...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

sábado, 11 de diciembre de 2010

Los nacionalismos vistos por una Agnóstica Nacional

ELDEBATE por D. J. M. Aguilar

Nacionalismo por Dª Laura UVE

El nacionalismo nació con las revoluciones burguesas, su origen está en la idea de que el poder procede de la nación (y no de la dinastía reinante) de la Revolución Francesa. El sentimiento patriótico se manifestó también en el llamamiento a defender la patria de la Asamblea Legislativa cuando fue atacada por Austria y Prusia en abril de 1792.

En la primera mitad del siglo XIX el Romanticismo aportó su granito de arena para reforzar el sentimiento nacional y la burguesía la necesidad económica y la base social. Hasta mediados del XIX solo hubo un nacionalismo, el liberal (la nación era el resultado del consenso de la voluntad de los ciudadanos que se podía expresar en referéndum). A partir de la Revolución de 1848 apareció un nacionalismo, también burgués, pero más conservador, ya no hablaba de voluntad consensuada sino de esencia, de alma, de espíritu nacional, manifestado a través de una lengua, una cultura, una historia común (algunos empezaron a hablar de una raza común). Este nacionalismo conservador no precisaba del liberalismo, era compatible con cualquier sistema político.

El siglo XX mantendrá las dos vías de nacionalismo, predominando y contaminando la conservadora a la liberal y asumiendo el nacionalismo un planteamiento cada vez más esencialista preñado de mucho sentimiento y poco raciocinio. Además de ser movimientos burgueses han pasado a influir en sectores populares y en ideologías llamadas de izquierdas.
En realidad, en mi caso, casi sería más correcto que en este escrito hablara de anacional, pero me gusta más lo que implica el agnosticismo, dada la noción de lo absoluto con que se suele adornar el nacionalismo.

Observo asombrada como la gente a mi alrededor muestra entusiasmo nacional alistándose detrás de toros, burros, escudos, banderas, desfiles, selecciones, etc. Durante un tiempo, ya lejano, pensé que yo también debía encuadrarme en algo para ser alguien, pero no lo logré, quizás por aquello del agnosticismo. Así que como no quiero hacer perder el tiempo a nadie con mi incapacidad para el sentimiento nacional, diré que no me siento aragonesa (donde nací), ni catalana (donde vivo), ni española (país al que pertenezco por nacimiento).

Sin embargo sí me siento cómoda en la tradición librepensadora, racionalista y crítica que hace más de cien años levantaron anarquistas, republicanos, masones, feministas y espiritistas, nacidos aquí y allá, pero que tenían muy claro que los sentimientos religiosos, nacionales o similares (los de lo absoluto, vamos) siempre estaban al servicio de los poderosos y suponían una buena manera para manipular y distraernos de lo importante.

Como ha señalado, Mario Vargas Llosa, en su discurso ante la Academia sueca, y como dije en una entrada reciente de D. García Francés, que ha motivado este texto mío, me siento “ciudadana del mundo” y comparto humildemente con el Nobel la siguiente afirmación:

“Detesto toda forma de nacionalismo, ideología –o, más bien, religión– provinciana, de corto vuelo, excluyente, que recorta el horizonte intelectual y disimula en su seno prejuicios étnicos y racistas, pues convierte en valor supremo, en privilegio moral y ontológico, la circunstancia fortuita del lugar de nacimiento. Junto con la religión, el nacionalismo ha sido la causa de las peores carnicerías de la historia, (...)”.

Desde esta posición de crítica a todo los nacionalismos, vivo y trabajo en Cataluña y podemos debatir el resultado de las pasadas elecciones y de la derrota estrepitosa del tripartito que gobernaba esta comunidad.

43 comentarios:

José María Aguilar dijo...

Querida Laura:

Enhorabuena. Ha hecho usted una magnífica -y muy hermosa- exposición acerca del problema del nacionalismo.

A mi juicio, después del siglo XX y la dos grandes guerras mundiales -y sus consecuencias universales-, políticamente, el nacionalismo constituye un grande y peligroso absurdo.

No así el sentimiento nacional, que debe ser integrado en la sociedad civil y desactivado políticamente en el seno de un Estado democrático constitucional, absolutamente diferente al actual, reaccionario y tiránico Estado de partidos que sufrimos en España.

Muchas gracias por su interesante contribución a ELDEBATE.

supersalvajuan dijo...

Cataluña no va a añorar a los tres últimos. En absoluto.

