...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

miércoles, 3 de febrero de 2010

¿Soy otro hijoputa? Cierto que lo soy, siempre seré vuestro hijoputa

Doce del Patíbulo

Últimamente mi blog chorrea más almíbar que el Día de los Enamorados y, cierto espiritu buenista, parecido al de Gran Hermano al principio de temporada, se adueña de mis entradas. Un amigo dice que los autores escribimos para que nos quieran. Y eso me jode. Hay que volver a la cruda realidad.

Me asombra que los blogueros nos queramos tanto, que alabemos incesantemente nuestros escritos y que, cualquier insignificante acción de solidaridad, despierte oleadas de entusiasmo y de lisonja. De verdad, ¿somos tan buenas personas? ¿Escribimos con esa genialidad que nos adjudican? Lo dudo porque pese a tanto afecto los resultados mensurables son satisfactorios pero incompletos. Como el sexo telefónico.

Mi opinión es que los blogs son nidos de vanidad y soberbia. Sinceramente, en general, creo que quienes nos lanzamos a escribir en un blog escondemos siempre un punto de suficiencia. No es malo, salvo en personajes tan desmesuradamente engreídos que apetecerían obligar al resto del mundo a suplicarles clemencia. Por estar ahí. Por coincidir.

Vanitas, Vanitatis...

Internet y Salud

Es el impuesto revolucionario que debe pagar quien se expone a la opinión pública en la blogosfera. En ella se recibe mucha indiferencia, infinidad de halagos y críticas, bastantes juicios y opiniones mesuradas y, siempre, como no, aparecen personajes insólitos. Sorprendentes por su talento y empatía unos y asombrosos por su gilipollez otros. En general, unos y otros, son la excepción de la medianía. Ángeles y demonios.

Por supuesto, moderar los comentarios permite evitar pelmazos y babosos. Lo malo es que, al cerrarles la posibilidad de vomitarnos encima, quedamos entre partidarios. Hoy, porque también hay placer en confesar, quiero sacarles de dudas. Se lo debo a quienes me dicen que escribo bien, que soy solidario y buena gente. Error.


Hitler y Stalin también amaron y fueron queridos. Eran humanos. Monstruos humanos. D. José adoró a Svetlana y D. Adolfo deseó a su sobrina Geli. El bien no existe sin mal y debe al mal su condición de bien. Pero, cuidado, conmigo están creando ustedes otro monstruo.

Confunden mi sonrisa con bondad, mi silencio con beneplácito, mi sobriedad con virtud y, así, tantas y tantas otras cosas. Es cierto, soy cortés, prudente a veces, austero casi siempre y no demasiado bebedor. Pero no se confíen. No soy un simpático bohemio algo canalla. También odio. Y, en casos límite, me deleito en la ofensa.

Soy tan rencoroso como para cortarle a un tipo los tendones con una cuchilla de afeitar. Tan malo como la abogada PATTY HEWES, interpretada por Glenn Close en la serie "Daños y Perjuicios". Pero más peligroso porque soy menos inteligente.

Es decir, soy un hijoputa más. Espero ser SU hijoputa.

43 comentarios:

Subterráneo dijo...

Lo ha expresado usted muy bien, señor García: en mayor o menor medida somos unos ególatras. Aunque siendo conscientes de ello tal vez consigamos refrenar nuestros impulsos mesiánicos y, muy de vez en cuando, escribir algo que pueda servir a alguien de consuelo, de entretenimiento, de alegría o de pena. En fin, que sí.
Lo que somos, yo creo, más bien, es simple y llanamente, putas; unas más alegres, otras más tristes. Pero eso somos.
Así que sigamos retozando en el serrallo para solaz y alegría de mirones.

Eva- La Zarzamora dijo...

Jajajaj Venga, ya que ud se lo dice todo solito, no hay nada más que añadir.
La verdad que en esto hay de todo como en la viña del señor y no creo que haya nadie que esté bien de la mollera.
Le perdono por lo tanto la hijoputez. Pero si quiere serlo a toda costa seré solidaria...
Besos y un abrazo, Don.

