...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

sábado, 26 de noviembre de 2011

Un fraile, dos frailes, maricón el que no baile




En Valencia el colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, GLTB, pide que se prohíba en las fiestas la canción “Maricón el que no baile” por su carácter homófobo. Los partidos de extrema derecha exigirán la interpretación de “Un bote, dos botes, fascista el que bote” por considerarla políticamente correcta. ¿Estamos gilís?

3 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Yo, la verdad, no sé por qué los otros están tan preocupados, porque se les diga lo que son. Si tan orgullosos están de su entidad y esencia, no entiendo el motivo de su malestar.

A mi entender, llamarles maricones a los que lo son no es ofender ni insultar, sino simplemente describir una situación. Además la RAE recoge la palabra maricón como sinónimo de hombre afeminado.

Entiendo yo que a las cosas, y a las personas, hay que llamarlas por su nombre. Es ésta, en efecto, la única forma de entendernos.

¡Coño! ¡Cojones! Que a mí me llaman calvo, y lo tolero con dignidad y sin enfadarme. ¿O deberían llamarme melenas?

Afectuosamente.

Antonio

Juan Carlos dijo...

Sí que algunos están gilis, sí.
Salu2

Paco dijo...

Había puesto la noticia en mi blog pero, con tu permiso, te copio la idea del vídeo, está genial.

Related Posts with Thumbnails