...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

miércoles, 30 de marzo de 2011

España, democracia con freno y marcha atrás

Cuando un escualo de la envergadura del Sr. Botín emerge en funciones de presidente del Gobierno y se apropia del calendario electoral, aunque después se excuse por la irrupción en la cacharrería, significa que algo funciona muy mal en España.

Sindicatos, justicia, empresarios, nacionalismos, sociedad civil, terroristas y partidos, todos, pacen donde no les corresponde. La DEMOCRACIA, tan anhelada en la dictadura, era esto. Un basurero preñado de epítetos llamativos como cicatrices. Negociación, incompetencia, mentira, partitocracia, estado de derecho, corrupción...

Nuestra democracia es OBSCENA, es un desarreglo degenerado porque, unos y otros, la violan a diario con luz y taquígrafos, impunemente. La pregunta es, ¿podemos vivir así? La respuesta es, ¡claro que sí! Desde luego, mal, ¡aunque en peores garitas hemos hecho guardia!

9 comentarios:

Cesar dijo...

Estamos aceptando, Sr. Francés, muchas cosas como males menores. No nos tomamos nada en serio. Y no nos toman en serio en justa reciprocidad.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Me ha encantado la entrada, es una era esta donde es necesario gritar,expulsar demonios, purgar, buscar lo verdadero y útil. Época de discernimiento. Anido aquí.

aspirante dijo...

Como mucho partitocracia.
Y hay quien habla de timocracia, e incluso de cagarrocracia.

Más bien, una tomadura de pelo de la casta que controla el PODER desde tiempo inmemorial.

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

La condición humana se antoja decir, pero qué condición, qué humanidad, la del botín, la de la mentira, la de la estupidez como norma y normalizada en el BOE.
La rueda es redonda aquí y en la China Popular que diría el minotauro en sus horas de gloría, cosa muy distinta es el uso que de ella hacen quienes gustar de someterlas al desvarío de cuadrarlas, sea así con la democracia y esta España nuestra, bueno, la de Botín y compañía, o mejor para peor, la de Zapatero y los diecisiete que le acompañan y comparten con él la responsabilidad de este desgobierno que nos gobierna con puño de hierro y mano de serpiente, bajo la mirada buitre de una oposición inmóvil.
No encuentro infundada su queja, faltaría más, no en vano se queja Ud. con estilo hasta en la resignación.
Un placer leerle.
Reciba un fraternal abrazo.

Helio dijo...

Yo no culpo al Sr Botin por esas declaraciones, yo veo el error en esa convocatoria de grandes empresarios.
El gobierno debe gobernar y utilizar a sus asesores que para eso los pagamos, aunque tengo la impresión que que no los utilizan.
Un saludo.

Javier dijo...

D. Alfredo, dice usted: "¡aunque en peores garitas hemos hecho guardia!"
Acabo de darme cuenta de que aquella guardia que hice de noche totalmente a oscuras durante unas horas, no la hice en una garita, la hice en una letrina y, a pesar del mal olor no lo supe hasta ahora que empieza a hacerse la luz.

Un abrazo y… gracias por reconocer que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Juan Carlos dijo...

Parece que hoy coincidimos en la elección del tema con los bancos amamantando la partitocracia que nos maneja, D. García.
Salu2

FJavier dijo...

La mirada nos traiciona. Esa otredad que nos proporciona la memoria de otrora es tan solo un espejismo, me temo, otrosí de la instintiva búsqueda de evasivas. Fuimos en otra desesperanza no equiparable.

Otra es la democracia, otro el obsceno. Lo es quien viola y paga creyéndose “putero”, porque ella ni cobra ni consiente. Otros sí, además, los que callan a cambio de mordida.

Si aplicamos a la democracia la máxima de la libertad, que no es sino un camino, la nuestra es sólo el recuerdo nostálgico de un proyecto y nuestro camino un lodazal, una feria pícara y sinvergüenza, la que somos y fuimos como pueblo.

Aún no pierdo la esperanza. Es ella la que ya me pierde a mí.

jano dijo...

D. Alfredo: un comentario conciso, breve y realista. Empezaba a pensar que era yo el equivocado por desencantado pero veo que no soy el único, y creo que la democracia, como el progreso, no tiene vuelta atrás.
Habrá que reformar la estructura y el funcionamiento interno de los partidos (que no son democráticos)y la ley electoral para no sentirnos como gilipollas introduciendo un paelito en una urna, en la creencia de que somos el pueblo soberano.
Un saludo.

Related Posts with Thumbnails