© Capri dijo...

Ejem

Espero ser SU hijoputa.
¿Trae usted un pan bajo el brazo o lo hay que alimentar? Mire que la vida esta muy cara como para tener otro hijo ..... aunque de puta sea

Atila el Huno dijo...

Comandantee!!

Holaaaa, pasaba por aquí, Buen Post!!, me encanta como escribe, genial!!...es Usted un caballero adorable!!.

Muacs

............................

GGgrrrrrr...¡¡¡kómo jode!!!!

Saludos a degüello!!

Brushi dijo...

Bueno, esto no es nada nuevo y forma parte del ser humano, todos llevamos al diablito parado a un lado y al otro lado a el angelito, a veces gana el de los cuernecillos, y eso es algo común.
Porque a ver...¿Existe alguien en este absurdo mundo que no haya sido un hijoputa alguna vez para alguien? Pues yo apostaría a que no. Cada uno tiene sus motivos y sus razones, que pueden ser equivocados para otros...o no.

Porque eso de poner la otra mejilla nadie lo practicamos, y mucho menos aquello de amar incondicionalmente sin pedir nada a cambio, q somos egocentricos en algunas ocasiones? Pues si, ¿Que tenemos tendencia a mirar solamente a nuestro propio ombligo? Pues también, ¿Que alguna vez saqué las uñas, y fuí cruel, sarcástica e hice daño a propósito?, Pues también,...
Siempre apostillamos que ha sido en defensa propia, ¿Y entonces quién tiene la razón?, si siempre hay dos versiones y cada uno tiene su VERDAD.
El bien y el mal es algo que siempre formará parte de todos nosotros, y quien a mi me parece buena persona, seguro que otro lo señala como un hijoputa y viceversa...

Yo también he sido una buena hijaputa alguna vez, y sacaré esa faceta ladina mia de aquí en adelante cada vez que se me plante un hijoeputa delante y quiera ser más listo q yo...

Como ve de hijoputas esta el mundo lleno!!, así es que no se de por diferente, y no se meta en explicaciones...

Bienvenido al Club!!...

PD. Y sí tiene usted un enlace a esa entrada, le refresco la memoria, esa que usted me sugirió.
Pillado o no?

Saludos Don!!

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Pide Ud. mucho, no son pocos los selectos hijos de puta que pueblan el mundo. Hijos de los que se avergüenzan hasta sus madres, hijos que no las hacen pasar putas, que nos chulean, en fin…
Creyendo entender el exacto contenido de su queja, le diré que estos cuadernos encarnan una magnífica y civilizada forma de ignorarnos, una sutil forma de indiferencia. A primera vista pudiera parecer poca cosa, pero no lo crea, está Torre de Babel de lenguas confundidas nos retrata, establece vínculos que nos obligan aún sin saberlo, porque una vez se da respuesta se está certificando la existencia del otro, es decir, que nos puede importar un carajo lo que dice y como lo dice, pero jamás podremos alegar que en esa otra orilla no hay nadie. Cada entrada levanta acta de Ud. cada comentario de quien lo hace, en la verdad o en la mentira nos esboza. La utilidad está cogida por los pelos, lo sé, pero créame que es algo.
Contemplo esto como la voluntaria suma de eternos sumandos. Un espaciarse entre palabras, esos espejitos de mano en los que nos miramos buscando vernos perfectos y nos vemos como nos vemos, si supiésemos descifrar los espacios podría darse el caso de que hiciésemos literatura, pero de momento habrá que conformarse con andar a saltos, como en los días de lluvia o crecida, de piedra en piedra, o a la pata coja, escribir digo, como los sapos, sin excesivo cuidado.
Soy de los que creen que vale más el consuelo que la vanidad, y a los que afirman que “el que no se consuela es porque no quiere”, les digo que la vanidad me la doy y el consuelo mes es dado.
No sé si es Ud. lo que escribe, pero suena redondo, que más se puede pedir si a esa virtud se le añade la generosidad de ser regalado.
Reciba un fraternal abrazo.

