...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

martes, 17 de agosto de 2010

Sociedades Patrióticas, Uniones Cívicas, Ligas Ciudadanas, Clubes Democráticos

Queridos amigos, como veo que insisten ustedes en dejarse tentar por el diablo para malgastar su juventud reflexionando sobre la conveniencia, o no, de estudiar la creación de un movimiento español, social, pacífico y democrático, al margen de partidos y sindicatos cuyo fin sea incordiar a nuestro adocenado y corrupto sistema, les ruego que para evitar vaivenes de los comentarios utilicemos SIEMPRE esta entrada.

Cuando, por la publicación de nuevos trabajos de la REVISTA, descienda de lugar, yo la haré subir actualizándola. Así siempre estará a mano, como borrador y lugar para el debate.

Deberían considerarse los siguientes apartados más aquellos que incluyan ustedes:

NOMBRE que recibiría.
Objetivos de la sociedad, unión, liga.
Propuestas de liderazgo.
Financiación.
Especialistas.
Áreas de acción

Ustedes se lo han buscado, caros amigos. Así podemos terminar. Dios nos proteja.

72 comentarios:

Cesar dijo...

Sr. Francés, a modo de prueba me atrevo a proponer un nombre no sin antes advertir que me tomo muy en serio las cosas con las que bromeo; ahí va el nombre:

ASCOCACACULO

Que vendría a ser algo así como

Asociación cívica para el
Control de la
Calaña política
Cantidad
Cutre y
Lobotomizada.

Pensaré no obstante en otras alternativas advirtiéndole con todo cariño que como insista mucho en lo de la "financiación" se nos caerán los miembros sin haberse levantado.

Abogo por una asociación sin ánimo de lucro, con lo que incluso podríamos utilizar el sistema en favor nuestro, solicitando financiación y subvenciones, aprovechando que son tan tontos que incluso nos financiarán para que les echemos.

Insisto que me tomo muy en serio aquello con lo que bromeo, por lo que usted tómese en serio la idea dejémonos aconsejar por quien sepa para no parecer demasiado pardillos y de aquí podría salir un foro de ideas, una corriente de opinión que al menos nos rearme a nosotros mismos moralmente en la conciencia de que algo más que estar despotricando sin aliciente alguno se puede hacer.
Y claro que después habría que pensar en la financiación. No nos vamos a reunir con vino de tetabrik, faltaría más!

Venga, que en serio, una buena idea merece ser sopesada.

Prepare un libro de adhesiones.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

¿Qué le parecería el nombre de Club Democrático García Francés?

Puesto que en su persona de Vd. y en su blog/revista ha nacido tal iniciativa.

Su nombre es ya todo un símbolo y una garantía de autenticidad.

No vea en esta propuesta afán de adulación alguno. Sería un estúpido recurso por mi parte frente un espíritu sano y natural como el suyo.

Un intento inútil de halagar su vanidad, tan escasa como la democracia en España.

Creo que además de justo, este nombre expresaría tanto el caracter político y moral de nuestra sociedad, como su firme propósito de oponerse con determinación verdadera y sincero arrojo al sistema político y al estado de cosas que este produce.

Y además, ¡qué coño!, suena de cojones.

Expongo mi nombre/nuestro nombre a la consideración de todos.

Un gran abrazo a todos los miembros y simpatizantes del Club Democrático García Francés.

bate dijo...

Me niego a sentirme pácifico, tal, como se están poniendo las cosas.


*
*
*


Saludos

Atila el Huno dijo...

D. Alfredo!!

Le digo lo mismo que D César...pero no puedo evitar ser un jevilón desde chiquitín...así que:

Acción Cívica para la Democracia y la Ciudadanía...es decir, AC/DC!!, suena cañero!! ;)

Financiación??, coñio!! acabaremos siendo una ONG??. Altruismo y energía...o es que ya estamos pensando en las querellas que nos van a caer!! ;)

Se me ocurre que también puede poner un enlace permanente hacia esta entrada en su blogroll, se evitará tener que actualizar permanentemente la posición.

Nos vemos en un ratico!!

García Francés dijo...

Bienvenidos usted y su humor, D. César. La única pega que le pongo a su propuesta de nombre es por lo poco mediatica debido a su longitud, por lo demás, creo que atraería a las filas de la posible asociación a un número importante de descerebrados.

Por eso he puesto muy claro algunas de las primeras premisas, D. César, sin PASTA, no se va a ningún sitio, como muy bien saben los sindicatos y los partidos.

Mi experiencia me dice que tiene más ventajas políticas la creación de una FUNDACIÓN antes que la de una ONG. Y aquí intervienen otros de los puntos que he expuesto como necesarios para arranacar: ASESORÍA política, fiscal y jurídica. Como usted dice, para no ir de pardillos.

Lo de la financiación no debe ponerse en último lugar porque lo primero que debería hacerse es legalizar desde el principio lo que decidamos ser. Y para ello, hay que gastar dinero.

Ya me he visto anteriormente en esta movida y la pasta fue lo que detuvo la idea. Junto al afán de protagonismo.

Amigo, le envío un abrazo enorme.

García Francés dijo...

D. José María, yo sé que usted lo propone con cariño, aunque un mucho a la búlgara. Pero no acepto la propuesta, no sería buena idea poner mi nombre a una idea buena y noble.

Necesitamos un hombre bueno y honrado que asuma la dirección, yo sólo soy un soldado, no un líder.

Por mi parte y para no ceder un ápice de nuestras convicciones creo que sería bueno repensar en la posibilidad de recuperar el histórico nombre de Sociedad Patriótica. Si molesta que se aguanten porque no llegamos para contentar a nadie.

Además, no hacerlo, nos limitaría el uso de la bandera nacional por los mismos motivos. Y me niego también a aceptar eso en aras de la corrección política.

Se rien del asunto de la financiación pero ya he pasado por esto otras veces y sé que es el tema fundamental. Para avanzar hay que gastar dinero. Lamentable pero cierto.

El mejor modo, según mi experiencia, es crear una FUNDACIÓN en lugar de una ONG, pero necesitamos asesoría política, jurídica y financiera. Para no parecer pardillos, como dice D. César.

Bueno, sigamos pensando, amigo mío, gracias por sus palabras tan llenas de afecto hacia mí.

García Francés dijo...

D. Bate, calma, calma que de pistoleros está la trena llena a rebosar.

Se trata de intentar enfrentar el sistema con la palabra. No de agarrar un bate de béisbol.

Saludos, amigo.

García Francés dijo...

Su propuesta es divertida, Rey de los Hunos, aunque un poco larga para los medios.

Respecto al tema PASTA, se trata precisamente de ser legales desde el principio, UNA FUNDACIÓN y, justo lo contrario, de no ser una ONG.

Altruismo y energía..., lo acepto, pero hay gasto que hacer, que exceden al voluntarismo. Notario, papeleo, etc. Aquí es donde suele echarse la gente para atrás si no tiene detrás un partido o un sindicato.

Consulto lo que dice usted, el blogroll, con Dª Ostra. Ya les diré si podemos evitar permanentemente el reposicionamiento.

Un abrazo, amigo mío.

Atila el Huno dijo...

D. Alfredo!!

Instruya, por favor, a este humilde coleguilla suyo. Dígame someramente en qué consistirían esos gastos. ¿Entiendo ya que la iniciativa no va a ser meramente "virtual"?.

Si vamos a necesitar "Asesores"...¿qué nos diferenciará de aquellos a los que criticamos?? ;)

¿Es que acaso no sabemos lo que ha fallado en nuestra democracia...que vamos a necesitar a un profesional de la política...uno de esos que tantas explicaciones y disculpas nos deben?.

¿Es que no habrá por ahí un jurista o un asesor financiero PREJUBILADO con ganas de dar sentido a su aburrida vida en sus últimos días...que quiera hacerlo por amor!!??

Ciertamente lo del Asesor político me deja algo perplejo. Me parece que deberíamos hacernos un autoexamen. Propongo que expongamos en unas líneas qué creemos nosotros que falla en nuestra democracia (o como diablos quiera llamarse esto).

Si después de ese ejercicio vemos que los pañales se nos han humedecido un tanto...yo propondré a Julio Anguita, ¿qué le parece?

A mi la palabra Patria o Patriótico no me asusta...eso sí, me gustaría saber qué fundamentos sostienen a la "Patria" de cada uno. Mi Patria es la de los valores de la Democracia y el Racionalismo...y el Civismo (como proponía D. César). Mi Rojigualda ondea en ese mástil.

Un abrazo!!

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Estoy enteramente de acuerdo en que la denominemos Sociedad Patriótica, estructurada como una Fundación, y por supuesto que la bandera de España presida nuestras actividades.

