...Los hubo valientes, honrados, leales y dignos. También rufianes, aventureros, asesinos y locos...

www.facebook.com/agarciafrances

lunes, 20 de diciembre de 2010

La cabra, no la de La Legión, sino la de Umberto Saba

POESÍA por Monsieur de Sans Foy

Como una de esas tiendecitas adosadas al muro de las catedrales, inauguro aquí esta sección de poesía: el género será de calidad, y la catedral, el blog de don Alfredo. No renovaremos el escaparate a menudo, pero estará abierta a visitas y aportaciones de los lectores. Mi idea es limitarme a presentar de vez en cuando un poema (ajeno, para encalomar los míos ya está mi blog) y dejarles la palabra a ustedes.

Se me ha ocurrido comenzar con uno muy breve de un poeta italiano, Umberto Saba (1883-1957) Saba tomó el apellido de su madre judía, pues su padre les abandonó al poco de nacer él. Su poesía es introspectiva sin envaramiento, con un toque de ironía. Les dejo el poema en traducción castellana de Gianna Prodan y Eugenio García Fernández, y luego en versión italiana, porque, conociendo el sentido, puede disfrutarse perfectamente de su sonoridad original.



LA CABRA

He hablado con una cabra.
Estaba sola en el prado, estaba atada.
Ahíta de hierba, mojada por la lluvia, balaba.
Ese mismo balido era hermano
de mi dolor. Le respondí al principio
por broma, luego porque el dolor es eterno,
tiene una sola voz que no cambia.
La misma que yo sentía
gemir en una cabra solitaria.
En una cabra de perfil semita
sentía yo quejarse cualquier pena,
cualquier otra vida.





LA CAPRA

Ho parlato a una capra.
Era sola sul prato, era legata.
Sazia d'erba, bagnata dalla pioggia, belava.
Quell'uguale belato era fraterno
al mio dolore. Ed io risposi, prima
per celia, poi perché il dolore è eterno,
ha una voce e non varia.
Questa voce sentiva
gemere in una capra solitaria.
In una capra dal viso semita
sentiva querelersi ogni altro male,
ogni altra vita.

27 comentarios:

Nazaríes dijo...

Yo le dejo ésta:

EL ESTATUTO DEL VINO

Cuando a regiones, cuando a sacrificios
manchas moradas como lluvias caen,
el vino abre las puertas con asombro,
y en el refugio de los meses vuela
su cuerpo de empapadas alas rojas.

Sus pies tocan los muros y las tejas
con humedad de lenguas anegadas,
y sobre el filo del día desnudo
sus abejas en gotas van cayendo.

Yo sé que el vino no huye dando gritos
a la llegada del invierno,
ni se esconde en iglesias tenebrosas
a buscar fuego en trapos derrumbados,
sino que vuela sobre la estación,
sobre el invierno que ha llegado ahora
con un puñal entre las cejas duras.

Yo veo vagos sueños,
yo reconozco lejos,
y miro frente a mí, detrás de los cristales,
reuniones de ropas desdichadas.

A ellas la bala del vino no llega,
su amapola eficaz, su rayo rojo,
mueren ahogados en tristes tejidos,
y se derrama por canales solos,
por calles húmedas, por ríos sin nombre,
el vino amargamente sumergido,
el vino ciego y subterráneo y solo.
Yo estoy de pie en su espuma y sus raíces,
yo lloro en su follaje y en sus muertos,
acompañado de sastres caídos
en medio del invierno deshonrado,
yo subo escalas de humedad y sangre
tanteando las paredes,
y en la congoja del tiempo que llega
sobre una piedra me arrodillo y lloro.

Y hacia túneles acres me encamino
vestido de metales transitorios,
hacia bodegas solas, hacia sueños,
hacia betunes verdes que palpitan,
hacia herrerías desinteresadas,
hacia sabores de lodo y garganta,
hacia imperecederas mariposas.

Entonces surgen los hombres del vino
vestidos de morados cinturones,
y sombreros de abejas derrotadas,
y traen copas llenas de ojos muertos,
y terribles espadas de salmuera,
y con roncas bocinas se saludan
cantando cantos de intención nupcial
(...)