Cesar dijo...

Mire usted por donde, Sr Francés, no me pilla de nuevas..Algo me había barruntado del asunto, pero no se engañe a sí mismo, yo no le halago porque sea usted un cervantes redivivo, sino por ver si puedo sacarle algo...Y claro que le he sacado..de momento le leo gratis!Bueno, lo del libro no cuenta, eso es lo que vale el material y queda fino en mi estantería de nogal barnizada.
Por otra parte no puede ser un hijo puta quien presumiendo de ello, nos avisa. Pero no se apure, si quiere serlo, seálo. Este puto país no tendrá un duro pero está lleno de hijosputa.
Reciba un cordial saludo de este humilde aprendiz. (de h.p)

Javier dijo...

Si usted lo dice, D. Alfredo, tendré que creerle. Yo, en mi caso, me conformo con ser un cabroncete, mi cabroncete, claro. Los demás, supongo, que ya tendrán bastante con lo suyo.

Un abrazo.

Nazaríes dijo...

Yo encantada de que usted sea mi hijoputa..... Y encantada con el ejemplar que hay de portada..ya era hora!!!!!



Saludos muy hijoputas muy cabrones,muy gilipo.....etc etcet

Fidelio en el bosque animado dijo...

Aaaay ay ay! Qué propio está vd con su hábito en la foto final de la entrada, don Alfredo! Estoy muy de acuerdo con su atisbo de repaso por los pecados capitales (¿y la gula en todas sus acepciones?). Si me permite hablar de uno mismo (sin tanta humildad como el ayudante del mentor de David Copperfield), si yo llegara a escribir, es decir, si tuviera la habilidad o el don de la escritura y me preguntara por qué escribo contestaría sin dudarlo: ¡por dinero!

Pero como no tengo la pluma (estilográfica) que hace falta, pues eso, con los demás mortales.

Me encanta la comparación con los minutos iniciales del Gran Hermano. Lo peligroso de los blogs es que (como en internet) nunca se sabe a ciencia cierta quién hay al otro lado, por lo que si el interlocutor responde al perfil ¡ya es un logro! Por ejemplo, quién lo dice a vd que yo no soy un agente del Mosad elaborando un perfil psicológico de los blogueros españoles!!! Un fuerte abrazo desde los minutos finales del Gran Hermano!!

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Don Alfredo, amigos.

Desconozco si es una supuesta idolatría la que subyace bajo mi afición bloguera. La verdad es que, cuando me planteé escribir y publiocar mi bitácora, tenía la intención de obligarme a escribir en un registro muy diferente a como acostumbro por mi actividad profesional. Escribir y compatir vivencias, sin mayor pretensión. (Y al final, es increíble el nivel de confianza que alcanzas con algunas personas, aunque no las hayas visto en persona jamás).

Usted, Don Alfredo, es, como dice Atila "un caballero adorable".

Un abrazo, amigo mío.

Ana dijo...

D.Alfredo...Se puede decir más alto, pero no más claro...
Yo modero comentarios no por evitar que me critiquen, sino porque al principio de empezar con el blog me dejaron una serie de comentarios asquerosos. Hace poco tuve que quitar los anónimos por algo parecido.
Por lo demás, empecé a escribir en mi blog para mi sola, sin pensar que nadie me leería. Y tengo claro que no escribo tan bien como me dicen, pero me gusta hacerlo...

Un besazo D.Alfredo.

Antoñi dijo...

