...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

domingo, 17 de octubre de 2010

El estado del Bienestar a ELDEBATE

Por D. César

Todos los gobiernos, sin excepción, contraen la obligación moral o se deben al mandato constitucional, allí donde exista constitución, de conseguir para sus ciudadanos el mayor estado de bienestar posible. Para todos los ciudadanos presentes y futuros.

Los gobiernos- con el consentimiento de los poderes económicos y de empresarios de corto recorrido y ansias de rápido enrequecimiento, ya que el ciudadano queda prisionero del poder que les concede- han expoliado en poco tiempo la esperanza de un futuro de prosperidad. El estado de bienestar naufraga y está a punto de hundirse. Mientras tanto los privilegiados de primera clase compran su pasaje en los escasos botes del enorme buque. Al mismo tiempo los pasajeros de clase media se afanan por encontrar el salvavidas que atarse a la espalda inflándolo con sus propios pulmones.

Los pasajeros del piso de abajo confían sus vidas a sus representantes sindicales sin percatarse de que éstos andan ocupados negociando su salvación y la de sus familiares. Mientras tanto el capitán y la oficialidad, perdido el control sobre la nave, se debaten en un mar de dudas acordando por fin que los pasajeros de primera clase y los de clase de en medio paguen más por sus botes y por sus salvavidas; pero eso no aumenta el numero de botes, con lo que los pasajeros de los pisos inferiores están abocados a nadar hasta la extenuación dependiendo su vida de las fuerzas que puedan reunir.

Y cómo se trata de ELDEBATE, me atrevo a lanzar dos preguntas que estoy seguro serán convenientemente debatidas.

Primera: ¿Qué habría que cambiar en la actual constitución para conseguir que en el buque haya botes para todos?

Segunda: ¿Cambiaría algo una República Constitucional?

47 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

¡Uf!, tengo que pensar en esto. ¿La verdad?, no tengo ni idea.
Perdone, Don, es que estoy muy espesa esta noche, a punto de quedarme fuera de cobertura.

Nazaríes dijo...

Anda!!No se si D.César querrá contratar mi servicio de "Morderadora"!!!

José María Aguilar dijo...

Querido don César:

¡No sabe cuánto me alegra verle en ELDEBATE!

La aspiración a la igualdad, justicia o equidad socioeconómica es propia de la democracia.

Pero tal aspiración no puede alcanzarse sino mediante la creación de riqueza.

Y tal creación de riqueza y su correcta distribución no es
posible dentro de un sistema político como el español donde los partidos políticos se sitúan dentro del Estado y
lo parasitan.

El lugar adecuado de los partidos políticos está en la sociedad civil, sufragando sus gastos con sus propios
medios y no por la subvención estatal.

Al no ser este el caso en España, los partidos parasitan el Estado y se lo reparten devorando todos los recursos de la
Nación.

Vd. ha descrito muy gráficamente lo que sucede cuando una crisis económico-financiera afecta a un regímen de partidos en el Estado.

La República Constitucional al devolver la libertad política a los ciudadanos y separar el poder en el Estado permitirá un control mucho mayor de la clase política y económico-financiera.

Y procurará asimismo un espacio económico neutral donde la creación y distribución de la riqueza mejoraría sustanciamente.

El cáncer de la política española son los partidos políticos situados fuera de la sociedad civil y dentro del Estado.

Enhorabuena por el artículo y un gran abrazo.

José María Aguilar dijo...

De la Constitución, ante todo, hay que eliminar el procedimiento electoral, el sistema proporcional de listas de partido, clave del edificio político partitocrático.

Es este método el que arrebata la libertad al ciudadano, que vota listas pero no elige a los representantes. Son los partidos los que eligen a los representantes, gobiernan y
ponen los jueces. Y se reparten todo el Estado, central, autonómico y municipal, sustrayéndose a todo control.

En la República Constitucional el sistema electoral consiste
en la elección de representantes autónomos en el distrito, sin listas de partidos.