El fin principal debe ser la consecución de la libertad política y la democracia.

Expresada en una constitución republicana y democrática como la que propone el Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional, MCRC, que lidera don Antonio García Trevijano (Véase el blog República Constitucional).

Fines secundarios serían la promoción del conocimiento en el ámbito de las Ciencias Sociales, políticas, morales, económicas, y también el arte pero también cualquier otro área del conocimiento.

La financiación debe ser a cargo, por supuesto de sus integrantes, como si se tratarse de afiliados a partidos políticos democráticos.

Eso sí,diferentes cuotas: más elevadas para los que podríamos denominar patronos y menores para afiliados o simpatizantes, independientemente de los beneficios o patrocinios que pudieran generar sus actividades.

Por supuesto se aceptarán simpatizantes sin cuota, y que podrían contribuir en algunas actividades de la Fundación con tasa de matriculación a cursos u otras actividades.

Por supuesto habrá un órgano rector o directivo de dicha Fundación que diseñará su funcionamiento y velará por el cumplimiento de su Estatuto.

Jose Antonio Bejarano dijo...

GF for president!!!
¡ojo! no confundir que el orden de los factores iniciales sí alteraría, seguro, el producto.

García Francés dijo...

Rey de los Hunos, yo no soy un experto pero para una tema en el que participé, se intentó hacer un grupo independiente, algo como lo que están pensando ustedes (yo les apoyo si deciden ir adelante pero, la vedad es que estoy quemado).

Pronto se evidenció que hay que trabajar, virtual y físicamente, dentro de la ley y, para eso, nos recomendaron, sin duda, la creación de una FUNDACIÖN. Crearla lleva gastos pero es indispensable. Mis asesores fueron los de "Un millón de voces contra las FARC".

Si se queda en una debate virtual entre amigos, no es necesario nada de esto. Y sale gratis. Pero la capacidad de influir y de que se escuche el mensaje es menor.

Desde luego, en mi opinión, es necesario ASESORARSE cuando emprende una acción política con vistas a trabajar a medio y largo plazo.

Yo insisto en que el consejo honrado de un político, un abogado y un asesor financiero parecen indispensables. Si los conseguimos gratis mejor, pero no dejarán de ser ASESORES.

Cuando digo ASESOR POLÍTICO no me refiero a un diputado o un minitro sino a buena gente que esté metida en FUNDACIONES: BASTA YA, GESTO POR LA PAZ, FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD... más que nada para evitar los errores que seguramente cometieron todos al principio. Porque la otra opción es la de fallo y acierto. Y es más lenta y cansina.

Me parece bien su propuesta de autoanalizarnos y detallar los fallos que vemos en este sistema. Lo que no acabo de entender es para qué cosa en concreto propone usted a D. Julio Anguita.

Pues sobre la PATRIA, podemos hacer lo mismo que con los fallos de la democracia, diéz líneas y sabremos a qué llamamos patria cada uno.

En principio, sospecho que ninguno andaremos muy lejos de su enunciado: la de los valores de la Democracia y el Racionalismo...y el Civismo.

En fin, este trabajo ya lo he hecho antes y resulta agotador y frustrante cuando, como es mi caso, no se tiene vocación. Ni ganas. Sinceramente, yo prefiero buscar algo ya en marcha y, si no lo encuentro, seguir piándolas en Internet.

Abrazos, amigo mío.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

La Sociedad Patriótica que nazca en el seno de la sociedad civil española (yo creo que todavía quedan algunos restos) no necesitará más asesores que sus propios miembros.

Ni más guía que la de sus principales líderes.

Ni más financiación que la de sus afiliados y el producto económico de sus propios proyectos.

Y creo que no faltarían ni unos ni otros, ni miembros ni líderes, ni financiación ajena. No lo dude.

Simplemente hay que hacerlo todo pulcra y correctamente desde el principio.

De momento ya tenemos esta sección fija en su blog/revista que nos servirá de foro para ir recogiendo ideas.

Yo, si Vd. me autoriza, me comprometo a elaborar unos Estatutos.

El momento de hacer afiliados vendrá justo después.

Auténticos líderes hay un buen puñado y pueden ir acercándose a la Sociedad Patriótica cuando lo deseen.

Naturalmente la presencia de Vd. es fundamental como aglutinante y figura de prestigio acreditado.

Vendría a ser nuestra Sociedad Patriótica una cosa intermedia entre un partido político (un "prepartido") del futuro y una Fundación para la difusión del conocimiento político, económico, social y moral, principalmente, entre los ciudadanos. Aunque también en el ámbito de las Ciencias de la Naturaleza y el Arte.

Hay muchos maestros dispuestos a enseñar en esta sociedad civil abandonada por las Universidades y los poderes públicos.

Crearemos cátedras cátedras, la principal dedicada a enseñar lo que es la libertad política y la democracia.

Creo que con estos objetivos e ideas hay más que suficiente para empezar.

¡Ánimo, Don, no se nos desanime antes de empezar!

Y un grande y esperanzado y también confiado abrazo de su amigo.

Cesar dijo...

Iba, Sr. Francés, justamente a hacer hincapié en algo en lo que el Sr. Aguilar se me ha adelantado.
Tal vez hayamos saltado varios pasos y, a mi juicio, tendremos que tener claro el propósito de lo que se quiera hacer y hasta donde queramos llegar. Los Estatutos han de ser el reflejo de lo que nosotros mismos dispongamos.
El Sr Aguilar ha esbozado algunos de los objetivos en que la futura Asociación-Fundación se basará; ese es el camino, el intercambio de opiniones entre las personas que libremente quieran comprometerse. Libremente también y con todo el respeto, la palabra "patriótica" en el título, aunque en nosotros anide ese ánimo, me parece algo pretenciosa. No sea que nos erijamos en salvadores de la Patria. Estoy totalmente de acuerdo en todo lo demás que propone el Sr Aguilar.

Añado además que Constituir una Fundación, además de costoso de inicio, requiere unas servidumbres posteriores de contabilidad y fiscalidad, de protocolos frente al Protectorado de fundaciones, a la que hay que presentar anualmente un Plan de actuaciones y las cuentas Anuales. Además de la obligación de "externalizar" del patrimonio de los Patronos una cantidad suficiente para conseguir los fines para los que ha sido creada que el Protectorado suele estimar en 30.000 euros, de los cuales el 25% ha de estar desembolsado en el momento de la constitución, debiendo desembolsarse el resto en el periodo de 5 años.
La Fundación no puede ser disuelta sin la aprobación del Protectorado y su patrimonio está destinado en su totalidad a los fines para los que fue creada, no retornando a sus creadores o asociados.

Creo que una Asociación cumpliría los mismos fines, se financiaría con las cuotas de sus asociados y sólo respondería frente a ellos. Y tiene menos trabas burocráticas.

Pero antes, pensemos en lo que queremos y para qué lo queremos.

Me he explayado, leches!

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

He insertado una carta refundiendo los dos últimos comentarios que le he enviado en el blog La República Constitucional de don Antonio García-Trevijano y en en blog Ácratas de don Maldito Hijo de Perra (MHDP), así como en el Diario Español de la República Constitucional, recabando opiniones y propuestas.

Hay que echar esto a andar.

Un gran abrazo democrático y patriótico.

Español y universal.

José María Aguilar dijo...

Don César:

Estoy de acuerdo con Vd. Una Asociación parece instrumento más que suficiente para empezar. Aparte de los imprescindibles gastos de constitución, las actividades que puedan generar gastos, se ceñirán a lo
presupuestado, independientemente de las actividades que pudieran sufragarse mediante patrocinios.

Se trata de empezar e ir despacito.

Y Vd., don Alfredo, no tema, pues la prudencia y sentido común dirigirán nuestros pasos.

Un abrazo a ambos.

i am... dijo...

Pero buueenoooo!!!!
que es esto??????
Por Dios la que han montado ustedes en mi ausencia.

Don Alfredo que se le revoluciona el gallinero (sin pretender ofender)!!!

Nota a los Clubeados Ligados Unidos y Socieados (CLUS)... aceptan una más a bordo???

José María Aguilar dijo...

Doña I´am:

¡Bienvenida a la Revolución!

En realidad, no es para tanto.

Se trata de dar una estructura a un movimiento ciudadano que quiere conquistar la libertad política y la democracia.

Ni más ni menos.

Un abrazo de bienvenida.

García Francés dijo...

PRIMERA PARTE-AGF

Queridos todos, me resulta difícil responderles uno a uno porque sería muy larga tarea.
Señores, de manera global tocaré alguno de los asuntos que ustedes mencionan.

