...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

lunes, 7 de febrero de 2011

Las autonomías atacadas por la derecha, el centro y la izquierda

Tres noticias monotemáticas concentradas prácticamente en un mes han llamado poderosamente mi atención. No son titulares de primera página pero sorprenden al lector interesado en la política nacional. Todas plantean DEMOLER las autonomías. Con otras palabras. Se las he reunido para ELDEBATE.

Temas, la revista que emplea Alfonso Guerra, como presidente del Consejo de Redacción, para fustigar a Zapatero dice que "debe suspenderse el ESTADO AUTONÓMICO". Es un artículo de Manuel Muela, titulado Una salida política a la crisis española. A continuación pide “la constitución inmediata de un gobierno de emergencia nacional” cuya primera misión sería aprobar una ley orgánica para la “la suspensión de los organismos e instituciones autonómicas”.

Otra de las noticias refiere la aparición de un manifiesto emitido por un centenar de personalidades agrupados en el Foro de la Sociedad Civil, asociación presentada como independiente y que “desde su seria preocupación por España” abogan por “una reforma urgente de la Constitución para resolver las tensiones del actual modelo de las autonomías”. Su premisa es “la recuperación del clima de concordia enrarecido por los grupos nacionalistas que han aprovechado su posición para recabar competencias, produciéndose incluso reformas de la Constitución por la reforma de los estatutos de autonomía», afirma el ex ministro de UCD y presidente del FORO Ignacio Camuñas.

Por el gran eco mediático que tuvo una de estas iniciativas, hecha por José María Aznar desde FAES, la reseño brevemente. Aznar dijo que es necesaria la revisión del Estado autonómico porque "España no podrá competir ni en Europa ni en el mundo con unas comunidades autónomas aspirando a convertirse en mini-Estados". La cosa está mucho peor, o MEJOR, de lo que pensaba. Aparece el pensamiento al margen de la política. ¿Qué les recuerdan en conjunto estas proclamas?

10 comentarios:

aspirante dijo...

El cáncer autonómico ha corroído el cuerpo nacional y devorado todos sus recursos.
Sólo ha servido para crear castas caciquiles y colocar a los amiguetes, creando miles de puestos administrativos totalmente innecesarios.
La descentralización del estado no tiene por qué ser necesariamente negativa, pero para ello todos los actores han de ser fieles a la Nación y al gobierno de la misma.
Aquí sólo ha servido para alimentar a la bestia disgregadora y acrecentar su ego.
En casos como el catalán y el vasco (pero no exclusivamente) parece que las autonomías no formen parte de la administración del estado, sino que son enemigos irreconciliables del gobierno central, al que no admiten una sola sugerencia, no digamos una ley, expertos como son en burlarlas e incumplirlas.
Bueno es que surja el debate, aunque todos los partidos sin excepción han atacado a los que han opinado de estaa forma.
Si hicieran una consulta popular sobre el tema se vería que los partidos andan muy alejados de lo que queremos los ciudadanos.

García Francés dijo...

D. Aspirante, estando de acuerdo en su exposición me quedo con los dos últimos párrafos de su comentario.

Efectivamente, los dos grandes partidos atacan a quiene se han descolgado de la doctrina:"Autonomías buenas". También coincido en que los partidos no es que no se enteren del clamor popular en contra de esta juerga costosísima, sino que se la trae floja lo que piense la peña.

Ellos a su bola, a sus pactos, sus empleítos y a manifestarse lo más xenófobos posible con los españoles.

Todo lo cual me lleva a pensar que estos partidos que nos ignoran o cambian, lo cual me resulta imposible de creer, o no merecen que sigamos alimentándolos en su estupidez y egoísmo.

Un abrazo grande, amigo mío.

Javir dijo...

Don Alfredo, soy -y sea lo que Dios quiera- de los que no cree que los terruños tengan derechos o libertades. Son éstos, valores de uso exclusivo de las personas. Y más: de las personas de manera individual, de los individuos, que uno más otro conforman una sociedad libre.
No me molestarían, por tanto, las CCAA como herramienta de descentralización administrativa. Otras cosas, ensoñaciones y leyendas locales, ya me aburren.
Quizá, quizá, ¿por qué no?, tendríamos que plantearnos una reforma de la ley electoral.

No sé, digo yo. Un abrazo

Javier dijo...

Entro aquí para decirle, D. Alfredo, que ya he terminado de leer su libro "Balas de Carmín". Gracias a su lectura ha conseguido que cada vez que vea a una chica bonita como Lany, cambie de acera, no vaya a ser... (Lo de cambiar de acera lo digo sin segundas).

Un abrazo.

Cesar dijo...

Creo que la figura autonómica podría seguir siendo válida..."con cabeciña". Ya lo decía D. Manuel Fraga hace 20 años, administración única. El gato es muy mayor, Sr. Francés, no se dejará poner fácilmente cascabeles.

García Francés dijo...

D. Javir, entiendo lo que dice y lo comparto. En una nación, en teniendo libertad sus habitantes, la tierra no precisa más cosa.

No sé si se lo habrán dicho alguna vez pero, su manera de pensar, ya gran pecado, es la de un "liberalazo de cohone". Ándese usted con cuidado, querido, que no está el tiempo para filigranas.

Me temo que para un cambio en la ley electoral aún habremos de llorar mucho antes de que nos prometan que algún día mamaremos.

Con mi afecto, amigo mío.

García Francés dijo...

Había entendido lo de las aceras, D. Javier, espero que además de prevenirle contra las "viejas" lindas mi libro le haya entretenido.

Gracias por su confianza, amigo mío, un abrazo grande.

García Francés dijo...

Usted siempre ppone a cabeciña en sus comentarios, D. César.

Pero usted lo dice, al "hijoputaelgato" ya no se le puede engatusar. Es un cabronazo de tigre, huele como tigre y muerde como tigre. Y son varios. Es un asunto para el gran cazador blanco.

Con mi mayor afecto, querido amigo.

FJavier dijo...

En este tema les confieso que mi optimismo es casi inexistente.

De verdad cree alguien que una casta política que ha priorizado descaradamente sus intereses sectarios por encima de los del Estado, que ha sido capaz de desnaturalizar el espíritu de la Constitución y el de la Justicia, que ha despreciado y utilizado a los ciudadanos engañándolos desde la más absoluta impunidad, puede liderar un cambio en profundidad de tales características estructurales ahora.

Hundidos en lo económico, sometidos en lo moral, divididos y arruinados en lo cultural, bajo el sálvese quien pueda de este río revuelto y enfermo de ausencia de garantías y futuro, lo que en otros tiempos fue nuestra alma ha sido vendido al diablo de unos intereses particulares de los que las autonomías son sólo una pequeña evidencia de este reparto minifundista y cuyo calado y dimensiones aún distan mucho de ser evidentes.

Nos han endeudando hasta las cejas respecto a nuestra propia dignidad y estamos muy heridos, ya nadie fía a nadie y cualquier medicina aparenta muy dolorosa.

¿Quién dispone de la autoridad moral imprescindible para liderar ahora esta necesaria transformación?

Lato sensu, cassus belli.

García Francés dijo...

D. Javier, usted me va a perdonar pero no puedo publicar su comentario Sobre Balas de Carmín porque en él me destripa usted el final.

Discúlpeme pero lo hagao por aquellos que aún no la han acabado de leer. Mil gracias por sus palabras, amigo mío, y si quita un par de palabras se la publico encantado.

Related Posts with Thumbnails