...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

sábado, 12 de marzo de 2011

En tetas en el altar de la capilla, gritan "arderéis como en el 36"

En las Universidades españolas algunos estudiantes han declarado la guerra a Dios. Por ejemplo, en la Complutense de Madrid. Pintadas (arderéis como en el 36), insultos (cerdos, apartad vuestros rosarios de mis ovarios), empujones a los curas... El capellán de Psicología intentó controlarlos. Pero 70 bestias, son muchas.

Las hembras se empelotaron en el altar, hicieron un simulacro de rollo bollo y se fueron encantadas después de haberles jodido la misa a los “fascistas meapilas”. Vamos a quemar iglesias, tralalá... vamos a quemar conventos, tralalá...


Los "come curas", alegres y combativos miembros de la asociación anticapitalista Contrapoder, defienden el derecho individual a tener cualquier creencia, pero "nos parece mal la presencia de una institución religiosa, sea cual sea, en una universidad pública".

Asumen el asalto a la capilla, definen su acción como “una performance simbólica no violenta porque la Iglesia ha sido una aliada con la dictadura nacional-católica-fascista". Niegan ser los autores de las pintadas. Aparte de gestionar mal la Universidad, ¿qué hace el Rector?

42 comentarios:

Maribeluca dijo...

"Meapilas" sí que son algunos, porque ante estas cosas no cabe esconder la cabeza bajo el ala y rendirse...espero que antes pronto que después, alguien les dé lo que están buscando.
Saludos.

Carlos Fernández Ocón dijo...

¿Qué hace el rector?. ¿Qué hace NADIE?

Monsieur de Sans-Foy dijo...

El precio a pagar es caro... pero, de la misma manera que me hizo falta que el nacionalismo me privara de todos los símbolos de España para que me diese cuenta de que me importaban, este anti-catolicismo zafio y violento, inducido desde el frentismo zapaterista, hace despertar mi conciencia de ser católico.

No hablo de fe, hablo de la certeza de saber cuál es mi cultura y mi sentido del bien y del mal.
Quizá no soy un creyente, pero, desde luego, soy católico.
Y me enorgullezco de ello. Gracias, Zetapé.

Danilo Sergio Pallar Lemos dijo...

Na verdade o ateismo, tem promovido,contrariedade com movimentos cristãos e teológicos, vindo assim a banir de algumas Universidades mundiais toda a religiosidade.
www.vivendoteologia.blogspot.com

FJavier dijo...

Recuerdo que en mi época de universitario los estudiantes estábamos mayoritariamente con los obreros, contra el recorte de las libertades y por la defensa del trabajo y los derechos de los más necesitados. Cuando las palabras “libertad”, “trabajo” y “necesitados” gozaban de un significado claro y único. No necesitábamos sustituir un dios por otro.

Por suerte a Dios no le molesta el sexo ni la estupidez humanas. Pero a los creyentes no les gusta que se falte el respeto a sus símbolos y a los demócratas no nos gusta que se atropelle a los que piensan de distinta manera. Si el Estado no es capaz de evitar tales conductas o, lo que es peor, las fomenta, entonces hemos desperdiciado la oportunidad que nos brindó la historia y tendremos que aceptar la condena de tener que repetirla. Confío en que no.

Un cordial saludo.

Carlos Fox dijo...

Después de los del 36 lo que le queda aún por ver a la pobre Sor Joroña. No me extraña que cuando no la ve nadie reniegue de vez en cuando.

Un abrazo Don Alfredo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Creo que yo, que me considero agnóstico, y ateo, aunque no militante, puedo opinar con cierta objetividad sobre la actitud de esas niñatas que no tienen otra cosa que hacer más que enseñar sus tetas y vociferar contra todos los que no piensan como ellas. Si se dedicaran a estudiar, seguro que tendrían menos tiempo para hacer esas gilipolleces. También podrían dejar que los que sean creyentes puedan serlo, porque nadie está obligado a entrar en la Capilla de la Facultad, pero que tengan la posibilidad de entrar los que quieran.