PABLO NERUDA

ROSA ARAUZ dijo...

Querido Don, perdone mis ausencias pero he andado y ando bastante ocupada ultimamente. Aprovecho para transcribir un poema de uno de mis admirados Maestros Kavafi y aprovecho para FELICITARLE A USTED Y A TODOS LOS REVISTEROS LAS NAVIDADES. OS DESEO DESDE EL CORAZÓN MUCHA DICHA PARA EL 2011 Y PARA EL RESTO DE VUESTRAS VIDAS. MUCHOS BESOS Y MUCHA MUCHA LUZ.

ÍTACA
Cuando salgas en el viaje, hacia Ítaca
desea que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de conocimientos.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al irritado Poseidón no temas,
tales cosas en tu ruta nunca hallarás,
si elevado se mantiene tu pensamiento, si una selecta
emoción tu espíritu y tu cuerpo embarga.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
y al feroz Poseidón no encontrarás,
si dentro de tu alma no los llevas,
si tu alma no los yergue delante de ti.
Desea que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que con cuánta dicha, con cuánta alegría
entres a puertos nunca vistos:
detente en mercados fenicios,
y adquiere las bellas mercancías,
ámbares y ébanos, marfiles y corales,
y perfumes voluptuosos de toda clase,
cuanto más abundantes puedas perfumes voluptuosos;
anda a muchas ciudades Egipcias
a aprender y aprender de los sabios.
Siempre en tu pensamiento ten a Ítaca.
Llegar hasta allí es tu destino.
Pero no apures tu viaje en absoluto.
Mejor que muchos años dure:
y viejo ya ancles en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que riquezas te dé Ítaca.
Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no hubieras salido al camino.
Otras cosas no tiene ya que darte.
Y si pobre la encuentras, Ítaca no te ha engañado.
Sabio así como llegaste a ser, con experiencia tanta,
ya habrás comprendido las Ítacas qué es lo que significan.

García Francés dijo...

Coño, Dª Nazaríes, ¡si va a resultar que es usted aficionada a la poesía y a, además, a empinar bien el codo!

Aunque este Nerudazo que nos ha propinado, desde luego, más macabro no puede ser el hijoputa.

Enfín, tampoco la cabrita, o cabrona, es que sea para echarse a reír. Monsieur y usted no deben estar en sus días de subidón.

Le envío mis cariños, Doñita.

García Francés dijo...

Monsieur, disculpe usted que con el trajín navideño olvidara firmar su entrada.

Le pido mis más sinceras disculpas una vez reparada la injusticia.

Con todo el afecto, amigo mio.

García Francés dijo...

Dª Rosa, no sabe cuánto la echamos de menos a usted, a su alegría y sus risa, y, también, porque no decirlo, a su hermoso canalillo.

Gracias por acordarse de nosotros y enviarnos sus mejores deseos que le agradezco en nombre de todos los revistero, querida.

Evidentemente, le envío nuestro afecto, la llevamos en el corazón desde el memorable verano en que fuimos campeones del mundo, y le deseo que el 2011 no le defraude en nada.

Con mi cariño, y el de todos, muchos abrazos para una de las más divertidas y felices blogueras que han iluminado este blog.

Muchos brazos, mamita linda.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Gracias a Nazaríes y a Rosa Arauz por sus aportaciones. Tanto los buenos versos como los comentarios son bienvenidos. Ya iremos haciendo boca.

ROSALIA dijo...

Discúlpeme Don García pero últimamente pasaba y leía sin comentar, como hace la vaga de mi mujer, pero es que cuando leo los comentarios me da la risa. Se ha creado tal complicidad con sus seguidores que alegra el día a cualquiera. ¿Para cuando otra novela suya?
Felices fiesta amigo.

Laati dijo...

