...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

lunes, 25 de octubre de 2010

Claro que jode que un francotirador te apunte con mira telescópica

Ayer fue un día nefasto. Entre molestias gripales recibí constantes llamadas. Ha muerto el hermano de tu colega, tu sobrina está en una silla de ruedas, han operado a un amigo y van a intervenir a otro, nuestra madre agoniza, a tu prima le ha dado un ictus, susurraba alguien angustiado cada vez que respondí al teléfono.

Normal, me dicen. Parece que, sin llegar a viejo, estoy en ese kilómetro 0 en el que uno se detiene, observa, cavila y, con suerte, asiste únicamente como espectador a los daños colaterales de la vida en su entorno. Miento, imposible ser sólo público. A estas alturas ya he visto morir tíos, padre, hermano y primos. También a muchos desconocidos. Y el dolor me ha marcado a navajazos.


Soy un macho adulto que comienza a sentirse como esos viejos venados señalados por los monteros al cazador que selecciona la especie. Peor aún, he dejado de idolatrar becerros de oro sin haberlos sustituido por nuevos ídolos. Y, cada vez queda menos tiempo. Debe ser la gripe.

20 comentarios:

40añera dijo...

Me parece que anda usted algo melancolico amigo, cuando se llega a su edad hay que celebrar la vida, porque para la de la guadaña no hay que llegar a ninguna edad solo hace falta estar vivo.
Un beso este acompañado de abrazo que es más reconortante y sincero

Cesar dijo...

Venga,venga...Mal le ha sentado a usted el preparado que le recete. Mirelo por el lado positivo, hombre; puede hacer y decir lo que le salga de los molondrones sin dar cuentas a nadie ( y siempre que no le cueste rupias..)
A mejorar esos animos!!

Antoniatenea dijo...

Sabes querido Rh Negativo?? No te hagas más preguntas ni te hagas más daño. Las heridas que la Parca te ha dejado, no se curan facilmente.
Los que tenemos una edad tenemos ya todos unas heridas que duelen a vecesy a veces desgarran ( Mi primer marido se murió a los 40 años) y cuando piensas en qué camino va a llevar esa distinguida y aborrecible Dama Negra después...lo mejor es que te tomes un poquito de jerez dulce y.. ¡a dormir!.
Mañana volverás a encontrar esa chispa con la que alegras nuestras vidas cuando te leemos!!

Besitos,viejo venado!!

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Terrible el desamparo que nos asedia en el día a día de nuestras vidas. Esa infinita soledad que nace de saberse solo y frágil, esa brutal cordura que se ha de aliviar a fuerza de inconsciencia, de dejarse ir y no pensar, de pasar sin detenerse, de huir en la banal risa para no verte atrapado en la voracidad del llanto a que nos empuja la cruda existencia. Faena, dura y áspera a la que te has de enfrentar sintiendo sobre ti la afrenta que esa misma lacra produce en aquellos que quieres, aquellos por los que has desarrollado un sentimiento de afecto, amistad, acaso, amor, que te ha llevado a ser un poco ellos, pero a los que no puedes llegar para disponer en ellos esa suerte de malos remedios con los que tú te pones a salvo cada día y también los días. Sientes entonces el abismo como un vértigo devastador, como lo que es, en la medida que diezma tu paisaje afectivo sin que tú puedas hacer otra cosa que lamentarte y llorar, cuándo más, rogar por ellos a un dios que sabes de memoria y de memoria intuyes imposible.
Busco entenderme en su claro entendimiento, busco beber en sus heridas el bálsamo que ha de curar las mías, busco amigo decirle del modo más aseado y honesto de que soy capaz que estoy con Ud.