Y otras elecciones diferentes para elegir directamente al Jefe de Gobierno.

Y una Autoridad judicial independiente del Gobierno.

Esto es lo básico que ha de tener una constitución democrática y republicana: libertad política y separación del poder en el Estado mediante el antedicho procedimiento.

40añera dijo...

Mientras sigamos en manos de políticos, sindicalistas y demás personajes de esta calaña ya podemos cambiar constitución, régimen de estado y hasta pais y habla que el resulatdo será siempre el mismo.
Un saludo

García Francés dijo...

D. César, meritoria entrada la suya, sobre todo por la claridad del CONCETO, que las gentes sencillas agradecemos enormemente.

Verá usted, respondiendo a la primera pregunta, permítame una expansión.

Si democracia representativa es el gobierno del pueblo y partitocracia el de los partidos, en España, vivímos el fin de la dictadura, la transición y hasta hoy, sin haber conocido ningún periodo plenamente democrático.

La propaganda progresista nos vendió la democracia, y aún más, recuerdo a Chiqui Benegas tras una pancarta pidiendo la AUTODETERMINACIÓN, no la autonomía, para el País Vasco.

Traían la libertad y la igualdad para todos, dijeron. No se atrevieron a sumar la fraternidad por vergüenza torera. Pero, mentían.

Nunca nos dijeron que, siendo nosotros la soberanía popular, jamás podríamos influir en las decisiones de aquellos a quienes elegíamos, que nos ocultarían verdades, o que mentirían sin tener que rendirnos cuentas. Les hemos dado el poder y con él nos agreden. Ha llegado la hora de la legítima defensa.

Lo primero para que esto cambie, es formar un gobierno de Salvación Nacional que, antes de reformar la Constitución, disuelva los parlamentos autonómicos, anule los estatutos y conforme un potente estado central.

Luego, con todo lo que sabemos hoy sobre nuestra incapaz clase política, atarlos pero que muy en corto y reformar la Constitución dejando sin poder decisorio a los nacionalistas.

Lo contrario, más o menos traumáticamente, es la desmembración de España, igual que lo ha sido para Rusia y Yugoslavia.

A su segunda pregunta, le respondo que, sin las reformas que señalo anteriormente, me da lo mismo Monarquía que República. Me es tan indiferente un presidente de la República como un rey republicano.

Aunque la experiencia histórica indica que estéticamente lucen más los reyes. A D. Juan Carlos y a D. Felipe, les sienta muy bien el uniforme.

Abrazos, amigo mío.

García Francés dijo...

Dª Mercedes, a mi me pasaba lo mismo anoche, No pude estrujarme la cabezota.

A duras penas ahora, ya descansado, he conseguido hilvanar cuatro frases. Y es que los de ELDEBATE, ¡nos plantean unas preguntitas...!

Le envío mi cariño, amiga.

García Francés dijo...

Dª Nazaríes, estoy seguro de que D. César estará feliz con su propuesta.

Será usted una "morderadora" divina.

Psss, ppsssssssssss, por favor, olvídese de la corrupción y, ¡écheme una manita!

García Francés dijo...

D. José María hace usted una atinadísima exposición y unas lógicas propuestas economicistas, en línea con la exposición de D. César, de cuyo argumento yo me he salido indisciplinadamente.

Pero, aunque aparentemente, haya podido subir a trepar por los jienenses cerros, tampoco ando tan descarajotado.

Y, si se lee un poco entre líneas, puede apreciarse el fondo político-económico-antichorizos de mi comentario.

Hoy tenemos una sociedad con millones de parados, los ninis y el per subvencionados, una masa salarial brutal para ineficaces burocrátas autonómicos, los pensionistas pensionados, y unos partidos políticos, con sus aparatos mediáticos y su guardia de corps, los sindicatos, que se lo llevan crudo.

La última vergüenza. La superembajada de Marruecos que se ha comprado Moratinos para cuando deje de ser ministro y le "toque" ese destino como diplomático. Así que, como verá, coincido en casi todo con su comentario a D. César.