Hola D. Alfredo, mucho tiempo sin saludarle.
He estado en mi tierra, Laponia, arreglando un tema de propiedades inmobiliarias que me ha tenido liada mucho tiempo, porque los precios estan congelados.
Le deseo unas muy felices fiestas y mucha salud y amor para el 2011.
Un fuerte abrazo
Laati

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

El dolor consiente como la arcilla innumerables formas, pero encierra una sola idea. Esa que anuncia la imperfecta soledad del universo en el hombre. No nos dolemos, ni nos duele, nos duelen, como a la campaba el badajo, como al arpa la mano, como al violín el arco, como a la alegría la pena.
El dolor es la melodía del alma. “Almados” todos, qué misterio esconde la común cadencia.
Son el estruendo de la vida y el desacompasado sonar del vivir, quienes nos niega en esta hermosa fraternidad de dolientes que somos, y que enterramos sin cuidado bajo los tristes himnos de la muda alegría.
Sencilla imagen, el poema, capaz de llevarnos de la mano a un conocimiento extremadamente complejo.
Recibe un fraternal abrazo.

Javier dijo...

MADRID

Me gustaría volver a ser joven y dejar los remordimientos para luego.

Sans-Foy trajo a colación el poema de la cabra y yo hablo de Madrid, no porque esté lleno de cabrones, ese sería un chiste fácil, sino porque, en Madrid, estamos todos un poco cabras.

Madrid es un gran hervidero de personas hormigas,
se acabaron los campos de trigo en Manoteras,
las vaquerías de Ciudad Lineal son ya supermercados
y la leche y el queso salen hoy de las ubres de las estanterías.

Qué bonito era aquello,
besarse entre las cañas bajo espigas de oro,
notar la tierra pueblo en las mejillas
y jugar a sentirse, sin romper molde alguno,
a pesar de las faldas de la querida amiga.

Eran tiempos en que sólo los hombres llevaban pantalones
y las mujeres lucían las piernas con orgullo.
¡Qué gusto daba verlas!
Ahora... sin embargo... ¿qué quieres que te diga?

Hoy Madrid huele a topo,
la gente no se mira,
agujerean calles los metros y los trenes,
si preguntas a alguien donde queda tal sitio
te dirá ¿ve aquel culo?,
pues sígalo hasta Atocha y pregunte de nuevo cuando llegue a la esquina.

Y es que… detrás de un culo viene otro
y otro, y otros muchos más culos sucesivos,
porque en Madrid... la gente... camina en fila india,
tiene miedo a perderse.

Por aquellos entonces me gustaban las niñas.
Por estos nuevos tiempos aún me siguen gustando
-aunque sean abuelas-
yo sigo recordándolas ¡tan jóvenes!, ¡tan tímidas!.

Los tibios humedales que encharcaban sus cuerpos
escondían pasiones
profundamente ávidas de amor y de caricias.

Hoy sueño con volver a revivir los días de aquel Madrid antiguo en cualquier otra parte,
por ejemplo:
en Galicia,
junto al frescor del mar, despertando ilusiones, acaparando brisas.

Despacio, muy despacio,
muy despacio, sin prisas.

Este poema es mío. Como Sans-Foy habla de poemas ajenos y yo me considero ajeno a casi todo, pues se lo endiño a D. Alfredo en fecha de inauguración tan de este nuevo cuadernillo y Santas Pascuas. ¡FELIZ NAVIDAD A TODOS! Omito añadir “y a todas”, porque este blog es un blog culto y se da por sabido.

Autor: Javier P P.

Javier dijo...

D. Alfredo: Le ruego que cambie las palabras de aclaración que siguen al poema por observar en ellas una ligera incongruencia gramatical. Deberá quedar así:

Este poema es mío. Como Sans-Foy habla de poemas ajenos y yo me considero ajeno a casi todo, pues se lo endiño a D. Alfredo en fecha tan señalada de inauguración de este nuevo cuadernillo y Santas Pascuas. ¡FELIZ NAVIDAD A TODOS! Omito añadir “y a todas”, porque este blog es un blog culto y se da por sabido.



Javier P P.

Javier dijo...

¡Pedazo tertulianos!
¡Qué categoría!
Aquí se aprende mucho y bueno.
Hay que sacar el boli para tomar nota.
Me quedo boquiabierto.
Cuánto talento creativo.
Mi enhorabuena a todos y al responsable del invento.

Con toda mi admiración.
Todo mi reconocimiento.

Nazaríes dijo...