Laura Uve dijo...

D. José Maria Aguilar,

Gracias por sus palabras. Estoy de acuerdo con que el nacionalismo puede ser peligroso por lo que separa y enfrenta. Discrepo en calificar el Estado español actual de tiránico y reaccionario. Es un Estado democrático al uso, como el que hay en cualquier otro país de Europa, con unas opciones políticas, desgraciadamente, poco atractivas, al menos para mi, pero no dudo de su condición de democracia formal.
En los tiempos que corren la izquierda ha perdido entidad y personalidad y se han escorado hacia posturas moderadas de escasa originalidad. Estoy convencida que es posible, en la actual crisis, mirar las cosas desde otros puntos de vista (me gustó especialmente la intervención de Cohn Bendit sobre las ayudas a Grecia que se puede escuchar en este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=nqno8H-mjeY )

Un abrazo y espero que el debate sea interesante y respetuoso.

García Francés dijo...

Estimada Dª Laura, tal como quedamos aquí está su tribuna. Bienvenida. Espero que algunos de nuestros comentaristas se animen a participar en éste debate, aunque, usted es bloguera y sabe que todos somos perezosos. Le deseo mucho éxito.

No suelo debatir. Publico mis entradas, cuanto más breves mejor, para quién las quiera leer y procuro responder a quienes dejan sus comentarios. No siempre puedo hacerlo pero lo intento. Es falta de tiempo y, para serle sincero, a veces, también de ganas.

Por eso creé con D. José María la sección ELDEBATE, para que los deseosos de extenderse en temas que exigen reflexión y textos largos tuviera un lugar para hacerlo alejado de la inmediatez marcada por la actualidad. No suele ser mi caso. Quizás lo desconociera por no ser habitual del blog.

Y para acabar, sé que lo ha leído integramente, cito yo también el extraordinario discurso de MVLL que sólo ha indignado a fanáticos y totalitarios: “la transición española de la dictadura a la democracia ha sido una de las mejores historias de los tiempos modernos... Ojalá que los nacionalismos, plaga incurable del mundo moderno y también de España, no estropeen esta historia feliz”.

Espero que sólo perciba usted cordialidad y cortesía en estas líneas. Con los mejores deseos, amiga mía.

Nazaríes dijo...

Doña Laura la felicito por su entrada,le doy la bienvenida y le deseo mucho éxito.

Un abrazo

Javier dijo...

Tiene razón Dª. Laura, yo tampoco entiendo de nacionalismos pero debo reconocer que donde esté un buen queso de tetilla y unos pimentiños de Padrón, voy y me quedo.

Un abrazo y... si además añadimos unas botellas de ribeiro, mejor que mejor.

Javier dijo...

Mi enhorabuena por su entrada, doña Laura.

En el río revuelto de esta moderna intelectualidad popular, donde se mezclan y sobreponen sentimientos, opiniones, hechos e intereses, la palabra adquiere frecuentemente la cualidad de sortilegio con el poder, deliberado o no, para manejar los hilos del subconsciente colectivo. Parece que fuera necesario, antes de pronunciarse sobre cualquier importante asunto, tener que hacer un obligado esfuerzo por redefinir los significados que encierran las palabras más allá de su historia y su definición al uso y dentro de cada contexto o, en cualquier caso, posicionarse en la acepción que uno considera oportuna. Esto me parece especialmente cierto respecto al concepto de nacionalismo.

Por ello, personalmente, considero acertado utilizar el término como referencia a la época histórica de las revoluciones en la que se conformó el concepto de nación. Pero el discurso actual interesado en incluir los sentimientos de identidad en este concepto solo sirve, en mi opinión, como coartada de unos intereses económicos evidentes en manos de una clase política burguesa con una concepción minifundista del tamaño del estado y una visión miope de su futuro.

Cualquiera tiene derecho a sentirse de tal o cual manera, o a tener su propia opinión no inmutable, pero no considero legítimo el esconder, tras pomposas palabras llenas de aparente dignidad de reivindicación victimista, una insolidaria y egoísta ambición desmedida, cuando no un complejo de superioridad absurdo.

Propongo pues, para evitar tanta discusión generadora de enfrentamiento, que este concepto de nacionalismo sea eliminado de los foros de opinión y sustituido por aquello que cada cual considere oportuno y que mejor pueda definir lo que defiende.