Con mucho gusto repito que me he visto en estas vicisitudes anteriormente. Que iniciar alguna actividad cívico-político en la RED es muy difícil, agotador y frustrante. Y, si es fuera de ella, aún más. Dicho lo anterior, intentaré no repetírselo más para no aburrirles.

La relación que hace D. César sobre la constitución y desarrollo de una Fundación es cierta. También lo que dice de las Asociaciones. Ahora bien, la diferencia entre una y otra marca la frontera entre profesionalidad y amateurismo. Es decir, dicho a lo bruto, a la hora de actuar a una fundación se la tiene en cuenta, a una asociación no. Así que, según mi experiencia, si no se parte de la segunda, no merece la pena constituir la primera. Mejor dejarlo en un grupo de amigos, un colectivo, así sale todavía más barato. Es mi opinión y la de muchos que tuvieron que elegir antes que nosotros.

Para acabar con esta duda, Fundación versus Asociación, le ruego a D. César que nos manifieste las ventajas que tendría la FUNDACIÓN, ya que nos ha puesto de manifiesto sus inconvenientes (lo costoso de la constitución, servidumbres de contabilidad y fiscalidad, de protocolos frente al Protectorado de fundaciones, presentación de un Plan de actuaciones y las cuentas Anuales). A mi modesto entender son muchas.

Estatutos. Me parece perfecto que D. José María los redacte. Pero, insisto, para seguir debatiendo en nuestra revista no son necesarios en absoluto. Somos un grupo de amigos charlando. Sólo los necesitaríamos para salir fuera, al mundo, de la manera que sea. Y, para mí, no hay otra que la Fundación.

Y, esto nos lleva a “qué se quiere hacer”. Si sólo deseamos intercambiar opiniones entre nosotros (1) o, por el contrario, pretendemos que nuestras opiniones salten de la Revista hasta la sociedad (2) a través de los medios (comunicados, notas de prensa, entrevistas), conferencias, seminarios, universidades (difusión de los estatutos de la Fundasocialigaclub), pero, sobre todo, actos públicos (concentraciones, actos de protesta o apoyo, agitprop) Supongo que deseamos lo último (2) porque lo primero (1) lo tenemos aquí o en cualquier foro de Internet.

Yo pienso en un grupo unido por la idea de una España democrática pero sin comunidades autónomas, antiterrorista contra moros y cristianos, frontalmente enfrentado a la política del Gobierno que trae ruina, impuestos y paro, libre de las podredumbre partidista y para qué les voy a contar más. A ese grupo ideal puede que me uniera. SIGUE.

García Francés dijo...

SEGUNDA PARTE-AGF

Porque, en mi opinión, si avanzamos con este asunto no es para debatir intelectualmente ahora, quizás luego, si encontrásemos intelectuales dispuestos a mojarse; lo primero, después de un periodo de organización, sería hacer política, en la calle, usando las redes sociales para hacernos notar y llevar nuestra protesta a la gente. Pero, no sé si esto es lo que ustedes desean. Ni yo tampoco.

Pongo un ejemplo. El caso de Melilla. Creo que el grupo al que me uniría, en caso de desear unirme a alguno, hubiera reaccionado adelantándose a los partidos y enviado allí, tres personas para apoyar a las mujeres policías y montar el mismo show mediático de los moros pero en sentido contrario. Y, cinco minutos después, colgar los videos en You Tube.

Flores, carteles, banderas españolas y opiniones para las televisiones que, desde finales de Julio, no han tenido imágenes de españoles en sus telediarios hasta, la llegada de Pons y del ex presidente Aznar, 25 días después. Pero, esto cuesta pasta. A la Fundación le tocaría recaudar las subvenciones necesarias para llevarlo a cabo. ¿De dónde? No lo sé, supongo, por ejemplo, que de la Comunidad Autónoma, del Ayuntamiento, de la sociedad de empresarios y comerciantes, asociaciones cívicas locales, empresas de trasporte aéreo y marítimo dela ciudad afectada.

D. José María opina que la Sociedad Patriótica (Liga, Club, Unión) que nazca en el seno de la sociedad civil española será autosuficiente gracias a las cuotas de sus afiliados. Coño, amigo mío, con mi mayor cariño le digo es usted un caso ejemplar de optimismo. Salvo que nos mantengamos siempre en el caso (1) Asociación. En caso contrario (2) para la Fundación hacen falta abogados, economistas, periodistas, informáticos... todo modesto al principio, pero sino, como me dijo Savater ante la embajada cubana, se acaba en “los del partido me dicen: vete tú que estás jubilado”. Y de paso te pagas el billete.

Cuando quieran les cuento como hizo “Un millón de voces contra las FARC” para sacar a Colombia a la calle. Ya sé que es distinto, pero es importante no perderlo de vista. Sobre todo si piensan seguir adelante, cosa que yo dudo de mí mismo. Aunque, eso sí, siempre, estaré dispuesto a ayudarles en lo que esté en mi mano.

Un abrazo a todos, amigos.

García Francés dijo...

Dª I'am, usted que es catalana y sabe de pelas, por favor, dígales a estos amigos idealistas que sin pasta no se hace camino.

Bienvenida siempre, querida amiga.

Bárbara Paraula dijo...

Buenas tardes D.Alfredo,

Un saludo a todos los demás.

De nuevo el viejo debate. Como si fuéramos víctimas de una especie de agujero espacio-temporal, que nos atrae para expulsarnos a cualquier otra parte en cuanto nos acercamos. Y en el camino ¿cuantas asociaciones, fundaciones, partidos, revistas en los últimos 20 años?.

Estamos equivocados. No hay Fundación que acabe con esto. Todo será desperdiciar unos cuantos kilos de papel de gestión de subvenciones, y otros tantos talentos que acabarían quemados y enfrentados.

No es solución, sólo es entretenernos mientas ellos hacen lo que les sale del pito.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Para no marearle más, le propongo dejar el proyecto de momento, aunque podamos seguir discutiendo sobre la necesidad de una asociación o fundación de este tipo, sus características, actividades,etc.

Yo seguiré pensando sobre ello.

Si usted lo ve tan difícil, dejemos de enredar.

Reciba un gran abrazo.

García Francés dijo...

Por mi parte encantado de dejarlo, D. José María. Usted sabe que cuenta conmigo para lo que me necesite. Salvo, quizás, para ésto.

Lea las sabias palabras de Dª Paula, recién salida de un infierno parecido al que buscamos.

Mejor dejarlo ahora, sin gastar un duro y sin enfadarse con nadie. Eso sí, el día que aparezca algún proyecto o persona, me lo repensaré.

Mientras, seguiré dando la brasa desde mi ventana. Y la suya, amigo mío.

García Francés dijo...

Dª Paula, menos mal que ha llegado usted con su antigua sabiduría femenina y me ha salvado de estos quemaconventos.

Espero que a usted le hagan más caso que a mí y, si es necesario, por favor, deles un poco de doctrina sobre su experiencia.

Los que hemos salido rebotados sabemos de que va esta jodedera. Imposible.

Doñita, ¿Sabe usted que la quiero y que me falta en este blog? ¿Qué tal su no esposo?

Besos a todas las brujas y muchos abrazos para usted, amiga mía.

Bárbara Paraula dijo...

Oh Don Alfredo, yo se que está usted muy bien acompañado en mis ausencias.

Tengo que felicitarle, ha conseguido, muy buenas colaboradoras, ¡hasta reporteras deportivas!. A ver si hace usted uso de ese encanto y nos trae una tira cómico-satírica semanal.

Lo cierto es que la palabra REVISTA aporta a un blog una visión más dinámica y multifocal.

¿Quiere que le pida una subvención para financiarla?. Jejeje.

Mister, quizás ahora que me he puesto la adsl en casa pueda dedicarle algún ratito más.

Mi no esposo duerme ajeno a lo que hizo anoche y a las incertidumbres que la resaca le proporcionará en breve. ¿Porqué hay una muñeca hinchable en la bañera?

Yo no estaré para contestarle.

Hoy será el día en que Jhon Sonrisas dejará de darme largas, y me devolverá el móvil que le presté cuando él lo necesitaba.

Es una cuestión de amistad, del valor del aprecio,alguien tiene que enseñárselo, no puedo dejarle que sea una rata incluso con los amigos.

La bondad de la amistad no se trata con desprecio.

Así que me va a devolver el móvil.

Está diluviando,

buenos días D.Alfredo

Cesar dijo...

