...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

miércoles, 9 de marzo de 2011

Robo a monjas, millón y medio, y militares, 25 fusiles HK y 10 pipas

Hay dos gremios que siempre me han caído bien. Las monjitas, si son de clausura mejor, y los militares, especialmente la Infanteria de Marina. Me gustan porque ambas colectividades son entregadas y regalan cositas a su fans. Las monjas, estampitas y rosarios, y, los soldados, insignias y metopas.

Por eso me he llevado un disgusto al enterarme de dos noticias absurdas. Han robado en un convento y en un cuartel. A las Reverendas Madres les han guindao 1.500.000 euracos que tenían embolsados en la alacena. A los soldaditos, 10 pistolas y 25 hipermodernos fusiles de asalto HK.

Joder, tías, teniendo línea directa con Dios, el mejor consiglieri, ¿quién ha sido el hijoputa de asesor financiero que les ha recomendado guardar la pasta en casa? Todo es bueno para el convento, ya lo sé, pero se han pasado, madres. Verán que complicado resulta explicarle a Hacienda que están forradas de tanto ora et labora vendiendo rosquillas de anís.

Los soldados también la han cagado. La ministra Chacón ha reñido un poquito a los responsables: un sargento, un cabo y dos soldados. Muy mal debe andar nuestro ejército para que no haya oficiales y jefes camino de un CASTILLO. Mejor que DEFENSA contrate a los albanokosovares como guardias de seguridad en los polvorines. Se acaban los robos, se lo aseguro.

A no ser que ésto haya sido una operación triangular. Que las monjas hayan recomprado las armas que los soldado habían vendido a los ladrones a cambio de calimocho. Pudiera ser. Cosas más raras hemos visto. Por ejemplo, el 11-M.

21 comentarios:

FJavier dijo...

Los llaman “ahorros de toda una vida”, de haber sabido que tal actividad permitía tales ahorros seguro que habrían aumentado muchísimo las vocaciones. ¿No será una maniobra publicitaria dirigida a ello?

Pero, si son de clausura, para qué será tanto dinero si no se prevé jubilación fuera de ella. ¿No serán más bien monjas de “usura” en clave de “cla”… de cla-mar al cielo?

Que a los militares les roben las armas es más un colmo, como perder un imperdible, ya sabe. Pero cosas peores se han visto, por ejemplo que los demócratas totalitarios se repartan muertos y millones y miren para otro lado ante el ciego sectarismo de unos y la perpleja cobardía de otros.

Despropósitos de este país tan dado a lo bipolar.

Saludos de clausura.

Nazaríes dijo...

Seguro que debajo del refajo tenían más...

Javir dijo...

A mi, confieso, me sorprendió más el asalto al convento que el robo en el arsenal. Buscar armas en un arsenal es lo lógico, pero buscar millón y medio en un convento es de una fe encomiable, D. Alfredo.

Tenia el asunto archivado hasta que usted ha cruzado las historias...albanokosovares,, monjas, armas, dinero, rosquillas de anís. ¡La conexión monacal!

Como bien dice, D. Alfredo, se han visto conexiones más raras.

Un abrazo

lola dijo...

Buenas tardes, a mi lo de las monjitas de cla usura me ha dejado flipando. ¿para qué c.... quieren tanto dinero si no gastan en modelitos ni zapatos de tacón? y con tanto pobre suelto por ahí durmiendo en la calle, en fin... ya el "Jefe" les dará un tirón de orejas cuando se presenten ante él pero primero que pasen por Hacienda, que ya se sabe que Hacienda somos todos, aunque al parecer unos más que otros.

Cesar dijo...

Pido a Dios, que tan poco atento anduvo a vigilar, no les dé a las monjitas por acercarse a telecinco para recuperar los 400 millones (ya han rebajado , tal vez algún asesor les haya dicho que hasta 120.000.- euros defraudados por año no constituyen delito)que, al marbellí modo guardaban en sacos de basura.
Que la madre superiora cuente bien a las monjitas, a ver si falta alguna.

Nazaríes dijo...

Aqui le traigo un chiste de mojas y soldados...¡¡¡menuda mezcla!!!

Un soldado estadounidense se tira en paracaidas sobre un pueblo italiano con tan mala fortuna, que queda colgado de un árbol, rasgándose el uniforme y mostrando todo el "asunto".

Todo esto ha sido visto por una monja. Dicha monja echa a correr para contárselo a la madre superiora:

- Un "angelo", he visto un "angelo" caído del cielo.

La madre superiora pregunta agitando los brazos:

- Y ¿vola? ¿vola?

- ¿Que si vola? Due bola y una trompetola.

Sostrato de Cnido dijo...

Muy sospechoso el robo a las monjas.

Muy sospechoso el robo casual de armas.

Pero vincularlos a través del pegamento que todo lo une, el calimocho, me parece excesivo :)

Si mete de por medio el 11M la cosa se vuelve de ciencia ficción. Le aseguro que ni a Night Shyamalan le sale un guion así

jano dijo...

¡Ah...Con el clero hemos topado!
Eso de la bolsa de basura llena de billetes de 500€ me suena a personaje público marbellí con tonadillera y "Cantora", sólo que las monjitas del convento se arriesgaban a que los ahorros de toda la vida se los puliera la polilla, tan presente en el mobiliario de edificios antiguos.
Lo del armamento robado ya me parece más lógico: con lo difícil que es conseguir armas en este país ¿adónde se puede ir...? Pues a un polvorín, donde podrás escoger.
¡Las monjas son guerreras!

José María Alloza dijo...

La decadencia de una civilización está asegurada, cuando se pierden las tradiciones castrenses y viriles. En otros tiempos se asaltaban los conventos, para robar virginidades.