Preferiría no tener que reconocer mi impotencia para conseguir que desaparezca de las calles donde se está utilizando para dañar el patrimonio cultural de los ciudadanos y su libertad, al tiempo que propicia la epidemia del miedo.

Un cordial saludo.

Nazaríes dijo...

D.Alfredo me han dado una mala noticia,la cuento aquí para desahogarme un poco del sufrimiento que ahora mismo tengo.

Anoche mataron de dos disparos a un compañero de trabajo,.Un hombre bueno ,victima de la violencia de género ,pero que ésta vez ha sido al revés.Los hombres también la sufren por supuesto.

Estaba separado desde hace años y su mujer no le permitía ver a su hijo.Lo maltrababa sicologicamente,denuncias falsas,y acoso.

Una vez cuando dejó a su hijo después de conseguir pasar varias horas con él,alguien le rompió la cara a golpes.

Ésta vez la cosa ha ido más lejos.Cuando iba a reocger a su hijo en el lugar de encuentro le han disparado dos tiros uno en la nuca y otro en la espalda.

La información está en ideal.es.

Mi sufrimiento ahora mismo es insorpotable,era buen compañero,divertido,un buen hombre.Por él ya no podemos hacer hacer nada pero ha dejado a su mujer destrozada y a los hijos de ésta que lo querían como a un padre.

Dia triste el de hoy,y más cuando el dia a dia en mi trabajo no pueda ver a quién me hacía reir,al quien discutíamos en broma porque le gustaba marearme y que me cabrease con él.

Estoy muy mal.Mi compañero no se merecía ésto.

Dios mio porque pasan cosas así?¿porqué?

¿hasta cuando ésta locura?
¿matar por matar?


Bueno perdonen ésta interrupción.Lo siento.

Un abrazo para todos.

Laura Uve dijo...

super, al menos yo no los añoraré pero los que vienen no son ningún cambio... los conocemos de sobra y sabemos a qué atenernos, gobernaron Cataluña durante muchossss años.

Un saludo.

Laura Uve dijo...

D. García Frances,

Es cierto que desconocía la dinámica de su blog y, por ello, me lancé al debate sobre un tema como el de las elecciones en Cataluña, el independentismo etc.

Efectivamente leí con calma todo el discurso de Vargas Llosa y, en concreto, el fragmento que Ud selecciona. No lo destaqué en mi entrada porqué no estoy totalmente de acuerdo con que la transición fuera tan feliz. No quiero entrar aquí en otra polémica pero algunos de los temas pendientes hoy, lo son por no cerrarse bien en la transición.

No dude que entiendo que el discrepar y debatir, no está reñido con la afabilidad, la cortesía y el respeto.

Un abrazo.

Laura Uve dijo...

Gracias D. Nazaries... un abrazo compartido.

José María Aguilar dijo...

Querida doña Laura:

El actual Estado de partidos vigente en Europa, cuyo parecido con una democracia es pura coincidencia, es responsable en España del desastroso Estado autonómico y del auge del nacionalismo en todas sus variantes nacionales.

Un simple análisis descriptivo y aideológico de la realidad política española permite demostrar la ausencia de cualquiera de los requisitos de la democracia.

El vigente Estado de partidos, es una oligarquía desde el mismo comienzo de la Transición, aquel absurdo e interminable período de paso que desde la dictadura fanquista nos condujo a la dictadura de los partidos -o dictadura del jefe de partido de turno.

Acontecimientos recientes lo están poniendo de manifiesto descaradamente, si es que antes no se percibía tanto.

Y este infame y antidemocrático Estado de partidos, secuestradores de la libertad política y reconcentrador del poder ha producido el caldo necesario para el auge del nacionalismo que muchos tanto detestamos.

Un cordial saludo.

Explorador dijo...

Excelente. personalmente, no entiendo a la gente que se refugia en grupos para decir que son los mejores, que tienen ciertas cualidades, etc...en lugar de tratar de resaltar y mejorar las individuales. Pero parece que esa actitud tiene raíces muy fuertes.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

Ya sabe que yo considero que la Transición fue la más vulgar estafa política, perpetrada contra los españoles de la que se derivan todas las demás -la intelectual, sentimental, económica, educativa, la religiosa, etc.,etc.

Pues sin libertad política no puede haber verdad ni en las conciencias -la libertad de pensamiento se vuelve casi imposible- ni en la sociedad -ni intelectual ni moralmente.

Nada bueno puede nacer de una mentira tan enorme.