A pesar de la herida de muerte que presenta el neonato, o mejor no nato, no quiero dejar pasar la oportunidad de mostrar mi comprensión a las razones que expone el Sr. Francés. En nuesto juvenil ímpetu despreciamos los importantes obstáculos con que nos encontraríamos en el camino. Mejor tropezar al inicio que cuando nos hallásemos en tierra de nadie.
A pesar de ello, no puedo por menos de atender a su requerimiento, Sr. Francés, llevando a la balanza de lo positivo el peso de una Fundación, para que no me tache de parcial: Usted lo ha dicho, la principal ventaja es la seriedad de la apuesta de una Fundación, su consistencia en el tiempo y en las personas que exponen parte de su patrimonio, aunque sea mínimamente, por la idea a defender.
Y sobre todo la posibilidad de que las ayudas de terceros puedan disfrutar de beneficios fiscales, lo que sin duda animará a los patrocinadores. Posiblemente cuente con más ventajas, pero estas dos son sin duda las prin cipales. La Asociacion es más práctica, con menos trabas burocráticas, pero carece de la consistencia de la Fundación.

Y por fin, agradecer a Dña Bárbara su estocada y no andarse con paños calientes. Lo que no puede ser, no puede ser y además resulta imposible.
Y un reproche: que se olvida Ud. de los COLABORADORESSSS. O no sabe que los hay o somos malos..

Por cierto Sr. Francés, ¿Qué clase de demócrata es usted que no respeta las cuotas?
Hay muchas más colaboradoras que colaboradores. Lógico por otra parte, se siente más atraido por las damas. Le alabo el gusto.

Saludos!

Bárbara Paraula dijo...

Varones,
Disculpenme la ofensa, al margen de los comentarios, sólo ví colaboraciones en forma de entrada firmados por mujeres.

Y cómo algún agujero negro me engulló hace unos meses, he perdido el hilo del blog y sus comentaristas.

Veo D.Cesar, que compartimos algún conocimiento, como las formas jurídicas de las entidades sin ánimo de lucro. También placeres, he visto en uno de sus blogs que leyó hace poco balas de carmín.

Desde luego también parece que tengo que felicitar a D.Alfredo por sus COLABORADORES.

Señores, son las 19'35 y no he conseguido que Don Sonrisas me devuelva el móvil.

¿Y si no puedo hacer justicia en una cosa tan sencilla cómo esa cómo puedo aspirar a un país?-

Por si acaso ustedes ya han comenzado su tarea de superhéroes, y cómo les veo tan propensos a defender al ciudadano, les animo a que empiecen por una experiencia sencilla en sus vidas, llamen a Sonrisas y desconciertenlo, tortúrenlo democráticamente: 622828149. No tengan miedo a decirle que lo llaman por cualquier situación absurda, un trabajo, que les gusta su novia...lo que les venga en gana..... a día de hoy es una rata insignificante que puede tener la ocasión de aprender.

Y vallamos sintiendo el color gris del poder.

;) smuacks.

Empar dijo...

Permítame inmiscuirme en su blog Sr. Francés, al que sigo desde hace algún tiempo traída desde el de Don Cesar (que igual me riñe por hacer tiempo de no participar en el suyo, y se nos pone celosón de verme aparecer aquí) iba yo a ofrecerme en plan cómo dice el Sr. Aguilar, de simpatizante sin cuota, pero al parecer llego cuando ya se están Uds. rajando.
Con lo que a mí me gusta ejercer el derecho a pataleta, soy una gran quejica por vocación, vamos, que me llama a mi eso de quejarme cuando nos timan por todos lados, ya me conocen en varios "estamentos" de mi ciudad y ya me empiezan a conocer fuera también (que por cierto, menudo timo el servicio de asistencia técnica de los de Iberdrola, pero eso es otra historia, que me disperso...) así que si la cuestión era quejarse, pues yo encantada de hacerlo y de aportar motivos de queja, pero parecer que va a ser que no... y por sí las flyes deciden Uds. cambiar de opinión, les dejos unos cuantos puntos en clave de humor... o no.

El primer punto, el nombre: PATIDIFUSOS

PAtaleta
TIzona
DIfusora
FUera de
SOSpecha

Y el segundo punto, punto: Cuidadín con los estatutos, que los carga el Constitucional.

Y cómo no hay dos sin tres, el tercer punto, punto, punto: Son Uds. unos rajaos.

Saludos a todos.

Josee dijo...

Querido don Alfredo:

Es Vd. un gran amigo y quiere complacerme a toda costa.

Yo estoy feliz y encantado, como todos sus seguidores, de acompañarle y colaborar.

Además, creo que "Eldebate" sobre la libertad política y la democracia, por un lado, y las formas de acción política fuera de los partidos que la monopolizan prácticamente en la actualidad, son temas interesantes.

Dado el alto nivel intelectual de los parroquianos del blog/revista, el éxito está asegurado.

Muchísimas gracias y un fuerte abrazo.

José María Aguilar dijo...

Querida doña Barbarita:

¿Cree Vd. que, al margen de los partidos políticos, puede existir otro cauce para la acción política?

Sabemos que las estructuras férreamente jerárquicas de los partidos oligárquicos del régimen político actual impiden cualquier conato de verdadera participación fuera de la que la cúpula dirigente considere oportuna en cada momento.

¿Qué opina vd.?

Sé por don Alfredo que tiene alguna experiencia.

Reciba un muy cordial saludo.

José María Aguilar dijo...

Querida y sin par doña Empar:

La cosa, llamémosla provisionalmente así, continúa en pie.

Don Alfredo me ha pedido gentilmente que trate de mantener vivo este espacio de reflexión política, verdadera cantera de pensadores políticos y auténtica palestra de futuros políticos en acción.

No se me raje Vd., doñita, préstenos ayuda, aconséjenos.

Nosotros seguimos.

Y sin cuotas de ninguna clase.

Un abrazo.

José María Aguilar dijo...

Querido don César:

Ha sido un placer verle proyectar al nene, pero no parecen ser buenos tiempos, no ya para su alumbramiento, sino para la simple concepción de la criatura.

Yo espero mucho de Vd. y del talento político del que ya ha dado algunas muestras en esta Revista/Blog.

Acompáñeme, desde este púlpito, ya que no cátedra, en esta noble tarea de predicar y extender ansias de libertad política y democracia en esta sociedad civil
nuestra hecha de retales de apatía y desánimo a partes iguales.

Muchas gracias adelantadas y confiadas.

Reciba un cariñoso saludo de su amigo.

José María Aguilar dijo...

¡Ay, don Atila, rey de los Hunos y de los Otros!:

De Vd. no espero solamente el auxilio de su fuerte brazo antiislamista, sino también la ayuda de su esclarecido intelecto político, perfectamente visible tras el poder de su hacha conquistadora.

Espero muchísimo de Vd., como de don César.

También lo hago de las talentosas doñas y doñitas que han prometido, o casi lo han hecho, a contribuir desde su femenina y originalÍsima perpectiva, a la causa de la inteligencia política, y si cabe, ellas que suelen ser tan prácticas, asimismo a la de la acción política.

Ya sabe que en su ejército me tiene a su disposición en el flanco derecho.

Luchemos al alimón, pensemos juntos.

Gracias jefe, gracias amigo.

Atila el Huno dijo...

D. José María!!

¡¡Pero...¿por dónde íbamos?!! ;)

Propongo que dejemos para el final el tema del tipo de organización y lo que ello conlleva.

A mi me parece clave saber si de aquí se puede aportar algo que una en un mismo objetivo a gente de derechas, de izquierdas o de lo que sea. centrémonos en averiguar primero los "medios políticos" de que disponemos...que de la pasta ya se ocupará D. Alfredo!! ;)

Manos a la obra amigo!!

Empar dijo...

Gracias Sr. Aguilar por su bienvenida a la “provisionalidad” que a fin de cuenta, viene a ser lo mismo que la vida... provisional.
Y una buena noticia, al menos para mi comunidad, y una muestra de que quejarse aún sirve de algo: El Parlamento de Cataluña ha aprobado el pasado mes de Junio, que los 902 teléfonos de atención al cliente (robo al cliente, para ser exactos) para incidencias y reclamaciones de las empresas de servicios básicos como suministros, transportes, sanitarios o seguros, tendrán que ser gratuitos, según el nuevo Código de Consumo, las empresas tendrán que adaptarse en seis meses.
La nueva normativa establece además que dichas empresas que prestan servicios básicos tendrán que tener una dirección física en Cataluña donde los consumidores puedan formular sus quejas o reclamaciones.
Venga, ánimo que con tesón, o tozudez, todo se puede, hasta en este país.
Saludos a todos.

Bárbara Paraula dijo...

Señor Jose María Aguilar, disculpe mi tardanza en contestar.