Aquí dejo otra:

Acompaña al "eres mas fea que una mula asomá a una tapia" que tanto le ha gustado a D.Antonio.

Un retrato de dama en tono satírico


Tengo una novia, señores,
que si la presento os vais a pasmar,
con un sinfín de defectos
que ahora en secreto voy a explicar.
Tiene las patas torcidas,
le falta una oreja,
no tiene nariz
y si la ves cuando anda
parece una gamba la pobre infeliz
Está más seca que una anguila,
le falta medio pulmón
y cuando me besa la boca
le echa una peste a cebolla
que me entra el sarampión.

Javier dijo...

Dª. Nazaries: Ni Gloria Fuertes lo hubiese hecho mejor.

Un abrazo.

Javier P. P.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Amigo JOSE ALFONSO:
Parece haber conectado Vd.con la idea de Umberto Saba: el dolor es uno solo, y nos hermanamos en él.

La verdad es que a veces he observado que las experiencias dolorosas parecen mejorar el caracter de algunas personas, aunque la medicina es amarga en exceso para recetarla.

Eso que dice Vd. de que "nos duelen" como el badajo a la campana, es una idea muy poética, pero no sé si la comparto, porque ¿qué hay más individual que el dolor propio?

Un saludo a todos los tertulianos.

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Estimado Poeta, le agradezco infinitamente sus palabra así como su iniciativa.
Respecto a la idea de si nos duele o nos duelen, entiendo que el hecho de que la fuerza que nos impele a tan majestuoso esfuerzo tenga un origen común, no excluye en absoluto el carácter privado e íntimo del sentimiento.
El universo es uno, sus interpretaciones infinitas, así el dolor en el eterno cosmos de la humanidad.
Reciba admirado amigo un fraternal abrazo.

Anónimo dijo...

Para echarnos unas risas
Ya que de cabras se trata
Sin ánimo de meter la pata
Lean esta rima sin prisas :

Es una cómica letrilla
De carácter popular
Que de cabras al hablar
Con cuernos se trastabilla…

Aunque más, marido mío ,
Pongáis en arco las cejas,
Lleváis entre las orejas
Algún ganado cabrío.
No entendáis que es desvarío,
Que , mientras vos en el prado ,
El señor beneficiado
Viene a enseñarme a cantar :
“ Cabras hay en el mal lugar ,
Cabras hay “

García Francés dijo...

Dª Rosalía, tengo una novela acabada y otra en marcha pero, ahora, estoy dando vueltas al proyecto de colgar, en este blog o en mi web, las novelas ya publicadas, cuatro, para que los que lo deseen las puedan bajar de la RED.

Me llena de orgullo que a su paso por aquí se le llene la boca de sonrisas, Dª Lía, nada mejor para este blog que divertir a los amigos.

Mis respetos a Dª Norma, para las dos mucha felicidad y, para usted, mis abrazos más escogidos, Doñita.

García Francés dijo...

Dª Laati, ¡que placer encontrarla aquí de nuevo! Me da la impresión que sus visitas a España coinciden con las de Papá Noel!

No me extrañaría que formase usted parte de su séquito, ¿acierto o me equivoco? Quizás, ahora intento adivinar, dada su profesión de rockera sea usted la asesora para los regalos musicales del señor de rojo con barba blanca y trineo de renos... ¿si...?

Su frase:

"He estado en Laponia arreglando un tema de propiedades inmobiliarias que me ha tenido liada mucho tiempo porque los precios están congelados".

Es merecedora del Premio Mármol, se lo comunico ahora y se hará público en breve.

Le deseo que el año 2001 la trate tan bien como hasta ahora, Doñita. Con los mejores abrazos, amiga mía.

García Francés dijo...

Buena cosecha la de hoy, D. José Alfonso. Por su frase:

"No nos dolemos, ni nos duele, nos duelen, como a la campaba el badajo".

Le ha sido concedido el premio MÁRMOL, que le será otorgado en breve. Enhorabuena, amigo.

García Francés dijo...

D. Javier, me ha encantado su poema y, aunque no soy de Madrid, sin embargo me ha hecho dar una salto atrás y compartir con usted alguna de esa correrías, faldas al viento, detrás de niñas retozonas.

