...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

miércoles, 14 de enero de 2009

"Dos menos"... Sacristán y Alterio

Se estrena en Madrid, “Dos menos”, obra teatral sobre dos enfermos con cáncer terminal y pocos días de vida por delante. Los protagonistas, Héctor Alterio y José Sacristán, ambos, excelentes actores de teatro y queridísimos en Buenos Aires donde triunfaron con esta obra de Samuel Benchetrit.

Les deseo una suerte enorme en Madrid con este texto que bordea el melodrama salvándose gracias al humor negro y al saber hacer de los actores.

Hace años tuve cierta relación de mutua simpatía con el Sr. Sacristán. Solíamos coincidir en la tertulia de Katrina Bayonas, la creadora de la principal factoría de actores españoles y, una vez por semana, compartíamos mesa con Silvia Tortosa, Miguel Rellán, Guillermo Montesinos y algunos otros más.

Una noche comprendí que el actor y yo nunca nos entenderíamos. Éramos ocho a cenar, pagábamos a escote y, al preguntarnos por el vino, el camarero nos sugirió el de la casa o un modestísimo Rioja. Todos nos inclinamos por el Rioja menos Sacristán que, con voz impostada, se negó afirmando que él “sólo bebía lo que el pueblo”. Todavía recuerdo el sonrojo de su preciosa esposa francesa cuando llegaron las dos botellas de "peleón de la casa". Por ese alarde de "progre-leninismo" doctrinario naufragó nuestra incipiente amistad.

Al Sr. Alterio no tengo el gusto. Y ustedes disculpen si le atribuí una frase de Federico Luppi.

Dos progres en escena. “Uno menos” para mí. Que ustedes lo pasen bien.

24 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Y si no, Jumilla para todos.

Aitor Mento dijo...

Don Alfredo, que yo recuerde, el del "cordón sanitario" no fue Héctor Alterio, sino su compatriota, también argentino-español Federico Luppi.

Beatriz dijo...

D. Aitor yo tambien creo recordar que fué Luppi.

D.Alfredo, no sé como lo hace usted, que cada día me cae mejor.

Fátima del Espíritu Santo dijo...

En cualquier caso HA también es de la ceja. Que les vaya bien o mal, pero no con mi pasta.

García Francés dijo...

Perdón a todos y gracias a ustedes por su pronta reacción para hacerme remediar el entuerto.

Veo que de ustedes va a ir poca gente...

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Buenas tardes.

A estas alturas del día la aclaración sobre Alterio-Luppi está más que superada... si bien he de decir que, tras leer su entrada, me acordé repentinamente de la "recomendación tolerante" que realizara Luppi.

En cualquier caso creo que iré a verles. Son actores que me gustan mucho, sobre todo en el teatro, y su entrada también me anima a ir.

Por último, don Alfredo, le agradezco el comentario que ha dejado en mi última entrada. Ha sido una delicia.

Un cordial saludo.

Laati dijo...

Yo que quiere que le diga D. Alfredo, la única titiritera que me gusta es la López.

A Charo se lo perdono todo, incluso ser progre en el siglo XXI.

Nadie es perfecto

Alijodos dijo...

no tiene que estar tan mal la obra hombre no seais asi...muchas veces las ideologias personales de los actores no estan presente por fortuna en sus papeles...Si no no veas tendriamos zapatero y sus compinches hasta en la sopa...Je jejeje. saludos señor.

Sigrid dijo...

Me lo ha puesto fácil Don Alfredo al invitarme a su blog, y comentar un post sobre el vino...(la residente que tuvo el gusto de hablarle está mañana..)

Me pregunto a que vino de garrafa se referira cuando comenta el Sr.Sacristan "vino del pueblo", que algunos sabemos casí todos utilizan uvas de nuestros viñedos españoles, vengan de dónde vengan...

Pero he de decir que politicamente se queda mejor si se pide un rioja, aunque sea normalito...

Un consejo, miren la añada...es lo que de verdad le dirá si bebe un vino de cierta calidad...la añada es el "dni" de la cosecha....

Monsieur de Sans-Foy dijo...

La anécdota sobre Sacristán es harto desternillante. No he seguido las manifestaciones públicas de este actor, aunque es de una progrez conocida y militante.
No pongo en duda su calidad profesional, pero a mí me trae recuerdos de un cine triste y cateto que prefiero olvidar.

Me alegra que lo que había comentado Vd. sobre Héctor Alterio sea atribuíble a Federico Luppi. Entre otras cosas porque Luppi, como actor, me la manfunfla... mientras que por Héctor Alterio siento un respeto casi reverencial desde los tiempos de Jaime de Armiñán. Senilidades de uno.

Abrazos, y a ver si es verdad que se nos pone Vd. trabajador.

García Francés dijo...

Queridos amigos, ya he dicho que Sacristén es un buen actor. Lo mío es más bien una cuestión personal.

Vayan ustedes y, si merece la pena, me lo cuentan, por favor.

García Francés dijo...

Gracias a usted, amigo D. Rogelio. Ya me contará.