Efectivamente, la estructura y la cultura política de los partidos en la actualidad impiden la participación política de las bases. Este es un tema en el que si desea me puedo extender, aunque como veo, ya lo tiene suficientemente claro. Los socios de base de un partido político pueden aspirar en la actualidad, a la estimulante
labor de agitar la banderita en los mitings. No hay problema, si necesitamos una emoción más profunda podemos pegar carteles en la campaña electoral, que no se porqué, produce una especie de sensación de furtividad. Algunas direcciones territoriales mantienen a sus socios ocupados, diseñando programas que se pasan absolutamente por el forro traicionándolos a la primera votación. Lo más curioso es que en los medios de comunicación suelen poner el grito en el cielo cuando en un partido existe división de opiniones o más de una candidatura en un proceso interno de elecciones. Lo señalan como una debilidad, como una crisis interna o una clara señal de ausencia de liderazgo.

¿Puede existir otro cauce?. De la acción política no, puesto que no habría forma de acceder al poder sin un partido.

Sí lo hay de la Sensibilización Política 0 Incidencia Política, a través de, por ejemplo: una organización sin ánimo de lucro como ustedes proponen, un medio de comunicación, un grupo de amiguetes, un lobby medianamente organizado, una empresa poderosa, un sindicato, etc.

Un camino igual de doloroso casi siempre, con el agravante de que los esfuerzos para lograr cualquier mínimo objetivo se triplican, puesto que ni siquiera dependerá de la organización que dirigimos la efectiva puesta en marcha de nuestros deseos políticos.

Cesar dijo...

Por supuesto, Sr. Aguilar que permaneceré atento al debate, exponiendo modestamente mi parecer que aunque sea equivocaco será sincero. Valdrá al menos para redimirnos ya sea levemente de la decepción de no poder dar unos cuantos bastonazos en las partes innobles de la clase política que no está más que a perpetuarse, incluso por vía filial en el cómodo puesto que tan buena vida les proporciona y tan poco esfuerzo les exije.
Saludos.

José María Aguilar dijo...

Querida doña Bárbara:

Una vez que aceptamos, por palmario, el hecho de que es imposible la participación política individual de todos los ciudadanos en el actual sistema de los partidos políticos en el Estado, desviada antidemocráticamente, en exclusiva hacia las gentes partidos, o mejor dicho, hacia los jefes de los partidos, será posible examinar las formas de "acción política" en la sociedad civil tendentes a influir en el poder político o a conquistarlo.

No cabe duda de que una de tales formas, quizás la principal, en momentos de tiranía política como la actual, consiste en el aprendizaje, dentro de la sociedad civil, pero fuera del Estado, los partidos y sus medios de comunicación, que lo proscriben y combaten, del significado de dos términos imprescindibles: libertad política y democracia.

A este aprendizaje y esta enseñanza dirige toda su actividad el MCRC (Movimiento Ciudadano por la República Constitucional) que lidera don Antonio García-Trevijano, acompañado de un selecto grupo de divulgadores de estos dos principios fundamentales: libertad política y democracia.

El MCRC cuenta con dos medios a su disposición en la Red. El blog de don Antonio García-Trevijano, llamado
La República Constitucional y el Diario Español de la República Constitucional, periódico electrónico fundado por don Antonio y un grupo de colaboradores muy allegados a él.

Es una encomiable e importante labor la que desempeñan, pues solo desde el conocimiento cabal de lo que son la libertad política y la democracia podremos combatir desde la sociedad civil el poder ilimitado de la clase política que nos sojuzga y explota miserablemente.

(continúa...)

José María Aguilar dijo...

El segundo instrumento con el que contamos, después del primero y fundamental del conocimiento político básico (libertad política y democracia), consiste en la difusión de este conocimiento por parte de quienes lo van adquiriendo, en todos los círculos en los que se desenvuelven (laboral, social, académico, intelectual, de ocio, vecinal, municipal, etc.) Sería la contribución personal decidida y entusiasta, ilusionada, a la causa de la enseñanza, el aprendizaje o el conocimiento de la libertad política y la democracia.

Este papel está destinado a las personas con mayor vocación tanto política como intelectual. Aquellas que, estando disconformes (o hasta las pelotas) con la forma de gobernar la Nación y dirigir el Estado, se ven llamadas a intervenir cambiando, si es posible, este estado de cosas, preparándose previamente, es decir adquiriendo
los conocimientos precisos para hacerlo de forma solvente.

(continúa...)

Bárbara Paraula dijo...

Señor Aguilar,

No he podido leer su comentario completo, así que quizás me dejo algun razonamiento valioso.

Les doy mi enhorabuena por poner sus esfuerzos al servicio de esos dos nobles principios. Sin duda les servirán del deshaogo que todo español necesita ante su clase política.

Conozco otros movimientos parecidos. Yo misma estoy afiliada a una organización sin ánimo de lucro que pretende lo mismo (movimiento democrático).

Pero sinceramente, no creo en absoluto en la capacidad de estas organizaciones para generar ningún cambio significativo. En el registro de asociaciones nacional existen más de 5000 organizaciones con objetivos de incidencia política. Apuesto a que el 80% de ellas incluyen entre su misión la libertad política y la democracia.

Su impacto en la política o en los ciudadanos es mínima. Los esfuerzos están dispersos.

Tengo que rebatirle y volver a reformular su frase:

"solo desde el conocimiento cabal de lo que son la libertad política y la democracia NO podremos combatir desde la sociedad civil el poder ilimitado de la clase política que nos sojuzga y explota miserablemente".

El conocimiento es útil y las organizaciones también, pero no generan cambio alguno por sí solas. Combatir el poder ilimitado es un objetivo que escapa en mucho mucho mucho al conjunto de las organizaciones civiles.... luego imaginese a una sóla.

José María Aguilar dijo...

El tercer medio del que dispone quien se ha embarcado en la causa de la libertad política y la democracia frente al sistema de partidos, después del aprendizaje o estudio de las cuestiones políticas fundamentales, es decir, libertad política y democracia, y de su difusión entre los grupos que frecuenta, consiste en la predicación y práctica personal de todas aquellas medidas que contribuyan a deslegitimar el sistema político, empezando por la más sencilla, eficaz y carente de riesgo.

Se trata de abstenerse de votar en todas las elecciones,
que son, en realidad solo votaciones, pues en ellas todo viene elegido y decidido de antemano por los jefes y cúpulas de los partidos.

Esta primera medida es sencillísima, cualquiera puede tomarla o aconsejarla, y no tiene riesgo alguno.

Es además, deslegitimadora en grado máximo de un sistema que lo único que necesita para legitimarse y hacer lo que le venga en gana (lo que se le ponga en la punta del nabo, con perdón, al tirano de turno) es llenar el bote del voto plebiscitario de una plebe que se somete
voluntariamente.

Constituye la "prueba del algodón" de la coherencia política, pues si uno es capaz de votar a quienes le privan de libertad política y lo someten a su dominio tiránico; o, diciéndolo de otra manera, es incapaz, de dejar de hacerlo,
es que está políticamente echado a perder intelectualmente y moralmente jodido de verdad.

Además, abstenerse permite un sanísimo distanciamiento psicológico y afectivo de los partidos políticos, entes secuestradores de nuestra libertad política. Conocidísimo es el síndrome de Estocolmo que sufren los secuestrados, una vez que llevan cierto tiempo en estado de cautividad y a merced de los secuestradores.

Además, y por último, los abstencionarios, que así se llaman quienes no votan par oponerse a los partidos, comprobarán que da exactamente igual que voten como que no lo hagan, que todo será como determinen los partidos y sus jefes, al margen de sus propios deseos e intereses.

Y, por fin, habrán hecho algo por sí mismos, aunque pueda parecer poca cosa, que no lo es, para oponerse a la clase política que lo domina y al sistema que lo oprime.

José María Aguilar dijo...

Querida Bárbara:

Es mucho lo que una persona conocedora de la libertad política y la democracia puede hacer por sí misma en favor de todos.

Y, en realidad, esta labor personal de aprendizaje político, la difusión de tal conocimiento y la estrategia de denuncia y desligitimación del régimen, incluída la abstención electoral, acto político de independencia y libertad de conciencia básico, pues no se trata de la pasiva abstención del individuo al que nada interesa la vida pública, sino de la decidida oposición del ciudadano consciente al modo de organización y funcionamiento de la vida política, son importantísimos.

La formación de líderes políticos en la sociedad civil es imprescindible para preparar a los ciudadanos del futuro, de modo que, cuando llegue el momento de la crisis del sistema, cada vez más próxima, pueda producirse la necesaria respuesta que dirija a la sociedad hacia el régimen o sistema democrático.

No se trata pues de dejarse llevar o incorporarse a una masa de auténticos ciudadanos, inexistente hoy en día en
España, sino de ser capaz de encauzar y dirigir su fuerza constituyente, llegado el caso.

La escasez de ciudadanos conscientes políticamente no es motivo para la inacción o el desánimo político, sino
justamente de lo contrario. Esta necesidad debería motivarnos todavía más.

