...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

lunes, 10 de febrero de 2014

Poesía y Monarquía

Lorca ya estaba consagradísimo cuando conoció a Miguel Hernández, un joven poeta que pedía su favor desde un chiquero y al que conoció en alpargatas. Lorca le animó a leer y a no ser vanidoso. Y poquito más. Cernuda y Lorca eran señoritos, leídos, dandis y el cateto sin zapatos les parecía demasiado exhibicionista en su rusticidad. ¿Lorca era un poeta del pueblo? Tan popular como hoy nuestra Monarquía.

Muro de García Francés en Facebook

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails