...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

lunes, 4 de enero de 2010

Punto G o El Dorado, la misteriosa leyenda del tesoro inencontrable

Pero, ¿hubo alguna vez 11000 vírgenes?

Después de que la peña haya pasado años frustrada hurgando, dedo en ristre y con todo tipo de herramientas punzantes incluído el pene, el papacheco* de los chicas, ahora, nos dicen que no existe el Punto G.

Dios mío, ¡cuánto dolor, cuánta vergüenza y cuánto reproche hubiéramos podido evitarnos los desmañados! Cuánto tiempo perdido mientras, como torpes fontaneros sexuales, manoseábamos afanosos aquellas delicadas cavidades.


"Joder tío, ¡para ya! No tienes ni puta idea, ¡que mal lo haces, coño! Si yo me lo estoy tocando... Es que no valéis para nada, cojones". Y resultó mentira.

Lo mismo debieron sentir Francisco de Orellana y Gonzalo Pizarro cuando comprendieron que los nativos les habían vacilado durante la espantosa expedición en busca de la ciudad perdidad de El Dorado. Una estafa.

*Llámase papacheco en Barbate, Cádiz, al chumino, debido a la reiteración con que, señalando el kiki de las jovencitas, afirmaba un lugareño de apellido Pacheco: "Este, pa'Pacheco"

37 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Vaya estafa El Dorado y que bien se lo pasaron.

eva-la-zarzamora dijo...

Ese es un punto que muy, pero que muy pocos encuentran... por muy, pero que muy... Magos que sean;)

Un abrazo, don.
Y con él, el placer de seguir compartiendo sus desmesuras y las mías.

Un abrazo.

Atila el Huno dijo...

ReDios!!!...no pué sé...p...perooo...MCGNLPT!!...ME DISCULPE...voy a tener una palabras con la yegua de Atila!!!

Tamañana!!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Quizás habría que traducir "La Piel" a más idiomas...bueno, a algún que otro idioma...
Genial entrada, don Alfredo!

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

En la aventura como en el sexo lo que importa es la búsqueda.
Estando de acuerdo con su fundada queja, apuesto por la aventura y me animo y lo animo a seguir indagando hasta allí donde la ambición nos lleve. Porque el punto G existe como también existe El Dorado. No lo jodamos hallándolo y manoseándolo sin o con cuidado con ningún título de propiedad o acotándolo con un cartelón de privado, que sea por siempre ese lugar ideal al que si se llega es por casualidad soñada, para despertar pletórico habiendo olvidado el camino por el que a él llegamos y también el momento exacto en que de él fuimos desterrados.
Para reparar este profundo desconsuelo propongo retomarnos en el punto C y desde allí comenzar a explorar hasta alcanzar el divino desaliento de la ternura, que es al fin la que nos hace (G)randes en estas lides.
Reciba un fraternal abrazo.

Menda. dijo...

Que sí que existe, jajajajajaja. Doy fe. Qué mal ha quedado mi afirmación, pero es lo que hay.

Bárbara Paraula dijo...

Que curiosa noticia. Viene a demostrar lo catetitas que somos las mujeres en lo referente a nuestra sexualidad. Vaya usted a saber porque parece que tengamos poco con el clítoris, me pregunto si es que algunas todavía no se han descubierto este y por eso andan buscando zonas nuevas.

Lo que no me parece es que las mujeres que han afirmado tener más zonas erógenas mientan, a veces se pueden experimentar orgasmos de intensidad peculiar y origen inidentificable entrando en juego los pechos, la pared frontal de la vagina, el ano..... Y porque no, otros que yo no conozco y ellas sí.

Y no vamos a andar buscandole apellidos a cada uno de ellos. Así que mejor, los orgamos no son
G, ni H ni Beta. Son nuestros.

benjamingrullo dijo...

Así que el punto G ha resultado ser un macguffin. Otro.

Ferchu dijo...

Apreciado D. Alfredo, con qué delicadeza aborda Vd. ciertos temas, con qué suavidad toca ciertos puntos ...
¡Que tenga buenos Reyes Magos de Oriente!, ¡que nos consta que se ha portado muy bien en 2009!.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que me gusta a mi un punto G bien cogido...

Saludos y un abrazo enorme.

Silencios dijo...

Mi querido amigo Dº Alfredo.

Interesante entrada, efectivamente muchas mujeres daríamos fe ciega del que punto G existe, no uno sino varios en el mismo cuerpecito.

El problema creo que radica en que ustedes caballeros deberían de prestar mucha más atención, casi como la que ponemos nosotras en cada segundo de la " afanosa" y romántica noche o día ( según) ay ay ay, señor!!!

Mi adorado amigo le deseo una feliz noche de sueños cumplidos, cuando los Reyes de Oriente se cuelen por una de sus ventanas, no olvidé dejarles una copita de vino dulce que las noches son muy frías por estos y aquellos no tan lejanos lares.

Besos de caricias siempre para su corazón.

Delicadeza y sutileza, amigo. No lo olvide .... sssshhh.

Necronomicón.net dijo...

Envidio a los “científicos” como esos del King's College que habrán cobrado un pastón durante ¿años? para elaborar un estudio tan sesudo y transcendental. Yo por la mitad de libras habría llegado al mismo resultado, o al contrario, claro que yo no tengo estudios…

Comparto la opinión de José Alfonso Romero “en la aventura como en el sexo lo que importa es la búsqueda”

Feliz año nuevo y que los RM acierten con la colonia.

Ana dijo...

Bueno...Otro mito que cae...Jajajaja...
Muchos besitos D.Alfredo.

Terly dijo...

Decía mi padre en uno de sus "Acordes Líricos" en referencia a los sueños:

Cuando llegué a la puerta
me estremecí de pronto.
Todo bien escondido
nos promete algún gozo.

Empujé con la mano
la puerta, tembloroso,
y la estancia vacía
apareció a mis ojos.

¡Un arcano vencido,
pero un ensueño roto!

Mejor seguir soñando en abrir esa puerta algún día, que abrirla y no encontrar nada tras ella... Un punto G evaporado.
Un abrazo, amigo.

Nazaríes dijo...

El punto G es un cùmulo de sensaciones que pasan por tu cuerpo cuando tu pareja te excita. Puede ser a travès de contacto sexual, pero tambièn puede ser a travès de otras muchas maneras, como cuando te estremeces hasta el lìmite con solo oir su voz o con solo escuchar su respiraciòn, sus gemidos, sus jadeos,o sòlo con pensar que tù tambièn trasmites todas las sensaciones que en tu cuerpo se estàn produciendo.Una simple mirada, te puede llevar a alcanzar el paraìso...

Nazaríes dijo...

Melchor,Gaspar y Baltasar son los Reyes de Oriente. Y usted querido D. Alfredo es el Rey del BLOGGER .......... . Que nunca nos falte su palabra!!!! y que siempre nos acompañe, òjala los Reyes Magos le traigan màs labia de la que ya tiene y nos siga sorprendiendo!!! @@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

Javier dijo...

Para mí que el punto G de la mujer, es una falacia, al menos el de mis paisanas que me llaman inexperto para salvarse ellas. Dicho esto, a mí me basta con el mío, todo yo soy punto G, lástima que me falten las caricias de mis amigas.

Un abrazo y que los Reyes Magos nos traigan la felicidad deseada a todos, a las mujeres también..

Terly dijo...

Vengo a desearte una feliz noche de Reyes y que nunca dejes de soñar...

LOS REYES MAGOS

¿Quién dice que no existimos?
¿Quién dice que es falso todo?
Somos más que Reyes Godos,
somos los Reyes del mimo.

A los sueños nos unimos
en este bello periodo,
luchando codo con codo
con Santa Claus que es un timo.

Quien en nosotros no crea
no sabe que el sueño existe
y esto es algo más que triste.

Quien piense que Dulcinea
no existió para el Quijote,
no es un listo, es un zote.

Melchor, Gaspar y Baltasar
Terly
.
Un abrazo.

Javier dijo...

Terly, no es por corregirte pero: ¿no crees que el último verso del soneto quedaría mejor si pusieses en vez de: "no es un listo, es un zote": "más que ser listo es un zote"?

Un abrazo y felices Reyes Magos, a todos y a todas, claro.

García Francés dijo...

Y usted que lo diga. D. Supersalvajuan, demasiada Leyenda Negra...

García Francés dijo...

Dª Eva, por favor, si usted lo sabe, díganos a los varones del blog donde se puede hacer un "Master en Localización de Puntos G".

Seguro que se lo agradecemos todos. Un abrazo, amiga.

García Francés dijo...

Rey de los Hunos, ponga orden en su sexualidad y las de TODAS sus huestes. Orden del día: PUNTO G.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Sigo sus sabio consejo y no cejaré en ambas búsquedas, D. José Alfonso, ni en la del Punto G ni en la de El Dorado.

Aunque esta última me parece la más fácil; es el aeropuerto de mi Bogotá querida y hay que estar ciego, o manco, para no encontrarlo.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Ay, Dª Menda, ¡cuánta soberbia tiene la juventud!!!!!!!!

Por favor, si usted da fe, imparta, además, algunas precisas instrucciones para los torpes.

Un abrazo y felicidades por ese plus del que usted disfruta. ¡So egoísta!

García Francés dijo...

Al fín, Dª Bárbara, se impone la voz de la sensatez, "el clítoris para el/la que se lo trabaja. Ese sí que lo encuentro fácil.

Gracias por desculpabilizarnos a los patosos.

Ya he pedido a la expertas unos apuntes o la dirección de un master en "Localización de Punto G", para que no digan que uno no quiere aprender y esta anclado en el "misionero".