Salvo en el optimismo con que usted espera la llegada salvadora de una República benefactora, sin antes hacer pasar a España por el quirófano.

Porque España está herida por asta de toro y sus lesiones son sucias, muy profundas y engañadoras en sus diversas trayectorias. Cuanto antes la llevemos al cirujano, mejor para la enferma.

Después, República o Monarquía, para mí, queda en veremos.

Con todo mi afecto, amigo querido.

García Francés dijo...

Por Dios, Dª 40Añera, usted resume perfectamente en cinco palabras lo que a mí me lleva tantos párrafos como autonomías tiene esta nación.

La felicito, amiga mía.

Nazaríes dijo...

Bien lo primero es felicitar a D.César por su artíCulo,y como bien dice nuestra amiga 40añera,lo primero que hay que cambiar en este pais es la actitud de nuestros gobernantes,si no todo seguirá igual.

Y SI D.Alfredo yo le echo a usted una mano ...¿dónde?¿cómo?¿cuando?¿de que manera?...

¡¡¡Que continue ELDEBATE!!!

Empar dijo...

Que pluma tiene este hombre, que símil tan bien traído.
Para salir de la crisis, habría que empezar echando cargos, (demasiado arroz p’a tan poco pollo) habría que continuar bajándose ellos SUS sueldos y eliminando SUS pensiones, (que para eso trabajan por otros lados) ir quitándoles tarjetas de crédito, viajes en clase business, cochazos oficiales, etc. y habría que incapacitar de por vida a los altos ejecutivos que nos han llevado hasta estos extremos, y meterlos en la cárcel. Y a los empresarios chorizos tipo Díaz Ferrán impedirles que pudieran abrir un negocio más en su vida, y embargarle el patrimonio hasta que sus empleados fueran liquidados (y no me refiero a hacerlos pasar por la tabla, que eso es lo que le gustaría a él) Que se aprieten ellos el cinturón primero para dar ejemplo antes de pedírnoslo a nosotros, que a nosotros ya no nos quedan agujeros.
En cuanto a lo de la República Constitucional, eso se lo dejo a Don José María, que es el experto y lo hace de maravilla.
Saludos domingueros a todos.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Tenía Vd. que haber sido cirujano.

Todas las intervenciones que ha prescrito para este cuerpo enfermo que es el Estado español son completamente necesarias.

República Constitucional no es sino el nombre y la estructura del Estado necesaria para organizar la libertad, individual y colectiva, de modo que los abusos del Estado de Partidos,
de la partitocracia vigente, no sigan produciéndose.

Si la monarquía española hubiera garantizado la libertad colectiva y la unidad de España yo aceptaría un rey sin poder político, pero su responsabilidad en la instauración del Estado de partidos y su comportamiento antinacional
no merecen consideraciones políticas ni constitucionales.

No se puede ni deben premiar tales conductas.

Eso y el anacronismo de esta institución postfranquista.

Lo que pueda ocurrir de ahora en adelante, el camino concreto que llevarán las cosas lo ignoro, pero la necesidad de cambiar la estructura del Estado, la forma de Gobierno, para evitar la reproducción de los desmanes de la clase política es tan imperiosa como ineludible.

Reciba un fuerte abrazo.

Nazaríes dijo...

Empar lo primero es darle la bienvenida, y me alegro que esté recuperada.

Y lo segundo mi admiración por lo bien que debate usted.Dele caña a los hombres por favor!!!!!

Atila el Huno dijo...

Ave César!!, potatores te salutant!!

P....pero...ehhh...¿qué tiene que ver el Estado del Bienestar con la Constitución o la República?

