...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

martes, 26 de enero de 2010

Dr. House, médico hijoputa, rodeado de embatadas perracas en celo

Pero, ¿hubo alguna vez 11000 vírgenes?

Las series de médicos americanas no me gustan mucho, enseguida, trás unos pocos capítulos, me aburren mortalmente. Las españolas, directamente, son de rigor mortis. Nunca mejor dicho tratándose de matasanos. Además, ya estoy saturado de tanto bisturí, si enseñaran a administrar enemas, al menos, podríamos reírnos todos.

El jodíoporculo del Dr. House tiene algunas virtudes como ser humano, es ácido, misántropo, tiene menos amigos que un hombre bomba y es un puto ególatra. Pero, el lado bueno, es que la serie está llena de chicas sexys en bata blanca.


El mejor ejemplo es Olivia Wilde, en la serie la Dra. Remy Hadley, alias TRECE, que con una sesión de fotos en la revista GQ ha calentado a media Italia y con un video de rollo bollo deja salida a Norteamérica.


La flacucha Olivia y Megan Fox, dos hipercalientes, coquetean cruzándose desde los medios invitaciones a besos y otras caricias entre chicas. Parece ser que Megan tiene miedo de ser desplazada por la doctora al segundo puesto de las 100 actrices más hot. Para que se hagan una idea del ranking del sex-appeal les diré que Angelina Jolie está en el puesto 28 y Scarlett Johansson en el 34.

A mí no me gusta la doctorcita, miren la foto de Olivia en bikini y lean de nuevo la entrada de las gorditas. Además, creo que una buena doctora no torturaría a la gente disparándoles la temperatura. Si me viera en el trance de elegir entre Zorra Implacable, TRECE y la directora, contemplen el canalillo de la Dra. Lisa Cuddy y, díganme, ¿no es una promesa?

28 comentarios:

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Es Ud. un hombre en decisión, en constante decisión, razón de más para perdonarle la debilidad de verlo eligiendo entre lo bueno y lo mejor.
Reciba un fraternal abrazo.

Néctar dijo...

He visto pocos episodios de House. Pero la carne es débil y eres humano.
A mi me pasaría igual con los hombres que acompañan a estas bellezas de mujeres ..

Néctares

LuLLy, reflexiones al desnudo dijo...

Hola apreciado Alfredo!!
Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
Ya me llegaron comentarios de la gran acogida que está teniendo y con tu aporte no me quedan dudas.

Referente al vídeo hot, te pregunto, Es cierta la debilidad de los hombres por ver dos mujeres a este estilo? Simple curiosidad.

Un abrazo y un beso para ti!

Sol dijo...

YO POR HUGH LAURIE MA-TO..

Subterráneo dijo...

Estooo.. tendré que ver "House" y fijarme en las chicas. Yo, la verdad, el televisor lo uso poco.

Alijodos dijo...

Sin problemas querido amigo...Solo queria pedirle que difundiera usted m post en su blog si le es gustoso ayudar en esta causa...Ya volvere para comentarle...un abrazo...

i am... dijo...

Mi querido D. Alfredo (puedo llamarle querido?, en caso contrario tómelo como una licencia literaria), me ha tocado usted la fibra con esta entrada, y no por lo que a series y otras especies se refiere, si no por el reflejo de esa realidad que algunos sufrimos en el día a día. Le seré sincera, prefiero mil veces mil a un House cualquiera con el que trabajar, antes que a cualquier Doctor Horroris Causa, llegado de ni se sabe donde, y que en más de una ocasión me he preguntado, si no es bajo precio, como ha conseguido convalidar el título.
Por lo demás, prácticamente estoy de acuerdo con usted, salvo leves detalles, a decir, mire, si es mona/o y vale, perfecto, siempre es más agradable la recuperación, pero si no sirve ni para hacer la "o" con un canuto, mejor que se dedique a vender sus atributos en cualquier serie soporífera sobre hospitales y deje terreno libre a los verdaderos profesionales, que no están obligados a cumplir con los cánones de belleza.

Un cordial saludo.

PD.: Sin favor, D. Alfredo, le confirmo que era Roldán.
En cuanto a lo del trabajito, me encuentra usted intentando retirarme o que me retiren, del mundo laboral, pero reconozco que con el tiempo he aprendido a no negarme nada que pueda resultarme placentero y con su propuesta ha despertado usted mi curiosidad y mi imaginación, y ambas cosas me producen y me llenan de placer, me evoca usted a una Bettina Brentano, preparándose para el gran encuentro.

