...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

viernes, 16 de noviembre de 2012

¿HISTÉRICAS o CALIENTES?



En la Grecia antigua se llamó “útero ardiente.” En el Medievo “matriz sofocada”, y en la Inglaterra victoriana “histeria”. Tratamiento, masturbar a la paciente hasta el orgasmo. Agotador para galenos famosos. Fatigado de hacer pajas, el Dr. J. M. Granville inventó el primer vibrador eléctrico en 1880.


En aquella época las mujeres no entraban solas en la consulta del médico. Iban acompañadas de familiares que presenciaban interesados la masturbación de su esposa, hija o mamá con un "aparatoso aparato". Por eso, rápidamente y ante la ola de cachondas “histéricas”, se inventaron los vibradores individuales. Caseros. Y ahí comenzó la juerga.

2 comentarios:

jano dijo...

Es cierto lo que cuenta, D. Alfredo, pero inexacto.
La histeria (del griego clásico ὑστέρα, útero o matriz)es una afección, casi exclusiva de las féminas, que se conoce desde los tiempos de Hipócrates. En la Edad Media los físicos trataban dicha afección con estimulaciones genitales masturbatorias logrando la satisfacción temporal de sus males a sus pacientes, generalmente monjas.
Después, en la revolución industrial, los médicos adoptaron pequeñas máquinas de vapor para hacer el penoso trabajo de estimular la vagina de sus pacientes histéricas; y cuando se inventó el motor eléctrico el mecanismo cambió y se generalizó aún más, aunque seguía siendo caro.
A principios del S.XX, con motores eléctricos más pequeños y baratos, se inició la producción de aparatos (como el anuncio que usted muestra, fabricados en EEUU)que pretendían proporcionar masajes corporales para eliminar tensiones musculares y otras afecciones, especialmente las articulares, disponiendo de diversos aplicadores (campanas, rodillos, esferas...) para cada zona del cuerpo y motivo.
Después, con el nacimiento de las tiendas de sexo, aparecieron los vibradores eléctricos.
Freud hizo un estudio de la histeria desde el punto de vista psicológico y lo llamó así: HISTERIA. Después, los autores americanos con su DSMR, lo llamarían síndrome conversivo; y ahora, con los avances diagnósticos de la medicina, deberíamos llamarlo síndrome miofascial o simplemente fibromialgia, aunque sé que ofenderé a muchas personas y quedaré como un asqueroso machista: pero " al pan, pan y al vino, vino" y uno que está jodidísimo, con radiografías, TAC, RNM y analíticas que lo confirman, está día a día en el tajo tratando de levantar el país y dando ánimos, sin pretender que me hagan una "paja" para sentirme más feliz.
Un saludo, D. Alfredo.

García Francés dijo...

No veo la inexactitud, D. Jano, pero como decían los clásicos griegos, "más o menos, en el culo la tenemos." Un cariño, amigo mío. Le deseo lo mejor, querido, y lo acompaño de un gran abrazo.

Related Posts with Thumbnails