Una Constitución no puede garantizar el cumplimiento efectivo de derechos básicos del Bienestar como el Derecho al Trabajo, el Derecho a la Vivienda, el Derecho a una Sanidad de calidad, el Derecho a un salario justo, el Derecho a la Educación, etc. Ninguno de esos Derechos viene recogido en la parte Dogmática de ninguna Constitución...más que nada...porque ningún Ejecutivo quiere correr el riesgo de ver cómo toda su acción de gobierno puede ser declarada Inconstitucional!!!

Y una "República Constitucional"...como la Estadounidense, tampoco garantiza nada de nada...no hay más que ver que más de 47 millones de norteamericanos viven en la pobreza.

Es una pérdida de tiempo mirar hacia otra parte cuando TODOS, incluidos éstos, la mayor Corporación Capitalista del planeta sabemos que es el sistema económico Capitalista el único beneficiario del hundimiento del Estado Social, es decir, del Estado del Bienestar. La globalizacion económica significa también la necesidad del Capital de igualar a los privilegiados trabajadores de Occidente con los más...digamos, sumisos siervos de Oriente. No al revés.

¿Acaso no estamos siendo testigos, día sí y otro también, de la batería de "soluciones" que los "intelectuales" del Capitalismo nos proponen para superar una Crisis que crearon ellos?. Todas sus soluciones se traducen en la paulatina pérdida de los Derechos Constitucionales que definen el Estado del Bienestar.

Ya hemos sido testigos del enorme fracaso político-democrático del Comunismo...pero también del rotundo fracaso social y humano del Capitalismo. Lo que más me escuece de todo ésto es que generaciones de economistas educados en las mejores universidades del planeta no hayan sabido, podido o querido ofrecernos otras alternativas.

Un abrazo!!

José María Aguilar dijo...

Querida Nazarí:

La única manera de cambiar la actitud de la clase política es que sea de todos, conseguir que nos represente y que sea renovable a criterio de los electores, no de los partidos.

Y eso se llama República Constitucional, la organización moderna de la libertad dentro del Estado mediante la elección separada de parlamentarios en el distrito o comarca electoral y del Jefe de Gobierno en elecciones generales de distrito o circunscripción nacional.

Y naturalmente con posibilidad de revocación del acta y del sillón durante la legislatura, tanto para los parlamentarios como para el Jefe del Gobierno.

Y un poder o Autoridad judicial completamente independiente de los partidos, elegido y controlado por
todo el cuerpo jurídico nacional.

Y por supuesto supresión de privilegios judiciales y del aforamiento de los políticos.

Y elecciones municipales por el mismo procedimiento de concejales y alcaldes separadamente en cada distrito municipal

Todo esto ya está inventado. Ahora solo hace falta ponerle el cascabel al gato de la partidos y enviarlos a casa, es decir a la intemperie de la sociedad civil con sus gastos a su costa y hacer una Constitución como la prescrita por la
República Constitucional.

Precisamente estamos en ese momento.

¡Ánimo, ahora tenemos la oportunidad de conseguirlo!

Guisos mucho más difíciles ha cocinado Vd., doñita.

Un fuerte abrazo.

José María Aguilar dijo...

Doña Empar, mi sabia amiga:

Todo eso que usted prescribe, esos actos quirúrgicos similares a los que propone don Alfredo solo podrán hacerse cuando exista una Autoridad judicial independiente de los que cometen todos esos desmanes dignos de extirpación, y unos representantes verdaderos elegidos y depuestos por los electores.

Y, ¿a que ya sabe como se llama ese escenario y esa posibilidad?

¡República Constitucional, claro!

No me la deje solo a mí, recuerde que es de todos y para todos.

Reciba el más cordial de los abrazos

García Francés dijo...

Dª Nazaríes, lo que yo quiero es que sea usted "morderadora-prevaricadora" para que siempre diga que yo tengo razón y que los otros se equivocan, ¡cohone!

Que sino estas fieras se me comen, Doñita.

García Francés dijo...

D. José María, respecto a la dicotomía República o Monarquía, evidentemente yo ironizaba. Debieramos decidir por razones más serio que lo elegantes que están los monarcas en uniforme.