Además, si se trata de la Facultad de Psicología, ¡menudas psicólogas nos esperan para resolver nuestros problemas mentales! Creo yo que las niñatas en cuestión, que no estudiantes, por lo que se ve, tendrían que enfrentarse a la Inquisición, y la Inquisición ya tomaría las medidas adecuadas. Seguro que, si Torquemada levantara la cabeza, tendría más trabajo del que uno se imagina.

Y que conste que yo no defiendo a la Inquisición, ni de lejos.

Laus Deo. Laudetur Iesus Christus. Laudate Dominum. Gloria in excelsis Deo. ¡Miserrimas puellas! Dies irae. Quod natura non dat, Salmantica non praestat

Un abrazo, Don Alfredo.

Antonio

jano dijo...

Algaradas estudiantiles... Agua en un cesto.
En mi época de estudiante universitario, en la facutad de letras de Oviedo, que había sido un convento de monjas y estaba junto al convento de "Las Pelayas",presidida por la estatua del padre Benito Feijó, se leían pintadas en las paredes como: "Yo no me caso ni con Dios" "La virginidad es una enfermedad contagiosa ¡vacúnate!"....

Gaudeamus ígitur juvenentus sumus
Tiros de foguéo sin peligro.

jano dijo...

¡Ah...Se me olvidaba!
¡Que enseñen las tetas, turgentes y respingonas, caídas y pendulonas, pequeñas y vectoriales... hermosas.
Cuando terminen su carrera, que enseñen otras cosas si pueden porque, como decía D. Antonio, "QUOD NATURA NON DAT, SALAMANTICA NON PRAESTAT" (lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta)

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Me ha encantado su comentario, Don jano. Supongo que está Vd. bromeando cuando dice lo que dice del Himno de los Universitarios.

Con el debido respeto y abusando de mi osadía, me atrevo a decir que el texto correcto es:

Gaudeamus igitur, iuvenes dum sumus.
Gocemos, pues, mientras somos jóvenes
.

Le envío un cordial abrazo, Don Jano.

Antonio

Cesar dijo...

Creo que se trata de una gamberrada sin nombre, pero gamberrada. Darle más importancia de la que tiene es como aceptar que la democracia no puede parar estas actitudes. Y desde luego, apuntar por elevación me parece además de arriesgado, un tanto apresurado.
Que sus padres les propinen unos buenos azotes. No merece más comentario. Y desde luego que las autoridades que corresponda, tomen cartas en el asunto. Como si hubieran roto una estatua del Angel Caido.

jano dijo...

No es una osadía por su parte, D. Antonio, es una osdía por la mía, que teniendo el Latín muy olvidado, me expreso de memoria en esa lengua. Recuerde que le he nombrado mi mentor en lenguas clásicas y le agradezco la colleja,profesor.
Gracias por su comentario y por su corrección.

aspirante dijo...

El rector jalea este tipo de actitudes tan irrespetuosas hacia las creencias y libertades de los que no piensan como él.
Es otro sectario guerracivilista de pro, al que más le valía educar a sus estudiantes en el respeto a los que discrepan del pensamiento mágico progresista.
Como agnóstico opino que esas ofensas gratuitas e injustificadas a los estudiantes católicos debieran ser severamente reprimidas, pues sólo alientan la violencia en las aulas.
Mi hijo estudia AdE en el campus de Somosaguas y habla del extremismo del que hacen gala los estudiantes de Políticas, por lo que la mayoría no quiere mezclarse con ellos.

Cesar dijo...

Aunque no venga cuento, Sr. Francés, lo ocurrido en Japón con las centrales nucleares concede cierta razón a quienes, por motivos lógicos, nunca ideológicos, exigimos la máxima prudencia con las mismas.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

La despreocupación de la juventud es una cosa, y la profanación deliberada de un espacio sagrado es otra.
Se puede ser irreligioso, hasta se puede ser irreverente... pero lo que se ha hecho aquí es algo diferente.
Quien cree favorecer la causa de la libertad profando lugares sagrados, es agente de un amo vil.
Quien se siente valeroso y rompedor al profanar un lugar sagrado, mañana dirigirá su impunidad contra personas, a condición de que sean indefensas.

