...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

viernes, 13 de mayo de 2011

Campaña electoral en TWITTER, lo demás sobra (Reposición)



BIEN porque faltan pocos días para que acabe la campaña electoral. MAL porque seguiremos oyendo gilipolleces amaneradas a los candidatos. Propongo que los partidos únicamente hagan campaña en TWITTER. Es barato y los mensajes cortos. Además, gusta ponerlos a parir ONLINE. Como a Zapatero por su pomposo BELLACOS.

1 comentario:

jano dijo...

Bellaco, sí, el más bellaco de los empleados públicos si hace falta, a falta de unos sindicatos corruptos que defiendan a los trabajadores y parados millonarios.
Zapatero y sus sindicatos domesticados, hacen sus bellaquerías en público sin el menor pudor ni contención.
Nosotros, los bellacos de Zapatero, hacemos las bellaquerías "detrás de la puerta", con nuestra Barbolilla, como diría Góngora,sin hacer daño a nadie.

Hermana Marica,
mañana, que es fiesta,
no irás tú a la amiga
ni yo iré a la escuela.



Pondráste el corpiño,
y la saya buena,
cabezón labrado,
toca y albanega;



y a mí me pondrán
mi camisa nueva,
sayo de palmilla,
calza de estameña.



Y si hace bueno
traeré la montera,
que me dio la Pascua
mi señora agüela.



Y el estadal rojo,
con lo que le cuelga,
que trajo el vecino
cuando fue a la feria.



Iremos a misa,
veremos la iglesia,
darános un cuarto,
mi tía la ollera.



Compraremos dél
(que nadie lo sepa)
chochos y garbanzos
para la merienda.



Y en la tardecica
en nuestra plazuela,
jugaré yo al toro
y tú a las muñecas,



con las dos hermanas
Juana y Madalena,
y las dos primillas
Marica y la Tuerta.



Y si quiere madre
dar las castañetas,
podrás tanto dello
bailar en la puerta.



Y al son del adufe
cantará Andregüela:
«No me aprovecharon,
madre, las yerbas.»



Y yo de papel
haré una librea,
teñida de moras,
porque bien parezca.



Y una caperuza
con muchas almenas;
pondré por penacho
las dos plumas negras



del rabo del gallo
que acullá en la huerta
anaranjeamos
las Carnestolendas.



Y en la caña larga
pondré una bandera,
con dos borlas blancas
en sus tranzaderas.



Y en mi caballito
pondré una cabeza
de guadamecí,
dos hilos por riendas.



Y entraré en la calle
haciendo corvetas
yo y otros del barrio,
que son más de treinta.



Jugaremos cañas
junto a la plazuela
porque Barbolilla
salga acá y nos vea.



Barbola, la hija
de la panadera,
la que suele darme
tortas con manteca.



Porque algunas veces
hacemos, yo y ella,
las bellaquerías
detrás de la puerta.

Related Posts with Thumbnails