Bárbara Paraula dijo...

Uy no me diga que no le gusta TRECE!, con esa constante espada de Damocles de la Enfermedad de Huntington a punto de manifestarse...
No creo que sea más de fiar Cudy en cuanto a provocación del paciente.
No se cuantos planos de su canalillo llevarán ya....... es lo primero que enfocan cuando entra en cualquier habitación, seguido de la mirada de House irremediablamente al objeto del plano.

Trece, Trece, Trece, que estupenda mujer.

Silencios dijo...

Querido amigo como House no tiene precio pero como actor de teatro gano mi admiración.
Ellas bellezas, Si, e inteligentes imagino que también, usted Mi Dios de las ironías.

Dº Alfredo mis besos siempre hasta su corazón.

Antoñi dijo...

¿En qué canal, nos bombardean con semejante desfile de promesas de la medicina y otros eventos?, D. Alfredo, sepa usted que los de la bata blanca a mi me persiguen haya por donde voy, hasta con ese atuendo, me ha vestido para ejercer mi profesión...Ojú!!, Pesadillas tengo.
A estas le digo, las radiaciones de calor, está muy bien almacenarlas, puesto que el ártico amenaza con frío y los que divisamos el ecuador, somos del calor...

Me ha sugerido muy recientemente, que comparta. Defraudarle nunca será mi intención. Compartir comparto y que cada uno se sirva lo que quiera, que yo sé bien lo que alimentan mis recuerdos... Por estas lindes, ante los apuros que no admiten espera, siempre nos acordamos por donde se halla Úbeda, con sus cerros estratégicamente ubicados, es todo un festín irse cuando nos acusa la conveniencia y quedamos tan agustito y muy bien satisfechos....

Disfrute usted de este día, eso sí, abrigarse, se abriga, más que nada, por desterrar los de la bata blanca hasta otra ocasión…

Besos…

Antoñi

i am... dijo...

FE DE ERRATAS:
Ahhhhh un error de escritura...
NO ERA ROLDAN, Dios me libre de esas lides!!!!!

Evaasecas dijo...

Lo que es el personaje. La última visión que yo tenía de Hugh Laurie en la pantalla antes de conocer a House era la de un padre de familia de esos perfectos de pajarita y la raya del pelo hecha con tiralíneas, perfecta, vamos, que adoptaba junto con su esposa y su hijo pequeño a un ratoncito que hablaba. Totalmente azucarado y totalmente creíble, como también en House (lo de creíble, azúcar, poca en House). Quién lo iba a decir. De cabeza de una familia "perfecta"a capullo misógino sin complejos.

Antoniatenea dijo...

Miro tu blog porque los locos inteligentes y sarcásticosme gustan.
Tu tambien eres un Dr. House!
Me divierte leer tu blog!
Un abrazo!

García Francés dijo...

D. José Alfonso, ayer noche leyendo en la cama pensé en usted.

No se alarme pese a lo intimo del lugar le recordé sin concupiscencia. Simplemente, la lectura de Carlos Fuentes, me hizo meditar sobre sus escritos en mi blog.

Se lo digo como un cumplido.

García Francés dijo...

Tiene usted razón, Dª Néctar, no somos más que pobrecitos seres humanos lastrados por nuestras debilidades.

¡Que Dios nos las conserve y si Él quiere que nos las aumente!

Es una disculpa cojonuda para seguir pecando, amiga mía.

García Francés dijo...

Querida Dª Lully, mil gracias por su afecto.

Respecto a su pregunta sobre el video de la serie Dr. House que cuelgo en mi blog, "¿Es cierta la debilidad de los hombres por ver dos mujeres a este estilo?"

No tengo más información que mi escasa experiencia. Lo he vivido pero, no con lesbianas, con chicas hetero.

En la Costa Brava me acosté unas largas vacaciones con dos hermanas, furiosamente heteros y muy apasionadas, que sin embargo, no desdeñaban darse placer una a la otra y compartirlo conmigo.

Por eso digo, que sólo me intereso en esos amores femeninos cuando sé que al final seré bien recibido. Es decir, si las chicas son bixeluales o heteros. Y aún así, esta fantasía no me quita el sueño.