Uif!!,… ma sustao, eH!!..., Espere D. Alfredo, es que guardé el paraguas y he ido a la cocina por la tapadera de la paellera….
A mí me gusta su desenfado y no le evalúo… ¡Qué más quisiera yo poder hacerlo!....
Su talante de hoy me ha recordado, cierta ocasión que me enfade tanto con un susodicho personaje, que mirándole a los ojos echando fuego por los míos, le dije;
_Para mi eres una cucaracha que ahora mismo aplasto con mi pie izquierdo_
El miro mi gesto, con el pié derecho simulando matar el inocente bichito y muy burlón se atrevió a decirme;
_Aclárate, ¿Eres de derechas o de izquierdas?_
_Yo, soy disléxica, mequetrefe, que te puede la soberbia y aún no entiendes las señales_ Le dije con un generoso corte de espalda….

Con eso le digo, que ignorar la soberbia, la egolatría y otras especímenes por estilo, es la mejor medicina para su carcomida prepotencia, que hijoputas somos todos si nos tocan los talones…..

Besos, D. Enfadao

Aquí Dña. Asustá

Brushi dijo...

Querido Dº Alfredo le puedo a usted decir que las dos cosas me ocurren,(le contesto a usted al comentario dejado en mi blog de las crónicas brujas)...

¿Por qué no comprueba usted también que es lo que opina su audiencia ante semejante follada enchocolatada?...jajaja...

Creo que hay que incitarlos a que se mojen y cuenten que es lo q han lamido en otros cuerpos...

Seguro almíbares varios ;)

Tire de la mantaaa!!

Saludos Don!!

Cesar dijo...

Y no me olvido, agradezco la mención que usted ha hecho de mi padre en otro comentario, como agradezco igualmente o más la mención que ha hecho al suyo. De casta le viene al galgo, suele decirse.
Me demostró interés leyendo post algo antiguos, cosa que nadie hacemos para qué vamos a engañarnos, salvo contadas excepciones.

Beatriz dijo...

¿pero acaso por algún momento había pensado usted que nos la había colado?
ay D.Alfredo, no creo que nadie pase por aqui buscando santidad, ¿no?

Alijodos dijo...

Nuestro hijoputa preferido diga usted que si por que a las personas se les quiere como son con sus cosas buenas y no tan buenas siempre que se pueda permitir...un abrazo amigo mio...

i am... dijo...

Mi querido amigo, me lo permita o no, nimiedad que a estas alturas me tiene sin cuidado, debo decirle que aun compartiendo con usted sus ideas, genericamente hablando, en cuanto al mundo de los blogs se refiere, discrepo en la totalidad con su afirmación sobre su procedencia materna. Verá,... usted puede calificarse, autocalificarse y/o recalificarse cuanto y como le venga en gana y a su antojo, si eso le complace, aunque en el fondo ambos sepamos que no es requisito suficiente para conferirle las cualidades necesarias para ser un verdadero "Hijo de Puta" (con mayúsculas ambas). Ese compendio de sabiduría popular que es nuestro gran Refrenero Español lo deja claro y latente:
"Dime de que presumes y te diré de que careces"
"Perro ladrador, poco mordedor"
Son dos sencillos y claros ejemplos del tema en cuestión. Hay más, muchos más y por supuesto, menos benevolentes,que reflejan tal evidencia, pero darían en pensar que soy una hija de la madre de la que usted presume, y mi querido D. Alfredo, yo seré la que soy, pero mi madre es una santa.

Reciba un cordial saludo.

PD.: Ciertamente me hubiera encantado disfrutar de esa jornada en Salamenca, tanto por la emoción de la tienta, como por el disfrute de ver a una becerrilla empitonando. Si usted asiste y yo consigo resolver un pequeño asunto laboral, hasta podríamos cruzarnos en Sevilla, en la feria del toro.

Mar dijo...

De "hijoputa" a "hijo de puta" va una diferencia muy grande, eso lo aprendí aqui en esta tierra tan maravillosa donde vivo Andalucia y sabes?? me encanta que seas un hijoputa ;)

Besitosssssssss

Bárbara Paraula dijo...