Aprovecho para advertirle, leída su justa queja referida mi comentario a su anterior entrada, la del divorcio, que no quise abroncarlo, que pretendí sólo explicarle, desafortunado en la forma, que echadas cuentas y hecho balance de posibles e ilusiones disponibles, en caso de verme en la puñetera calle, no me llegaría cuanto poseo sino para indagar en esa parte femenina que llevamos dentro, y que a ello me iba a dedicar para el resto de mis días, aunque no fuese más que para no herir a ningún otra mujer que no fuese yo. Pero, ya sabe, la vanidad, el querer ser progre me llevó a expresarlo un tanto altanero, pero sé que Ud. aun asaeteado por la mala gripe y las peores noticias me sabrá perdonar, porque Ud. amigo mío, se señala en esta dehesa de almas sensibles como un hombre sabio.
Le deseo lo mejor.
Reciba un fraternal abrazo.

Mercedes Pinto dijo...

Creo que tienes un día "pedo". No es que te falte razón en todo lo que dices, es que te olvidas de la otra parte de la razón, esa que nos lleva a creer que, a pesar de todo, también hoy todo es posible. Será la gripe. Ya verás, ya verás cuando se te pase,lo que vas a hacer tú con el francotirador.
Caldito, cama y zumo. Que te mejores Don.

García Francés dijo...

Dª 40Añera, no le extrañe mi melancolía, siempre me ha acompañado como una buena amiga.

Le cuento un secreto. Durante años, mis libros de cabecera, fueron los de mi compañero de El País, ya difunto, Carlos Gurméndez. Especialmente el titulado "La melancolía".

Gracias por sus mimos, Doñita, es usted un sol.

García Francés dijo...

D. César, ya sabe usted lo que pasa, uno abusa de los paracetamoles, recibe demasiadas llamadas, escucha aullar a los perros y relinchar a los caballos y, luego, decide empujarse un copazo. CONTRAINDICADO.

Resultado, bajonazo. Abrazos muy fuertes, amigo mío.

García Francés dijo...

Gracias, por su preocupación, Dª Atenea, es cierto que hay heridas infectadas que tardan en cerrar o que no lo hacen nunca. Pero, tranqui, doctora, estoy cicatrizando.

Voy a hacerle caso en todo menos en los del pelotazo de Jerez, ya le he explicado a D. César que me he pasado con un cubata.

Muchas gracias por su afecto y mañana, ¡rían después de haber temblado! Mis cariños, Doñita.

García Francés dijo...

¿Verdad que acojona, D. José Alfonso? Me refiero a concienciarse de que el único paliativo ante el vértigo que produce el abismo sea la anestesia mental. Propia o inducida. Sus comentarios, una y otra vez, son certeros como disparos de láser, de una heladora precisión quirúrgica, pero al mismo tiempo, hoy le he sentido más amigo y próximo que nunca.

Sus palabras me han hecho recordar a mi padre, deprimido, cuando enterró al último de sus amigos. Un día, me miró y dijo: “Ya estoy sólo, se me han muerto todos”. Yo era demasiado joven para comprender entonces que no había sustitución posible. En mi soberbia juvenil, no entendí que esas devociones no son prótesis afectivas reemplazables. Que cuando alguna vez se consiguen, es tras mucho envejecer afinidades y empatías en barrica de roble. Gracias, amigo, por acompañarme un trecho.

Respecto a lo otro, la entrada sobre el divorcio, no hay malentendido alguno ni nada que disculpar, salvo añadir que sus elogios son el mejor lenitivo para el spleen, y que hoy usted, parcero, ha brillado por partida doble. Gracias de nuevo, amigo mío.

García Francés dijo...

Ya estoy mucho mejor, Dª Mercedes, no tema por mis "pedos". Son un sereno bajonazo gripal.

Ya sabe que me falta su fé, Doña. Pero no sólo en Él, sino también en nosotros. Y no creyendo en el divino, ¿cómo voy a confiar en el género humano?

Gracias por su confianza y por sus cálidos consejos, amiga mía.



.

ROSA ARAUZ dijo...

Don, la vida es bella. Respire profundamente y piense en todo lo maravilloso que tiene a su alrededor.

Porque me "pilla" lejos sino le daría muchos, muchos mimitos, que es lo que usted se merece por ser tan "guena" gente.

Ya ha nacido Noa, tengo 2 nietas maravillosas. Quiero compartir con usted el Maravilloso y Milagroso regalo de la vida.


¡ARRIBA CAMPEÓN DE LOS CAMPEONES!

Besos y más besos

Nazaríes dijo...

Y dale con la vejez!!!!ofúuuu!!!!!!

Pero si ya le he dicho mil veces que está usted más bueno que un bocadillo de tortilla francesa de huevo con queso!!!!!!!!!


Voy a tener que darle un tirón de orejas!!!! esque no esta usted mehorzico????

Bueno le mando besos pá que usted mejore!!!!

Juan Carlos dijo...

Algo triste y pesimista le veo, querido amigo. Necesita pasar por sitios que le relajen un poco y recordar que no es que cualquier tiempo pasado fue mejor si no que éste que estamos es nuestro mejor tiempo.
Un saludo

Javier dijo...

Hay que vacunarse, señor García, y hacer lavados nasales con agua salada. Previamente, una copa de coñac francés. Atacando al mal desde dentro y desde fuera se acalla la culpa y con el copazo se anestesia la conciencia lo justo como para no percibir la inutilidad de cualquier medida. El tiempo se adueña de todo y su erosión es más evidente cuanto más se le mira de frente. Disfrute de su talento y de sus amigos.

Saludos.

Empar dijo...

Menudo domingo, querido amigo, en días como esos casi mejor desconectar el aparato, que cuando un@ está tocadit@ y reblandecid@ por la fiebre, es mejor no pensar en nada.
Claro que leyendo a José Alfonso, casi que vale la pena...
Y tenga usted en cuenta, que la tía la guadaña, no repara en edades, se lleva por delante a quien le apetece sin consideración ninguna.
Por eso hay quien dice: si la muerte me mira de frente, yo me pongo de lado.

Abrazos de lejos... por si acaso.

García Francés dijo...

Dª Nazaríes, no he debido explicarme bien porque no es cosa de vejez sino de criba. De oír silbar las balas.

No me haga caso y aprenda que no se deben mezclar los tragos con las medicinas. Dan bajonazo. Aunque, para que suceda, uno debe estar predispuesto.

Gracias por sus mimos, ya estoy casi bien. Le envío mis abrazos agradecidos, Doñita.

García Francés dijo...

D. Juan Carlos, ya debo sentirme mejor porque tengo ganas de: 1º Agradecerle su afectuoso comentario y 2º Explicarle que no estaba triste ni pesimista.

Una vez debidamente agradecido su interés, le cuento que es cierto que soy tendente a la melancolía y al realismo. No a la tristeza ni al pesimismo.

Pero, ¿quién no tiene un punto melancólico en Otoño, con gripe y malas noticias?

Gracias por sus ánimos, amigo mío.

Nazaríes dijo...

PARA ROSA ARAUZ:

Te felicito por tu nueva nieta Rosa,que suerte tiene Noa de tener una abuelita tan joven.Besos a la mamá y a la bebé y por supuesto a ti.

......................................

D.Alfredo ya entiendo pero las balas las oímos silbar a todas las edades por unas razones u otras...

Y por cierto tanto hablar usted de gripe que los virus han traspasado la pantalla.

¡¡¡Que pachucha estoy!!!

NO le mando besos.

García Francés dijo...

Perdone, Dª Nazaríes, prometo no dar más la brasa con mi gripe y con las balas.

Ya me inventaré otra cosa para desesperarles a ustedes. Un abrazo, amiga mía.

García Francés dijo...

Gracias a la "abuelita" (con canalillo) más linda de España, Dª Rosa.

Siento alarmarles tanto por un simple bajonazo gripal. Ya estoy remontando y enseguida veré el mundo con otra perspectiva menos horizontal, de cama y sofá, no vaya usted a pensar otra cosa.

Le envío mi cariño y mi gratitud por su preocupación. Abrazos, amiga mía.

Related Posts with Thumbnails