Dos mujeres a satisfacer, a mi edad, es un trabajo, amiga mía. Un camello. ¿Respondí a su pregunta?

García Francés dijo...

Dª Sol, pero si es un casposo, medio guarro...

¡Huy, la vamos a tener...!

García Francés dijo...

D. Subterráneo, pues hace mal no viéndola porque la tele tiene su punto.

Por ejemplo, a mi me ponía la psiquiatra de Soprano. Y me pone la directora del hospital de House.

Por ponerme, le diré que casi me ponen los telediarios de D. Hermann Tertsch...

García Francés dijo...

D. Alijodos, ¿sería usted tan amable de resumirme el post en unas pocas líneas, las que usted que conoce el asunto considere imprescindibles? ¿Hay fotos?

Lo colgaré con gusto, amigo.

García Francés dijo...

Dª Iàm, usted ya pude llamarme como lo deseé, somos camaradas en tantas aficiones que sería una impertinencia negarle ese derecho.

Respecto al Dr. House, se ve que respira usted por la herida, quizás, ¿trabaja en Sanidad? ¿En alguna de nuestras maravillosas autonomías?

Bueno, hacen falta médicos con urgencia y los están importando de exóticos lugares donde, a veces, las universidades no son Salamanca. Nuestro alumnado universitario está algo abecerrado.

Luego están Llamazares y los españoles licenciados en el Caribe. En Rusia.

Desde luego yo no digo que la belleza cure. No me importa eso. Digo que me ponen algunas chicas con bata blanca, o sin ella. Vease la psiquiatra de los Soprano.

A usted le hubiera encantado trabajar con mi padre. En el hospital le llamaban el Dr. Satán y los pacientes se debatían con él entre el pánico y el terror. a elegir.

Un gran abrazo, Doña.

García Francés dijo...

Por favor, Dª I'am, ¿era o no era ROLDÁN? O , ¿es que ha recibido usted una llamada amenazando con romperle las piernas? Por cierto, supongo que preciosas...

Siempre es mejor ser retirada, amiga mía, y dedicar el ocio a versificar comiendo bombones tirada en la cama entre tules y sedas. Que trabaje el otro.

Celebro que su curiosidad y su imaginación estén maquinando al tope de sus brillantes neuronas de romántica empedernida. Ya me dirá sus conclusiones.

Y, por Dios, ¡Bettina Brentano! Nada más lejos aquel exquisito universo del que pisan las botas embarradas de éste garrulo amigo suyo.

Con mi afecto, Doña.

García Francés dijo...

No, Dª Bárbara, no me gustan los flacos cadáveres ambulantes. Prefiero las chicas lustrosas y redondas como manzanas.

Pero, todo era una broma, ninguna de las doctoras de la serie me pone demasiado, pero si tuviera que elegir me sentiría más atraído por la directora, que me parece una mala-buena, y sus escotes. Senos que, por cierto, tampoco son para tanta alharaca si no se los compara con los de TRECE. Si se fija bien, lo mejor es su CULO.

Fijese mi interés en Cuddy que, cuando lleva una de esas horrendas blusitas SIN escote que se pone, inmediatanmente cambio de canal.

Un abrazo muy grande, querida amiga.

García Francés dijo...

Dª Silencios, por favor, ya sabe que los novelistas no somos tan sensibles como los poetas, se lo he explicado alguna vez y hoy tiene la prueba.

Lo de House era broma, usted lo sabe bien, me gusta el personaje.

Y con lo de las chicas trataba de mantener mi postura de la entrada sobre las gorditas. Pero en esa serie todas son flacuchas, por eso me incliné más hacia el canalillo de la Dra. Cuddy.

Si, House, se gira para mirarle el escote, yo no quiero ser menos. Inteligentes doctoras, seguro, pero ESO sería otra entrada, dulce paloma mía.

La quiero con la aspereza de un novelista de serie negra, amiga.

García Francés dijo...

Creo que es el Cuatro, Dª Antonia.

No acabo de entender, amiga, ¿trabaja usted en la Sanidad o se pone la bata y el estetoscopio al cuello para excitar hasta el paroxismo a los hombres que la acosan?

Yo conocí un par de chicas verdaderas maestras en el arte del disfraz con fines amatorios. Se lo contaré en una próxima entrada.

No entenderla no debe ser torpeza mía, sino el arte que usted tiene para enfilar sus pasos hacia los mencionados cerros jienenses.