Cojones D.Alfredo me pone usted en el dilema de no saber si alavarle la reflexión...

Mi blog en windows live se subtitula: "otro de esos monumentos al ego propio ¿no están de acuerdo?."

Con lo que ya se imagina que estamos de acuerdo. Al menos usted escribe amplio sobre otros..... virtud de la que yo suelo carecer.

Y si usted, con cuatro libros en cartera y ensayo diario no es un genio de la escritura, imaginese los demás. Pero es que no es lo más importante. Cuando entablamos relaciones no buscamos a las mejores personas del mundo tampoco. Esas nos aburren.

Sólo nos gusta pasar el rato juntos y a veces es el pequeño detalle de personalidad, incluso el defecto el que nos enamora.

Respecto a su hijoputez..... bueno, digame ¿no querría hacer causa particular contra mi inquilino o contra una perra del infierno que tengo en mente?. Lo digo porque yo, siendo capaz de articular verdaderos engaños, de buscarle en ocasiones las castaños al prójimo ando pelín corta de ese talento para joder al enemigo. Le tengo miedo a las consecuencias, me da pereza, y siempre termino decidiendo dedicarme a lo mío con la infundada esperanza de que la vida me traera la cabeza del enemigo por sí sola. Y así no se gana. Debería aprender la guerra. Quizás tengo demasiado miedo a no ser amada.

Así que al menos de mi no espere que le despierte el lado agresivo. No tendría cojones. A lo sumo, alguna objeción lijadita con mucha adulación.

Un saludo, mi hijoputa.

hatoros dijo...

¡HOSTIAS, YA SOMOS DOS QUE PENSAMOS CASI LO MISMO!
¡COJONES, YO QUE ME CREÍA ÚNICO!
UN ABRAZO MAESTRO

García Francés dijo...

Al final, los blogueros somos ególatras e hijoputas en labores de puterío, dice usted, D. Subterráneo.

Puede ser, es una original manera de verlo. En ese caso quisiera ser la "Sultana de Ronda", la puta alegre que aparece en mi trilogía histórica.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Gracias, Dª Eva, ya sabía yo que podia contar con su solidaridad en el tema de la hijoputez.

Me alegra que le haya divertido el asunto y recibo emocionado su perdón. La quiero a usted, amiga.

García Francés dijo...

Dª Capri, usted no sólo es ya mi hijaputa galaica preferida sino que, además, su descaro juvenil, me anima, me inspira y me anima a proponerle que se deje adoptar por mí como mi musa más querida.

Y no se precupe que, a mi edad, ya vengo criado. No cuesto un céntimo, amiga mía.

Un abrazo, Doñita.

García Francés dijo...

Rey de los Hunos, con sus halagos ha hundido mi reputación tanto como la se desploma con las declaracions del Gobierno.

Soy muy malo y con su "es Usted un caballero adorable!!" tengo Monsieur de Sans Foy y otros petimetres blogueros descojonándose de la risa.

Pues para que se entere, ¡su HORDA es como el ejército PEPIS de Zapatero! Hala...

Un abrazo, amigo.

García Francés dijo...

Coño, Dª Brushi, no me hable usted en clave porque soy hijoputa pero, además, tengo muy mala memoria. ¿De que entrada me habla? ¿Qué le sugerí que no lo recuerdo? ¿Que hiciera una de tíos?

Respecto a los hijoputas, siempre se ha dicho que son más abundantes que las arenas del mar. Lo que suele ocurrir es que se lo callan.

Así que me encanta que vayamos reconociendo cada unos nuestra verdadera personalidad. Incluso tengo institucionalizado un CLUB, se llama el Bilis Club. Ya les hablaré de él.

Un abrazo, amiga mía.

García Francés dijo...

En el sentido más ampplio y ligero que le damos al termino hijoputa, sólo lo soy un poquito, D. José Alfonso, aunque a veces me crezco, me vengo arriba y apunto buenas maneras.

