...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

lunes, 15 de noviembre de 2010

SOBRE TIENTAS, BODAS, CISCOS, MANZANOS, TRAPOTES Y BELENES

TOROS por Dª Gloria Sánchez-Grande

No es extraño que, acabada la temporada taurina, un 6 de noviembre un grupo de aficionados “caninos” de toros estemos visitando una ganadería. El invierno desde El Pilar hasta San José es extremadamente largo. Lo que no es normal es que un 6 de noviembre el termómetro marque veinte grados a la sombra. “Por los muertos siempre ha hecho frío”, se escuchaba en tierras extremeñas. Pero como las tradiciones hay que cumplirlas contra viento y marea, nada más llegar a Almoharín, y pese a la caló, nos metimos entre pecho y espalda el desayuno típico: migas con tós sus avíos. Tras rebañar el plato de barro, entramos en “Los Alijares”, la finca de Adolfo Martín. Allí, entre la cabeza del toro “Madroñito” y fotos de “Comadrón”, ejemplares históricos en esta ganadería, se respiraba el bochorno del desencanto.

Adolfo está quemado, y no precisamente por el sol, que cae de plano. La empresa de Las Ventas le rechaza sus corridas y los aficionados del 7 dicen que no da de comer a sus toros, que por eso están tan flacos. “Tengo 63 años –nos dijo Adolfo- y estoy harto… no tengo ganas de hablar”. Así, sin mediar palabra, nos acomodamos alrededor de la plaza de tientas. Unos sobre una piedra, otros contra el yeso, algunos bajo la sombra de los alcornoques. Ese sábado “Rafaelillo” iba a tentar media docena de vacas cárdenas. Adolfo presidía desde la casita blanca. Entre el silencio monacal, sólo se escuchaba su voz, impacientada: “Llámala. Levanta el palo. Sácala del caballo. No le pegues capotazos. ¡A una mano, a una mano! Vista”.

Los gritos no sólo retumbaban aquel sábado en la placita de tientas de Adolfo. En Alicante, a esa misma hora, el sol también pegaba que era cosa mala. Y no sólo el sol. Se celebraba la boda del torero José Mari Manzanares, alias “Manzanita”, y Rocío Escalona, que la prensa rosa se empeña en tachar como su novia “de toda la vida”, aunque bien es sabido que debajo de este manzano siempre ha habido muchas Evas dispuestas a pegarse el atracón.

Entre los invitados, “El Matador”, Francisco Rivera Ordóñez, que puso en práctica el refrán de “quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”, eligiendo como árbol a Mariló Montero, esposa de Carlos Herrera, a quien sacó a bailar. Pero con la mujer de Herrera no se armó el Belén (por cierto, esta Navidad arrasa la figurita del “caganer” torero, no es broma), sino con la pelotera que montaron Rivera y el diestro retirado Pepín Liria a cuenta de los problemas sentimentales de Espartaco. Al parecer, últimamente, otro de los árboles preferidos de Rivera es la ex mujer de Espartaco, Patricia Rato, y las hijas del matrimonio. De ahí que Liria le recordara que, entre toreros, "no está bonito ir a entretener a la familia de otro".

Pero, ainda mais: las voces de Adolfo debían de ser bisbiseos en comparación con los gritos que pegaron el diestro Javier Conde y la cantante Estrella Morante cuando, al finalizar el bodorrio, volvieron a su hotel. Tal fue la bronca que la policía, avisada por los clientes de las habitaciones contiguas, tuvo que personarse para poner orden. Conde, a posteriori, ha resumido el pasaje de esta manera: “Me fui de cachondeo, organicé una juerga, pues sí [me emborraché…] y mi mujer se enfadó”.


¿Ésa no es la letra de una copla? “Yo muchas noches sentía, cercano ya el día, tus pasos en la casa. Gracias a Dios que has llegao, que no te ha pasao ninguna cosa mala. En tus manos, un aroma, que trasminaba como el clavel…”. Para ustedes, Miguel Poveda, "A ciegas". Amor puro de oliva.


Perdón por el épílogo, Dª Gloria. Para acabar con estos daños colaterales al mundo del toro, Beatriz Trapote, pareja de Víctor Janeiro, abandona el plató de La Noria tras no poder demostrar que es la autora del libro "Kamasutra sin límites". Niña, lo olvidarás, lo mismo le pasó a Ana Rosa Quintana y mírala. Encima, papá Humberto, amenaza con seguir contando miserias hasta matarnos de aburrimiento. Pobre familia Janeiro. AGF

11 comentarios:

García Francés dijo...