La partitocracia con su mentira original -"esto es una democracia"- y sus tres virtudes principales -inmoralidad, burricie intelectual y estética modernitaria- es el principal enemigo de la libertad política y de la democracia, precisamente porque proclama -sin fingir, puesto que es
puro cinismo- que lo es.

Yo denuncio al Estado de partidos surgido de la llamada -no sé porqué Transición- como liberticida y antidemocrático.

Y afirmo que sin su sustitución por una moderna, nueva y digna República Constitucional, la dictadura de los partidos -de sus líderes en realidad- hará cada día más aborrecible la vida política en lo que quede de España, si es que queda algo.

El hambre y la necesidad de libertad, sobre todo política, en España empieza a expresarse de mil maneras. Solo hay que fijarse un poquito.

Reciba un fuerte abrazo.

aspirante dijo...

Lamento coincidir con el Sr. Aguilar.
Vivimos en una democracia puramente formal, donde nos dejan votar por puro disimulo.
Cambian las caras, pero no las formas ni el fondo.
Una vez pasadas las elecciones los partidos se creen con derecho a hacernos comulgar con ruedas de molino.
El nacionalismo tiene más que ver con la xenofobia que no el sentimiento nacional y el patriotismo.

García Francés dijo...

Dª Nazaríes, por Dios, estoy desolado con tanto horror y comparto su tristeza. Imagino como estará de rota porque una muerte así no la merece una buena persona. Sabe que sé de lo que hablo. Un amigo.

Recuerde las risas, los buenos momentos y despídalo con un beso a esas pobres criaturas. Después sólo queda esperar justicia.

Reciba todo mi dolorido cariño, Doñita.

García Francés dijo...

Me alegra verla satisfecha, Dª Laura.

Cito a MVLL sólo para resaltar su condena de los nacionalismos referida a su preocupación con España.

Por lo demás estoy de acuerdo con usted en que la transición la hicieron como pudieron y en que de aquellos polvos vinieron estos lodos.

Un saludo muy cordial, amiga mía.

García Francés dijo...

D. José María, en la transición nos vendieron la burra de que los nacionalistas eran buena gente, leal y dispuesta a trabajar en equipo. Mentira.

Pero también era mentira que los partidos nacionales eran honrados y en absoluto sectarios. Coincido con usted en esta parte.

Efectivamente, nos colocaron mercancía dañada, una media democracia, que todos celebran porque, en contra de lo esperado, los españoles no acabamos a hostias.

Espero que acierte usted en su diagnóstico. Un abrazo grande, amigo mío.

García Francés dijo...

D. Aspirante, veo que hoy coincidimos muchos. Un abrazo, amigo mío.

EMMA. dijo...

Se sufre ese nacionalismo desmesurado hasta en la cultura y al igual que tú Laura, vivo en Cataluña y he de ver como algunas cosas se salen de madre. Eso no significa que no me sienta muy orgullosa de ser catalana. Me ha gustado mucho tu entrada.
Muack.

40añera dijo...

Señor Frances en hora buena ha captado una gran colaboladora, racional y preparada que aportará mucho y bueno a esta su casa.
Amiga a ti ya te lo he dicho en hora buena tu texto magífico
Besos

Cesar dijo...

Es fácil coincidir en la falta de honradez, de nivel intelectual y de decencia de los políticos. Por eso no voy a insistir en ello.

Aunque me encuentro más cómodo en el terreno de lo medible, de lo palpable, me arriesgaré a derramar (también tiene el sentido de estropear) mi propia teoría sobre algo que pudiera ser emocional. Cada cual sabrá.

Creo que todos somos "nacionalistas" desde niños. Presuminos de "nuestro" pueblo, "nuestra" provincia, "nuestra" ciudad y siempre que, en las fiestas del pueblo, se producía una pelea, cada cual sabía a quien defender...al de su pueblo. Con razón o sin ella. Por gregarismo, por necesidad de grupo. Esto es así.
Por tanto, si siempre fuésemos niños, el nacionalismo sería invencible; pero crecemos, viajamos, nos interrelacionas y nos damos cuenta de que hay mundo más allá de nuestro pueblo. Y nuestra necesidad de tribu se expande. Se hace más universal.
Tengo para mí que quien no realiza ese proceso, conserva en su alma infantil su reducido nacionalismo.
Y, por abreviar, es sin duda una cuestión económica también. Los nacionalismos más económicamente desarrollados son los que quieren poner tierra por medio. Me parece que no tiene nada de ideológico el Nacionalismo.
Lamento el bajo nivel de mi "ponencia", pero me apremian.