Ya tenemos en marcha a los fanáticos. Falta que el Estado los cubra con un manto de impunidad.

Reinhard dijo...

¿Complutense o Computense?

Saludos.

Cesar dijo...

Le doy la razón, Sr. Marqués y no defiendo en absoluto los hechos, todo lo contrario; simplemente opino(opino, cierto que sin mucha información)que no estoy seguro de que sea un acto masivo ni dirigido. Más digo, ha de ser perseguido como lo que es. Nada más que como lo que es.

Juan Carlos dijo...

¿El Rector? ¿Por qué va a hacer algo el Ilmo. Sr. Rector Magnífico? Sólo sale de su marasmo si es a él al que zarandean, mientras zarandeen a los demás o el botellón se haga sin quemar las facultades ¿a él qué se le da?
Es curioso que pidan tanto respeto por sus modos de vivir, creencias, etc. pero sean tan poco respetuosos con las creencias de los demás. Pero claro, es que la educación es lo que no se ve ¿no?
Salu2
jcysusfotos.blogspot.com

FJavier dijo...

Será, admirado Cesar, porque este espacio de comunicación parece predisponer a cierta cuestionable vehemencia; sus efectos semejan algo al sillón del psicoterapeuta.

Por ello creo que el contrapunto de la mesura y buen juicio en sus opiniones son una muestra de elegante madurez que enriquece este espacio tanto como sus habituales y finos toques de buen humor.

Gracias, pues.

García Francés dijo...

Dª Maribeluca, estoy con usted en que no hay que callar si uno está en desacuerdo y desea defender sus creencias.

Una buena demanda sería una manera de ir marcando las fronteras. Un saludo, amiga mía.

García Francés dijo...

El rector no es un modelo ni de gestor, D. Carlos. Es un panzista bastante sectario.

García Francés dijo...

Efectivamente, Monsieur, es la misma manera de agredir de los batasunos. Una va dirigida a la españolidad y otra a la catolicidad.

Ni usted ni yo somos practicantes, querido, pero, entre los que rezaban y los que se lo han impedido, me pongo del lado de éstos últimos.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Gracias por su comentario, D. Danilo.

García Francés dijo...

D. FJavier, efectivamente no me imagino a Blas de Otero y Gabriel celaya, interrumpiendo una misa con Amparichu en bolas.

Porque se opinaba radicalmente distinto pero se respetaba al adversario ideológico.

Recuerdo cuando unos tipos tan "largos" como los desnudos asaltantes de capillas, propusieron en Bilbao atacar a los espectadores en la Semana de la Ópera por considerarlos burgueses. Eran maoístas. Querían Revolución Cultural. Me cagué en sus muelas comprendí que no tenían futuro. Las de las tetas tampoco.

El pistoletazo de salida para esta carrera, que como usted bien dice también ofende a los demócratas, no lo han dado las tetudas, lo ha dado la estulticia de unos políticos con menos visión de futuro que los maoístas de que hablaba arriba.

Del resto, querido amigo, yo no estaría tan seguro. Ya sabe, hay quienes gustan de tropezar en la misma piedra.

García Francés dijo...

Un abrazo, D. Carlos, y, usted que tiene mano con ella, déle recuerdos a sor Joroña.

García Francés dijo...

D. Antonio, me alegra ver que personas de diferente opiniones políticas coincidamos en criticar esta necia agresión innecesaria.

Espero que nadie diga de usted, un hombre de la izquierda tradicional, que es un facha. Sería un sarcasmo histórico.

Respecto a sus latines, que envidio, no tenga usted duda de que, de verlos, ellas no los habrán entendido. Le envío mi afecto, amigo.

