato.
Hoy, aun agradeciendo el detalle y sin querer pecar de descortés, le digo que muevo mi cuerpo por un espacio donde sin previo aviso, a uno u otro lado, desprevenidos ciudadanos son sorprendidos por un acto concupiscente de arrebatadora lujuria laboral que les deja con ciertas partes pudendas al albur de la intemperie. Y eso me desmotiva mucho la imaginación de la cosa priápica.
Pero en cuanto la bolsa suba, le prometo que reincido en su consejo y recupero para honra y honor de su amistad cuanto de placer prohibido y necesario encierra el cálido cuerpo de su consejo en una pasión con olor a mujer.
Si aún respiro.

Nazaríes dijo...

Aqui estoy otra vez como le dije, señor Francés .Que pena que no tengo un amante para que me costée una noche clandestina de pasión,en un hotelazo de 11 estrellas por lo menos,esque yo me lo merezco,todo hay que decirlo.

Ayyy en mi vida sólo ha habido cuatro paletos más brutos que un arado...ya sabe "der Sacramonte"...


Paseando entre mis cuevas ,una vez,
de un payo muy apuesto me enamoré
era guapo y con mucho dinero
pero màs bruto que un becerro
También era un poco cateto,(esque era de cortijo y cabrero)

Queriendome agasajar..
me llevò a su morada, y allí
en un apestoso pajar,
quiso volverme a conquistar.

Entre arrumacos y caricias
y un acento muy andaluz
el gran romàntico de decia....
"VENACAPACÀ, REINAMORA
VENACAPACÀ,QUE VOY A ASERTE MIA"

Yo estaba "toíta" "estremecìa" aunque un poco asustada..
porque temìa que se escapara
algùn toro de la manada.

Todo era perfecto,...
hasta que se complicò
cuando el muy bestia
apoyàndose en la reja
me dijo muy excitado...

"ANDA QUILLA,
DESUéLLAME LA OVEJA"

Yo casi me muero
de tal bestialidad
asì que no le "desollè la oveja"
sino que pegàndole una patada en los huevos,y un gran golpe el cabeza
salì por patas de aquel apestoso lugar.

Toda esta situaciòn
me produjo un gran eritema
por el roce de la paja
en mi linda piel,tan blanquita como una perla
y tan suave como la seda.

Desde entonces a todas mis conquistas
le hago un test psicotècnico
y solo lo hago en un buen colchòn,
y si me entra el calentòn
uso el sexo telefònico
que tambièn es una gran soluciòn
porque si algo no te gusta
se elimina al individuo
con solo apretar un botòn.

Otro beso más clandestino D.Alfredo.



PS(aclaración:desollar la oveja:masturbación masculina)..ya he aclarado lo bestia que era mi amante......

Monsieur de Sans-Foy dijo...

¿Esto es el blog-revista de García Francés, o es el Guarringdon Post?

Don Alfredo... Que, a Dios gracias, tiene usted madre... ¡La va a matar a disgustos!

García Francés dijo...

Queridos Revisteros, ya saben ustedes que si no les he respondido no es por falta de ganas ni por pereza, sino porque cada día me resulta más difícil hacer que el seguro avance con las obras en mi campo.

Es una super marca aseguradora que todos vemos cada día en los anuncios de TV.

Dicen su publicidad que cuando usted los necesite le tratarán como una madre pero, si es cierto, estos días me están heciendo sentir como un hijoputa.

Deben estar tiesos y racanean como perros de pelea. Cuando esto acabe ajustaré cuentas con ellos.

Al grano. Hay un dicho cubano que usa mucho Miguel, mi hermano habanero, el papá de ese hembrón que es mi ahijadita la bailarina cubana Marbelys. Sí, la de FAMA.

Marbelys, mi ahijadita

Dice así:

"Arriba, arriba que canta la golondrina y al hombre pobre la cama se lo come". Se lo juro, no me corroe la molicie. De verdad.

Les aseguro que en cuanto tenga un minuto les respondo. Hasta entonces, sé que ustedes me comprenden y disculpan. Muchos abrazos, amigos míos.

Nazaríes dijo...

Pobrecito mi D.Alfredo como se me resfríe,por estar en obras su finca , y ahora que viene una ola de frío superpolarhelado se van a enterar los de la aseguradora!!!!!me van a oir!!!

Véngase a mi cueva,se la arriendo unos días,verá usted como se le olvida todo el disgusto..

Yo le monto una zambra por tó lo arto!!!

D.Alfredo si quiere les mando a mis primos del cursillo del PEPEO, para su obra...son un poco chapuzeros pero muy cumplidores con su trabajo!!!

Javier dijo...

Lo del hotel me lo creo, vaya, pero estas chicas... para mí que no pueden ser ciertas.

Un abrazo.

García Francés dijo...

Celebro que le sirva de algo esta información, D. Aspirante. Y, si no, que le haya entretenido.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Es usted un optimista, D. José Alfonso, esta entrada es de esas que se conocen como "reir por no llorar".

Cada vez que me acuerdo del lodazal en el que chapotea la justicia, del trinque en las cajas de los políticos y sindicalistas que las han arruinado, y del incierto porvenir que le aguarda a Witiza, me tiemblan las canillas, querido.

De ahí, esta pirueta traviesa incitándoles a ustedes los jóvenes aún vigorosos al pecado carnal antes de la Cuaresma. Tiempor tendrán de arrepentirse y hacer penitencia después.

Rompan camas en el desenfreno amoroso, desgarren lencerías, y traten de olvidar que unos personajillos patéticos nos empujan hacia barrancos ayunos de alegrias, ni sexuales ni de las otras.

Gracias austed, amigo mío, por compartir el espíritu de esta entrada, un enorme abrazo.