No se preocupe, amiga, vivo en mi campo y me cuido del frío. Una ropita para montar los caballos, otra abrigada para bajar al pueblo o la ciudad y una más para delante de la chimenea que, la Señora Bernarda, me enciende cada día a las ocho de la mañana. Antes de preparar mi desayuno.

Por cierto, sin que me lo pregunte le diré que ésta Bernarda no es la del famoso coño.

Sigamos compartiendo, amiga mía, es delicioso.

García Francés dijo...

Yo del Dr. House, Dª Eva, sólo conozco sus imagen cutre, casposa, y cínica. Me gusta pero me cansa. No se puede ser tan malote sin aburrir a los demás. Sin agotarlos, por previsible.

Un abrazo grande, amiga mía.

García Francés dijo...

"¿Dónde está Dios?", pregunta un personaje en una de mis novelas. Se desarrolla la acción durante la escabechina del "sacco de Roma" por las tropas de Carlos V.

"Está atendiendo los ruegos de nuestros enemigos, recuerda que ambos bandos somos católicos y le rezamos al mismo", responde otro.

Gracias, Dª AntoniAtenea, por inscribirse entre mis seguidores, permita que desde hoy yo sea uno de los más fervientes entre los suyos.

Espero encontrarla a menudo, me gusta su forma franca de decir y la frescura natural de presentarse sin, como tanta mema, buscar exóticos misterios de mujer enigmática, ¡con pasado!

Un abrazo, amiga mía.

Antoniatenea dijo...

¡¡Caray Sr. García Francés!!
:
Este estilo entre aristócrata y despegado tratándome de usted y la poca vergüenza que caracteriza todas tus entradas que he tenido el placer y el tiempo de leer, me parecen mucho más divertidas que muchas de las sensiblerías que corren por muchos blogs..algunas muy artísticas.. pero otras terriblemente soporíferas.
Por eso me enganché a tu blog encontrándote en un relato erotico magnífico que editó creo que por causa tuya Silencios y que encontré sublime...si esa palabra es adecuada para lo sensual y caliente.
Has dado en el clavo...no tengo nada de misteriosa y no tengo nada de glamour...me gusta ir directamente y no, no engaño, soy médico de família y trabajo en un centro de salud mis siete horas y me divierte mi trabajo. Cuando lo acabo me divierto abriendo blogs como el tuyo.
Encantada de saber que estos doctores House ácidos e increíblemente sagaces puedes encontrarlos en otros lugares ...y no tienen que ser médicos...:))

¿Sabes? me he reído mucho con lo que dices de que tienes Rh negativo que para sí lo quisiera Arzallus....reirse a conciencia es lo que me gusta y divertirme...pasar por la vida bien...no sufriendo por tonterías...y lo has conseguido!!

Un abrazo, señor cruzado de aristocracia y plebeyez....yo sólo soy plebeya: Sánchez García...:))))

García Francés dijo...

Vaya, lo siento, Dª AntoniAtenea, ¡la he preocupado con el uso del USTED! Le pido disculpas y, al mismo tiempo, le agradezco que reconozca en mis entradas su miajita de cachondeíto. Me alegra que las disfrute. Y, por supuesto, le doy infinitas gracias por sus halagos, señora mía.

Efectivamente hay mucho rollo sentimentaloide en la blogosfera y un puntito canalla se agradece.

Canalla sin abandonar la
las buenas maneras que aprendimos de nuestros papás y que ellos recibieron como legado de nuestros antepasados, padres fundadores de la vieja cultura occidental simbolizada por lo que llamo vieja escuela de la orilla suiza del Làc de Genève.

Sí, aquel relato de Dª Silencios fue estupendo aunque le ganó a los puntos, en visitas, el de Dª Nazaríes. Los dos eran excelentes y bastante HOT para estar escritos por niñas buenas. Habrá que repetir esos Encuentros de Literatura Erótica. ¿Se apunta a participar, Doctora?

Bueno, querida, debes usted saber que mi RH lo quisiera Arzallus pero, también, lo anhela la Cruz Roja, donde cada vez que acudo a donar me sacan la alfombra VIP. Después de tantos años de donante ya la tengo pelín raída. La alfombra.

Un abrazo muy cordial y no se preocupe de su plebeyez, amiga mía, como dijo Osgood, en Con Faldas y a lo Loco, "bueno, nadie es perfecto".

Related Posts with Thumbnails