Pero, sobre lo demás, aparte de las coincidencias, por más que lo miro y lo remiro, no veo la diferencia entre lo que hay y la República Constitucional, salvo en el nombre y en esa herencia franquista de la que ya no se acuerda casi nadie. Espero.

Seguramente, ese sistema moderno, sería una segunda transición. Es decir, a mi modo de ver, primero pactar (forzando) un gobierno transitorio de unidad nacional para abolir privilegios y anacronismos autonómicos y partidistas, y luego cirugía, no una reforma de la constitución, sino otra Constitución que no deje a los españoles en manos de minorías partidarias de la limpieza étnica.

Evidentemente, siempre sería un sistema capitalista, no me gusta Cuba ni Venezuela, y de partidos librmente elegidos, aunque excluídos aquellos que acaben en "istas", como los islamistas. Un, dos, tres, responda otra vez.

Porque, ahora, ya hemos aprendido, los partidos serían financiados por sus electores, sin subvenciones y con otra ley electoral. Idem, sindicatos.

Pero, de veras, D. José María, yo en estos debates me pierdo. No soy hombre de pensamiento. Nunca se me ha dado bien el ensayo.

Pero le envío un abrazo muy grande, amigo.

Nazaríes dijo...

Mi querido Jose María Aguilar,con mucho gusto le contestaría pero como soy la Morderadora pues tengo que ser neutral.



(D.Alfredo ahora le toca a usted echarme una manita a mi,me de igual donde,como y de que de manera..¿.que "cohone" "ma dicho el Aguilar???...Yo no me he enterao de ná!!!)



En fin D.Jose María esto si quiere lo debatimos en privado,aquí no puedo echar por tierra mi reputación de impecable mordedaroda!!!!


¡¡¡Sigamos ERDEBATE!!!!!!

Ángeles Hernández dijo...

Está clarísimo que los de primera clase (A) y clase media (B) deberían solidarizarse con los de clase baja y repartir sus lujosos camarotes y demás bienestares con ellos.

El beneficio inmediato para los clase A y B no está claro, es más creo que no existe pero, eso mismo debieron pensar Luis XVI, su querida Mª Antonieta y amiguetes poco tiempo antes del 14 de Julio de 1789.

Creo que con eso respondo a las dos cuestiones.

Un abrazo dominguero Á.

Nazaríes dijo...

D.Atila Rey de los Hunos...

Me alegra mucho verle por aquí,en su sección favorita y le felicito por su extenso comentario,trabajado con sus enlaces correspondientes,y muy bien redactado.

Sólo tengo una queja...Hay que ver que esaborío es usted,yo le que preparo ricos dulces y potajes y no se me aparece aunque le guardo su ración..y aquí siiiii noooooooo?????

Pues ya no le mando sus taper que yo le tengo preparados y congelaos!!!!!!!!

Pero usted siga,siga debatiendo.....

García Francés dijo...

Coño, Dª Ángeles, ¡nos ha jodío! No se puede decir más con menos.

Me callo ante usted y le envío un abrazo, niña sabia.

aspirante dijo...

Evidentemente, al menos para mí, no hay posibilidad de reforma constitucional: hay que abordar una nueva que suprima las autonomías, que promueva un poder judicial verdaderamente independiente, y un sinfín de cambios frente al actual modelo de estado.
República por supuesto: si el jefe del estado no nos gusta lo podríamos cambiar.
En este momento no.
Y este señor, debiendo ser neutral, no lo es en absoluto y muestra muy a las claras sus preferencias.
Por lo demás suscribo en su totalidad lo dicho por D. José Mª Aguilar y el Sr. García Francés, y ellos lo expresan mucho mejor que yo.

José María Aguilar dijo...

Queridísimo don Atila:

¡Qué alegría escucharle de nuevo!

Usted siempre poniendo los puntos sobre la íes y con toda la razón.

El Estado de bienestar tiene que ver con la democracia, pero no con la Constitución política de la República Constitucional. Bien cierto.

En la democracia liberal hay dos cosas irenunciables, la libertad individual, que es la primera o anterior, y fundamental, y la igualdad, dentro de lo razonable, un orden lo más justo posible, que siendo secundaria es tambien irrenunciable.

Pero se entiende que esta pretensión de igualdad, justicia o equidad socioeconómica no puede ser garantizada en sus logros concretos por ningún derecho garantizado constitucionalmente.

Aún así es lo que confiere legitimidad a los sistemas democráticos modernos, además de la protección de la libertad personal o para la vida particular.

Y un sistema de libertad política y separación de poder en el estado, completado por una legislación contra el fraude y los abusos de las instituciones económico-financieras, es lo que debe exigirse a un Estado moderno.

Y esto solo se da si tal forma de gobierno adopta la estructura de una República Constitucional.

Un gran abrazo Jefe.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Vd. es un hombre inteligente y un luchador, y no piense que le hago la pelota.

Y esto es precisamente lo que se necesita para conquistar la libertad política y la República Constitucional.

Intelegencia, firme voluntad y perseverancia.

Me pongo a sus órdenes.

Reciba un gran abrazo.

García Francés dijo...

Mujer, o preferiría decir Doña, se presenta usted sin tarjeta de visita.

Vuelva con documentación en regla y hablamos. Un saludo.

José María Aguilar dijo...

Queridísima Nazarí:

No se haga la pazguatita, que es vd. un colmo de inteligencia y no solo culinaria.

De la moderadora de ELDEBATE no se espera solamente que se dedique a sus guisos y pasteleos, sino que intervenga con tino y juicio, y no únicamente separando a los contrincantes.

No se me escaquee dulcísisma doñita.

Tenga a bien guisar y moderar pero también participar, ¡leches!, qué digo... ¡mieles!

Reciba un dulce mogicón de su amigo que la quiere y admira.

García Francés dijo...

D. José María, ya sé que usted es demasiado indómito para hacer la pelota a nadie, lo supe el día que escuché su conferencia, ¿recuerda?

Ahí nació la empatía, y la simpatía, que usted derrocha a raudales, mon cher. Y de todo ello, su sección ELDEBATE en esta casa.

Ya sabe usted de mi voluntad de trabajar como independiente en los movimientos cívicos, cuanto más al margen de los partidos mejor.

En estos momentos, si siguen saliendo a la calle, apoyaré las iniciativas de la Asociación Víctimas Terrorismo contra la negociación del gobierno con ETA.

Ahí estaré, en esa urgencia, siempre a su disposición. Un abrazo muy fuerte, amigo mío.

García Francés dijo...

LIBERTAD y DISPOSICIÓN LAÓTICA, por D. José María Aguilar.

Es el título del editorial de D. José María que colgaré esta noche para alimentar ELDEBATE.

Es nuestra oportunidad de seguir aprendiendo y argumentando sobre la encrucijada española.

Gracias a todos por sus presencia y su interés. Un saludo muy cordial.

Nazaríes dijo...

Mi queridismo D.Aguilar,como se nota que usted ha vivido en Granada lo digo por lo de pazguatita,que es un dicho que se dice mucho aquí..bueno asi no, se dice pazguata.


Bueno yo no puedo intervenir,lo siento,no sólo porque soy la moderadora sino porque no tengo ni idea de lo que ustedes están hablando,le soy sincera.No me gusta la política ni nunca comento de ella,sino pregúntele al jefe.Yo sólo intervengo para poner un toque de humor,porque sino esto sería insorportable,también le soy sincera.

Yo sólo se de la república independiente de mi casa,de sus estatutos,de sus leyes, y que yo soy la reina.

El día que cada uno o sea una comunidad autónoma,que formen también su propia constitución al igual que yo tengo.

Le mando besos y un café con leche con un rico Pionono de Santafé.

Atila el Huno dijo...

Nazaríes!!

Por los dioses!!...la suya es la sección...que mejor digiero, amén de que es la única que tiene una utilidad práctica. Usted y sus recetas ya tienen una carpeta en mi ordenador.

Atila, conquistado por el estómago, a sus pies!!

;)

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Vd. es uno de esos hombres con disposición laótica, pertenecientes a la minoría o "tercio laocrático", de los que hablo en la próxima entrada a ELDEBATE.

Figura en lugar destacado, entre las personas que yo conozco, como "Guardián de la libertad" y "Emisario de la democracia".

Su ánimo firme y sus iniciativas valientes y justas le avalan, honrándole al mismo tiempo.

Muchas gracias por su cariño y confianza.

Reciba un enorme abrazo laótico, un "laoabrazo", y perdóneme la palabrota.

Empar dijo...

Gracias Nazaries, una ha sido siempre cañera por naturaleza (respondona, diría mi madre) quizás debido también ha que me he criado entre niños, partiéndome las narices con ellos y es que me gustaban más los juegos de los niños que los de las niñas. Era más apasionante ir a asaltar un almacén de tebeos y libros que había al lado de casa con ellos que jugar a las muñequitas con ellas.
Y aunque no les llego a estos señores a la suela de los zapatos, pero no por eso dejaré de dar caña.
Un saludo amiga moderadora.

García Francés dijo...

Coño, Dª Nazaríes, ¿está hecha una furia?

Modérese, morderadora, que es guapa y tiene arte para sacar tres como usted y que siga sobrando gracia.

Ya sabemos que no es amiga de politiqueos, y, es cierto, que yo le he pedido que intervenga como quiera. Opinando, si lo desea, o cachondeándose de los que nos tomámos la politiquería tan en serio.

Haga usted lo que le plaza, amiga mía, esta es siempre su casa. Y usted nuestra sultana.

Pero, no dude que D. José María, le llama pazguatita con caballeroso cariño. Yo, que soy más cateto, la llamaría pazguata, tiene usted razón.

Con mi mayor afecto, Doñita.

Atila el Huno dijo...

D. José María!!, qué tal!!

La decencia en la política es inalcanzable, sea cual sea el sistema. Nuestra genética de depredador así nos lo manda.

Cualquier ley o regulación justa puede ser eliminada...en interés de...quien así lo decida...y lo pague.

Recuerde que el pifostio financiero que estamos padeciendo surge por la desregulación del sistema financiero americano propiciada por altos ejecutivos de Goldman Sachs...con el visto bueno de G.W. Bush y la complicidad del Congreso.

Los políticos son los peores garantes de la Democracia...como ya todos sabemos.

Un abrazo!!

García Francés dijo...

Dª Nazaríes, ¡mire el jodido bárbaro del Norte cómo le da coba!

¡Que árte tiene el tío! Menos p'a los jardines que ahi no sé porqué no le crece bien la yerba...

BIENVENIDO D. ATILA

Empar dijo...

Pues yo no soy monárquica, Don José María, que no le veo yo la utilidad a tener unos floreros de sangre “azul” (aunque yo diría morada, que se ponen moraos a nuestra costa) y pagarles una vida de lujos y caprichos, No están las cosas para gastos superfluos, y aunque si los estuviéramos, los impuestos han de servir para cosas más útiles.
Y no es que le deje solo, de ninguna de las maneras, sólo le dejo solo ante la retórica de exponer los hechos de la República Constitucional, los cuales conoce mejor que yo, que sólo puedo hablar desde la bilis del pueblo, la que desconoce la precisión de la historia, pero dentro de su ignorancia, sabe en sus entrañas iracundas lo que no está bien.
Un abrazo para usted, y varios para todos los participantes.

P.D.: No crea que me he olvidado de preparar una entrada, pero gracias a Don Cesar, y a usted, que por lo visto ya tiene una en el horno de nuestro anfitrión, me tomo un respiro... o dos.

Atila el Huno dijo...

Maestrooo!!

...¡¡en el balcón tengo plantas de plásticooo!!!...la leyenda es totalmente cierta!!