García Francés dijo...

D. Jano, estoy de acuerdo con usted en que no hay que dramatizar.

Sin embargo, lo preocupante no son las pintadas, ni los gritos, lo peligroso es el deseo de expulsar violentamente de la colectividad al que piensa distinto. Como en el caso del PP, UPyD y Ciudadanos, que no pueden dar charlas en la universidad.

Este es el segundo "cordón sanitario". El primero intenta apartar a los políticos "no progresistas", el de ahora a los católicos.

Y lo que vemos son los preliminares, están probando hasta donde pueden tirar de la cuerda.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Lo siento, D. Jano, por mi pueden enseñar las tetas y el parrús, pero no interrumpiendo violentamente la reunión de otros.

García Francés dijo...

D. César, con el debido respeto, discrepo ligeramente. Romper la mano de una estatua indica mala educación y un tipo de gamberrismo vandálico.

Asaltar un acto religioso es una muestra evidente de mala educación, desde luego, pero también de radical intolerancia cívica y política. Lo que es más peligroso.

Cuando vea si los agresores reciben algún tipo de sanción, civil o universitaria, sabré si la democracia quiere garantizar por igual los derechos de todos.

No pido la inyección letal, desde luego, pero, como en el caso de los estudiantes que causaron graves incidentes en Pozuelo en Septiembre del 2009, sí deseo una investigación y que ellos, y sus papás acompañándoles, pasen a declarar ante un juez. Para que el resto sepamos a qué atenernos.

Un abrazo, amigo mío, y mil gracias por su doble "militancia" facebuquera y bloguera.

García Francés dijo...

Evidentemente, el recto, está claramente escorado hacia un lado del espectro político, D. Aspirante.

Coincido con usted y, únicamente, lamento que el rector, manteniendo sus propias opiniones, sea incapaz de garantizar el respeto en su feudo. Es más, como los de Batasuna, ni siquiera condena estos actos. Tampoco el ministro de la rama.

Estoy de acuerdo en que es el camino más rápido para radicalizar a los que, hasta hoy, han dado un ejemplo de tolerancia.

Un abrazo grande, amigo mío.

García Francés dijo...

Ay, D. César, "tu quoque, Brute, fili mi..." Eso es jugar con ventaja, pero, usted sabe que no puedo negarle nada. Y me meto en el charco.

"En tiempo de tribulación (desolación), no hacer mudanza", dijo San Ignacio. Me mentengo firme, querido. Aunque es duro tener que hacerlo cuando hay 600.000 evacuados y una estimación de 10.000 muertos. Seré breve.

El desastre no lo han causado las centrales nucleares sino un terremoto y un sunami brutales. Servirá para construirlas más seguras aún el en futuro. Como lo fue añadir los air bags a los coches.

Pase lo que pase con las centrales, el futuró será nuclear. Hoy en día, en mi ignorante opinión, es tecnológicamente imposible que sea de otra forma. Pero, es dificil abordar ahora este debate con serenidad.

Un abrazo, mi querido amigo.

García Francés dijo...

Monsieur, y si a los jóvenes intolerantes les pone usted un uniforme, les da una pistola y mando en plaza, se entiende mejor lo que ocurrió en Paracuellos.

Yo nunca podría decirlo tan bien como lo ha hecho usted que, para algo, es poeta. Pero en esto, amigo mío, le envío un abrazo y me inclino ante su análisis.

García Francés dijo...

¿Gomorra o Sozorra, D. Reinhard?

García Francés dijo...

D. César, la agresión, según mostraron ellos mismos en su web que ahora han borrado, se gestó en una asamblea.

Allí debieron hacerse las pintadas corporales, y de allí salieron en alegre biribilqueta hasta la capilla.

Lo curiosos es que, como impedir las conferencias de algunos partidos, sea una práctica idéntica en varias universidades españolas.

Abrazos, amigo.

Reinhard dijo...

¿Pepino o Pepinho?