García Francés dijo...

Gracias, Dª 40Añera, todo el mérito y la paciencia ha sido de Dª Laura.

Pero coincido con usted, es una excelente colaboradora a la que espero ver a menudo por aquí.

Abrazos, Doña.

García Francés dijo...

Dª Emma, gracias por su ánimo y su participación.

Me encantaría que usted escribiera una entrada para ELDEBATE con el fin de ampliar la discusión sobre este mismo tema.

¿Le apetece dar un nuevo punto de vista? Dª Laura podría ampliar su entrada con otra sobre su experiencia en el campo de la educación y usted en el de la cultura y los medios. ¿Qué le parece?

Espero que a Dª Laura le apetezca también.

Un saludo muy cordial, amiga mía.

García Francés dijo...

"Con razón o sin ella", como la Legión, D. César. Al final va a resultar que hizo usted la mili desfilando con la cabra. No me haga caso, amigo, me he levantado de buen humor y le estoy embromando.

Como siempre sus comentarios están muy pegados a la realidad, aunque le apremien, querido. Muchos abrazos.

Laura Uve dijo...

Buenos días a todas las personas que estáis participando en el debate. Primero quiero disculparme por mi ausencia de ayer, estuve toda la tarde fuera y no llegué a casa hasta la madrugada.
Quiero felicitar a todos los participantes en el debate por sus buenas maneras y sus interesantes aportaciones, no sé si D. José Maria Aguilar habrá tenido que intervenir suprimiendo algún comentario, si no ha sido así, reitiro mi felicitación ya que el tema es altamente sensible y dado a las malas maneras.

Paso, no a contestar, sino a comentar las interesantes aportaciones hechas...

Javier, me apunto a todo eso y más, al ternasco y el jamón de Aragón, al cava y la butifarra catalana, al queso manchego y el vino de rioja.... y así hasta el infinito...

No puedo estar más de acuerdo con lo que dice Ud sobre la redefinición de palabras y conceptos, por otro lado la historia es objeto de constante manipulación, no por inventarse lo que no existe (que, a veces, también) sino por seleccionar lo que buscamos e ignorar lo que lo contradice. Como historiadora sé lo fácil que es hacerlo para conseguir becas y financiación. Por suerte para mi soy una historiadora free lance y no me someto sino a mi propio criterio.
Totalmente de acuerdo que la base del nacionalismo han sido siempre los intereses económicos y la búsqueda del beneficio a costa de quien sea... La pena es que la política de cobertura a estos intereses egoistas y que crean separación y enfrentamiento entre comunidades que llevan mucho tiempo conviviendo.

Un abrazo Javier, gracias por su interesante aportación.

Laura Uve dijo...

Daña Nazaries, lo siento de verdad, que noticia tan terrible y que horror cuando en el ámbito doméstico se recurre a la violencia para "resolver" un conflicto. Mi más absoluta solidaridad y un abrazo consolador.

Laura Uve dijo...

D. José Maria,

El sistema demócrático creo que está en crisis porque no ha evolucionado, le está pasando como al liberalismo decimonónico a principios del siglo XX que se había quedado anquilosado y era totalmente anacrónico respecto a la evolución social y económica. Esa crisis se pagó muy cara en Europa... buscando, buscando se llegó al fascismo y a las dictaduras comunistas... Esperemos que los profesionales de la política se den cuenta y reflexionen (aunque desgraciadamente lo dudo por lo centrados que están siempre en la inmediatez de las elecciones y de sus parcelas de poder).

La democracia formal siempre se ha basado en un sistema de partidos que controlan el poder como monopolio de la "cosa pública". Sólo en momentos excepcionales la ciudadanía ha tomado la palabra y ha rebasado a los partidos. Lo se a pie también tenemos nuestra parte de responsabilidad por vivir abotargados, renunciando al uso de la palabra, al criterio y a la reflexión.

Un abrazo y gracias de nuevo por abrirme las puertas de su casa.




El vigente Estado de partidos, es una oligarquía desde el mismo comienzo de la Transición, aquel absurdo e interminable período de paso que desde la dictadura fanquista nos condujo a la dictadura de los partidos -o dictadura del jefe de partido de turno.

Acontecimientos recientes lo están poniendo de manifiesto descaradamente, si es que antes no se percibía tanto.

Y este infame y antidemocrático Estado de partidos, secuestradores de la libertad política y reconcentrador del poder ha producido el caldo necesario para el auge del nacionalismo que muchos tanto detestamos.

Laura Uve dijo...

En mi último post ha debido salir un fragmento del suyo (lo copio para no subir y bajar y olvidé borrarlo) Sorry... hágalo Ud mismo si puede. Perdón...

Laura Uve dijo...

Aspirante, en cierta manera comparto su malestar por el sistema de partidos que tenemos y el disgusto por como el nacionalismo genera problemas entre los ciudadanos que creo no existe.

Un saludo cordial.

D. García Francés, sí me ha gustado la edición del texto..., gracias por su amabilidad al recibirme en su casa.

Un abrazo.

Explorador, parece ser que sí que esas raíces son fuertes y se riegan constantemente sin conciencia del peligro que entrañan.

Un abrazo.

Gracias, Emma. Algo que me ha preocupado mucho, la inversión en educación en Cataluña ha sido con el tripartito más baja que la media española. Una parte de esos recursos estaban financiando esos elementos culturales identitarios que parecen necesitar todo el apoyo del mundo (por encima de la educación) porque en el mercado libre no pueden competir. Me gustaría que algún partido lo dijera y reflexionara sobre ello, ninguno lo ha hecho.

Un abrazo.

Graciassss 40añera,y gracias D. García Francés... un abrazo grande a los dos. Si sé de algo es de historia y de educación, así que porqué no... Si D. José Maria mantiene la invitación...

Laura Uve dijo...

D Cesar, me ha gustado mucho su reflexión y coincido con ella. Debatiendo en mi blog sobre el tema con una amiga, le decía que mi visión universalista no es resultado de una emoción o sentimiento sino de una reflexión, no se llega a ella instintivamente y sentimentalmente, es preciso una reflexión que supere lo instintivo. Su comentario lo ha expresado muy bien.

Un abrazo.

García Francés dijo...

Puedo garantizarle, Dª Laura, que D. José María no ha tenido necesidad de eliminar ningún comentario. Aunque, de ser necesario, no se duda. Abrazos, amiga.

Laura Uve dijo...

Pues, D. García Francés, me da Ud una gran alegría y una gratísima sorpresa.

Un abrazo grande.

García Francés dijo...

Me alegro de que esté satisfecha, Dª Laura.

Un abrazo grande, amiga mía.

García Francés dijo...

Querida Doña Laura:

La felicito cordialmente por el éxito que está obteniendo su primera ponencia en ELDEBATE.

Lugar ideal para el auge de los partidos nacionalistas es nuestro Estado autonómico de partidos, que mediante el perverso y antidemocrático sistema electoral de listas de partido -que secuestra la libertad política arrebatándosela a los ciudadanos para ejercerla aquellos en régimen de oligopolio- los prima mediante la oligárquica fórmula
d'Hont.

Fruto de esta aberración y abuso -nunca desmentido ni corregido por iniciativa de los dos grandes partidos llamados, no sé porqué, nacionales- es la progresiva
cesión de competencias estatales, mediante el chantaje político de los partidos nacionalistas en favor de sus particulares "autonomías-nación".

La falta del criterio democrático representativo en el Estado -primer criterio de la democracia- al ser imposible la elección directa de nuestros representantes -cosa que se reservan los jefes de los partidos al elaborar las listas electorales- permite la acción política disgregadora de estos irresponsables e impunes entes liberticidas que son los partidos políticos.

La ausencia de separación del poder en el Estado -segundo criterio de la democracia política- con un presidente de Gobierno extraído de la lista del partido más votado en unas elecciones legislativas y la existencia de otros 17 presidentes de Gobierno autonómico, impide la existencia de un representante nacional común elegido por todos -lo que exigiría unas elecciones separadas y directas del presidente.

Por último, la dependencia de la Justicia y de los altos tribunales de órganos elegidos y controlados directamente por los partidos, impide la corrección judicial de las continuas vulneraciones y arbitrariedades legales y
constitucionales perpetradas por los partidos.

He ahí como la ausencia de democracia -no se cumplen ninguno de sus requisitos fundamentales- y la existencia de 17 gobiernos autonómicos alienta el nacionalismo y el independentismo en nuestra dividida y afligida España.

Un cordial saludo.

Laura Uve dijo...