Gracias doña Bárbara por abrir esta etapa "constituyente" de ELDEBATE dentro del blog/revista de don Alfredo García Francés, cuyo nombre es toda una garantía del éxito de nuestra iniciativa política.

José María Aguilar dijo...

Querido don César:

Sabe que cuento con usted en ELDEBATE, pero no solo para el debate y la teoría, sino para aprovechar su fuerza protodemocrática y constituyente (en realidad estamos en uno de esos raros momentos, si no me equivoco) y su pasión de líder de la libertad.

Es mucho lo que podemos hacer uno a uno y entre todos.

Reciba un cordial y fuerte abrazo.

García Francés dijo...

D. José María, ya le dije que yo adoro a Dª Barbarita. Es tan escéptica como yo y es mi idolo político. También la admiro por sus hazañas en otros terrenos. Pero, eso se lo contará ella, si se hace usted merecedor de ello.

Le dije que le iba a encantar esta bestia política que s mi amiga. Pero, ya verá como no traga con nada, se ha dejado la piel demasiadas veces en los guijarros del camino.

Estoy intentando preparar un lugar más decente donde podamos seguir con ELDEBATE, o, al menos, publicitar mejor éste lugar para que más debatidores sepan que estamos aquí.

Me pongo a ello, amigo.

José María Aguilar dijo...

Querido don Atila, brazo fuerte e incansable de Occidente:

Desde el flanco diestro de su hueste antiislamista me dirijo a Vd. en este momento para recabar su participación en ELDEBATE.

Que su noble tarea redentora del Occidente cristiano no nos prive de su intelecto.

Habrá comprobado que no existe planteamiento ideológico alguno incompatible con el período constituyente de ELDEBATE.

Creo que todo ciudadano de buena fe y con vocación política podrá contribuir sin reservas a la causa de la libertad política y la democracia.

Tanto más un animoso jefe como Vd.

Envíe refuerzos, no nos abandone.

Y reciba el saludo de uno de sus cruzados de la libertad.

José María Aguilar dijo...

Don Alfredo, querido amigo y mentor:

El escepticismo y el desánimo no deberían tener lugar cuando se lucha por un ideal de la envergadura que en ELDEBATE vamos a perseguir.

Pues, junto a las palabras y la acción política individual, absolutamente imprescindible e ineludible entre los nuestros (y en rigor esta es la única clase de acción posible) habrá oportunidades para la acción múltiple, dirigida a objetivos concretos.

Ni Vd. ni doña Barbarita se me desanimen ni se me escepticicen, que esa no es la actitud más conveniente para los combatientes por la libertad política.

¡Viva la libertad, viva la democracia, viva la República Constitucional, viva España!

García Francés dijo...

No tema, D. José María, estamos a su lado aunque estos calurosos días de final de las vacaciones hace que sea de manera más relajada.

Pero ya volverán Atila y sus Hunos y la batalladora Dª Empar, D. Bate, D. José Antonio Bejarano, los queridos D. César y Dª I'am, D. Josee, y tantos otros talentos políticos como abunda por esta REVISTA. Incluída su supersexy MODERADORA, Dª Nazaríes.

Junto a usted siempre, amigo mío.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo, incomparable mentor:

Ha dado de nuevo en el clavo.

Se trata de extender ELDEBATE, sus ideas, propuestas e
iniciativas hacia grupos afines y población desasistida y carente de instrucción política y de ilusión ciudadana.

Pues no solo de pan vive el hombre.

Se sorprenderá cuando vea llegar los frutos de
ELDEBATE.

La cosecha de vocaciones políticas y de entusiasmo por la vida pública es prometedora.

¡Adelante, persigamos nuestro objetivo apasionadamente,
incansablemente!

No nos rindamos sin luchar siquiera.

Pues sabemos que la libertad política se conquista, no nos la van a regalar. Y por eso será nuestra.

No seamos tan ilusos y anodinos que nos desilusionemos antes de haber conocido ilusión.

Ni tan tontos que nos creamos ya de vuelta cuando ni siquiera hemos echado a andar.

Ni tan fatuos que despreciemos un conocimiento que
nunca hemos tenido.

Que no digan de nosotros que permanecimos impotentes
como eunucos e inéditos como célibes indecisos.

¡Joder, don Alfredo, pongámos toda la carne, cuerpo y alma, en el asador!

Que si no quedaremos como unos señoritos gilipollas y unos mariconazos irredemibles.

¡Qué no coño, que no!

¡Pero democracia o qué hostias si no!

Muchas gracias por su imprescindible e inestimable ayuda desde el primer momento.

Y un grande, esperanzado y confiado abrazo desde ELDEBATE.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Gracias mil, por todo lo que hace Vd. por todos nosotros, pero sobre todo por ese Josee, que no es otro que su amigo José María cuando se equivoca al darle a la tecla.

Y esperemos que a los calores del verano sucedan los ardores democráticos del resto del año.

Hasta luego, Don.

Bárbara Paraula dijo...

Bueno Don Jose Maria, dice usted dos cosas sin duda necesarias:

La abstención como método o como proceso recomendable y la formación de líderes.

Acojona ya la obra de ingeniería, con esos dos objetivos. ¿A cuanto se podría aspirar a que aumentara la absentción en 50 años en España por la acción de predicantes?. Un 2%?.

Se me antoja imprescindible para un alcance más ambicioso una suerte de mano guiadora como la de Adam Smith que todo lo regula. Uno de esos acontecimientos insignificantes, desde luego para nada fruto de la ingeniería social, que lo revolucionan todo, algún acontecimiento convulso: la llegada de una nueva tecnología, el asesinato de un archiduque, la lucha de varios países por un recurso valioso, dos empresas enfrentadas... que se yo. Algo de eso que hace que se active no se qué interruptor en la moralidad colectiva y el cambio social se produzca....... y que para nada controlamos los mortales.

Y la formación de líderes... bueno, si le parece bien, esto sigo comentándolo en la nueva entrada de D.Alfredo que va del tema.

Gracias por cierto D.Alfredo, por sus palabras.... aunque de animal político poco. Ya hace tiempo que decidí que lo mío eran los líos y bailar en las tabernas.

El pensamiento político no es más que un hobby intermitente, como quien hace un sudoku de dos páginas en la piscina, sin ninguna aspiración de resolverlo.

Atila el Huno dijo...

Vaya vaya...y yo que creía que la cosa era más sencilla!!...seré iluso!!

No hace mucho un alemán me contaba que allí, antes, la Iniciativa Popular era un arma tan ineficaz como aquí...hasta que un día, de forma natural y sencilla, alguien decidió promover una Iniciativa Popular para cambiar la Iniciativa Popular y conseguir que ésta fuera efectiva, es decir, que desembocara directamente en Referéndum.

El ánimo irreductible de promotores y colaboradores hizo que obtuvieran tal cantidad de firmas que el Länder en cuestión no pudo dar carpetazo al asunto (ningún partido estaba dispuesto a enfrentarse a tantos millones de votos hostiles)...y se modificó la legislación relacionada con la Iniciativa Popular.

Aquí se está hablando mucho de Poder Absoluto de los Partidos. Cierto es, pero en el fondo ese poder es nuestro, sólo hace falta que nos lo creamos y nos lo ganemos.

¿Por qué han fracasado aquí iniciativas populares millonarias en firmas?. Por claudicación de los promotores y el consiguiente olvido de la causa por los simpatizantes.

Como claudicación es también, desde mi punto de vista, la abstención y el voto en blanco. Ninguna de estas opciones quita legitimidad real al poder de los partidos. ¿Es que acaso no sabemos ya que éstos están absolutamente desvinculados de nosotros?. ¿Acaso no estamos experimentando los efectos secundarios de la abstención playera en el Referéndum del Estatuto catalán?, ¿cuántos votaron?, ¿Se sintieron deslegitimados los partidos?, ¿dejaron acaso de repartirse entre ellos los votos en blanco y las abstenciones?. No sirve.

Los padrastros de la patria pusieron en nuestras manos un arma...sin munición. Es sólo cuestión de conseguirla.

Desde las alturas el bosque parece tranquilo...pero adéntrate en él y verás que bulle de vida.

La Iniciativa Popular en este país no es más que un pedazo de hierro en bruto, forjemos una buena espada con él. Insistencia y persistencia, son dos cualidades ajenas a nuestra idiosincrasia que debemos aprender urgentemente.

Supongo que ya habrán adivinado que mi primera propuesta en este debate es la urgencia de recuperar poder popular, que debemos insistir persistentemente en modificar la Iniciativa Popular para convertirla en un Decreto Ley popular.

Aprovecho para acerles saber que mi siguiente propuesta será conseguir la Revocación de Cargo Público Electo.