García Francés dijo...

D. Juan Carlos, ni una sóla universidad española entre las 100 mejores del mundo. Ya está dicho todo.

Súmele el fracaso escolar, más un 30% de abandono en los dos primeros años de carrera universitaria y tendrá un panorama desolador del que estos primates son la avanzadilla.

García Francés dijo...

El Rectorado de la UCM, esconde en su página web, un nota que no ha enviado a la prensa.

En ella, dice que "El Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid condena los hechos ocurridos en el día de ayer en la capilla de Somosaguas, en los que un grupo de jóvenes invadió el espacio de culto y realizó actos ofensivos contra la Iglesia católica y los creyentes".

En cualquier caso, pide reflexionar sobre la "necesidad de mantener el respeto a la pluralidad de cultos y creencias religiosas" y hace un llamamiento "a la tolerancia y la convivencia ante las expresiones de las mismas".

Me hubiera gustado otra cosa. Pero, era lo previsible.

García Francés dijo...

D. FJavier, me sumo a sus palabras y me gustaría ampliarlas.

Tengo la suerte de tenerles a ustedes dos, y a varios otros revisteros, opinando desde angulos diversos pero siempre de manera que es una satisfacción que nos dediquen a todos el tiempo y el esfuerzo necesarios para dejar sus reflexiones. Que no lo duden, ayudan y mucho a "repensar" sobre las entradas.

Gracias a ustedes y a todos, amigos míos.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Alfredo,

Me gusta eso que me dice Vd. de que yo soy un hombre de la Izquierda tradicional. Ya encaja eso con mi forma de ser. En cuanto a esas niñatas, tiarras, tiorras, chulescas, impúdicas, desvergonzadas, intolerantes, cretinas, analfabetas, etc., etc., ya me presupongo yo que no entienden ni media palabra de Latín. Es más: pienso yo que, en la vida, además de hacer esas gamberradas de las que hablamos, sólo se dedican a "una cosa", pero lo malo es que "esa cosa" estoy seguro de que también la hacen mal. Y, si no, que se lo pregunten a "ellos", que deben ser multitud.

Le envío un abrazo.

Antonio

Cesar dijo...

No estamos tan en desacuerdo, Sr. Francés, repudio el acto tan intensamente como usted. Simplemente quería limitarlo a los autores, sin buscarle "incitadores intelectuales". No extender responsabilidades, en una palabra.
En cuanto a lo nuclear, reconozco que no es el momento y que me he aprovechado, pero con todo respeto quiero exponer que son las "causas naturales" los "actos incontrolados" los que me preocupan. Existen y seguirán existiendo por más que nos empeñemos. No me cabe duda de que es una gran imprudencia levantar una central nuclear en terreno propicio a los terremotos. Y se ha cometido. Y se cometerán otras.
Eso me recuerda a aquellos momentos, joven, en que las ansias de empujar eran tantas que no tomábamos precauciones, por no tenerlas o por desidia, y luego venían los embarazos.
También estoy de acuerdo con usted en que el futuro es nuclear...Y recemos para que haya suerte y entreguemos el mundo intacto a las nuevas generaciones. Intacto, ya no.
Saludos!

jano dijo...

Sí, D. Afredo, eso es lo peor de la situación actual: la intolerancia por parte de unos estudiantes, futuros dirigentes de la sociedad, criados en el sectarismo elegido personalmente y no impuesto a hostia limpia como en nuestros tiempos grises.
Quzás enseñen las tetas y el paquete porque no tienen otra cosa que mostrar. La Universidad, contra Franco, estaba más sana y gozaba de mejor vida.
Al menos había ilusión de cambiar las cosas.

Cesar dijo...

D. FJavier, me gusta saber que un Quinta de Buble fresco le hacen decir esas cosas tan inmerecidas que usted escribe. Mi único mérito es soplar con moderación las brasas para que no quemen los rastrojos del vecino.
Mi admiración para usted.

Related Posts with Thumbnails