...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

domingo, 12 de diciembre de 2010

Yihadismo en España y atentados en Suecia

Lo dice El País ahora que mi excompañero José María Irujo, una autoridad en el periodismo de investigación, ha expurgado "WikiLiki". Los servicios de información estadounidenses en España consideran a Cataluña (Tarragona, Hospitalet, Badalona y Reus), el "mayor centro mediterráneo del yihadismo". Es decir que el islamismo radical ha metido en nuestra casa enemigos marroquíes, pakistaníes, tunecinos y argelinos. Pese, o quizás gracias, a la Alianza de Civilizaciones.


Al mismo tiempo revela que los servicios de inteligencia españoles se sienten impotentes para controlar esta amenaza debido a su poca experiencia en penetrar este tipo de grupos terroristas y a sus escasos medios. Recuerden que no tenemos traductores y muy pocos agentes que hablen árabe.

Mientras aquí perdemos el tiempo sin expulsar del país a toda esa ralea, en Estocolmo se lía. El ministro de Exteriores sueco, ha asegurado que "las explosiones en las que murió una persona y hubo dos heridos fueron un ataque terrorista. Pudo ser catastrófico", señaló.

"Nuestras acciones hablarán por sí mismas. Mientras no pongáis fin a vuestra guerra contra el Islam, a la humillación del profeta y a vuestro estúpido apoyo al cerdo Vilks", afirma la grabación, enviada a la prensa, en referencia a las tropas en Afganistán y con las caricaturas del profeta Mahoma en los medios suecos. Un suicida con seis cartuchos explosivos y una mochila con clavos y tuercas como metralla y un coche cargado con bombonas de gas. Todo explotó antes de lo previsto por los terroristas.

8 comentarios:

Javier dijo...

Le ruego me perdone si en mi opinión se adivina algún atisbo de prejuicio. Nada más lejos de la realidad. Para mí este tema implica una cuestión de principios.

Un recuerdo en mi memoria. “Lo que se pierde en precisión se gana en eficacia: La realidad debe de ser simplificada si queremos facilitar el entendimiento”, “Magister dixit”.
Estoy de acuerdo en esencia con esta generalización, más, sin embargo, creo que, a veces, uno debe de primar la fiabilidad y el rigor aún en detrimento de esa supuesta facilitación en el manejo del mensaje.

Esta es en mi opinión una de ellas. Pánico me da hablar de cualquier organización criminal, terrorista, mafiosa, etc., que incluya referencias a credos, orígenes, colores, etc. Incluso cuando se le acompaña con el matiz del apellido “radical”.

Judíos, islamistas, cristianos, ateos, etc. han dejado constancia en los libros de historia de su capacidad para los más aterradores crímenes contra la humanidad.

El esfuerzo por eliminar etiquetas inútiles facilita la eficacia en la lucha y nos libra del efecto de ciegos adoctrinamientos. Seguro que usted lo sabe mejor que yo.
Odio alimentar el odio.

Mi reconocimiento y respeto.

aspirante dijo...

Tenemos el enemigo en casa y, por si fuera poco, le subvencionamos.

García Francés dijo...

D. Javier, usted es un hombre de bien y cuida las formas y mima sus principios hasta hablando de asesinos. Hace bien, es lo que distingue a un lider espiritual de un poilu de trinchera.

Soy poco escrupuloso y mi realidad es la que he leido en los libros de historia y la que he visto y veo hoy en el mundo. La primera es sólo eso, historia. La última es la que intento trasmitir, seguramente, a groseros brochazos como usted muy bien dice.

La de un islamismo del siglo XXI, que se ha lanzado otra vez a la conquista del mundo en nombre de Dios y a sangre y fuego.

Si fueran mormones, o judios, o sintoístas, quienes matan cristianos por el mundo, quienes asesinan en nombre de la ley de su libro, los acusaría con el mismo empeño. Pero, aquí y ahora, me refiero al mundo, los terroristas internacionales son musulmanes y los que callan también.

No crea que me olvido de los terroristas nacionales, nacionalistas radicales, a los que aplico el mismo análisis.

Comprendo su postura pero etiquetar me ha servido siempre para localizar al enemigo. La verdad es que no soy remilgado en esto y, por supuesto, no creo en los moderados. El islam no es moderado. No hay moderados en su seno o no serían musulmanes. Tampoco entre los nacionalistas.

Yo no odio, de momento, pero prefiero tener identificado y denunciar a quien sí me odia.

Un gran abrazo, amigo mío.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Don Alfredo,

Lo decía yo hace unos días en este mismo espacio, a propósito de otro tema. Ahora lo veo más que claro:

Necesitamos que resucite ya de una vez El Cid Campeador y haga un poco de limpieza.

Le envío un abrazo, y me solidarizo con su exposición.

Antonio

García Francés dijo...

No sé, no sé, D. Antonio, recuerde que El Cid también coqueteó con los moros.

Hoy lo que necesitamos es un gobierno que sepa distinguir entre amigos y enemigos de nuestra cultura y raices. Y que, una vez elegido el campo, proceda en consecuencia.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Mal rollo. Tiene usted toda la razón, D. Aspirante.

Candela dijo...

Mi pregunta es, donde está ese islamismo moderado del que todos hablan, porque hasta la fecha no he oido a nadie del mundoislámico condenar ningún atentado.

García Francés dijo...

Dª Candela, de acuerdo con usted, yo tampoco he visto que las masas "moderadas" musulmanas se hayan movilizado jamás en contra de los asesinos yihadistas. Y, desde luego, han tenido oportunidades, los moderados y sus gobiernos.

El problema es que no existen. Abrazos, amiga mía.

Related Posts with Thumbnails