Hasta lueguito!!

José María Aguilar dijo...

Doña Bárbara:

La sucesión de los régimenes políticos es un fenómeno general bien estudiado desde la Antigüedad. La transformación de los sistemas oligárquicos en tiranías y la de éstas en democracias en la Grecia Clásica, en este o en otro orden alternativo así lo atestigua.

La Época Contemporánea, desde la aparición de la democracia en América, determina en los países de corte occidental un hecho nuevo: la legitimidad política en ellos no puede ser otra que la de la nueva democracia representativa y la de sus condiciones necesarias, libertad política y la división del poder en el Estado.

José María Aguilar dijo...

Querida doña Bárbara:

Compruebo esta mañana con perplejidad que el último comentario a Vd. dirigido se ha publicado extrañamente recortado.

No obstante, los dos párrafos precedentes, aunque para alguien tan entendida como Vd. puedan parecer obviedades, expresan a mi juicio, dos hechos fundamentales que permiten entender, tanto la importancia de la conciencia de la libertad política como responsabilidad de participar activamente en la vida política.

Perdóneme ahora, doñita, acabo de trasladarme desde las playas de Cádiz a la sierra del norte de Córdoba y me estoy instalando.

Lo antes posible completaré esta entrega por fascículos.

Hasta pronto.

José María Aguilar dijo...

Doña Bárbara, sigo:

Desde el nivel alcanzado en Occidente con respecto a la intelección y experiencia de lo que la democracia significa, tomando como punto de partida el sistema político "inventado" en la gran República Norteamericana, la instauración de esta forma de democracia representativa, bien distinta de la democracia directa de la Grecia clásica, ya no resulta concebible para la ciencia política ni para los pueblos medianamente cultos otra legitimidad política diferente.

Fueron necesarias dos grandes guerras en Europa y la "guerra fría" posterior, así como un gran retroceso cultural, para que la llamada democracia de partidos, falsa -y falsaria- imitación de la única verdadera democracia pudiera obtener la hegemonía y una cuasilegitimidad política.

Digo cuasilegitimidad, puesto que es un hecho bien conocido y estudiado que, en Alemania, donde se concibió y nació dicho sistema de gobierno, los conocedores de la ciencia política y gran parte de los ciudadanos, no se llaman a engaño sobre la realidad de un sistema, el de los partidos en el estado (partitocracia), que suplanta a la democracia.

Solo en países como España, infantilizados políticamente y degradados culturalmente, se ha podido confundir a la población, mediante una monumental mentira, la Gran Mentira (así la ha denominado y denunciado reiteradamente don Antonio García-Trevijano), haciéndola confundir la democracia formal, verdadera o auténtica con la oligarquía de partidos o partidocracia.

Los signos y síntomas de la impostura y corrupción política de la oligarquía de partidos no ha hecho sino incrementarse progresivamente, hasta alcanzar un grado de monstruosidad tal que, al menos intuitivamente, a casi nadie se le oculta su realidad y esencia antidemocráticas.

Por otro lado la caída del telón de acero hace ya inútiles tales sistemas de partidos, que se consideraron más apropiados para enfrentarse al comunismo, mediante la tutela norteamericana del gobierno de los países europeos a los que se impuso dicho sistema.

Por estas y otras razones, creo que los días de la partitocracia están contados.

Pero para que llegue, por fin, la verdadera democracia, la única legítima, la que definimos someramente como fruto de la libertad política (sufragio activo y pasivo en el distrito electoral uninominal o individual, con autonomía de los representantes con respecto a los partidos, aunque puedan pertenecer a ellos, pero bajo mandato imperativo de los electores o representados, mandato que como señala don Atila es revocable durante la legislatura) y la separación del poder en el Estado (elecciones independientes para el legislativo, el ejecutivo y el judicial) es necesario contar con una minoría culta e interesada por la política que la haga viable cuando llegue esa crisis o acontecimiento determinante, que como Vd. perspicazmente señala, precederá a la crisis final de la partitocracia.

Perdone la extensión del comentario, doña Bárbara.

Espero que entre baile y baile tenga tiempo para dedicar a ELDEBATE, pues una inteligencia y un cultura política como la suya no pueden eludir su responsabilidad pública y permanecer al margen.

O al menos eso creo yo.

Reciba un saludo confiado, nada escéptico ni tolerante con la irresponsabilidad política de quienes están llamados a formar parte de lo que Gracía-Trevijano ha denominado el tercio democrático o laocrático, es decir, la parte de población consciente y responsable políticamente hablando.

Me despido por ahora, pero aún quiere decirle dos o tres cosas más. O mejor dicho exponerlas a su inteligente consideración.

Hasta pronto, un abrazo.

José María Aguilar dijo...

Querido don Atila:

Estoy deseando ver en ELDEBATE su comentario acerca de la iniciativa popular y ese referéndum que ha de traer la democracia a nuestro país, tan necesitado de ella.

Cuento también con su inteligencia y responsabilidad democrática o laocrática, como la ha llamado García-Trevijano, recogiendo otra forma en desuso de la palabra demos (laos).

Siempre a sus órdenes Jefe Huno.

Atila el Huno dijo...

D. José María!!

No sé si será una extraña percepción mía...pero le veo escéptico y algo sarcástico. Ya le digo, hace tanto calor en el infierno jaenero que creo que he sudado mi última neurona.

Mi propuesta ya la he hecho...un poquito más arriba.

Ya sé que la lucha por obligar a las democracias representativas a devolver poder a los ciudadanos es un "hecho cultural" absolutamente desconocido por estos lares.

Ya sé que aquí necesitamos que la política nos la den masticada y digerida...o que nos la de ya pensada algún líder ¡¡pa no cansarnos mucho y menos con la caló que hase!!.

Envidio a esos suizos que exigieron un referéndum para decidir si aceptaban o no los altos alminares del islam en sus ciudades.

Ya saben. 500 mil firmas para exigir la modificación de las actuales condiciones que regulan la Iniciativa Popular en este país:

Artículo 87-3 de la CE de 1978 y desarrollada normativamente en la Ley Orgánica 3/1984 de 28 de Marzo.

Como la iniciativa popular española no puede tocar materias reservadas a Ley Orgánica...será mejor recolectar dos o tres millones de votos hostiles.

Ya sé que aquí nos gusta más reunirnos en sociedades, clubes, ligas...y todo lo demás. A otros, al otro lado del gueto pirenaico lo que les pone es ponerse manos a la obra.

Con la democracia representativa sólo acabará la democracia participativa.

Saludos!!

José María Aguilar dijo...

Querido don Atila, jefe incomparable:

Le supongo en territorio íbero rindiendo a su fuerte brazo a las belicosas tribus indígenas o coaligándose con ellas para pasar el Estrecho y enfrentarse a las bandas islamistas.

Aquí, en tierras cordobesas, pacíficas por el momento, pero siempre con ojo avizor ante posibles incursiones moriscas y beréberes, también atiza de lo lindo el calor.

A sus soporíferos y enervantes efectos, habríamos de atribuir ese sarcasmo y el escepticismo que Vd. advierte en mis palabras.

Lo que no alcanzo a averiguar es sobre quien de nosotros
dos obró el calor o el sofoco de esa manera.

Porque no hay tal cosa ni en la intención ni en la palabra, o al menos eso me parece a mí.

No dude de su rectitud.

Díganos, querido jefe huno, en qué consistirá ese referéndum con el que yo al menos estoy en vilo.

Y reciba la adhesión y protestas de fidelidad de su compañero de tierras turdetanas.

Bárbara Paraula dijo...

Don Jose María,

Estoy de acuerdo en gran parte de su exposición, en particular, en aquello de: "(sufragio activo y pasivo en el distrito electoral uninominal o individual, con autonomía de los representantes con respecto a los partidos, aunque puedan pertenecer a ellos, pero bajo mandato imperativo de los electores o representados".

Desde luego el movimiento al que apoya debe estar bien orgulloso de usted por la paciencia y detalle con la que desgrana su opinión, así como por el respeto y la admiración al señor García Trejivano.

Espero que encuentre usted a esa minoría culta e interesada que le de el valor a su trabajo y que como en la congregación cristiana estén alertas para la llegada del novio, que llegará en un día y en una hora que no esperan.

Lamentablemente yo no he cultivado todavía la Gran Paciencia y la Fe que exige semejante espera. No comparto en absoluto esa idea de que el fin de la partitocracia está cerca...... Así que a riesgo de acabar en el Hades, y consciente de mi decadencia moral, no voy a asumir ninguna de esas responsabilidades políticas, que como usted muy bien señala, todos tenemos.

Puesto que mi ausencia de compromiso es escasa, no me sentiré tampoco ofendida si en alguno de esos debates en los que esporádicamente pueda participar, me mandan ustedes a tomar viento o simplemente me ignoran.