Quizás la edad me está dulcificando, es ley de vida, y en lugar de vanidad e hijoputez destilo bilis. Por eso lo de mi Club.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Sepa usted, D. César, que sea lo que sea, profese lo que profese, le recibo a usted como un soplo de aire fresco del Nor-Noroeste. Bienvenido. Aunque esos vientos galaicos a veces se aparecen como algo hijoputas.

En realidad estos halagos, comprenderá usted, amigo, que tienen como finalidad ver si se anima y sigue comprando libros. O por lo menos hablando bien de ellos y de mí.

Le mando abrazos, amigo mío.

García Francés dijo...

Querido D. Javier, en mis torpes palabras cabroncete equivale a una miajita hijoputa. Así que hablamos del mismo club.

De los demás ni hablamos..., amigo mío.

García Francés dijo...

Dª Nazaríes, me encanta que arrime usted su destino al mío. Es un gesto que agradezco en lo que vale.

Por sincero y voluntarioso, Doña.

¡Hijoptas del mundo, UNÍOS!

García Francés dijo...

Está usted jodido, D. Fidelio, escribir por dinero en este país ágrafo y de ladrones es sufrir como un perro. Salvo unos pocos, muy pocos.

Escritores de fama, de culto, de a página de Babelia por novela, viven de sus clases, sus conferencias, y de traducciones, guiones, y escribiendo cartas guarras a las novias de otros con menos DON, como usted dice.

Si quiere que le diga la verdad, el blog, es para mí lo que para el pianista hecer escalas, hacer dedos. Es grato entre novela y novela.

Me encantaría que usted fuera un agente del Mossad, D. Rogelio uno de la CIA, Dª Nazaríes una escapada de la Stassi, Dª I'am infiltrada del CNI y, yo pianista en el burdel de Gran Hermano pluriempleado en el Harry's Bar donde ustedes complotaran.

Un abrazo muy fuerte, amigo mío.

García Francés dijo...

Agggg, cabronazos, entre usted, D. Rogelio, y ese maldito Huno, me quieren arruinar la reputación...¡udjfvbs<jbdvjmecagoento!

¡Caballero adorable! ¡Más mariquita no podía sonar, no! Por Dios, no me desgracien mi peril de novelista, rudo y malote, borrachín y putero, que van a bajar las ventas...

Bueno, voy a tragar con usted, porque le tengo mucho afecto y se perdonar los pecadillos y errores de la juventud... pero, por favor, que no se repita, ¡tómenme en serio, coño!

Abrazos, broder, y siga escribiendo como le salga de las pelotas porque lo hace usted muy bien y tiene mucho más que enseñar que otros. Yo, por ejemplo...

García Francés dijo...

Dª Ana, celebro mucho que coincidamos también en esto del día a día de los blogs.

Efectivamente, el ciberespacio está saturado de tarados, de gente normal, de ángeles y demonios.

A veces los demonios son divertidos aunque peligrosos, los ángeles aburridores aunque pacíficos, las personas normales suelen ser un encanto y los tarados pues, esos, son siempre enfermos. Hay que evitarlos sin piedad. Dejárselos a los especialistas en Medicina, amiga mía.

Luego, hay señoras, lindas, delicadas y subidas en tacos de aguja, esas son mis preferidas. Usted, Doña.

García Francés dijo...

Dª Antonia, no se asuste nunca conmigo, únicamente soy malo con los que odio y a usted sólo tengo motivos para apreciarla.

Usted tampoco parece quedarse manca con lo de la mala leche dirigida a los imbéciles. Sui anécdota pone los pelos de punta.

Y, efectivamente, todos somos de casta algo hijoputas, lo que ocurre es que la educación, los controles sociales y el temor a LA LEY nos impiden dejarnos llevar por lo que nos pide el cuerpo a veces.

Usted y yo nos llevamos bien, hablamos claro y así se evitan las tocadas de huevos y sus perversos efectos. Haya paz.

