...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

domingo, 21 de noviembre de 2010

El cura cachondo, la limpiadora infiel y el video del cornudo

Siempre en el entorno. Cuando la policía investiga un crimen suele centrar las pesquisas en el entorno de la víctima. Habitualmente, allí, agazapado entre la confianza, encuentran al asesino. Con los cuernos pasa lo mismo.

Debido al acelerado ritmo de vida nadie busca muy lejos su pareja ocasional. Así que los polvos clandestinos acaban surgiendo entre las personas más próximas. ¿Dónde se encuentrasn esos amantes? Primero entre los compañeros de trabajo. Extensivo a jefes y subalternos de ella y de él. Vecinos, amigos de ambos, míos/tuyos. Familiares y, a partir de ahí, se va ensanchando el círculo.


Este marido peruano, santo esposo de Dª Teodolinda Amaya, sentía crecer los cuernos en su frente. Su esposa trabajaba para el cura párroco y el primer sitio que investigó fue la sacristía. Bingo. Buenos cuernos y bien olfato.

30 comentarios:

aspirante dijo...

No sería una nueva fórmula de practicar la confesión?

Cesar dijo...

El pobre cura simplemente estaba enseñándole a la mujer a meter el demonio en el infierno...

Nazaríes dijo...

¡¡¡Por Dios y por los clavos de Cristo,D.Alfredo que susto me he llevado!!!podía haber puesto usted el video primero y el muerto después!!!

Toda ésta historia me recuerda a los años en que D.Miguel fué párroco de mi pueblo.El cura estaba más bueno que el vino de misa,y todas las mozuelas se daban hostias por ser catequistas,limpiadoras de la iglesia,viste santos y por pasar el cepillo.Las confesiones aumentaron una barbaridad,ya sabe,para tener un ratito de más intimidad con el cura,y todas las onomásticas de todos los santos se celebraban en la casa del cura.Fueron tiempos de mucho esplendor en la iglesia de mi pueblo.Todo relucía,las misas se cantaban,todas querían ser del coro,e incluso se hacían procesiones hasta para pedir que no lloviese.

Pero como todo tiene su fin a D.Miguel lo trasladaron de pueblo y vino D.Rogelio un cura con muy malafollá,chapado a la antigua y de sotana larga muy larga ,vamos que como era tan chico la sotana le arrastraba.

Todo fué en decadencia,ya no se confesaba ni Dios,tanto es así que el cura dijo en misa que el tenía controlado quién decía sus pecados y quién no,así que no daba la comunión a nadie que primero que hubiese confesado, algo subrrealista pero real..cosas de mi pueblo.

Y por cierto ya le conté que habían robado la Virgen del Carmen de la ermita,pues ¡¡¡¡Aleluya!!! ya ha aparecido,oséa que los ladrones la han devuelto sana y salva,bueno eso sí sin joyas y muy demacrada.(esque mantener un rehén cuesta dinero..y mucho)
La devolución tuvo lugar la semana pasada y los ladrones no tuvieron otra ocurrencia que dejar a la Virgen en el portal de Magdalena una señora de mi pueblo,con lo cual el portal de Magdalena se ha convertido en tierra santa.Hoy mismo se ha celebrado una misa en el portal,y está todo lleno de velas y de flores.Ya mismo a alguien se le ocurrirá poner un chiringuito en la puerta para vender fotos del portal donde tuvo lugar tan mararviyoza aparición.....Aunque se me está ocurriendo una idea para sacarme unos eurillos.¡¡VOY A SER YO!!!

Al igual que la gente va a la iglesia de Fray Leopoldo,también vendrán al portal de Magdalena!!!

Besos.


PS.Por cierto vaya cura feo el de el video y vaya catre más cutre. Si ya lo decía mi abuela ....cuando las ganas de follar aprietan ni al cura del pueblo se respeta!!

40añera dijo...

Cagate Lorito! si es que esto es llevar al extasis de la fe a los fieles, literal.

Javier dijo...

La iglesia acepta por fin la utilización de los preservativos en la prostitución (aclaración tan malévola como innecesaria: no ha añadido la pederastia).
Y yo insisto, teniendo en cuenta que el cura del vídeo pagaba a la amante, la no utilización del preservativo ¿podría considerarse un agravante a la conducta sexualmente inmoral del sacerdote?, en el caso de que el marido le hubiese abierto la cabeza con un crucifijo ¿se podría considerar un atenuante?...