Dª Gloria, ¡qué bonito que escriba usted sobre los trabajos que se hacen en el campo fuera de la temporada taurina!

Tentar vacas, ¡qué maravilla para aprender de los que saben del ganado! Y, luego opinar cabalito en la plaza.

Mis vacas no paren para Las Ventas, Doñita, pero aún así espero que se acerque un día al tentadero. Verá usted que codicia y que fijeza.

Y, "si está harta de miga, estrosamo un hamón", amiga mía.

Cesar dijo...

Dña Gloria, qué excelente mezcla de corazón y cuernos; con qué buen gusto, qué ironía rezuma en su pluma la palabra "El Matador". Qué puyazo tan bien metido!

Nunca me perdonaré que no me guste la Fiesta ( de los toros, digo).

Menda. dijo...

Justo la comparación con la Quintana fue emitida por mi boca a mi Troll ayer. Ya escribirá algo nuevo sobre la alevosía de los saltamontes.

García Francés dijo...

D. César, "más cornadas da el hambre", que dijo El Espartero. El corazón aguanta todo. Un abrazo grande, amigo mío.

García Francés dijo...

Dª Menda, es un placer recibir su visita, sabe usted lo mucho que me alegra, niña.

La verdad es que no nos hemos lucido, ni usted ni yo, con la comparación. Era evidente. Pero es lo que hay en ese mundillo del cuore. Podríamos citar el plagio de Cela pero él jugaba en otra división.

Un abrazo muy grande, Doñita.

Fiebre dijo...

¡Ostras! Hew visto el video y es vergonzante.

¿Es que ya ni tenemos sentido literario, que se presta t´o Cristo a tomarnos el pelo con gente de "medio idem" que no pueden ni defender sus plagios?

Anonadada me hallo.

Gloria Sánchez-Grande dijo...

Molto cuore... y así nos va.

Le tomo la palabra con el hamón, don Alfredo. Lo estrosamos en un verbo.

Don César, podemos celebrar cualquier tipo de Fiesta. Yo me apunto a un bombardeo festivo.

Abrazos para la afición.

Nazaríes dijo...

Bonita entrada me ha encantado.

Con respecto a los Janeiro...que aburrimiento de los Jesulines.


Les mando saludos,escribo corriendo,porque voy a meterme debajo de la cama....espero otro terremoto,y ya van cuatro,pero terremotos de verdad D.Alfredo de los que te tiran de la cama...pero terremotos de lo de tierra ehhh??????? Estoy en el epicentro.



Besos taurinos.!!!Que bonitos los toros en invierno!!!!

Nazaríes dijo...

Estoy mú asustá!!!

El Papa Negro dijo...

BODA DE NEGROS (Francisco de Quevedo)

Vi, debe de haber tres días,
en las gradas de San Pedro,
una tenebrosa boda,
porque era toda de negros.
Parecía matrimonio
concertando en el infierno,
negro esposo y negra esposa,
y negro acompañamiento.
Sospecho yo que acostados
parecerán sus dos cuerpos,
junto el uno con el otro
algodones y tintero.
hundíase de estornudos
la calle por do volvieron,
que una boda semejante
hace dar más que un pimiento.
Iban los dos de las manos,
como pudieran dos cuervos;
otros dicen como grajos,
porque a grajos van oliendo…
Tan pobres son que una blanca
no se halla entre todos ellos,
y por tener un cornado
casaron a este moreno.
Él se llamaba Tomé,
y ella Francisca del Puerto,
ella esclava y él esclavo,
que quiere hincársele en medio…

García Francés dijo...

D. Papa Negro, mire si soy burro que no conocía éste romance de Quevedo. Me ha deslumbrado. Muy poco pero algo de Quevedo he leído, especialmente sonetos que son mis poemas preferidos.

Gracias por acordarse de esta REVISTA y traernos esa boda de negros con tan erótico final:

"...ella esclava y él esclavo,
que quiere hincársele en medio..."

Amigo, tengo una propuesta para hacerle, no sé si usted leerá este comentario, así que, por si acaso, me las voy a ingeniar para hacérsela llegar de otro modo.

Un abrazo y un saludo muy cordial, amigo mío.

Related Posts with Thumbnails