Es mi hora de bailar, amigo. Buenas Noches.

José María Aguilar dijo...

Querida doña Bárbara, amiga:

Es vd. admirable por la naturalidad de su expresión y su sinceridad.

Y sospecho que baila divinamente, con gran estilo.

Su colaboración, o simplemente la presencia ocasional de una bailarina consumada y sumamente atractiva, dicho sea de paso, prestaran el garbo y la gracia necesarios al debate de ELDEBATE.

Es precisamente la fragilidad de esa delicada flor en que consiste la libertad (perdone la cursilería por la exacitud de la comparación), siempre amenazada por por la organización social; la precariedad en que se halla, embridada bastarda y brutalmente por el régimen de los partidos, lo que obliga o empuja a algunos a denunciar su poder ilegítimo, a luchar para que no se reduzca, a combatir por que se extienda y no se ahogue.

La necesaria e imprescindible libertad de movimientos y el aire limpio que reclama el baile para ser fluido y armonioso, exige que los principios de la libertad en que aquel se asienta sean defendidos y perseguidos con ahínco, al menos por los que necesitan la libertad tanto como el aire que respiran y desean bailar, si no volar, mucho más alto.

Y si su vocación o sus aficiones no la encaminan a a convertirse en guardián de la libertad, deleítenos, al menos, con el espectáculo de la libertad en movimiento, con la hermosura y la alegría de un baile apasionado.

Muchas gracias, doñita, como llama nuestro editor y mentor a las mujeres bonitas, y...

...a bailar!.

Atila el Huno dijo...

D. José María!!

Pero hombre!!...¿qué se me podría perder a mi por tierras iberas!!??...¿acaso queda por allí algo que yo pudiera saquear?...tengo entendido que vuestros amos son gente en extremo avariciosa!!

Pero amigo…¿a qué mágico referéndum se refiere?

Comparto plenamente con Usted que los “representantes” deben ser totalmente responsables ante el electorado de su circunscripción, pero ni siquiera eso garantiza la salud de una democracia. En los países en los que ya existe ese sistema de elección, la corrupción y la incompetencia de los representantes electos está a la orden del día.

Por eso insisto en que lo único que puede frenar la corrupta democracia representativa, al estilo de la que gozamos en este país o al del que usted propone, es la democracia participativa. Que ésta, la democracia participativa, dispone de dos armas de control ciudadano sobre la acción política de sus representantes, a saber: la Iniciativa Legislativa Popular y la Revocación de Cargo Público Electo.

Ya se habrá dado cuenta de que no soy amigo de elucubraciones metafísicas y menos en política. Siempre he dicho que cuantas más palabras se necesiten para adornar un argumento más posibilidades hay de que te estén embaucando. Por eso prefiero ir al grano, a lo concreto (como diría mi muy admirado Julio Anguita!!).

Me encantaría conocer su opinión, y la de quien se anime a darla, sobre la democracia participativa.

Saludos!!

García Francés dijo...

D. José María, y amigos todos, el 3de Septiembre inauguraremos con la pompa debida la sección ELDEBATE que usted dirige con mano sabia.

Será con una entrada suya sobre el señor García Trevijano y, a partir de ahí, pasará a ser una sección como las demás. Entrada y debate en los comentarios.

La diferencia es que le exhorto a usted, D. José María, a que proponga a sus excelentes participantes a que participen no sólo respindiendo en forma de comentarios sino que les pida que ellos preparen sus propias entradas, dentro de ELDEBATE. ¿Qué le parece?

Creo que la opinión de gentes tan aguerridas como Dª Barbarita, El Rºey de los Hunos, el caminante D. César, D. José Alfonso y muchos otros, sería extremadamente enriquecedora para la sección que usted dirige, D. José María.

Además, eso la convertiría en la única sección de la REVISTA en contar con subsecciones propias. ¿Qué le parece, amigo mío? Y, ¿a ustedes? De acuerdo, ya veremos. Lo que ustedes quieran, amigos.

Abrazos a todos.

José María Aguilar dijo...

Don Atila querido:

Salgo ahora mismo hacia tierras emeritenses donde pasaré 3 días avizorando a la morisma.

¿Por qué no nos prepara para ELDEBATE una entrada refiriéndose a la llamada democracia participativa?

Yo iría estudiando el asunto detalladamente para responder a sus argumentos, no por menos floridos menos interesantes y aguerridos.

Muchísimas gracias de antemano.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Recojo con sumo agrado su propuesta, y hago mía también la exhortación a participar en ELDEBATE.

Vd., don Alfredo nos dirá el modo de proceder.

A todos: ¡Bienvenidos a ELDEBATE!

Bárbara Paraula dijo...

Perfecto D.Alfredo.

Un saludo.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Si se comprueba que son peligrosos, onerosos e incivilizables habrá que echarlos.

La secta del Opus Dei comparada con el Islam va a ser una orden de caritativas monjas laicas.

Un abrazo.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Este último comentario mío era para su última entrada de Vd., no para ELDEBATE.

Aunque don Atila seguro que tiene algo que decir.

Empar dijo...

Menudo infausto día (o quizás no, cosas de la casualidad, o del destino) para la inauguración Sr. Francés, en el que el Partido Popular levanta el "veto" (por llamarle de alguna manera) a los menos “corrupptos”* porque a los altos gerifaltes, si les han llamado la atención habrá sido para que no sean tan pardillos a la hora de dejar huella de sus tropelías.
Y por cierto oigan, unos días sin entrar, y vaya chorreo de comentarios, claro que Don José María tiene más labia que un coro gospel silbando, que llevo toda la tarde poniéndome al día ... y eso que estamos aún de vacaciones (eso quienes tengan la suerte de tener un trabajo) por lo pronto, yo no tengo vocación política, no sirvo para agitar banderitas, ni para enganchar carteles, pero mucho menos para mantener la boca cerrada y decir amén a todo y ya que no dispongo de medios, por lo menos el derecho a pataleta por lo menos, si que lo ejerzo.
Doña Barbara, comparto afición por alguno de los libros nombrados en su perfil, pero sobre todo con Faemino y Cansado, yo le añadiría también "El orgullo del tercer mundo” habla usted de 5000 organizaciones, eso es mucha gente, pero ya se sabe, divide y vencerás, la opción sería unir fuerzas, aunque imagino que aunar opiniones y más en política, debe ser tremendamente difícil, pero contado con la idea de Don Atila de recogida de firmas, pues oigan ustedes... serían muchas firmas para blandir a la nueva Tizona, (fíjense cómo tiro hacia mis siglas... jajaja) que por algo se empieza. Además, todos tenemos una gran lista de gente en nuestros correos, Uds. que saben más redacten algún tipo de manifiesto, difundámoslo por nuestro "hotmeiles" "gmeiles" y por todos los "ciberlugares" por donde nos movemos, o por donde nos podamos colar.
De momento, ahí queda eso, solo añadir un par de cosillas, a Don Cesar... el púlpito al que alude Don José María, que venga bien regado con ese albariño de poder curativo, y el alimón, pá las almejas.


* Últimamente corrupción se escribe con dos “Ppes”, aunque los demás tampoco se libren.

Empar dijo...

Hágame el favor Don José María de borrar semejante desastre, ayer al parecer el servidor no iba bien, y me salía la página de no se pudo encontrar servidor cuando enviaba el mensaje, pero solo lo mande 3 veces, y desistí, temiéndome algo así... ¿pero siete veces? Si las firmas se nos reprodujeran a esa velocidad, ya tendríamos el chiringuito montado.
Saludos.

José María Aguilar dijo...

No se preocupe, doña Empar:

Da gusto ver pasar su belleza 7 veces seguidas.

Vamos a seguir en la última entrada de ELDEBATE. Don Alfredo se encargará de reducir su sin par presencia a los límites convencionales.

¡Y cuidado con la tecla!

García Francés dijo...

Dª Empar, ha sido divertido releer su comentario varias veces seguidas, me ha permitido captar matices que en una lectura rápida me habían pasado desapercibidos.

Impagable ese coro de gospel silbando, esa frase es de las que merecen ser inscritas en mármol travertino, es decir, y para simplificar, como usa D. Santiago en un blog amigo: merece mármol.

Un abrazo, amiga mía.

Y respecto al PP, estoy de acuerdo, están rebañando el fondo del plato sin ser muy escrupulosos a la hora de vetar chorizos.

José María Aguilar dijo...

Querido doña Empar y don Alfredo:

En español castizo se debe decir:

"Tienes más morros que cien negros cantando el Only you".

Pero doña Empar también es sin par en elegancia y finura.

Abrazos.

Related Posts with Thumbnails