Un abrazo, amiga.

García Francés dijo...

Dª Brushi, le recomiendo que guarde ese relato para los Encuentros Eróticos que tendrán lugar pronto en mi blog. Los anteriores fueron un crack. Ganó Dª Nazaríes, seguida de Dª Silencios. Así que, salvo que quiera escribir y concurrir con otro nuevo, le recomiendo que no destripe ese.

Hubo mucha participación y mucha audiencia. Espero repetirlo cuando se normalice la situación de mi mamá. Y usted será una de mis estrellas preferidas. ¿Qué le parece?

No obstante, seguiré su indicación y tiraré de la manta. Quizás la semana que viene.

Un abrazo pringoso de chocolate, Doña.

García Francés dijo...

D. César, por Dios, no tiene nada que agradecerme, mencionarles y leerle, han sido un placer para mí.

Abrazos, amigo mío.

García Francés dijo...

Usted hila muy fino para mí, Dª Beatriz.

Ya sabía yo que no iba a poder metérsela doblada. ¡Qué pena!

Santidad ni hablar, mejor algo un poco más entretenido, Doña, ¿sabe usted que cuando escribo algo guarrete se me disparan las audiencias más que a Belén Esteban contando lo de la Campanario?

Con mi afecto, amiga mía.

García Francés dijo...

Gracias, D. Alijodos, me encanta que me adopte como su hijoputa de cabecera. No le defraudaré, amigo mío.

García Francés dijo...

Dª I'am, cruzarnos, cruzarnos, desde luego, seguro que me encantaría cruzarme con usted.

En la Feria del Toro o en algún lugar más discreto donde diéramos menos escándalo público. Pero, si a usted le pone el exhibicionismo procuraré estar a la altura.

Respecto a la hijoputez, jamás toleraría que nadie diga que mi madre no es un santa. ¿Me entiende? Lo de hijoputa, lo digo, en forma coloquial, de andar por casa, ¿sabe usted?

Aunque no me entienda, la sigo adorando, Doña.

Reciba un saludo afectuoso, amiga mía.

Beatriz dijo...

D. Alfredo, yo como al parecer soy mas del perfil de las "acompañantes a la ópera" ya ha visto que me abstengo cuando usted se pone verde.


el enlace que me pedia...demasiado tarde, hemos vuelto a ejercer de killers y la parejita ha cerrado el blog, ya sabe que en este pais de lo que mas carecemos es del sentido del humor, ¡y mire que tenemos carencias, eh?!

García Francés dijo...

Dª Mar, ¡usted lo ha clavado en sólo cuatro palabras!

No es lo mismo "hijoputa" que "hijo de puta". Gracias por explicárselo a España.

Y, siempre me tendrá a su disposición como hijoputa de guardia. Con mi afecto, Doña.

Atila el Huno dijo...

Jajajaja....JJAAAAA...joé, no puedo reir más...la bronquitis...jaaaajajaja!!

Antoniatenea dijo...

Uffffff, amigo Francés, puedes ser realmente "esaborío" a veces y terrorífico otras, sin un pelito en esa lengua de serpiente que posees...puedes mandar educadamente al carajo, comprándote un sombrero de firma para saludar después con toda elegancia y puedes dar casi terror cuando nos explicas de lo que eres capaz de hacer con los tendones de algún tipo....Pero lo que no te voy a negar es que ese desparpajo en el habla, mezclado con esa dosis extra- mega- super de ironía me divierte un montón y me encantan esos amores: Adolfo-Geli...si a mi me gustaran las mujeres creo que tendría Adolfo un rival conmigo, .:))
Ah!...para que veas-dados los argumentos que das en cuanto a alabarnos mutuamente los blogueros- que no siempre te doy la razón: esa imagen de hombre musculado con corazoncito rosa y cadenita alrededor me parece un poco cursi, y me pone bien poco ...
sorry, querido amigo.
Un beso!

Related Posts with Thumbnails