En fin, señor García, un despropósito se mire por donde se mire.

Amén.

montse rodriguez dijo...

Y eso nos parece raro?
No creo que haya sacerdotes que no lo hagan. Jamás practican lo que predican.

García Francés dijo...

Confesión la que tendrá que haber hecho el párroco ante el obispo, D. Aspirante, menuda explicación más chunga.

La Sra. avisó al marido y hasta tenía le ecografia lista para enseñarla a los medios.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

D. César, muy Boccacciano estáis hoy pero cierto es que no hay mejor servicio a Dios que encerrar al diablo en las prisiones del infierno.

Le envié a D. José María Ruiz y a D. Aurelio Martín el enlace de su entrada sobre Carraovejas y todo han sido para bienes. Ni la más mínima observación o enmienda.

Un gran abrazo, amigo mío.

Cesar dijo...

D. Javier, el abrirle la cabeza con el crucifijo más bien podría entenderse como agravante; según en qué manos, el crucifijo es un arma peligrosa!
Saludos!

Cesar dijo...

No se merecen, Sr. Francés, procuro hablar sólo de lo que me gusta, sin mencionar, como me ocurrió en la cena del sábado, algunos caldos que estropean la cena.

Pero a lo que íbamos...¿y que hay de las promesas de que hablamos para los REVISTEROS?? ¿Se mojó D. José María?

García Francés dijo...

No tema, Dª Nazaríes pero sepa que no es usted la primera en asombrase. El teléfono no ha para de sonar. Hay quién me ha preguntado si estoy trabajando en el CSI de New York.

La historia del cura guapo de su pueblo me recuerda otra que les conté aquí sobre el cura guapo de Miami, ¿la recuerda? Si la del padre Cutié, el cura de la celebridades que acabó dejando el catolicismo y se pasó a otra fe para poder empujar a gusto...? Le voy a poner un enlace...

El Espiritu está pronto pero la carne es débil

De todas maneras las muchachas de su pueblo deben ser más bien calentonas para correr en celo detrás del cura. En Colombia hay una ciudad, Pereira, donde se dice que las mujeres son tan calientes que "cuando se le dice a una, por favor, siéntese, va y se tumba".

Bueno, son bromitas. Aquín en España he oido mucho decir que "en Noja la que no es puta es coja y cojas hay pocas". No hay que hacer caso de estas bromas regionales.

La historia del robo y de la aparición de la Virgen de su pueblo la ví en Tele Sur y llamé a a mi amigo Erk, el Belga, para ver que me podía contar, pero el pobre está muy malito.

Bueno, Doñita, cuídese de los frailes que ya desde muchos siglos atrás han requerido amores a las penitentes que se acercan al confesonario. En aquella época del XVI, tuvo tal auge ésta práctica que se la conocía por "solicitación" y muchos pasaron por ella a la hoguera.

En mi novela "Bastardo Real", página 25, cuento las zozobras que sufre una de mis protagonistas por miedo a su confesor.

Le mando el mayor afecto, amiga mía.

García Francés dijo...

Efectivamente, Dª 40Añera, "a Dios Rogando y con el mazo dando".

Sin descanso.

Nazaríes dijo...

Parece mentira que sea usted medio granaíno D.AGF...

No es NOJA....Es LOJA,que la que no es puta es coja!!!!!


Y también los roscos de Loja!!!

García Francés dijo...

D. Javier, a mí que no soy demasiado practicante y tengo una notable carencia de fe, me parece que hay ocasiones en las que la iglesia incurre en errores más que talibanes.

Efectivamente, el uso de los condones es una de las más evidentes, junto a no haber perseguido a los pederastas mientras les ha sido posible evitarlo.

Desde luego, en Hispanoamérica los curas son más dados al "empujón" clásico que a la pederastia. Lo da el clima.

Y, por otra parte, el rechazo social que despiertan estas situaciones "familiares" no son, ni mucho menos, equiparables al que causa la pederastia en Europa.