Javier dijo...

Lo de las monjas lo comprendo, guardan las perras en el convento por si aparece otro Mendizábal con tics parecidos y se ven obligadas a comprarlo en subasta libre. Lo de los militares no me entra en la cabeza. ¿Tan difícil es colocar un sistema de alarmas que cubra armeros y polvorines? En mis tiempos de mili podía fallar la alimentación general pero había un sistema de baterías que entraba en función automáticamente de forma que si alguien trataba de asaltar un compartimento sensible, sonaba la alarma inmediatamente en el cuerpo de guardia. No entiendo nada.

Un abrazo.

García Francés dijo...

Efectivamente, D. FJavier, nos hemos enterado muy tarde de que hay profesiones excelentemente remuneradas y para las que no se necesitan romperse uno mucho los huevos.

Por ejemplo, liberado sindical, monjas ahorradoras, políticos multicargos, empresario en Nueva Rumasa o controladores aéreos.

Cuando un alto cargo socialista, amigo mí que acabón en la cárcel, me preguntó un día, Alfredo, ¿te habrás hecho millonario?, entonces debí comprender.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Debajo del refajo metía la mano el que pagaba discretamente, Dª Nazaríes...

García Francés dijo...

Efectivamente, D. Javir, es bien raro atracar un convento.

Pero, ¿y si eran las monjas del convento rival las que dieron el golpe? En ese caso estaría garantizada la fe y un mucho de envidia también.

Porque, ya se sabe, las trifulcas entre órdenes religiosas siempre han estado a la orden del día. A dios rogando y la pasta chorizando.

Un abrazo,amigo mío.




A mi, confieso, me sorprendió más el asalto al convento que el robo en el arsenal. Buscar armas en un arsenal es lo lógico, pero buscar millón y medio en un convento es de una fe encomiable, D. Alfredo.

Tenia el asunto archivado hasta que usted ha cruzado las historias...albanokosovares,, monjas, armas, dinero, rosquillas de anís. ¡La conexión monacal!

Como bien dice, D. Alfredo, se han visto conexiones más raras.

García Francés dijo...

Esa es la cuestión, Dª Lola, las hermanitas deben ser auditadas y, si hubiera lugar, sancionadas. Por trinconas.

Ustedes disculpen, sores, lo digo con todo respeto. Un abrazo, amiga mía.

García Francés dijo...

Así que, ¿cree usted que Dios es la X en este faisgal conventual?

D. César, ¿tiene usted información sobre si la madre superiora ha firmado en exclusiva para Sálvame de Luxe?

¿Es verdad que a la hermana pintora le han propuesto un desnudo integral en la portada de Interviú?

Carallo, me asombran sus fuentes. Tan lejos y tan informado. Reciba un abrazo grande, amigo mío.

García Francés dijo...

Todo para mayor gloria de Dios, no sea usted malpensada, Dª Nazaríes.

Y la trompetola era de esas largas, ¿como las de los romanos?

García Francés dijo...

D. Sostrato, pues podemos escribirlo una sinópsis y dársela a mi agente a ver si nos lo coloca el guión en Hollywood.

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Efectivamente, D. Jano, lo de las bolsa de basura es "cutrelux" marbellí a tope, tipo Cachuli, alias pantalones sobaqueros.

Ya que están forradas las monjitas podían tener, al menos, un poco de estilito, digo yo.

O, ¿es que no habrá en el desván del convento un baúlito Louis Vuitton? Es que así parecen salidas de una peli de Santiago Segura, "Torrente pilla en la clausura..."

Un abrazo,amigo mío.

García Francés dijo...

Esa era la tradición donjuanesca, D. José María, pero hubo otra más republicana y menos romántica que tomó por divertimento asaltar los cenobios para quemarlos tras violar y/o asesinar a las monjas.

Recuerda usted las palabras de Almudena Grandes en la contraportada de El País... "¿Imaginan el goce que sentiría al caer (la madre Maravillas) en manos de una patrulla de milicianos jóvenes, armados y -¡mmm!- sudorosos?"

Un abrazo, amigo mío.

García Francés dijo...

Puede que haya acertado usted, D. Javier, los monjitas tenían metálico para salir de naja si volvian con aquello de elevar a las monjas a la condición de madres.

La chacón ya ha empurado a unos pringadillos: sargento, cabo y dos soldados, dice que las alarmas funcionaron de puta madre que falló la peña. Por lo visto, en ese cuartel, no hay oficiales ni jefes responsables de sus hombres.

Un abrazo grande, amigo mío.

Lo de los militares no me entra en la cabeza. ¿Tan difícil es colocar un sistema de alarmas que cubra armeros y polvorines? En mis tiempos de mili podía fallar la alimentación general pero había un sistema de baterías que entraba en función automáticamente de forma que si alguien trataba de asaltar un compartimento sensible, sonaba la alarma inmediatamente en el cuerpo de guardia. No entiendo nada.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

A mí, lo del millón y medio de las monjitas, pues, la verdad, no me sorprende que lo tuvieran, lo que me sorprende es que se lo hayan robado, teniendo, como deben terner, a Dios por consejero y guardián de todo lo suyo.

Ya me temía yo que este Dios, si es que realmente existe, no está por la faena y tiene descuidados hasta los suyos.

Igual han sido los Agentes de Satán los que se han llevado el dinero y lo están repartiendo ahora entre los Condenados, por eso de la Igualdad.

Me parece a mí que los que van al Infierno tienen más seso que los que van al Cielo. ¡Por algo será!

Un abrado, Don Alfredo.

Antonio

Related Posts with Thumbnails