D. García Francés,

No me gustan las listas cerradas, prefiero las abiertas sin duda alguna, me parece que están más vinculadas al electorado y no al servilismo de partido que alimentan las cerradas. Sin embargo me temo que no habría mucha diferencia, en los países en que existe, no vel que la mejora sea evidente. En EUA, sólo suele votar un 40% del censo electoral desde hace muchísimos decenios y en Gran Bretaña no vel grandes diferencias respecto al prestigio de los partidos que acceden al poder.

La ley d'Hont apareció para evitar que los parlamentos fueran excesivamente fragmentados y dieran lugar a gobiernos débiles que les obligaba a desastrosas coaliciones (tipo tripartito). Esa experiencia fue nefasta para la democracia formal en el periodo de entreguerras en toda Europa.
A pesar de ello me parece un sistema electoral que debería corregirse.
No me parece mal la descentralización del poder pero llevada a cabo racionalmente... no sé cómo se puede evitar el egoismo comunitario que provoca un exceso de gastos en burocracia y falta de criterio común en muchos aspectos, en definitiva, eficacia. Es un tema complejo.

El tema de la justicia es arena de otro costal.... Aun me preguntó porqué está fuera el juez Garzón... ¡¡Qué grave para un sistema llamado democrático!!

Plantea Ud muchos temas, cada uno da para un debate.

Un abrazo.

García Francés dijo...

Dª Laura, perdone pero por un error he colgado con mi nombre un comentario que no es mío.

Me refiero al del 13 de diciembre de 2010 12:30

Es de D. Jose María Aguilar. El me pidió que los rescatara de otra entrada a donde lo envió por error y al colgarlo de nuevo en el sitio correcto no me he dado cuenta de que aparecería con mi firma.

Disculpen ambos.

José María Aguilar dijo...

Querido don Alfredo:

No se preocupe. Me ha encantado ver mi último comentario enmarcado bajo su nombre.

Todos sabemos que es vd. amante de las libertades y azote de la tiranía gubernamental y de los partidos.

Un abrazo.

José María Aguilar dijo...

Querida doña Laura:

La diferencia que va de listas de partido -cerradas o abiertas, tanto da, es la misma farsa de la irrepresentación- a elección de de representantes de distrito autónomos -pertenezcan o no a los partidos- y ligados por mandato directo de sus electores, sin listas de partido de ninguna clase, no es menuda.

Es la que separa la servidumbre política de la libertad política.

Y la diferencia entre elegir directamente al presidente del Gobierno o que sea extraido de la lista más votada en unas elecciones parlamentarias es la que va de la partitocracia a la democracia.

La Gran Mentira y el Gran Mal en que vivimos es asegurar que "esto es democracia", a pesar de las evidencias, descriptivas y científicas, que demuestran lo contrario, que vivimos en un régimen sin libertad política y sin democracia -nos lo dan todo elegido y no podemos quitar ni poner a nuestros gobernantes.

Solo mediante la verdad -"esto no es una democracia, la partitocracia no es democracia"- estaremos en condiciones de alcanzar la libertad política.

Un abrazo.

José María Aguilar dijo...

Quiero recordar además, que en la verdadera democracia -libertad política + separación de poderes en el Estado- los gobiernos son siempre de mayoría y, por tanto fuertes, pues el presidente es elegido directamente por los ciudadanos por mayoría en doble vuelta, sin pactos ni coaliciones de partidos -ni ley d d'Hont que valga.

José María Aguilar dijo...

Recuerdo también que el Estado autonónomico no ha descentralizado el poder -solo lo ha dividido en trocitos- sino que ha creado nuevos estaditos autonómicos totalmente centralizados.

La particularidad de España es que el Estado autonómico ha debilitado precisamente el poder político del Gobierno central sin descentralizar el poder en las autonomías.

Ha fomentado el egoísmo territorial y acabado con la Nación, base del Estado democrático constitucional y de un Gobierno fuerte.

Sherezade dijo...

Gracias Laura, por la síntesis tan fantástica que nos resume y enseña el porqué de los nacionalismos, su utilización en favor de..y nulo pragmatismo. Me ha gustado mucho como lo enlazas con las palabras tan bellas dicha por Vargas LLosa, y además te agradezco la sana crítica y objetividad que muestras.
Un abrazo
Sherezade

Laura Uve dijo...

Gracias a ti por leerme, Sherezade, y me alegro que te aporte algo de claridad histórica.

Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails