...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

miércoles, 18 de enero de 2012

Montoro, ACÁTESE PERO NO SE CUMPLA


En el siglo XV en Navarra y en el XVI en América florece la fórmula llamada DERECHO DE SOBRECARTA. Ustedes la conocen: SEA ACATADO, PERO NO CUMPLIDO. Montoro la recupera para la posmodernidad jurídica y amenaza con PENAS DE CÁRCEL en un país donde terroristas y psicópatas violadores quedan impunes cada día. Al carajo, MINISTRO, NO LE CREO.

6 comentarios:

Old Nick dijo...

¡AAAMÉEEEN! D. Alfredo.
Que ya Está Bien de MURGAS.
Vuélvase al Viejo y Sano Modo :
"¡Quién Tal Fiço, Que Tal PAGUE!"
Un Cordial Saludo
y
¡¡RIAU RIAU!!

aspirante dijo...

Este hombre está loco?
Habrá que construir nuevas y lujosas prisiones, es decir: más gastos y más endeudamiento, justo lo que no necesitamos!

Javier dijo...

La normativa real que estaba conforme a sus fueros, se acataba, la que no: se obedecía pero no se cumplia. De ahí supongo yo que se deriva la tan consabida frase del: "Por imperativo legal" que viene a ser tan utilizada últimamente por algunos miembros del Congreso.

Un abrazo.

Cesar dijo...

¿Nos queda algo en lo qué creer, Sr. Francés?
Ni en el honor de los capitanes, maldita sea!
Yo tampoco le creo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

El Montoro ese puede cantar Misa si le da la gana, pero, si tiene que meter en la cárcel a los que incumplen la Ley, lo tiene un poco crudo. Habría que hacer antes muchas cárceles más, porque los delincuentes, al igual que los necios bíblicos, son infinitos.

Buenas tardes, Don Alfredo.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Don Alfredo, eso de aplicar el Código Penal a los políticos que gasten más de la cuenta no se lo cree ni el propio Montoro. Es una bravuconada. Además, no habría cárceles suficientes para todos. Y otra cosa: ¿Cuándo un Ministro ha dicho la verdad?

En el comentario a Doña Alicia, en el FaceBook dice Vd.:
"Dª Alicia, desde Grecia hasta nuestros días los anales de la historia no recuerdan a ninguno que haya dicho la verdad, amiga."

Hombre, Don Alfredo, en Roma, la Roma antigua, había algunos que no tenían pelos en la lengua: Catón el Viejo, Catón el Joven. Recuerde que ya le dije que Catón el Joven es el que dijo que, en casos de "confesos y convictos", "supplicium sumundum" [Aplíquese la última pena]. Y el año 63 aC., en la Conjuración de Catilina, a un noble que había participado en ella, se lo aplicaron. Dice Salustio (Conjuración de Catilina): "laqueo gulam fregere" [Con un lazo le rompieron la garganta = lo estrangularon].

Si meten en la cárcel a todos los "optimates" que se lo merecen, las calles quedarán libres para que circulemos los que no tenemos nada que temer ni a la Justicia ni a los Jueces.
Antonio Martín

Related Posts with Thumbnails