Y, por supuesto, me quedo con su eslogan de antigua resonancia feminista: "Los orgasmos son nuestros".

Un cariño para usted, amiga mía.

García Francés dijo...

D. Benjamíngrullo,

¿Donde está el Punto G? --dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es el punto G? ¿Y tú me lo preguntas?
El Punto G... eres tú.

Un abrazo, querido.

García Francés dijo...

D. Ferchu, querido, le digo lo mismo que a D. Benjamingrullo, disculpe mi tardanza, Le agradezco su elogio, pero ¡Que coño! ¿No querra usted que además de patoso me llamen bruto?

Un abrazo enorme, amigo mío

García Francés dijo...

Por favor, por favor, D. Hiperión, usted que sabe de Puntos G, enróllese y denos unas pistas a los torpes.

Es que, ¡con ustedes los poetas no hay quién compita!

Esperamos, amigo mío, por favor.

García Francés dijo...

Mi querida poetisa, Dª Silencios, perdone por el retraso en mi respuesta.

Así que, ¿ahora viene usted y me pone más tarea? No uno sino encontrar varios puntos G...

¡Y encima me riñe y me dice que no pongo atención...!!!!!! Pero, Doña, ¡si yo hago todo lo que puedo! De verdad, se lo juro.

Pero uno es torpe, ¿qué quiere usted que haga si Dios no me ha dado el don?

Gracias por sus deseos de Reyes, pero, ¿no podría concretar un poco? Eso, a los patosos, nos ayudaría, querida mía.

Con todo mi cariño, Dª Silencios, aunque sea demañando y bruto.

García Francés dijo...

D. Necronomicón, como a todos los amigos anteriores, le pido disculpas por mi tardanza en responder.

Coincido con ustedes, D. José Alfonso y usted mismo, en que "se hace camino al andar". Bueno, dicho así suena un poco menos refinado pero, que quiere, yo tampoco tengo letras y también me hubiera gustado que los "expertos" hubieran contado conmigo para participar en los ensayos.

No me dice si usted es de "compartir los regalos".
Un abrazo fuerte, amigo.

García Francés dijo...

Dª Ana, refiriéndonos al Punto G, efectivamente estos tiempos son de caídas, cayó el Muro de Berlín, cayo el mito del Punto G... ¿cual será la próxima decepción...?

Un abrazo muy fuerte, sirena.

García Francés dijo...

No, D. Terly, si al final será mejor que no exista el Punto G, o que no lo encontremos, para tener la disculpa de seguir buscándolo.

Como usted dice, mejor seguir soñando en que algún día, con un ligero roce, ¡haremos enloquecer a las mujeres!!!

¿O les dejamos el curro a otras generaciones...? Un abrazo, neorme, amigo mío.

García Francés dijo...

Dª Nazaríes, sea bienvenida tras cruzar ese océano tan helador que nos separa. ¿Qué tal Nwe York?

Me agrada ver que usted participa en esta entrada, pues después de ser la firma más visitada en el último Encuentro de Relatos Eróticos se le supone cierta autoridad en las artes amatorias.

Entiendo que usted defiende que el punto G sería la suma de cada microporos del cuerpo femenino.

Vamos, que apuesta por la extremada excitación de todos los sentidos, de manera que la conjunción desencadene un tsunami sensorial y emocional.

Creo que estoy totalmente de acuerdo con usted, amiga mía.

García Francés dijo...

Es usted una monería de emigrante, Dª Nazaríes. Le doy las gracias, muchísimas gracias, por sus halagos que me hinchan como un pavo real.

Aquí siempre tendrá su casa y mi palabra, amiga mía.

García Francés dijo...

Los patosos, D. Javier, usted, yo y tantas otras víctimas, hemos sido masacrados por el Punto G que tanto daño ha hecho a la pobre sexualidad de España.

Respecto a su Punto G, creo que coincide con Dª Nazaríes, todo el cuerpo sería un multiple punto a la espara de ser despertado en su totalidad.

Respecto a las carencias táctiles que añora de sus amigas, lamento deplorar la falta de amistad y de caridad que nos sacude en estos tiempos de matertialismo.

¿Ha probado con el amor mercenario? Tiene mala prensa pero hay especialistas a las que no se les nota nada, ninguna carencia. Y al final, un amigo mío, dice que es mucho más ecónomico. y, en estos tiempos de crisis...

García Francés dijo...

Gracias por estar al tanto de todo, D. Javier.

A mí también me había chocado ese verso. Seguro que D. Terly le agradece su interés, amigo mío. Un abrazo grande.

García Francés dijo...

D. Terly, millones de gracias por felicitarnos los Reyes con sus geniales versos.

Espero que reciba usted tanto cariño y regalos como se merece, porque, de verdad, usted se lo ha currado todo el año.

Un abrazo enorme, amigo mío.

Related Posts with Thumbnails