Luego, me ha hecho volar hasta los mismos días que usted refiere, sólo que mi escenario era una pueblo castellano, con río, eras, choperas y varas de avellano en las manos. Pero, las niñas eran iguales y el ansia la misma.

Por Dios, querido, ¡cuánta melancolía! Yo, usted seguro que no, me estoy haciendo viejo por minutos.

Con mi afecto y mis abrazos, amigo.

García Francés dijo...

D. Javier, algo siempre se aprende hasta en el infierno, pero me gustaría más saber que, aquí, echan ustedes sus buenos ratos.

Saber que se entretiene y sonríen, como Dª Lía, me llenaría de orgullo.

Un abrazo agradecido, amigo mío.

García Francés dijo...

Pero, Dª Nazaríes, ¿de dónde saca usted estas cosas? La verdad es que esa dama debía ser un anticlimax.

Justo lo contrario de las amigas de este blog que, además de por su talento, se distinguen por su atractivo y belleza. Eso dicho a lo fino.

En plan un poco más bastorro: "están de güenas que engorilan". Y no hablo a humo de pajas, con perdón, que ya se vió cuando su apoyo, las inolvidables fotos de los canalillos, a la Selección Nacional de Fútbol durante el Mundial.

Con mi afecto, amiga mía.

Cesar dijo...

Ya sabe usted, Sr. Francés que me tomo muy en serio las cosas con las que bromeo.
Por eso, ni de broma colgaré en este espacio sagrado de poemas ninguna boutade de D. Ramiro de Dospechos que me ha pedido en algún otro lugar.

Debe quedar para solaz de auténticos poetas como algunos de los que leo.

Aprovecho para desearles fervientemente a usted y a todos los lectores-colaboradores de su blog-Revista unas fiestas muy felices y una crisis breve y llevadera.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Bueno, bueno...
Yo que me había puesto serio y trascendente para salir en el Blog-Revista, y nada... que ustedes están por las coplillas desenfadadas. ¡Pues que viva la alegría, que estamos en Navidad, y ya vendrá Merkel con la rebaja!

Un abrazo y muy felices pascuas a todos.

Monsieru

Cesar dijo...

Me hago eco de la queja de Monsieur. Presiento que hemos prostituido su idea original y deberíamos restituirle su espacio. Si es el caso, abra usted otro más ligero para nuetros desbarres, que se lo agradeceremos, pero estimo que deberíamos respetar el suyo.

Felices Fiestas. ¿Ya lo dije?

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

¡Coño! con la cabra, la puta de la cabra, y yo, sin enterarme. Pues en mi pueblo, que es Trevélez, había una mula, que no había dios que fuese capaz de ponerle la jáquima, ni el serón, ni el ataharre, y, mucho menos, echarle encima una carga de leña. Pues bien, mi padre [R.I.P.], que tenía dos cojones, la compró casi regalada, y le dio una paliza de las de ole: le puso la jáquima, el aparejo, el serón, el ataharre, y la enseño a obedecer y a trabajar. La mula era tan elegante y noble como los caballos de Don Alfredo. No era como la mula de Doña Nazaríes, que era más fea que el copón, [Doña, como conozco el lenguaje de Graná, que quede bien claro que estoy hablando de la mula, no de Vd., Doña] y, encima, se asomaba a la tapia. Esa mula aprendió a trabajar, y a obedecer. Se convirtió en la mejor mula del pueblo. Era la envidia de todos. Y es que la mula, educada ya, tenía dos cojones, y los tenía bien puestos. Sólo le faltaba parir. Se convirtió en una Señora mula, como tiene que ser. Ahora eso sí: era más terca que ella misma. Tenía la mula, ella sola, más cojones que todos los mulos del pueblo juntos, que ya es decir. Pero la mula dijo un día: se acabó, y la puta de la mula se murió, pero se murió con dignidad, y con derecho a Pensión de la Seguridad Social, porque estaba hartita de trabajar y aún no había llegado Zapatero para poner más y más requisitos para cobrar una maldita pensión.

Felices Navidades a todos y a todas.

Antonio Martín Ortiz

Related Posts with Thumbnails