Un abrazo!!

Empar dijo...

Vaya, vaya, Sr. Francés... yo también me he quedao con la copla de nuestro Rey.
Jajaja...
Por cierto, ¿se ha fijado usted lo que se disparan los mensajes del DEBATE?
Un abrazo amigo mío, que tiene usted faena p’a rato.

García Francés dijo...

Lo bueno si breve, dos veces bueno, Dª Atila.

Lo resumo, de su último párrafo, "los políticos como garantes de la corrupción".

Entre usted y Dª Ángeles, los resumen hoy de "cohone".

Me alegra verle por aquí, Bárbaro del Norte, Rey de los Hunos.

García Francés dijo...

Lo imaginaba, D. Atila, algo había oído pero no sabía si era una leyenda agrourbana.

Abrazos, guerrero.

García Francés dijo...

Dª Empar, creo que emseguida me voy a ir a tomar una miajita "deporculoporahí" y les voy a dejar que sigan ellos.

Necesito un cubata fuertecito que esta noche hay más movida en cuanto cuelgue la entrada de D. José María.

No la invito porque está malita y tiene que cuidarse.

Abrazos, amiga.

Nazaríes dijo...

D.Alfredo ....D.Huno del Norte????.....jajajajajaajaja si es más del Sur que yo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Ahh y por cierto que yo "nomenfado"""....


Y muchas gracias por lo de Sultana...(que por cierto así se llamaba mi gata)...

José María Aguilar dijo...

Queridos amigos:

Si la corrupción es propia del ser humano en general, y no sólo del político en particular, es precisamente el sistema de reglas del Estado el que permite limitar la corrupción política y económica al enfrentar a los poderes entre sí y someter a la acción de la justicia a todos los representantes.

No menosprecien la acción "anticorrosiva" o anticorruptora de la República Constitucional, porque es mucha.

Y no me sean tan escépticos y desanimadizos, ¡coño! que el tercio laocrático siempre mira hacia adelante en bien de la libertad y de la justicia.

Muchas gracias a todos, un abrazo y hasta dentro de una rato en ELDEBATE.

José María Aguilar dijo...

Querida Nazaríes, doñita:

Acepto de muy buen grado y con santa fe el pionono que me ofrece.

Y atienda a ELDEBATE y verá cómo termina por interesarle un poco la vida pública, aunque no resulte tan atractiva como su deliciosa vida familiar, cocineril y repostera.

Y siga moderando y endulzándonos la vida con su gracia y
simpatía.

Reciba Vd. un Nicanor del Boñal y una torrijita madrileña, guapetona.

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Estimado César, observo complacido que caminamos parejos por un soto de metáforas marinas: naves, playas, naufragios, olas…Este mágico reflejarse en la cercanía nos proclama a su vez próximos en lo lejano. Sea así siempre amigo.

Respondiendo a la primera de las cuestiones que planteas, afirmó que para empezar deberíamos tener claro si hablamos de un navío o de una flota. Para confirmar de inmediato sea cual sea el resultado si navegamos o buceamos, si mantenemos un rumbo o vamos a la deriva, si nuestro objetivo es flotar o llegar.
Una vez puestos de acuerdo en este asunto, podríamos comenzar a tratar de dar solución a tan acuciantes necesidades.

Respecto a las bondades de la República Constitucional basta restar a la familia Real, la familia del Presidente de la República, si es menor, saldríamos ganando, sin perder de vista, la voracidad y la periodicidad, aspectos a tener sin duda en cuenta.
Yendo más lejos, no estaría mal que nadie naciera elegido y que el poder no se heredase. Pero eso sería tanto como pedir que las reformas comenzasen no por la letra sino por la música, es decir, por la armonía social y no por el desorden demagógico y oportunista en que hemos elegido vivir.
Precisa reflexión amigo, precisa y preciosa, todo un placer.
Recibe un fraternal abrazo.

Related Posts with Thumbnails