García Francés dijo...

Disfrute, D. Javir, goce usted que es joven.

Olvide las sábanas y el perfume, y céntrese en lo fundamental, en empujar uerpo a cuerpo hasta que el idem aguante. Eso no se lo podrá quitar nadie.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Vaya, me alegra mucho verla de risueña y feliz de nuevo, Dª Nazaríes.

Sé que le aburren las entradas políticas y económicas y, en cambio, le divierten mis cosas más sensualorras y cachondillas.

A mí también me divierte escribirlas pero, es tanta la mierda que nos rodea que, de vez en cuando, necesito apartarla a puntapiés. De ahí esas entradas tan seriecitas.

Lo que sigue siendo muy clandestino es lo que llaman "el polvo del cura", entre 10 y 11 de la mañana, pregunte, pregunte en su pueblo. Se sorprenderá.

Por eso, porque todo el mundo está en la calle, ha triunfado este hotel. Imposible encontrarse con nadie, no hay recepcionista, no se ve a los camareros, el garaje es privado, enfin, el paraíso de los amantes secretos.

Un abrazo muy grande, Doñita.

García Francés dijo...

D. César, ¡no piense usted que yo a mi edad ando en esos trajines!

Pero me relaciono con jóvenes apasionados, en la flor de la vida, y ellos me cuentan sus aventuras. Sobrinos, primos y vecinos son una fuente inagotable de información y divertimento.

Le envío un gran abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

D. Antonio, que conste en acta, por miedo a la furia de las esposas, novias y amantes oficiales, que yo NO les incito. Soló les doy unas pautas por si ustedes sienten el irrefrenable afán del adulterio.

Y, antes que esto, para entretenernos un poco alejándonos de las ruindades de nuestra situación política y económica.

Efectivamente, la jodienda casera tiene su punto. Ahora bien, nunca está exenta de riesgos. En Paris hube de abandonar un domicilio conyugal, por la puerta de servicio, vestido de señora, con los pantaloes remangados bajo la gabardina e incluso con pañuelo de Hermés en la cabeza.

Coño, D. Antonio, sus alumnos se han debido divertir con usted en clase, me hubiera gustado mucho tenerle de profesor.

D. Cátulo, era y estaba tan cachondo y tan palliumquemente rabiduro como los relutas en la mili y los burros en la feria. ¡Nueve polvos! ¡Qué salud tenía el jodido!

Abrazos, amigo mío, y tiene razón, mantengámonos en el prudente término medio que lo poco agrada pero lo mucho cansa y la pobre Ipsitilla, tras esas siestas, debía quedar cicatrizando.

García Francés dijo...

Usted se merece vivir una de esas aventuras clandestinas, Dª Nazaríes, estoy convencido que tiene candidatos a montones.

Pero su virtud es tan alta como su maravilloso sentido del humor y sé que no caerá en la tentación.

Oiga, cuaro amantes tampoco está tan mal, ¡cuántas quisieran haberse pillado esos peazo catetos! Payos, guapos, con pasta, sementalones y cabreros para que siempre tenido un trozo de queso.

Lo de los pajares, cuadras y graneros, no sé porqué tiene su punto que a todo el mundo caliente, más si el apuesto gañán es tan delicado en sus expresiones amorosas como era el suyo.

Ese "desuéllame la oveja", es decir, "pélamela", merece figurar para siempre en los anales de la literatura oral de este blog.

Sobre lo del sexo telefónico, no la puedo aconsejar porque desconozco esos inventos tecnológicosexuales, pero creo que debia usted incluir una entrada sobre el asunto en ELDEBATILLO.

Le envío mis más afectuosos abrazos, amiga.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Doña Nazaríes,

Podría Vd. perfectamente escribir un libro con sus aventuras, lleno de catetos, cabreros, individuos hombrunos, casi bestias, analfabetos, bien dotados, y con buenas ganas.

Bueno, bueno... a mí me da que todo esto se lo ha inventado Vd., que uno no se ha caído del nido hace dos días, ni siquiera algunos más.

Por lo que se refiere al uso de la telefónía para estos menesteres, yo estoy con Don Alfredo: yo soy demasiado antiguo para utilizar artilugios tan modernos para funciones tan antiguas.

Siga Vd., Doña, explicándonos sus aventuras, que aquí, como se dice en mi pueblo, comer, lo que es comer, no se come uno ni un rosco, pero se pega uno ¡cada panzá de reir!

Un abrazo, Doña, Doñita.

Antonio

Nazaríes dijo...

D.Antonio que yo no me invento náaaaaa que en Graná esque somos muy catetos...usted como vive en Barcelona pues ya no se acuerda!!!pero aquí somos muy brutos!!!

D.Alfredo hay que ver que cosas me pide usted ...sexo telefónico!!bueno bueno tendré que investigar y practicar para hacer un buen reportaje ya sabe que yo siempre contrasto toda mi información...pero lo más importante esque tengo que tener un buen aparato a ver como lo consigo...

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Esto más que una entrada suya ha sido una auténtica salida, la cuarta o la quinta de don Pijote de la Mancha, perdón, quería decir don Quijote, también de la Mancha, por supuesto.

Pero lamento dercirles a todos, con la seriedad y el aburrido decoro que caracteriza a la sección de ELDEBATE, que cuando la vida es sueño -y ciego empujar- la política se convierte en pesadilla de esclavitud y servidumbre voluntaria y en prono traicionero e inmisericorde.

Que la libertad sexual no nos haga olvidar la libertad política, la única verdaderamente colectiva, la de todos... y todas.

Un abrazo.

PD: ¡Qué magníficas entradas/salidas las de sus fieles blogueros! Felicidades.

Related Posts with Thumbnails