García Francés dijo...

¿Ven como no todo es cuestión de ideología?

Dª Laati, ha dado en el clavo. Charo López me parece una estupenda actriz, para mí, la number ONE en España, y a verla a ella sí voy aunque sea progre.

Es más cuestión de piel.

García Francés dijo...

D. Alijodos, no quiero repetirme para no aburrir a los comentaristas. Yo, de Charo López, ya digo que no me pierdo una...

García Francés dijo...

Bienvenida, Dª Sigrid, me encanta saludarla aquí y charlar de vinos.

Por cierto, aqui hay buenos aficionados y "profesionales" del asunto... ya irá usted viendo...

Ya veo que es usted una experta, espero que participe con recomendaciones que le gradecerán los cometaristas.

Un brindis por su llegada a esta casa, Dª Sigris. ¡SALUD!

Por supuesto con vino español...

García Francés dijo...

Por cierto, D. Atila, dígale a mi amigo Monsieur de Sans Foy como ha encontrado mis tres novelas hostóricas, él no es capaz de hacerlo... de todas maneras, Rey de los Hunos, ¡ya se sabe que los poetas son algo mariquitas...!

Es bromaaaaaaaaaaaaaaaaa.......

Iojanan dijo...

Pues qué le voy a hacer, a mi Sacristán me produce hastío, es un hombre que tiene una expresión desagradablemente hostíl. En Granada diríamos que tiene una mala follá que se la pisa; la actitud personal también cuenta porque predispone y aunque tal vez me castigue en cuerpo propio prefiero ignorar a los que me ignoran, la reciprocidad es algo recomendable aunque hasta hoy siempre cedí primero. Pero ya no, por mi parte puede vender mi butaca.
En cuanto al Sr. García Francés, coincido plenamente con el amigo Rogelio y digo que la entrada que ha hecho en su blog es,sencillamente, deliciosa. Aconsejo fervientemente la visita.

García Francés dijo...

Gracias por su generosidad, D. Iojanan.

Yo también recomiendo la entrada sobre el poeta Ángel González en el blog de D. Rogelio.

http://naranjasdelaschinas.blogspot.com/

Terly dijo...

Veo que sobre Alterio y Luppi ya está casi todo dicho, las cosas de no madrugar. A mi lo que me ha sorprendido mucho, salvando que se trata de un buen actor, es la progresía gilipollezca de Sacristán con lo del vino. ¿Qué sucede que este tío no ha comido en su vida unas buenas ostras? ¿o una buena langosta? ¿o un buen bacalao a la vizcaina hecho con amor? etc. etc. Estas cosas tampoco las come el pueblo todos los días. Repito... progresía gilipollezca.
Un abrazo D. Alfredo.

García Francés dijo...

D. Terly, la anécdota del vino y Sacristán, era en los años ochenta y entonces todo el mundo se empeñaba en ser más rojo que Lenin y en dar más testimonio que los cristianos en el circo de Roma.

Un saludo, amigo

Shikilla dijo...

En vinos estoy bastante pez, los bebo, claro, que para eso soy del pueblo también. Rioja o Tentudía, Ribera del Duero o Vega Sicilia, cada uno tiene su virtud.

Me gusta el teatro y lamento no ir con más frecuencia. En Badajoz, de vez en cuando, también vienen buenas obras. Sacristán le conozco más bien del cine y no me disgusta.

Esa salida que tuvo con lo del vino, el citado actor, me parece un snobismo disfrazado de solidaridad con el pueblo.

Como dice Terly, una gilipollez.

García Francés dijo...

Dª Shikilla, acierta usted en todo, en aquella ocasión ni la calidad del vino (malillo), ni su precio (irrisorio) eran como para rechazar el Rioja.

Se trató de una boutade ideológica para demostrarnos que él era una persona comprometida y militante (PCE), por otra parte, algo muy común en la España de principios de los 80 en que todo el mundo te daba la monserga doctrinaria. Especialmente los del PC que, además, eran muy aburridos.

Un placer saludarla, Doña.

Eterna Aprendiz dijo...

Pues yo al Sacristán le pondría un tapón en la boca, y si como afirmó, le gusta reírse de sí mismo, que se lo aplique, que menudo "chistecito" contó la otra noche en rtve ridiculizando a los de Cádiz y por extensión a todos los andaluces. Eso no es humor, eso es malaje!
....como éramos poco con la Nebreda, parió la burra....
Y que deje las interpretaciones -las que pueda y sepa- para el escenario y por supuesto que lo doblen cuando tenga que hacer de andaluz porque no tiene ni "pajolera" idea sino la de hacer el ridículo más espantoso.

Carlos dijo...

En general, a nuestros actores tenemos que juzgarles por su trabajo, porque si les juzgamos por sus actitudes políticas, sociales, etc., que a veces son de lo más incoherente y sectario, apañados estamos.
Mis impresiones sobre la obra: http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2009/03/dos-grandes-actores-y-un-texto-flojo.html

Related Posts with Thumbnails