Con sumo gusto le remito al enlace publicado en este Blog REVISTA:

D. Fernando Lugo, presidente de Paraguay, ex obispo y preñador tenaz...

Joder, cómo está el ex clero...

Respecto al más que posible cristazo propinado por una airado cornudo, pese a la falsa mansedumbre del follador, desconozco la ley peruana a este respecto pero, seguramente, saldría bien librado judiacialmnete en el caso de producir al santo varón soló algún chichón y una ligera efusión de sangre.

Un abrazo fuerte, amigo mío.

García Francés dijo...

Dª Montse, tiene usted razón, ya he contado a Dª Nazaríes que según explico en mi novela "Bastardo Real" el fenómeno social de la "solicitación" fue tan preocupante como para que los tribunales de la Inquisición hicieran horas extras.

Al final, pasaron por la hoguera muchos curas denunciados por las mujeres a las que solicitaron servicis sexuales y, también, algunas mujeres que no supieron mantener ante el tribunal que realmente fueron "acosadas sexualmente".

Un abrazo fuerte, amiga mía.

Javir dijo...

Es lo que tiene interpretar literalmente las Sagradas Escrituras. "Amaos los unos a los otros", dicen.

García Francés dijo...

Cierto, D.Javir, pero, como diria el marido engañado, "amaos, sí, pero sin tanta penetración".

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

D. César, ¿qué basurilla le dieron para cenar? ¿Cómo osan hacerle esa grosería a usted?

De verdad, no sé muy bien cual es la promesa, amigo mío, ¿usted pretende que hagamos un aquelarre de revisteros en el Restaurante de D. José María? ¿Una visita a su bodega? Es que no acabo de pillar sus deseos... Cuente, cuente, por favor. Abrazos, querido.

Cesar dijo...

Se lo voy a contar, porque sé que el bodeguero no nos va a leer. Se trataba de un menú otoñal, de setas y castañas en apariencia delicioso-y lo estaba-en un restaurante que a mí me priva. El menú era cerrado e incluía vino de una conocida bodega, por lo que no quise emmendar la plana a mi amigo Javier, el cocinero. La verdad, es la primera vez que sobra vino. Sólo eso.
En cuanto a lo otro, una broma. Pero no me importaría un almuerzo en José María, no.

García Francés dijo...

D. César, seguro que ese vino gamberro no era producto de la bodega de D. José María. Imposible.

Ya hablaremos de lo otro. Tengo una nueva propuesta que hacerle para una de sus entradas. Vinos extremeños. Se lo cuento.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Pues yo no veo tan grave que el cura se trajine a quien proceda. Hombres somos todos, y ya se sabe, la jodienda no tiene enmienda. Además, ¿no se dice con la boca grande que todos somos iguales? Aquí lo que habría que garantizar es la libertad de ambos partícipes, tanto de él, como de ella. Claro, queda el problema del marido de ella, la cornamenta y todo eso.

Siendo las cosas como son, creo que ella tiene más delito que el cura.

Al fin y al cabo, el cura sólo tiene que justificarse ante Dios,k pero ella lo tiene que hacer también ante su marido.

Empar dijo...

Padre, padre, ¿es aquí donde con un par de avemarías te quedas embarazada?.
No, no, hija mía, era con un padre nuestro, pero ahora está de vacaciones.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Doña Nazaríes,

Es que me encanta y me enternece esa forma que tiene Vd. de hablar: la malafollá de Don Rogelio, y hace unos días esas expresiones del tipo ¿Qué pollas haces aquí? ¿Qué pollas tomamos? Y tú, ¿quién pollas eres?.

Con su permiso, que presumo concedido, un día haré una publicación sobre el tema. Si tiene más ejemplos, me los podría enviar o instalarlos en este Blog Revista.

A sus pies, Señora Doña Nazaríes, y un abrazo de los de verdá.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Como la cosa va de cornamenta, con eso del cura y la mujer casada, a ver si alguien es capaz de decirme la diferencia que hay entre un cornudo y un cabrón, palabras que, supongo, la RAE define como hombre cuya mujer se acuesta y tiene relación carnal con otro..

Antonio

Nazaríes dijo...

D.Antonio por favor!!!claro que si!!! yo le mando lo que usted quiera del habla andaluza y expresiones granaínas...ni pollas,ya sabe usted...

Pero no crea que yo soy mal hablada,que nooo....aunque hay amigos que no me entienden un coño....me dicen que parezco rusa!!!

Lo de malafollá, ya sabe los granaínos lo utilizamos mucho...

Dígame lo que quiere saber y yo se lo hago saber con mucho gusto...que "pá eso somos paisanos!!!

Un abrazo Alpujarreño!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Señora Doña Nazaríes,

Si los demás no la entienden, pues, claro, coño, la culpa y la ignorancia es de ellos. Yo sé de sobras que Vd. es bien hablada, por supuesto, pero tiene un arte exquisito para utilizar expresiones que en nuestra Graná son totalmente correctas y no son ni malsonantes, ni pollas en vinagre. Coño, que a eso es a lo que iba: que me envíe Vd. expresiones en las que aparezcan las palabras coño, cojones, ni pollas, ni pollas en vinagre, la malafollá, o malafolla que también se dice. Son esas palabras que nos remiten a las partes más nobles de nuestra vida.

Lo puede hacer dejándolas aquí, o si lo prefiere, enviándomelas a mi correo
amarti33@xtec.cat

Sepa Vd., digna Dama, que le voy a estar más que agradecío, y nadie tiene por qué extrañarse, ni pollas, ante tales expresiones, porque los de Graná somos así, hablamos como nos sale del nabo los hombres, y como os sale del coño las mujeres, sin que ello signifique ni que no sepamos hablar, ni que seamos incapaces de comportarnos como pijos, si nos sale de las pelotas.

Reciba un abrazo auténtico, Doña Nazaríes.

Don Antonio (ni Catedrático ni pollas).

Nazaríes dijo...

D.Antonio una duda...si usted es granaíno...¿onde pollas vive???...

Se me acumula el trabajo,hago de reportera de callejeros para una investigación del habla caló y ahora ésto,pero no se preocupe ustéd D.Catedrático que yo en cuanto saque un ratito le informo.

Ya le aviso donde.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Señora Doña Nazaríes,

¡Qué grande y simpática es Usté! Yo soy tan granaíno como el que más, pero desde que tengo uso de razón vivo fuera de España, en Barcelona, en Cataluña, porque, ¡coño!, muchos catalanes, los jodíos, consideran a España un país extranjero.

Pero eso a mi me la suda bastante, ni pollas en vinagre, porque yo soy más andaluz que nadie.

Vd. no se preocupe demasiado ni se coma el tarro por enviarme esas expresiones, que yo soy hombre que sabe esperar. Haga Usté primero sus obligaciones más urgentes, y, cuando tenga un momento libre, me envía esas expresiones. Haga Usté primero su trabajo, que yo soy un pallo (¿o es payo? que entiende las cosas y no soy de esos apollardaos que no saben esperar.

Soy Antonio, ni Catedrático ni pollas, que con mi nombre es más que suficiente.

Le envío un arrumaco inteligente.
(¡Coño! Soy la hostia consagrá, tengo una modestia que no me la creo ni yo).

Antonio

García Francés dijo...

D. Antonio, efectivamente estoy de acuerdo con usted. Cada una con su coño hace de su capa un sayo.

Lo del cornudo y el cabrón, quedó sin explicar. Déle una vueltita que será interesante leerle.

Un abrazo, amigo mío.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Alfredo,

Como veo que nadie se arriesga y que el tema es trascendental, paso a dar mi opinión, que se basa en un comentario hecho por mi suegra, que es una buena e inteligente mujer, aunque no haya pisado ningún aula universitaria.

Dice ella que la diferencia entre un cornudo y un cabrón es que el cornudo es consentido, es decir, que lo sabe y lo aguanta gustosamente, mientras que el cabrón es el que no lo sabe ni lo sospecha, aunque lo sepa todo el barrio.

Como puede ver, aquí la finura del lenguaje llega a límites insospechados. Creo que Doña Nazaríes podría haber dicho algo al respecto, porque ella también, a pesar de su evidente juventud, domina la Lengua Castellana como nadie.

Reciba Vd., Don Alfredo, un abrazo, y Vd. también, Doña Nazaríes, ya que la he citado, pues eso, ¡coño!,otro abrazo,

Antonio

Related Posts with Thumbnails